Tutoría como elemento básico en la enseñanza aprendizaje E-A

  • Otros
  • 4 minutos de lectura

La tutoría es considerada una peculiaridad en el proceso de Enseñanza-Aprendizaje (E-A) en cualquier nivel educativo en función de problemas de índole académico en el aula ya que genera un compromiso de acompañamiento del docente en función a su experiencia personal y profesional reflexionada con otros docentes en conversaciones informales, grupos de trabajo, congresos, etc.

La tutoría al considerarse un proceso en función a la orientación puesto que este proceso dentro de la educación debe estructurarse en a los cuatro los pilares del conocimiento: que serán, en el transcurso de la vida para cada ser humano: aprender a conocer, es decir, adquirir los instrumentos de la comprensión; aprender a hacer, para poder influir sobre el propio entorno; aprender a vivir juntos, para participar y cooperar con los demás en todas las actividades humanas; por último, aprender a ser, un proceso fundamental que une los tres elementos anteriores. (Delors, Jaques 1994).

Siendo de suma importancia el no crear lazos de dependencia ni pretender dirigir la vida de los estudiantes; si no, poner atención a las necesidades formativas y de orientación, no rebasando cuestiones académicas, normativas, administrativas, económicas y personales. Al contrario debiéndose tomar como base en la acción tutorial la concepción de las competencias como proceso de desempeño idóneo requiriendo los cuatro pilares del saber.

En la educación del siglo XXI un programa de acción tutorial puede guiar a los docentes y tutores a mejorar las condiciones bajo las cuales se da el proceso E-A integrando al programa tutorial como elemento substancial en la actividad docente cuyo objetivo es la formación tanto para la adquisición de conocimientos y actualización de los mismos para desarrollar nuevas habilidades y capacidades exigibles en esta sociedad.

El contexto económico, político y social que caracteriza la situación actual del país ha propiciado el desarrollo de nuevas estrategias por parte de las instituciones educativas en el proceso de E-A, a fin de responder a las demandas de una sociedad cambiante y de un mercado laboral cada vez más exigente y competitivo. La globalización de la economía y la apertura de los mercados, a partir de los tratados de libre comercio, han provocado una competencia en el campo de la educación que impacta a todas las profesiones dando origen a un intento de responder a las exigencias que plantea actualmente el mundo laboral, tratando de eliminar los rezagos tecnológicos e interculturales.

La educación Superior están enfrentando la necesidad de crear y transmitir conocimientos con calidad y la responsabilidad formar y promover profesionistas que logren alcanzar la preparación necesaria para competir con calidad; de la formación desde una perspectiva del desarrollo humano, cabe resaltar que los profesionistas que dispongan de los conocimientos, habilidades, destrezas y aptitudes necesarios para el ejercicio de su profesión, podrán resolver los problemas profesionales de manera autónoma y flexible, además de estar preparados para colaborar en su entorno profesional y en la organización del trabajo.

Las circunstancias económicas, políticas y sociales que caracterizan la situación actual del país están propiciando el desarrollo de nuevas estrategias por parte de las instituciones de educación superior y sus procesos de formación, a fin de responder a las demandas de una sociedad cambiante y de un mercado laboral cada vez más exigente y competitivo. La globalización de la economía y la apertura de los mercados, a partir de los tratados de libre comercio firmados por México, han provocado una competencia en el campo de la educación que ha impactado a todas las profesiones y carreras, dando origen a cambios profundos en los procesos de formación profesional en un intento de responder a las exigencias que plantea actualmente el mundo del trabajo, tratando de eliminar los rezagos de la educación, a través de ampliar la cobertura de servicios para satisfacer las demandas sociales e impartir una educación con calidad, a fin de que pueda competir en la formación de profesionales competitivos en los ámbitos nacional e internacional.

Las Instituciones de Educación Superior están enfrentando una revolución global de la ciencia y la tecnología, así como la necesidad de crear y transmitir conocimientos con calidad y la responsabilidad de ofrecer profesiones pertinentes. En este sentido, se debe reconocer que los contenidos de muchas carreras profesionales han entrado en un proceso de obsolescencia, tanto de sus procesos como de sus contenidos, en relación con el mercado laboral. Bajo esta premisa, existen posturas de que la cultura y la formación profesional deben ser sometidas al funcionamiento del mercado, siendo éste el que determina las acciones y la orientación de las instituciones en la formación de los individuos.

Actualmente, se exige a las instituciones de educación superior formar profesionistas que logren alcanzar la preparación necesaria para competir con calidad. El perfil planteado en cualquier ámbito profesional exige una educación sólida y que ésta sea competente y flexible, lo que obliga a las instituciones a asumir y responder ante la responsabilidad de responder en la formación de nuevos cuadros. Las formas estandarizadas de formación profesional, organizadas alrededor de las habilidades específicas para trabajos específicos, salvo en aspectos muy particulares, ha quedado absolutamente anacrónica. La noción de aprendizaje permanente o educación a lo largo de la vida, se inscribe en este marco de una economía basada en el conocimiento. El aprendizaje permanente ya no es sólo un aspecto de la educación y la formación; tiene que convertirse en principio director para la oferta de servicios y la participación a través del conjunto indivisible de contextos didácticos.

Por otra parte, es necesario reconocer que la organización profesional es parte esencial de la vida de todo profesionista, ya que si realiza sus actividades en forma aislada, corre el riesgo de que sus conocimientos se vuelvan obsoletos y pierda su eficiencia profesional. En ese sentido, la estructura organizativa de cualquier profesión debe responder a las diferentes visiones e ideologías que evolucionan dentro de los procesos que la humanidad construye. La conducta del profesionista del siglo XXI, como toda conducta humana está condicionada principalmente por la presión social a través de sus instituciones y sus grupos.

A medida que el conocimiento se ha tecnificado, la influencia de la sociedad en general sobre la conducta profesional pierde valor, y en ocasiones la necesidad de reconocimiento, de admiración y de poder, sólo puede ser satisfecha por el propio grupo profesional organizado, por que es el único o por lo menos el más preparado para valorar las capacidades técnicas y científicas del profesionista. De ahí la importancia de las asociaciones profesionales, puesto que estos organismos son uno de los mejores mecanismos para la superación profesional, ya que a través de sus agremiados se contribuye a que la sociedad disponga de profesionistas con la calidad requerida (Martínez, 1995).

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Hernández Balderas Irma. (2014, mayo 28). Tutoría como elemento básico en la enseñanza aprendizaje E-A. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/tutoria-como-elemento-basico-en-la-ensenanza-aprendizaje-e-a/
Hernández Balderas, Irma. "Tutoría como elemento básico en la enseñanza aprendizaje E-A". GestioPolis. 28 mayo 2014. Web. <http://www.gestiopolis.com/tutoria-como-elemento-basico-en-la-ensenanza-aprendizaje-e-a/>.
Hernández Balderas, Irma. "Tutoría como elemento básico en la enseñanza aprendizaje E-A". GestioPolis. mayo 28, 2014. Consultado el 6 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/tutoria-como-elemento-basico-en-la-ensenanza-aprendizaje-e-a/.
Hernández Balderas, Irma. Tutoría como elemento básico en la enseñanza aprendizaje E-A [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/tutoria-como-elemento-basico-en-la-ensenanza-aprendizaje-e-a/> [Citado el 6 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de cainsan en Flickr