La comunicación organizacional y el liderazgo en empresas mixtas del sector petrolero

Autor: Ing. José Gregorio Barrios Vera

Liderazgo | Comunicación organizacional

19-03-2010

La presente investigación, tuvo como propósito desarrollar algunos aspectos resaltantes sobre la comunicación organizacional y el liderazgo en las empresas mixtas del sector petrolero. Así mismo, se señala, que para dar soporte a los planteamientos establecidos, se utilizó las referencias bibliograficas de diversos autores como lo fue John C. Maxwell (2007), Anthony D Sousa (1998), entre otros. La metodología utilizada para el estudio fue documental y cualitativa, considerando la hermenéutica para el análisis de contenido. Se concluye que los líderes deben lograr también que, la función de la comunicación se reposiciones en el lugar que le corresponde como herramienta de las estrategias de negocio, así como el manejo estratégico de la comunicación.

INTRODUCCIÓN

Hablar de liderazgo es referirse a un concepto polémico, cuya práctica ha sido objeto de muchas investigaciones sociales, que abarcan desde el perfil de los líderes que han desarrollado y adaptado a lo largo de la historia, hasta la identificación de los elementos o circunstancias que los generan y mantienen al frente de los grupos sociales.

En la sociedad moderna, que puede describirse como deseosa de alguien que la conduzca, el líder de hoy, está obligado a ser un constante agente de cambio. Por su parte, las organizaciones demandan de una nueva generación de directivos, capaces de retar los procesos, inspirar una visión compartida, levantar los ánimos y canalizar positivamente la inconformidad, así como de capacitar a otros para la acción.

El líder enfrenta el reto cotidiano de desarrollar habilidades para conducir el cambio y a la vez influir en su rumbo, dirección y amplitud. Algunos lo han logrado, otros, simplemente lo han dejado pasar y otros ahora ocupan el lugar. Los líderes son pioneros por naturaleza, se atreven a salir de lo convencional y buscan nuevas formas de hacer las cosas. Esta práctica la realizan mediante dos compromisos: la búsqueda de oportunidades y la toma de decisiones.”(Aguado, Ricardo Jiménez: Procesos de liderazgo, 1998).

No obstante, antes de poder ejercer un liderazgo efectivo, es preciso que el líder aprenda a autodirigirse. Es decir, genere la habilidad para dirigir su propio avance. El verdadero líder es quien comienza a autoeducarse y perfeccionarse en la práctica de las virtudes humanas. Con su ejemplo estará marcando la pauta para que otros a su vez busquen desarrollarse y desempeñarse de una manera integral.

Como aspecto primordial, el líder de cualquier grupo social, debe estar comprometido con el reto de incrementar el valor o la importancia de su propia organización. En este contexto, hay un sinnúmero de definiciones de liderazgo, en las que hay un denominador común, influir en la conducta de los demás, persona o grupo de personas.

En general, liderazgo es aquel proceso mediante el cual sistemáticamente un individuo ejerce más influencia que otros en el desarrollo de las funciones grupales. No se trata, pues, de influencias ocasionales o esporádicas, ni de influencias ligadas al ejercicio de una tarea grupal concreta. Se trata de una influencia permanente, que tiene un referente colectivo, toda vez que se dirige sobre un número relativamente amplio de personas y durante un tiempo considerable.

Un líder necesita desarrollar con eficacia un proceso de comunicación en la organización. Es importante la comunicación para lograr un ejercicio eficiente del liderazgo y en consecuencia ayudar al cambio cultural en la organización. La comunicación es un elemento esencial para la vida de las organizaciones. Es consubstancial a la empresa e imprescindible para su buen funcionamiento pues, desempeña un papel de primordial importancia en la creación, mantenimiento y cambio en la cultura e identidad corporativa.

La comunicación organizacional, ósea el intercambio simbólico entre dos o más personas dentro de la organización como tal, deberá apuntalarse con un gran esfuerzo de manejo creativo y certero de las relaciones humanas. Los líderes deben lograr también que, la función de la comunicación se reposicione en el lugar que le corresponde como herramienta de las estrategias de negocio, así con el manejo estratégico de la comunicación los empresarios y directivos ante la pregunta lujo o necesidad, no tendrán duda de responder la segunda opción. Sin embargo, este sólo será posible si el responsable de la comunicación logra tener influencia en el nivel directivo y si sabe escuchar al cliente interno. Sin duda, si un comunicador organizacional no tiene liderazgo, no puede ser comunicador en una organización.

