Plan de éxito para triunfar en la vida

  • Autoayuda
  • 3 minutos de lectura

‘Porque veo, al final de mi rudo camino, que yo fui el arquitecto de mi propio destino’ Amado Nervo

Todos queremos triunfar. Todos deseamos ser felices y vivir una vida plena y en perfecto equilibrio. No obstante, para la gran mayoría de nosotros este balance parece ser algo imposible de alcanzar. Parecería que no pudiéramos equilibrar nuestra vida familiar con nuestras metas profesionales, o nuestras ambiciones financieras con nuestras metas espirituales. A veces pensaríamos que no se puede balancear ni nuestra dieta, ni nuestras relaciones, ni nuestra cuenta bancaria. Así que hemos terminado por aceptar que quizás este equilibrio es imposible de lograr. Nos escudamos tras el viejo paradigma que nos advierte que “Nada es completo en la vida”, que todo triunfo en cualquier área de nuestra vida seguramente vendrá acompañando por un gran sacrifico en otra, ya que es imposible tener todo lo que se quiere.

Mi respuesta a esta propuesta pesimista de vida es la misma que Abraham Lincoln diera cuando advertía que toda persona es tan feliz como se propone serlo. Todos y cada uno de nosotros tenemos más control sobre nuestra vida del que creemos tener. Es posible convertirnos en el tipo de ser integral que experimente una vida de plenitud y armonía.

Esto no sólo es posible, sino que es la vida a la cual todos tenemos derecho. Todos podemos diseñar una vida de armonía entre las diferentes facetas de nuestro ser y convertirnos así en los seres integrales de los que hablan Deepak Chopra, el Dalai Lama y Stephen Covey. La pregunta es ¿Cómo lograrlo? Y la respuesta es igualmente sencilla. El primer paso es aceptar un 100% de la responsabilidad por nuestro éxito. Es fácil racionalizar nuestra mediocridad y encontrar culpables por nuestros fracasos, si de antemano hemos aceptado que la responsabilidad por nuestro éxito y felicidad personal no es enteramente nuestra. Bien decía el poeta Amado Nervo, porque veo, al final de mi rudo camino, que yo fui el arquitecto de mi propio destino.

El segundo paso consiste en asegurarnos que en nuestro proceso de fijar metas a corto y largo plazo, tengamos presente no descuidar ninguna de las múltiples facetas de nuestra vida. El éxito profesional, por ejemplo, es de poco valor si lo obtenemos a costa de nuestra salud, o si crea un distanciamiento entre nosotros y nuestros seres queridos. Cuando nos dispongamos a fijar metas y desarrollar nuestro plan de acción debemos sentar metas profesionales, familiares, metas para nuestro crecimiento intelectual y espiritual, metas que respondan a nuestras necesidades de esparcimiento y diversión, metas que nos ayuden a mejorar y mantener una buena salud y un buen estado físico, y metas financieras.

Imagínate por un momento que tu mente es como una gran empresa, una planta generadora de ideas, sueños y metas. Una de tus responsabilidades más importantes en esta empresa es elaborar tu plan de vida, y para ello cuentas con la ayuda de tu junta directiva. Esta junta directiva está compuesta por tu ser profesional, tu ser intelectual, tu ser espiritual, tu ser familiar, tu ser salud y estado físico, tu ser recreativo y tu ser financiero.

Tu trabajo consiste en escuchar a cada uno de los miembros de tu junta directiva, descubrir cuáles son sus metas más ambiciosas y escuchar atentamente sus quejas, de manera que al desarrollar tu plan de éxito personal, todas las facetas de tu “ser” se vean representadas. Si no escuchas los deseos y preocupaciones de cada uno de ellos, es posible que tu plan no responda a los múltiples intereses de tu ser. Esto traerá como resultado una vida fuera de balance, caótica y marcada por los continuos conflictos internos entre las diferentes facetas de tu vida.

No obstante, si desarrollas un plan de éxito teniendo en cuenta las múltiples necesidades de tu ser, es decir, escuchando a cada uno de los miembros de tu junta directiva, habrá armonía en tu vida, y verás como es posible alcanzar que estas individualidades cooperen y trabajen juntas proveyéndote las herramientas, la energía y la visión que te permitan vivir una vida plena y feliz.

Verás como es posible triunfar profesionalmente sin tener que sacrificar la relación con tu esposa o con tus hijos. Lograrás erradicar de tu vida aquella vieja creencia que te había condicionado a aceptar que si deseabas triunfar, debías trabajar duramente, olvidándote de tu recreación y hasta de tu salud. Descubrirás que contrario a lo que muchos piensan, es posible mantener un balance entre lo material y lo espiritual. Así que ignora a quienes profesan que “es imposible hacerlo todo”. El lograr una vida balanceada, no sólo es posible, sino que debe ser la meta más importante de cada persona que verdaderamente desee ser feliz.

Hay una forma de iniciar tu plan de acción para que todo esto se cristalice en tu vida. Lee el libro Siete pasos para convertir tus sueños en realidad y verás cómo, cada día habrás avanzado hasta alcanzar el equilibrio en tu ser integral. Inicia ya tu crecimiento personal y no esperes más.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Cruz Camilo. (2002, agosto 20). Plan de éxito para triunfar en la vida. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/plan-exito-para-triunfar-vida/
Cruz, Camilo. "Plan de éxito para triunfar en la vida". GestioPolis. 20 agosto 2002. Web. <https://www.gestiopolis.com/plan-exito-para-triunfar-vida/>.
Cruz, Camilo. "Plan de éxito para triunfar en la vida". GestioPolis. agosto 20, 2002. Consultado el 21 de Abril de 2018. https://www.gestiopolis.com/plan-exito-para-triunfar-vida/.
Cruz, Camilo. Plan de éxito para triunfar en la vida [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/plan-exito-para-triunfar-vida/> [Citado el 21 de Abril de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de tabor-roeder en Flickr
DACJ