Control y seguimiento en gestión de proyectos

Control y seguimiento en gestión de
proyectos
1. CONCEPTO
El control es una actividad trivial, que forma parte de la vida cotidiana del ser
humano, consciente o inconscientemente. La finalidad básica del control es la
modificación del comportamiento de la persona u objeto que se controla.
Consecuentemente, tratándose de la creación de sistemas de control es
fundamental preguntar, cual es el tipo de modificación que deberá acarrear aquella
en el comportamiento de la persona o del objeto sometido al control. En el caso
del control administrativo, se mira básicamente el comportamiento humano. El
comportamiento de objetos tales como computadoras u otro tipo de maquinaria,
pertenece al campo de la ingeniería.
El control es una función que se realiza mediante parámetros que han sido
establecidos anteriormente al acaecimiento del fenómeno controlado, es decir, el
mecanismo de control es fruto de una planificación y, por lo tanto, apunta al futuro.
El sistema de control se proyecta sobre la base de previsiones del futuro y debe
ser suficientemente flexible para permitir adaptaciones y ajustes que se originen
en discrepancias entre el resultado previsto y el ocurrido.
Esto significa que el control es una función dinámica, no solo porque admite
ajustes, sino también por estar presente en cada actividad humana, renovándose
ciclo tras ciclo.
2. EL CONTROL EN PROYECTOS
Hay casos en que unas mismas situaciones se repiten durante un periodo
relativamente prolongado de tiempo (planes permanentes), de tal manera que los
posibles acaecimientos se conocen con un razonable grado de certeza. En el
caso, por ejemplo, de las operaciones repetitivas, de producción en línea o por
pedido, donde los parámetros de control, una vez establecidos, permanecen
estables por un periodo de tiempo determinado, solo se modifican cuando se
intenta efectuar cambios en el proceso de producción, en el modelo de calidad, en
los niveles de existencias, etc. En ese caso, es posible programar el
funcionamiento del sistema de control, es decir, establecer normas para que
responda automáticamente a las situaciones que ocurren con frecuencia,
informándonos solamente de los sucesos excepcionales. Así, la acción
administrativa se hace presente únicamente en los casos de excepción.
Hay casos, sin embargo, en que una secuencia de actividades debe realizarse
solamente una vez, por lo que no se dispone de experiencia acumulada que
permita identificar con precisión todas las situaciones futuras posibles. Se
encuentran en ese caso los proyectos. La planificación se efectúa con
un mayor nivel de incertidumbre y naturalmente, esta se refleja también en los
parámetros de control. En ese caso, el control instituido debe ser altamente
dinámico, de modo que acompañe a la etapa de ejecución, de manera
permanente y en todas sus fases, proporcionando información constante de la
situación real en las diversas variables, para permitir al agente evaluar y decidir en
cuanto a la gravedad de los errores y tomar las decisiones necesarias.
Teniendo en cuenta que dentro de las funciones del gerente de proyectos se
encuentra la de dirigir y controlar las operaciones de ejecución de tal modo que el
conjunto de acciones ejecutadas se ajusten (en tiempo, costo y calidad) a lo
especificado en el proyecto, es de vital importancia para el cabal desarrollo de
cualquier proyecto, que el gerente tenga la autoridad, capacidad (de liderazgo, de
adaptación), sentido de equilibrio, ingenio (improvisación) y una gran facilidad de
comunicación y rapidez para tomar decisiones y para controlar las tareas, teniendo
presente la dificultad que esto implica tratándose de proyectos.
3. TIPOS DE CONTROL
Aunque obedeciendo siempre al esquema conceptual general, los mecanismos de
control pueden clasificarse, dependiendo del momento en que se realice la acción
de control, en la forma que se indica a continuación:
a) Control direccional
El mecanismo de control actúa antes de que la actividad este totalmente
concluida. En este caso el control se realiza de modo continuo y no en puntos
determinados, de modo que cada elemento de la acción sea el resultado de la
rectificación casi instantánea de la acción anterior.
Es lo que ocurre, por ejemplo, con un conductor de carro, al orientar su trayectoria
de acuerdo con los obstáculos que se encuentran en el camino. El espacio de
tiempo entre la percepción de la nueva situación, la evaluación de la
rectificación a efectuar, la decisión y la acción correctiva debe ser mínimo, so
pena de ocasionar un accidente.