EL LIDERAZGO EFECTIVO Y SU IMPORTANCIA DENTRO ORGANIZACIONES PETROLERAS MODERNAS

Uno de los mayores problemas que presentan hoy en día las Organizaciones Petroleras, es la falta de liderazgo y de personas con talento para la gestión de personal.

El proceso de liderazgo esta basado en la capacidad que tiene un individuo de ejercer más poder de convencimiento e influencias que otros, y al mismo tiempo, su razón de ser esta fundamentado en las personas que siguen y confían en ese individuo, es decir, Un líder debe tener la suficiente fortaleza como para convencer a otros y hacer que estos lo sigan.

Por otro lado, se puede definir como liderazgo efectivo, al proceso mediante el cual un líder convence eficazmente a otros individuos mediante el proceso de comunicación y relaciones interpersonales.

“Algunas personas están dotadas de un talento natural para liderar, muestran tener una enorme facilidad para el trato con los demás, logran motivar a sus colegas y a sus subordinados, y parece que nunca les exigen demasiado. Por desgracia, esas personas no abundan”. (Anthony D Sousa: Descubre tu Liderazgo, 1998).

El líder debe tener la suficiente capacidad de poder guiar y controlar a sus subordinados en situaciones determinadas, con el único propósito de obtener mayores y mejores resultados para la organización. Esta persona se convierte en un modelo a seguir con sus buenas practicas de liderazgo.

Una de las mayores virtudes que deben tener hoy en día los lideres, es la capacidad de conocerse a sí mismo, autoeducarse y autodirigirse, de este modo le será mucho más fácil conocer y comprender a su entorno y a su vez lograr todo lo que quiera alcanzar.

Un líder no es aquel que simplemente goza de un buen puesto de trabajo, aquel que tiene mas estatus social o aquel que tiene más títulos académicos, es aquel que a través del tiempo ha demostrado cómo hacer las cosas de una manera diferente, obteniendo grandes resultados dentro de la organización.

Es aquella persona que rompe paradigmas y que es capaz de salir de lo convencional cuando cualquier situación lo requiera.

Para llegar a un liderazgo eficaz se necesitan dos cosas fundamentalmente:

• Un conocimiento básico del comportamiento de los grupos de personas, de las relaciones humanas y de las técnicas de gestión.

• Estudiar la aplicación de esas técnicas.

“En cierto sentido, liderazgo significa sensibilidad para con las necesidades de las personas que trabajan bajo su autoridad, incluye también conciencia de su responsabilidad para con quienes están por encima de él. El liderazgo se coloca justo en el medio, y el líder eficiente es capaz de satisfacer ambas partes”. (Anthony D Sousa: Éxito en el Liderazgo, 1998).

En el siglo XXI se han transformado todo tipo de prácticas dentro de una organización y con ello la habilidad y destrezas que sus lideres deben poseer para controlar todas esta situaciones de cambios. Un líder no puede ser metódico por naturaleza, debe ser una persona que este preparada para afrontar todos esos cambios que la sociedad le depara, es decir, debe ser un agente de cambio en su organización.

El líder de hoy necesita manejar diferentes tipos de funciones, que le faciliten su interacción con el medio y a su vez lleven a su organización a un destino exitoso. Debe planear y organizar estrategias de cambios que conduzcan a todos sus subordinados a trabajar por este objetivo común.

Según John C. Maxwell, (2007), “La credibilidad de un líder empieza con el éxito personal, y termina cuando este ayuda a lograr a otros el suyo. Del mismo modo dice que los lideres se convierten en mejores lideres cuando experimentan un momento definitivo y responden al mismo correctamente”.

El liderazgo es servicio, en el sentido de que trata de satisfacer las necesidades de la otra persona o del grupo a través del desempeño de las funciones necesarias. A veces el liderazgo eficiente debe traducirse en una gran fuerza de dirección, como sucede cuando el grupo pierde su sentido de orientación o de propósito.

Existen varias características que deben tener los lideres, entre estas están: Ser innovadores, creativos con apertura a los cambios, capacidad de toma de decisiones, analíticos, humildes, responsables, progresistas, flexibles, planificados, racionales, entre otras. Son todos estos aspectos y valores que hacen que este individuo obtenga los máximos resultados y alternativas dentro de la organización.

