El conocimiento holístico

Autor: Gerardo Rubén Aguilar Moreno

Otros conceptos de economía

03-07-2009

Dentro de los tres niveles de conocimiento que se tienen identificados, en la tercera posición se encuentra el Conocimiento Holístico, el cual comprende todo el concepto de una persona o de una cosa o de una idea, ya que incluye también los valores que se le pueden dar de manera independiente por cada uno de los entes y es lo que finalmente lo distingue de los otros niveles de conocimiento como son el conocimiento sensible y el conocimiento conceptual. El concepto de Conocimiento Holístico se esta utilizando o bien aplicando en la actualidad, es decir que esta de moda.

Conocer siempre ha sido un temas de la filosofía de todos los tiempos, dilucidar en qué consiste el acto de conocer, ¿cuál es la esencia del conocimiento?, ¿cuál es la relación cognoscitiva que coexiste entre el hombre y las cosas que lo rodean?. Estas son algunas de las grandes preocupaciones de la humanidad, además, nos podemos preguntar ¿es posible realmente conocer?

En este trabajo pretendo que se llegue a comprender todo lo que significa el Conocimiento Holístico, emitiendo al final lo que para mi representa en su concepto general. Empezaré por describir el significado de las palabras: CONOCIMIENTO y HOLÍSTICO.

Son muchas las definiciones que sobre conocimiento existen. A pesar de que es una operación del día a día, no existe acuerdo en lo que respecta a lo que realmente sucede cuando se conoce algo. La Real Academia de la Lengua Española en su diccionario define al conocimiento como: La acción y efecto de conocer. Entendimiento, inteligencia, razón natural y CONOCER, lo define como: Averiguar por el ejercicio de las facultades intelectuales, la naturaleza, cualidades y relaciones de las cosas. Entender, advertir, saber, echar de ver.

Percibir el objeto como distinto de todo lo que no es él. Cada una de las facultades sensoriales del hombre en la medida en que están activas. Perder, recobrar el conocimiento Según esta definición, se puede afirmar entonces que conocer es enfrentar la realidad. Se puede decir que el conocer es un proceso a través del cual un individuo se hace consciente de su realidad. Además, el conocimiento puede ser entendido de diversas formas: Como una contemplación, porque conocer es ver; como una asimilación, porque es nutrirse y como una creación porque conocer es engendrar.

Ahora bien, para que se de el proceso de conocer, rigurosamente debe existir una relación en la cual coexistan cuatro elementos: El sujeto que conoce, el objeto de conocimiento, la operación misma de conocer y el resultado obtenido que no es más que la información recabada acerca del objeto. En otras palabras, el sujeto se pone en contacto con el objeto y obtiene una información acerca del mismo y al verificar que existe coherencia o adecuación entre el objeto y la representación interna correspondiente, es entonces cuando se dice que se está en posesión de un conocimiento.

Dependiendo del grado de la relación que se establezca entre los elementos que conforman el proceso de conocimiento puede variar de un conocimiento científico, hasta un conocimiento empírico (no científico). Este último esta conformado por los productos provenientes de la captación intuitiva, de la captación sensible. Es aquí donde tienen cabida el mundo de los mitos y de las supersticiones. Lo distingue su espontaneidad, lo que permite concluir que es producto de la ocasión, por lo cual no resulta de la planificación y mas bien puede ser subjetivo.

Cuando nos referimos al conocimiento científico, este concepto se relaciona con el de la ciencia, ya que posee elementos inherentes a ella, como su contenido, su campo y su método, además del hecho de presentarse como una manifestación cualificada, que la hacen distinguir de otros tipos de conocimiento.

Para Hessen (1)(1997) un conocimiento podría considerarse como científico, sólo si está libre de prejuicios y presuposiciones, además, se deben separar los juicios de hechos de los juicios de valor. Sostiene que se debe alcanzar la neutralidad serena, imparcial y objetiva.