En proyectos, este tipo de control se puede realizar cuando se tiene estructurado
un sistema, que permita controlar los diferentes factores de manera continua.
b) Control aprobado - reprobado
En este caso, el receptor del control se somete a un examen después de
concluidas determinadas actividades. En caso de aprobación se permite la
realización de la actividad siguiente. Si hubiera una rectificación, el proceso se
interrumpe definitivamente o hasta que se subsanen las irregularidades.
Este es el caso típico del control de calidad. Una pieza de la línea de producción
se somete periódicamente a inspección, la que se realiza de acuerdo con
especificaciones preestablecidas por el órgano encargado del diseño técnico
del producto. Al pasar la inspección, la pieza se libera para someterse a la
próxima operación. Al ser reprobada, se la encamina hacia un campo de
recuperación, si esto fuera posible. Al no ocurrir esto último, la pieza se
desecha.
En proyectos ocurre algo similar, si se realiza este control y, se detectan fallas en
alguna de las actividades, lo s recomendable es encaminarla(s)
correctamente, para que no se presenten problemas posteriores.
c) Control postoperacional
El mecanismo de control sólo se pone en funcionamiento después de concluida
toda la operación. La información para la acción correctiva en este tipo de
control, solo se utilizara en un periodo (proyecto) futuro cuando se inicie la
planificación para un nuevo ciclo de actividades.
Ocurre, por ejemplo, en la evaluación final de un curso de capacitación, o
cuando el entrenador de un equipo de fútbol evalúa el desempeño de sus
jugadores después del juego. Este tipo de control se utiliza también con la
finalidad de dar premios e incentivos a los agentes que participaron en la
actividad.
Estos controles se pueden hacer al interior del proyecto (control por dentro) o por
intermedio de firmas, externas al proyecto, especializadas en control (control por
fuera).
Vale la pena mencionar que estos tres tipos de control no son mutuamente
excluyentes, sino que más bien, deben ser complementarios. La decisión de
emplear un tipo aislado de control o una combinación de los tipos antes
mencionados, esta en función del carácter del sistema que se desea controlar y
del nivel de complejidad que se intenta introducir en los mecanismos de control.
En algunos casos, los contratistas exigen que se haga un control externo al
proyecto, para asegurarse de la buena marcha del mismo.
4. EL PROCESO DE CONTROL
El control y sus resultados pueden analizarse desde diversos puntos de vista.
Desde el punto de vista administrativo, el control consiste en el conjunto de
actividades efectuadas por el agente con el propósito de que las actividades se
realicen lo mas cerca posible al plan inicial. Esas acciones obedecen a una
secuencia determinada constituyendo el proceso de control, cuya secuencia se
puede ver en la figura 1. A continuación se describe el proceso:
A. Definición de los parámetros de control
Los parámetros (metas y objetivos) son los elementos que permiten al sistema de
control determinar si las acciones están o no conduciendo al receptor en
dirección a la situación deseada. La determinación de esos parámetros ocurre
durante el proceso de planificación, en la etapa en que se definen determinados
componentes del sistema de control. En ese momento se funden planificación y
control. La definición de los parámetros debe prever un margen de normalidad,
cosa que el sistema de control solo actúe cuando se sobrepase este margen
por cualquiera de sus limites, inferior o superior. La fijación de esos parámetros
representa un problema crucial para el buen funcionamiento del sistema de
control y, por ende, del objetivo deseado, pues la definición de objetivos y
metas irreales puede orientar el comportamiento del receptor en una dirección
que contraríe completamente los deseos de la administración.
B. Medición de los resultados
Todo sistema de control debe poseer medios para verificar el resultado de cada
actividad. Esta verificación puede presentarse bajo una forma cuantitativa,
como por ejemplo: numero de hectáreas plantadas. Cuando no es posible la
verificación cuantitativa directa, se procura efectuarla de modo subjetivo. Sin
embargo, como esa modalidad esta sujeta a deformaciones introducidas por
quien hace la verificación, su valor es relativo.
C. Evaluación de los errores
La evaluación consiste en la comparación entre los resultados que se pretendía
obtener y aquellos que efectivamente se obtuvieron. Por la propia
incertidumbre inherente a la planificación y a lo difícil que es trabajar en
proyectos, rara vez se cumple lo realizado con lo programado. Es necesario,
entonces, determinar la magnitud de la diferencia comprobada y sus
repercusiones sobre el proceso de ejecución del plan.