En la figura No.1, se muestra el Comportamiento del Liderazgo Efectivo, en donde se observa la manera en que los lideres ejercen su poder, y que a su vez influye tanto en la productividad del grupo como en la libertad de los subordinados. Si los líderes emplean menos autoridad y poder, los miembros del grupo conquistan mayor libertad en el proceso de la toma de decisiones. Cuando, por el contrario, emplean mayor poder, la libertad del grupo disminuye. Este esquema pone en relación los diferentes tipos de comportamiento de los líderes con el equilibrio de poder entre estos y los miembros del grupo.

Comportamiento del liderazgo

“Las cualidades y técnicas esenciales que se implican en el liderazgo pueden aprenderse y desarrollarse mediante la educación y la experiencia. Las personas pueden aprender a comunicarse con claridad, a tomar decisiones eficaces, a motivar y a inspirar, a mantener y mostrar respeto por los subordinados y a confiar en ellos, a ser justas en sus juicios, a instruir a los demás con claridad y a ser pacientes con los errores que cometen, a ser leales con los subordinados y a saber defenderlos cuando sea necesario, a ser humildes y estar abiertos a nuevas ideas y a opiniones diferentes, manteniendo el sentido del humor y sabiendo controlar la tensión”. (James Gill: Educating for leadership, 1983).

“Para dirigir eficazmente, no basta solamente el puro conocimiento, es necesaria la confianza en si mismo y en los demás, al igual que Integridad y sinceridad, conocimiento y comprensión, decisión, preocupación por los demás, comunicación, bondad, buen ejemplo y coraje”. (Anthony D Sousa: El Liderazgo efectivo, 1998).

PAUTAS PARA LOGRAR UNA COMUNICACIÓN EFECTIVA EN LAS EMPRESAS DEL SECTOR PETROLERO

“Toda empresa, como organismo abierto a las influencias de su entorno, intercambia información con sus grupos de interés: recibe, interpreta (procesa) y emite información. En sentido literal, podemos decir que la empresa mantiene un diálogo constante con su entorno, en el que podemos distinguir cuatro aspectos básicos o papeles que desempeña” (Jennings, 1991):

Ø Formulación de comunicaciones esenciales.
Ø Desarrollo de comunicaciones estratégicas.
Ø Manejo de mecanismos de difusión.
Ø Recepción y procesamiento de información.

Las comunicaciones esenciales son aquellas que dan identidad a la empresa como un ente singular, con personalidad propia y sentido de propósito. Comúnmente, estas comunicaciones consisten en la misión, visión, objetivos y responsabilidades de la empresa ante sus grupos de interés. En algunas ocasiones, abarcan la misma arquitectura organizacional de la empresa (estructura interna y negocios clave), comunican el posicionamiento de la firma en el amplio contexto del mercado y frente a sus competidores (posicionamiento estratégico), y trazan los lineamientos de su liderazgo para fomentar la iniciativa, creatividad y aprendizaje innovador en todos sus colaboradores.

Por su parte, el desarrollo de las comunicaciones estratégicas consiste en la realización concreta de la estrategia empresarial en todos sus frentes. Consiste en hacer un uso efectivo de los diferentes medios y mecanismos para la difusión informativa, capitalizando todas las oportunidades para enviar mensajes positivos acerca de la empresa a los grupos de interés.

Entre los mensajes más importantes en que se concretan las comunicaciones estratégicas se incluyen: objetivos y metas del negocio, planes y programas de inversión, resultados económicos y financieros, innovaciones tecnológicas, programas de desarrollo de recursos humanos, etc. Y entre los medios para hacerlos llegar están: los informes anuales, los boletines internos, los programas de capacitación y desarrollo de personal, las conferencias y entrevistas radiadas o televisadas, las relaciones con los medios masivos de información (prensa, radio, televisión y video), las campañas promocionales, eventos especiales, ferias, exposiciones, relaciones con la comunidad, etc.