En el mismo orden de ideas, existe otra versión del conocimiento, a la que comúnmente se llama COSMOVISIÓN, (o concepción del ser), asumiéndola como el principio y presupuesto de todas las cosas, la esencia de esta concepción antepone la percepción al saber, se fundamenta en que antes de identificar el objeto de conocimiento dentro de una categoría, lo percibimos como alguna cosa, un ser y este ser se antepone a las cosas que la lógica del lenguaje llama especie, género o categorías.

Es importante no confundir información con conocimiento. El conocimiento no se archiva, no se graba en un CD, en un DVD, en una tarjeta o en un dispositivo USB ni se imprime. En cambio esto si se puede hacer con la información. El conocimiento es información procesada por el sujeto, es el reflejo de las propiedades o características de los objetos en la mente del sujeto.

Según Alexandra Ramírez (2) el conocimiento es un proceso por el que elevamos la conciencia, reproductivamente, una realidad ya de por si existente, ordenada y estructurada.

También señala que actualmente se habla de que existen tres niveles diferentes de conocimiento: SENSIBLE, CONCEPTUAL y HOLISTICO (ver figura 1).

Figura 1. Representación gráfica de los niveles del conocimiento.

El primer nivel lo representa el Sensible que se sustenta de los sentidos, por ejemplo, al captar por medio de la vista las imágenes de las cosas con color, figura y dimensiones, las cuales se almacenan en nuestra mente y forman nuestros recuerdos y experiencias, estructurando de esta forma nuestra realidad personal.

El segundo nivel es el Conceptual, que se basa en concepciones invisibles y a la vez universales y esenciales. La principal diferencia existente entre estos dos primeros niveles radica en la singularidad y universalidad que caracterizan respectivamente a estos conceptos. Un ejemplo muy simple es la imagen de la madre de una persona en particular; esto es un conocimiento sensible, singular, debido a que ésta posee características y figura concreta, como su aspecto físico, su voz, su voz, entre otras, que podemos percibir a través de nuestros sentidos y que estructura una forma de conocimiento de carácter singular, pero además, se puede tener un concepto universal que abarca todas las madres (el ser maravilloso capaz de albergar en su cuerpo la semilla de una nueva vida) y, por lo tanto, no tiene una forma especifica o concreta, es un concepto abstracto que nos permite categorizar el mundo que nos rodea.

El tercer nivel es el Holístico, en este nivel no encontraremos colores, dimensiones ni estructuras universales.

Para Benito Almaguer Luaiza (3) el conocimiento holístico es intuir un objeto captándolo dentro de un amplio contexto, como elemento de una totalidad, sin estructuras ni límites definidos con claridad. La palabra holístico se refiere a esta totalidad percibida en el momento de la intuición. Intuir un valor, por ejemplo, es tener la vivencia o presencia de ese valor y apreciarlo como tal, pero con una escasa probabilidad de poder expresarla y comunicarla a los demás.

De acuerdo al Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, (4) el concepto Holístico, significa: Relativo al Holismo y este es la Doctrina que propugna la concepción de cada realidad como un todo distinto de la suma de las partes que lo componen.

Según lo escrito por internet en el Club de Brian (5) la palabra Holístico deriva del griego: HOLOS que significa todo o entero. Entonces, un conocimiento holístico esta encaminado a captar simultáneamente todos los aspectos que forman una cosa y la manera en que todas esas partes interactúan entre sí para dar como resultante ese objeto, ser vivo o idea tan particular y original que no puede ser confundida con ninguna otra.

Para empezar a trabajar en el desarrollo de la captación holística se deben tomar todas las posibilidades que se te presentan y trabajarlas a fondo. Una parte muy importante de esta captación holística es la ayuda que pueden ofrecer las otras personas con las cuales se relaciona uno a diario. Para que esta ayuda pueda realizarse, sin embargo, se debe estar alerta a las ideas que los otros entreguen; escucharlos cuidadosamente, sin criticarlos, antes de haberles entendido por completo y sin competir con las otras personas con las propias ideas.