D. Definición de las correcciones
Una vez verificado un error y evaluada su gravedad, se hace necesario analizar
las posibles soluciones existentes y seleccionar aquella que parezca mas
adecuada.
E. Ejecución de las correcciones
Las soluciones encontradas deben traducirse en lenguaje apropiado para quien
se encargue de ejecutarlas y con un grado de detalle mas elevado tomando en
cuenta el nivel jerárquico del agente ejecutor.
FIGURA 1. PROCESO DE CONTROL
CORRECCIÓN
DEL PLAN
Objetivos y metas
Definición de los
parámetros de
control.
Descripción de
la opción.
PLAN
EJECUCIÓN DE LAS
CORRECCIONES
Adminixtración Proceso
EJECUCIÓN
MEDICION DE
LOS
RESULTADOS
EVALUACIÓN DE
LOS RESULTADOS
DEFINICIÓN DE
LAS
CORRECCIONES
PRIMER
FLUJO
2DO
FLUJO
5. RETROALIMENTACION
El control es una actividad administrativa y, como las demás, se realiza sobre la
base de informaciones, las cuales no solamente deben ser precisas sino estar
disponibles en tiempo hábil. Una información imprecisa, en el momento oportuno,
es tan útil como una información precisa suministrada cuando ya no se le necesita.
En el ciclo de control hay dos flujos característicos de informaciones, denominados
usualmente feedback (retroalimentación). El primer flujo efectúa la relación en el
sentido del receptor hacia el agente y transmite los valores correspondientes a las
mediciones efectuadas. El agente, dotado de poder de decisión, evalúa y decide
en cuanto a las correcciones que han de efectuarse. Para que sean estas
ejecutadas de hecho es necesario llevarlas al agente ejecutor a nivel local. Es
decir, se ha conseguido poner en marcha el segundo flujo de retroalimentación, el
cual funciona en sentido del agente hacia el receptor.
Para que estos flujos funcionen de forma adecuada es necesario que, en la etapa
de planificación, se hayan previsto conductos apropiados para la circulación de
esas informaciones. Al considerar que no solamente la planificación sino también
la ejecución y el control se materializan a través de diferentes niveles jerárquicos,
estos conductos deben diseñarse a modo de que se preste atención a dichos
diversos niveles y que la información conducida a través de ellos se agregue de
manera compatible con el nivel jerárquico del agente que va a utilizarla.
La figura 2 ilustra el concepto de retroalimentación en los diversos niveles
jerárquicos.
Nivel Nivel de
jerárquico agregación de
las informaciones
Instrucciones Resultados
Recursos
Instrucciones Resultados
Recursos
Instrucciones Resultados
Recursos
Figura 2. Retroalimentación en los distintos niveles jerárquicos
Este aspecto es bien importante dentro de los proyectos, ya que si no se presenta
la suficiente fluidez de información en ambos sentidos (receptor-agente y agente-
receptor), probablemente, el control va a quedar sobrando, debido a lo que se
enuncio anteriormente acerca de la necesidad de tener información precisa en el
momento preciso.
6. EL MECANISMO DE CONTROL (SEGUIMIENTO)
El mecanismo de control se propone permitir el seguimiento de la ejecución del
Proyecto Integral y la introducción de las correcciones que resultarán de la
experiencia adquirida a lo largo del mismo. Comprende : control físico, financiero,
de tiempo, institucional, de objetivos.
AGENTE 1
AGENTE 2
AGENTE 3
RECEPTOR
Sintéticos
PARÁMETR
OS
DE
CONTROL
Analíticos
Se trata de diseñar un programa o sistema que permita desarrollar no solo un
control efectivo del avance físico del proyecto, así como del avance financiero y
aun s que permita establecer, a cada momento, la relación tiempo/costo o
meta/costo. Además es posible, en algunos casos, llegar a un control institucional
a través de los resultados alcanzados.
Para la implementación, de un perfecto sistema de control, existen limitaciones,
tales como las que se exponen a continuación:
a) Personal: Dificultad en disponer del personal entrenado, lo que obliga
muchas veces a evitar un mayor grado de sofisticación en el sistema que
se diseña.
b) Instalaciones: No siempre se dispone de instalaciones adecuadas,
como, por ejemplo, una oficina de procesamiento de datos.
c) Tiempo: Un sistema de control perfecto exige tiempo para su
implementación, lo cual no siempre se consigue. Se dispone, en
general, de muy poco tiempo para programar las diferentes fases de un
proyecto.
d) Costo: El costo del control es un factor limitante en lo que refiere al
sistema que se va a diseñar. El costo tiende a bajar en los proyectos
grandes y con el uso de programas cada vez más eficientes.