Desde luego, estos mensajes deben ser apoyados por acciones específicas de los líderes, ya que éstas soportan las comunicaciones esenciales.
En su papel de vocera, la empresa debe hacer un uso efectivo de los diferentes mecanismos de difusión. Recordemos que el público es bombardeado literalmente por mensajes muchas veces discrepantes o en conflicto, y que además conserva en todo tiempo su libertad para escuchar o no lo que nosotros le enviamos. Luego entonces, debemos ser capaces de seleccionar aquellos mecanismos que mejor se adapten a nuestros propósitos y nos garanticen los mejores resultados en cuanto a impacto. Por eso es que –nunca se enfatizará bastante al afirmarlo–, en la función comunicadora, la empresa debe contar con personal especializado, experto en la materia, bastante creativa para que sus mensajes sean atractivos e impactantes. La función comunicadora no acepta improvisaciones.

Como se puede observar en la Figura 2, la comunicación es un asunto de carácter estratégico que debe planearse junto con la estrategia empresarial del negocio, ya que en muchos sentidos involucra a toda la organización, compromete el futuro del negocio a largo plazo y, bien manejada, puede ser fuente de una ventaja competitiva.

Pautas para la comunicación.

IMPORTANCIA EN LA ADMINISTRACIÓN DE LA COMUNICACIÓN EN EMPRESAS DEL SECTOR PETROLERO

Las organizaciones de éxito son aquellas que le dan la verdadera importancia a las comunicaciones y la información, ya que ellas han comprendido que éstas contribuyen en gran parte a mejorar el ambiente comunicativo y el clima laboral.

“En las organizaciones, la comunicación está inmersa en los servicios de atención al cliente y es una herramienta básica para que la relación cliente - empresa sea firme y duradera. Por la naturaleza del estudio nos lleva a revisar lo referente a la comunicación organizacional” Vásquez Javier, Comunicación Organizacional, 2008.

Si se desea hacer de la comunicación una herramienta gerencial efectiva, hay que administrarla; esto es, planear los mensajes esenciales, organizar los recursos, coordinar los diferentes medios, controlar los mecanismos, evaluar los efectos y mejorar continuamente el proceso comunicativo.

La planeación de los mensajes esenciales (misión, visión, objetivos, valores y responsabilidades de la empresa) es una actividad que deben coordinar los más altos ejecutivos de la empresa. Son ellos quienes deben definir y encabezar la estrategia comunicativa al trazar el rumbo del negocio. Una vez formuladas las comunicaciones esenciales, deben trazarse los planes y programas para su difusión, identificando a los grupos objetivo y definiendo los mecanismos más idóneos para hacerles llegar estos mensajes.

La organización de los recursos humanos, técnicos, materiales y económicos para la función de comunicación, incluye desde la selección del encargado de las comunicaciones y su equipo de colaboradores (talento creativo y fuerza de difusión), hasta la presupuestación y asignación de recursos para la ejecución de los planes y programas de difusión. Vale destacar la importancia que tiene el perfil profesional de los responsables de esta función, para garantizar un desempeño excelente y evitar la dependencia de consultores y prestadores de servicios externos. Sin talento creativo y fuerza de difusión internos, las tareas se complican, se vuelven más costosas y se pierden muchas oportunidades.

Los diferentes medios de difusión, tanto internos como externos, deben integrarse, coordinarse y armonizarse entre sí, para propiciar sinergias y evitar el envío de mensajes contradictorios o en conflicto. Esta coordinación debe tener como objetivo básico la integración de los diferentes esfuerzos comunicativos de la empresa, en un todo orgánico, coherente y consistente, que proyecte una sola imagen corporativa. La evaluación de la reacción del público aportará valiosos elementos para esta etapa administrativa, clave en la gerenciación de la función.

Finalmente, el mejoramiento del proceso de difusión tendrá que darse en función de los cambios percibidos en el entorno del negocio, los movimientos estratégicos de la empresa, las necesidades y expectativas de los grupos de interés y los efectos o resultados de la misma difusión (Figura 3).
Desde luego, la calidad profesional de los responsables de esta función determinará su capacidad para innovar los procesos comunicativos, ya que las ciencias y tecnologías que apoyan la difusión avanzan a pasos agigantados.

Administración de la comunicación.

RELACIÓN ENTRE EL LIDERAZGO Y LA COMUNICACIÓN ORGANIZACIONAL EN LAS EMPRESAS MIXTAS DEL SECTOR PETROLERO

En el papel de liderazgo hay que destacar que su eficiencia depende de cómo el líder sepa llevar a cabo los procesos de comunicación con los miembros de la misma, transmitiendo su visión y esa concreción en su misión y en mas objetivos concretos, tanto a nivel individual como a nivel de la organización, teniendo en cuenta su cultura, valores y filosofía.