Se debe tener en consideración que muchas de las ideas que otras personas entregan tienen como respaldo un cúmulo de conocimientos y experiencias que no se tiene o bien se posee parcialmente y se tiene en el intercambio la valiosa oportunidad de alcanzar un conocimiento que de otra manera difícilmente se podría obtener.

Alexandra Ramirez, (2) explica que en el Conocimiento Holístico también llamado intuitivo, (con el riesgo de muchas confusiones, dado que la palabra intuición se ha utilizado hasta para hablar de premoniciones y corazonadas) no hay colores, dimensiones ni estructuras universales como es el caso del conocimiento conceptual. Intuir un objeto significa captarlo dentro de un amplio contexto, como elemento de una totalidad, sin estructuras ni límites definidos con claridad. La palabra holístico se refiere a esta totalidad percibida en el momento de la intuición (holos significa totalidad en griego). La principal diferencia entre el conocimiento holístico y conceptual reside en las estructuras.

Un ejemplo de conocimiento holístico o intuitivo es el caso de un descubrimiento en el terreno de la ciencia. Cuando un científico dislumbra una hipótesis explicativa de los fenómenos que estudia, podemos decir que ese momento tiene un conocimiento holístico, es decir, capta al objeto estudiado en un contexto amplio en donde se relaciona con otros objetos y se explica el fenómeno, sus relaciones, sus cambios y sus características. El trabajo posterior del científico, una vez que ha vislumbrado una hipótesis, consiste en traducir en términos estructurados la visión que ha captado en el conocimiento holístico, gracias a un momento de inspiración.

Para Julio Fuentes Chavarriga (6) el Conocimiento Holístico es una forma de saber que siempre ha estado al alcance de los más libres, aptos y capaces. Un conocimiento que nos lleva a desprendernos de paradigmas, complementando el conocimiento científico con la tradición y otras formas de buscar ciencia y conocimiento.

Como conclusión personal y tomando en cuenta los conceptos que emiten los autores señalados en este trabajo sobre lo que es el Conocimiento Holístico, para mi el conocimiento holístico es aquel que capta al mismo tiempo todos los aspectos que forman un objeto o cosa y la manera en que todos esos elementos interactúan entre sí para finalmente conformar ese objeto, ser vivo o idea original, que por lo mismo no se parece a ninguna otra, incluye también la apreciación de los valores que se le de a cada objeto o cosa. Es bien importante la ayuda que se pueda recibir de otras personas que básicamente son con quienes convivimos a diario, ya sea por la escuela, por el trabajo, por el lugar de residencia, etc., hay que escucharlos con mucha atención para aprovechar sus conocimientos o experiencias que nos puedan transmitir para mejorar nuestro propio y muy particular conocimiento.

Bibliografía

(1) HESSEN, J. 1997. Teoría del Conocimiento. Buenos Aires: Editorial Panamericana.
(2) Alexandra Ramírez / C.I.12.383.107
http://es.geocities.com/alexandra_ramírezg/IIV/t1.htm
(3) Benito Almaguer Luaiza
http://www.monografias.com/trabajos64/conocimiento/conocimiento.shtml
(4) Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.
rae.es/conocimiento
rae.es/holístico
(5) Club de Brian
http://www.clubdebrian.com/index.php?option=com_content&task=view&id=69&itemid=170
(6) Julio Fuentes Chavarriga. 22/11/2007. http://conocimientoholistico.bligoo.com/content/view/96216/conocimiento_holistico.html
http://www.monografias.com/trabajos/epistemologia2/epistemologia2.shtml.

Gerardo Rubén Aguilar Moreno

Contador Público y Licenciado en Derecho.

Maestrante en Derecho Fiscal.

Universidad del Sur Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México.

gaguilarmorenoarrobayahoo.com.mx

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.