Haz lo que te guste para no tener que trabajar nunca más

La mejor forma de evitar perder el tiempo es trabajar en lo que te guste. Siempre que estés en un trabajo normal, el que “te ha tocado” (un 90% de los casos) estás perdiendo meses enteros. De nada te sirve empezar tu afición cuando te jubiles, empieza ahora y monta un negocio alrededor. La mayoría dedica toda su vida a un trabajo que aborrece, el miedo a perder un sueldo seguro y a no pagar la amenazante hipoteca les pesa demasiado.

Hay un proverbio escocés que dice que disfrutes mientras vivas, porque estarás muerto un montón de tiempo.

La trampa del sueldo, coche de empresa y vacaciones pagadas sale cara. Llega la jubilación con 65 años y muchos se dan cuenta de que nunca hicieron lo que querían. Trabajando en algo que les apasionara, no hubieran desperdiciado tantos años.

¿Tú estás a tiempo?

¿Qué te gusta?

Madame Curie se apasionaba tanto por su trabajo que a veces se olvidaba hasta de comer. Con esa dedicación alcanzó una eficiencia que, como no, desembocó en la consecución del Premio Nobel. ¿Por qué afición estarías tú horas enteras trabajando, sin importarte el dinero? ¿En qué te especializarías? ¿Hay algo en que superes a los demás? Seguro que sí y coincidirá con aquello que te gusta. No en vano uno de los secretos del éxito de muchas ONG’s, es que la gente que trabaja en ellas esta tan encantada de su labor que no les importa hacerlo gratis. Los grandes logros los consiguieron los enamorados de su trabajo. ¿Qué te gusta hacer realmente?.

Cambia de chip

“Ya, pero aún no puedo dejar mi trabajo, si hago lo que me gusta, ¿de dónde obtendría el dinero para sobrevivir?” Es la disculpa más común.

Cambia de planteamiento. Primero identifica lo que te apasione. Imagínate en una situación ideal donde tuvieras todo el dinero del mundo con su consiguiente tiempo libre, ¿a qué te dedicarías? La primera respuesta sería la típica de viajar por todo el mundo. ¡Ok! Pero cuando hayas recorrido el mundo en primera clase dos o tres veces, querrás algo distinto. Sigue pensando, ¿qué harías? Insisto en que no sea por dinero, imagina que a tu cuenta corriente ya le sobran ceros. Entonces te saldrán las buenas respuestas tipo: “A mí lo que de verdad me gusta es la investigación sobre como alagar la vida de las células” o “me apasiona la cría de burros” o “dedicaría toda una vida a coleccionar muebles del siglo XIX”. Una vez identificada, llega la segunda parte, dedicarías todas las horas del mundo a lo que te gusta y barrerías a la competencia. La calidad de tu trabajo sería excelente. Si montas un negocio alrededor de ello ¿Cómo no va a funcionar?.

Existen miles de posibilidades de montar un negocio con pasión: Si lo que te gusta es el teatro, empieza en tus ratos libres a hacer actuaciones y con el tiempo podrás vivir de ello. Si te gustan los muebles del siglo XIX podrías recorrer todos los mercadillos de fin de semana y subastar lo que encuentres por Internet (mucha gente se gana así un dinero extra los fines de semana). Tu trabajo-afición te daría buenos beneficios.

Y disfruta

Ahora repasa tus creencias más profundas. ¿Es verdad que quieres ser médico? ¿Es tu vocación atender esa tienda de electrónica? ¿Cuándo miras en tu interior crees que lo que haces actualmente es tu verdadera pasión? Detrás de cada negocio fracasado, hay alguien al que no le gusta lo que hace. Como las empresas heredadas por los hijos que quiebran, estos nunca tuvieron la misma pasión que el padre que la fundó.

Encuentra tu campo por raro que sea, se valiente y busca. Empieza con tu pasión en tus ratos libres y fines de semana para evitar el periodo sin ganancias y cuando los primeros ingresos lleguen, lánzate a la piscina.

¿Conoces un trabajo en el que puedas perder la noción del tiempo? Si es así, adelante, has dado con ello. Para unos dirigir un departamento o una empresa es su vocación. “Ir al trabajo cada día es un placer” comentaba hace poco el presidente de una compañía aérea. Si lo disfrutas, realmente no es trabajo. Está claro que no todo es de color de rosa, pero combinarás los “este marrón hay que tragárselo como sea” con lo que te llene de verdad. Quizás no es el trabajo en si lo que te guste, sino sus resultados. Puede que realizar estudios sobre flujos financieros sea duro para ti, pero pasarás por ellos sabiendo el placer que te provoca analizarlos y mostrarlos. Se flexible, hay varias maneras de verlo.

Si encuentras algo que te gusta y en lo que eres bueno, no podrás parar. Será cuando no querrás irte a dormir y desearás que llegue la mañana para seguir con tu trabajo. Entras en trance, pasará el tiempo sin darte cuenta. Y cuanto más concentrado estas, más produces.

El dibujante de Cómics Lee Falk seguía escribiendo tiras de El Fantasma a sus 80 años, cuando ya no necesitaba el dinero para sobrevivir… ¡Todo un símbolo de trabajar en lo que te gusta!.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Valois David. (2010, abril 21). Haz lo que te guste para no tener que trabajar nunca más. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/haz-lo-que-te-guste-para-no-tener-que-trabajar-nunca-mas/
Valois, David. "Haz lo que te guste para no tener que trabajar nunca más". GestioPolis. 21 abril 2010. Web. <https://www.gestiopolis.com/haz-lo-que-te-guste-para-no-tener-que-trabajar-nunca-mas/>.
Valois, David. "Haz lo que te guste para no tener que trabajar nunca más". GestioPolis. abril 21, 2010. Consultado el 23 de Octubre de 2018. https://www.gestiopolis.com/haz-lo-que-te-guste-para-no-tener-que-trabajar-nunca-mas/.
Valois, David. Haz lo que te guste para no tener que trabajar nunca más [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/haz-lo-que-te-guste-para-no-tener-que-trabajar-nunca-mas/> [Citado el 23 de Octubre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de sharynmorrow en Flickr
DACJ