El proceso de comunicación en las organizaciones petroleras modernas tiene un papel central, principalmente en el ámbito de la comunicación interna, una vez que facilita las relaciones y los compromisos entre las personas y los grupos de la organización. Todo ello se lleva a cabo con una cierta lógica y permanencia, según determinadas necesidades y persiguiendo unos patrones de relación interpersonal.

Implícita o tácitamente, las organizaciones, buscan al menos que los candidatos a líderes cubran siete cualidades básicas: capacidad técnica; inteligencia social o habilidad para motivar; entender y conducir a la gente; experiencias en la dirección de personas hacia objetivos o proyectos, caminos ya recorridos; saber en que momento actuar, cuando no hacer nada, y cuando hacerlo todo, o cuando sólo una parte, lo que implica también la habilidad para decidir cual es la persona correcta en quien apoyarse; capacidad de juicio, y finalmente carácter. Ya en el trabajo diario, la pérdida de la capacidad técnica, no siempre se traduce en carencia de liderazgo, y resultan determinantes, los aspectos de juicio y lo relativo al carácter. No obstante, cada vez cobra mayor relevancia, la responsabilidad que asume el líder de educar a otros, que en ocasiones llega a oscurecer otras cualidades.

Esto se debe a que aprender a ser líder, es virtualmente el mismo proceso que lleva a hacer de una persona alguien integrado. Ello significa, que cuando se habla de desarrollo de líderes inevitablemente, es referirse al crecimiento interior y la transformación individual, de manera que para formar líderes, primero hay que formar personas, para lo cual se necesitan maestros, entrenadores o capacitadores, y que mejor que sean los propios líderes quienes se hagan cargo de la formación de más líderes.

Para ser un líder que forme líderes, el primer requisito es saber escuchar y poder encontrar a las verdaderas personas más allá de las apariencias. Por su parte el aprendiz de líder debe tener la ambición o la convicción de querer llegar a ser un verdadero líder. Así como se aprende a nadar, nadando. También se aprende a ser líder liderando; pero no es la única manera de aprender, también existen otras fuentes de aprendizaje, la enseñanza individual y la que deriva del entorno organizacional o social.

No obstante, un líder sin valores es un líder vacío, que más tarde o más temprano dejará de serlo, su permanencia está estrechamente relacionada con los fines que persigue, con los valores que lo sustentan, en su capacidad de, a su vez formar líderes; de que sus seguidores no se hagan dependientes o adictos a su liderazgo, y que ellos mismos se conviertan en líderes. Así el líder a la larga se convierte en líder de líderes.

En este contexto, la fuente de aprendizaje más valiosa del líder está en la retroalimentación directa, y en pedir a otros que evalúen su actuación, o solicitar consejos u opinión. Estos no son signos de debilidad, por el contrario, son elementos que fortalecen al líder y a su liderazgo. No hay que olvidar que lo que es bueno para la persona lo será también para el líder, en virtud de que aprender a ser un líder efectivo, no es diferente de aprender a ser una persona de éxito.

La comunicación es fundamental para el trabajo en equipo. Un líder debe mantener una comunicación eficiente de su misión, los objetivos, los resultados y las recompensas. Para que la química de equipo funcione debe haber un “mix” cierto de capacidades.

Un líder necesita de ser un buen comunicador, pues la comunicación es como piedra angular de toda organización determinada a cumplir sus objetivos de manera efectiva. La comunicación desempeña un papel de primordial importancia en la creación, mantenimiento y cambio en la cultura e identidad corporativa de la organización. Sin comunicación no podrá existir organización.

Un buen líder es además un gran comunicador organizacional. El hace un gran esfuerzo de manejo creativo de las relaciones humanas, para que así con este intercambio se cumplan los objetivos organizacionales. El deberá no sólo hacer una buena comunicación en el seno da organización, sino también una buena comunicación hacia el exterior. Este primordial este circulo de comunicación, y ahí que el líder no deberá fallar.

Un líder, como comunicólogo, mantiene un vinculo muy fuerte entre el personal de línea y de dirección, es decir efectúa una comunicación en doble sentido. Lo que es más importante es que si un comunicador no tiene liderazgo, no puede ser un comunicador en la empresa.