METODOLOGÍA
EL CONTROL FÍSICO: El instrumento básico del control físico es la
técnica de redes. Entre ellas tenemos:
Red PERT/CPM/ROY integrada: Para el caso que tenga que hacer
una integración (varias áreas, varios subproyectos, varios proyectos,
etc.) se emplea de preferencia el ROY (red de bloques).
Cronograma de Gantt: Contendrá además de las duraciones de las
actividades, las holguras total y libre correspondientes a cada una de
ellas.
Las anteriores son sólo algunas de las herramientas utilizadas para el
seguimiento en los proyectos, actualmente, existen diferentes paquetes de
software para elaborar, controlar y manejar de una manera más eficiente
los proyectos.
EL CONTROL FINANCIERO: En él, se deben tener en cuenta aspectos
tales como: inversiones, presupuesto, pagos, etc. Es importante tener un
seguimiento detallado de las finanzas del proyecto, al fin y al cabo el
perjudicado directo si se presentan desviaciones negativas, en la mayoría
de los casos, es el ejecutor de la obra.
LA EVALUACIÓN DE OBJETIVOS: Se hace teniendo en cuenta el corto y
el largo plazo, en este sentido, se tiene como herramienta clave el uso de
indicadores de gestión, a nivel financiero, tecnológico y social.
CONTROL INSTITUCIONAL: Para realizar el seguimiento en términos
institucionales, por lo general, se contrata una empresa externa, para que
dictamine objetivamente y no se presenten evaluaciones subjetivas. El
control institucional consiste fundamentalmente en la formulación de
mediadas que permitan una coordinación eficiente y operativa entre los
diversos organismos, para la consecución del objetivo final. Las principales
medidas que se siguen son mejoramiento de los manuales básicos de
normas y procedimientos, operaciones, código de servicio, entre otros.
EL EQUILIBRIO META/COSTO O TIEMPO/COSTO: Para desarrollar este
control, se deben diseñar indicadores, que establezcan relaciones entre los
tiempos empleados en la consecución de una actividad (o las metas
alcanzadas) y los gastos realmente efectuados.
El Status Index es uno de los más utilizados en este control, éste suministra
información acerca de: relación tiempo/costo para una fecha determinada,
tiempo y costo para la terminación del programa, áreas que presentan
condiciones críticas, entre otras. Su expresión matemática se define así:
SI =(DR / DP) * (P / GR)
Donde:
SI: Status Index; DR: duración real; DP: duración programada; P:
preseupuesto; GR: gasto real.
Si el resultado del índice es 1.00, se dice que el proyecto marcha de
acuerdo a loplaneado y programado; mientras que, un resultado menor que
1.00 representará un retraso y viceversa con un resultado mayor que 1.00.
El hecho de realizar un buen control en los proyectos, conduce a una mejor
utilización y a un mayor aprovechamiento tanto de los recursos físicos, como
financieros, pasando por los humanos. Lo cual indica la importancia que debe
tener esta parte del management en cualquier tipo de proyecto, por lo cual se
debe procurar la implementación de una estructura orientada a mejorar el
seguimiento y control, con miras a optimizar recursos y minimizar pérdidas.

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
GestioPolis. (2001, junio 6). Control y seguimiento en gestión de proyectos. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/control-y-seguimiento-en-gestion-de-proyectos/
, GestioPolis. "Control y seguimiento en gestión de proyectos". GestioPolis. 6 junio 2001. Web. <http://www.gestiopolis.com/control-y-seguimiento-en-gestion-de-proyectos/>.
, GestioPolis. "Control y seguimiento en gestión de proyectos". GestioPolis. junio 6, 2001. Consultado el 30 de Junio de 2015. http://www.gestiopolis.com/control-y-seguimiento-en-gestion-de-proyectos/.
, GestioPolis. Control y seguimiento en gestión de proyectos [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/control-y-seguimiento-en-gestion-de-proyectos/> [Citado el 30 de Junio de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de marfis75 en Flickr