El líder comunicador es aquél que sabe dialogar en tiempo de crisis. Sabe comunicar para obtener respuestas, para encontrar soluciones para los problemas que surgen. Hay que destacar como un líder sabe llevar a cabo con eficiencia los procesos de comunicación con todos los miembros de la organización. Así, consigue cumplir los objetivos a que se propone.

Comunicación - liderazgo o liderazgo - comunicación, dos papeles que ocupan un importancia central en el seno de la organización. Se esta existe necesita de los dos: comunicación para sobrevivir, liderazgo para competir.

CONSIDERACIONES FINALES

Dentro del conjunto de actividades, los nuevos gerentes del sector petrolero, deberán no sólo poner sus ojos en finanzas, producción recursos humanos y comercialización; deberán visualizar a la comunicación organizacional como una forma de convergencia, evaluación y relación de las actividades elementales, ya que va más allá de la asignación de presupuestos, sueldos y salarios, espacios físicos; es ante todo, ligar el trabajo en cada área y con cada área de manera estratégica.

Es indispensable entender que el binomio gestión y comunicación organizacional que se articulen como vectores estratégicos de amplia valía dentro de cualquier organización, en especial las organizaciones petroleras modernas, considerando sus posibilidades así como los ejes de interdependencia donde el busque puntos de convergencia o divergencia dentro de las actividades sustanciales que se desarrollan en la empresa, para mejorar la calidad, la eficiencia y la productividad.

La realidad se va construyendo a partir de un conjunto de selecciones y clasificaciones que realizamos los individuos. En este proceso se fundamenta en esencia en dos herramientas importantes, una es el pensamiento y la otra el lenguaje. Así que, al interior de las organizaciones petroleras, se debe articular correctamente estos elementos para el logro de los objetivos organizacionales.

El mundo y la realidad que se percibe depende de la capacidad de percepción de quien percibe, de tal manera que se pueden percibir mundos y realidades diferentes. Por lo cual, una gerencia del sector petrolero, no puede garantizar que su percepción sea la única, ni la mejor, ni la verdadera, sólo puede dar argumentos de porqué se percibo así y no de otra manera.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

ÁLVAREZ RODRÍGUEZ JESÚS En http://www.monografias.com/trabajos28/complejidad-economia/complejidad-economia3.shtml. Fecha: octubre de 2005 Categoría: Administración
ANTHONY D SOUSA, (1997). DESCUBRE TU LIDERAZGO. España. Editorial Sal Terrae.
ANTHONY D SOUSA, (1998). ÉXITO EN EL LIDERAZGO. España. Editorial Sal Terrae.
ANTHONY D SOUSA, (1998). EL LIDERAZGO EFECTIVO. España. Editorial Sal Terrae.
JOHN C. MAXWELL, (2007). LIDERAZGO, PRINCIPIOS DE ORO. Estados Unidos de América. Grupo Nelson.
AGUADO, RICARDO JIMENEZ. PROCESOS DE LIDERAZGOS. (1998)
JENNINGS, MARIE Y DAVID CHURCHILL, (1991): ¿CÓMO GERENCIAR LA COMUNICACIÓN CORPORATIVA? Colombia; Fondo Editorial Legis, serie empresarial.
PALACIOS MALDONADO M, (2000). LAS COMPAÑÍAS PETROLERAS Y SUS ESTRATEGÍAS DE COMUNICACIÓN. Hitos de Ciencias Económico Administrativas.
VASQUEZ JAVIER, (2008). COMUNICACIÓN ORGANIZACIONAL.

Ing. José Gregorio Barrios Vera - barriosjvarrobahotmail.com

Ingeniero de Petróleo, 2004. (LUZ – Maracaibo, Edo. Zulia).

Magister en Gerencia de Proyectos Industriales, 2008 (URBE – Maracaibo, Edo Zulia).

Cursando el ultimo semestre del Doctorado en Ciencias Gerenciales (URBE-Maracaibo, Edo. Zulia).

Cargo Actual. Gerente General de Compras y Gestión de Ventas en la Empresa Suministros Industriales de Venezuela, C.A. 2006 al Actual.

Profesor Titular en Administración de Hidrocarburos, Política energética, Mercado Interno e internacional de los Hidrocarburos en el Instituto de Tecnología Juan Pablo Pérez Alfonso. 2004 al 2007.

Supervisor de Proyectos en la Empresa de Consultoría Yanes y Asociados. 2004 al 2005.

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.