Toma de decisiones y control de costos

LA TOMA DE DECISIONES Y LOS COSTOS
Índice
1. Introducción
2. Proceso de toma de decisiones
3. Los costos
4. Conclusión
5. Bibliografía
1. Introducción
Uno de los aspectos más importantes dentro del sector laboral, es la toma de decisiones.
No obstante, este proceso lo llevamos a cabo frecuentemente, aun cuando no lo notemos.
Por ejemplo, si vamos a comprar algún determinado producto y existen dos lugares en
donde éste se encuentra a la venta, debemos decidir en dónde comprarlo o incluso, si
realmente nos conviene hacerlo.
Aunque posiblemente el ejemplo anterior pueda parecer intrascendente, en él está
teniendo lugar una elección y para estar seguros de que ésta fue la correcta, o al menos
la más acertada, es necesario que conozcamos, al menos, lo que es el proceso de toma
de decisiones, así como cuáles son los puntos que se deben tener en cuenta antes de
disponernos a realizar tal o cual acción.
Este tema es indispensable sobre todo en las empresas o negocios (sean de la magnitud
que sean), pues una resolución mal tomada, puede llevarlos a un mal término. Por tal
razón, las personas encargadas de la toma de decisiones, deben estar capacitadas y
saber ampliamente todas las características y pasos de este proceso.
Otro factor importante dentro de cualquier tipo de organización (lucrativa o no), es contar
con un buen control de costos. Esto se realiza como un esfuerzo para tratar de obtener
una producción o servicio de calidad, gastando la menor cantidad de dinero que sea
posible. Lo anterior conducirá a la empresa a ofrecer a sus clientes precios razonables y
quizá mejores que los de la competencia.
Sin embargo, para que tal cosa se convierta en una realidad, primeramente es necesario
saber qué son los costos, al igual que la manera en que estos se clasifican. Teniendo
estos conocimientos, nos será mucho más sencillo realizar las tareas antes descritas.
2. Proceso de toma de decisiones
El proceso de toma de decisiones, es el proceso durante el cual la persona debe escoger
entre dos o más alternativas. Todos y cada uno de nosotros pasamos los días y las horas
de nuestra vida teniendo que tomar decisiones. Algunas decisiones tienen una
importancia relativa en el desarrollo de nuestra vida, mientras otras son gravitantes en
ella.
Para los administradores, el proceso de toma de decisión es sin duda una de las mayores
responsabilidades.
La toma de decisiones en una organización se circunscribe a una serie de personas que
están apoyando el mismo proyecto. Debemos empezar por hacer una selección de
decisiones, y esta selección es una de las tareas de gran trascendencia.
Con frecuencia se dice que las decisiones son algo así como el motor de los negocios y
en efecto, de la adecuada selección de alternativas depende en gran parte el éxito de
cualquier organización. Una decisión puede variar en trascendencia y connotación.
Los administradores consideran a veces la toma de decisiones como su trabajo principal,
porque constantemente tienen que decidir lo que debe hacerse, quién ha de hacerlo,
cuándo y dónde, y en ocasiones hasta cómo se hará. Sin embargo, la toma de decisiones
sólo es un paso de la planeación, incluso cuando se hace con rapidez y dedicándole poca
atención o cuando influye sobre la acción sólo durante unos minutos.
¿Qué es la toma de decisiones?
La toma de decisiones es un proceso de definición de problemas, recopilación de datos,
generación de alternativas y selección de un curso de acción.
Precondiciones para la toma de decisiones
Los fundamentos de la toma de decisiones entran en juego cada vez que en una
organización se realizan actividades de planeación, organización, dirección y control. Sin
embargo, para que un proceso de toma de decisiones pueda considerarse completo es
preciso que existan ciertas precondiciones. Estas precondiciones se cumplen cuando es
posible responder “sí” a las cuatro preguntas siguiente:
1. ¿Existe una diferencia entre la situación presente y las metas deseadas?
2. ¿El responsable de tomar la decisión está consciente del significado de la
diferencia?
3. ¿El responsable de tomar la decisión se siente motivado a actuar para eliminar la
diferencia?
4. ¿El responsable de tomar la decisión cuenta con los recursos necesarios
(capacidad y dinero, por ejemplo) para actuar a favor de la eliminación de la diferencia?
Condiciones en las que se toman las decisiones
Las condiciones en las que los individuos toman decisiones en una organización son
reflejo de las fuerzas del entorno (sucesos y hechos) que tales individuos no pueden
controlar, pero las cuales pueden influir a futuro en los resultados de sus decisiones.
Estas fuerzas pueden ir desde nuevas tecnologías o la presencia de nuevos competidores
en un mercado hasta nuevas leyes o disturbios políticos. Además de intentar la
identificación y medición de la magnitud de estas fuerzas, los administradores deben
estimar su posible impacto. Por ejemplo, a principios de 1994 difícilmente se contempló la
posibilidad de que más de un millón de personas huyeran de Ruanda a Zaire y ejercieran
enormes presiones en la economía de este país y en los recursos de los organismos de
ayuda internacional.
El impacto de hechos como éste se dejará sentir ineludiblemente en el futuro, tarde o
temprano. Los administradores y demás empleados involucrados en los pronósticos y la
planeación pueden sentirse fuertemente presionados a identificar tales hechos y sus
impactos, especialmente cuando no es probable que ocurran hasta años después. Con
demasiada frecuencia, los individuos deben basar sus decisiones en la limitada
información de que disponen; de ahí que el monto y precisión de la información y el nivel
de las habilidades de conceptualización de los individuos sean cruciales para la toma de
decisiones acertadas.
Las condiciones en las que se toman las decisiones pueden clasificarse en términos
generales como certidumbre, riesgo e incertidumbre. En la figura siguiente, estas
condiciones aparecen como un continuum.
Certidumbre.
La certidumbre es la condición en que los individuos son plenamente informados sobre un
problema, las soluciones alternativas son obvias, y son claros los posibles resultados de
cada decisión. En condiciones de certidumbre, la gente puede al menos prever (si no es
que controlar) los hechos y sus resultados. Esta condición significa el debido
conocimiento y clara definición tanto del problema como de las soluciones alternativas.
Una vez que un individuo identifica soluciones alternativas y sus resultados esperados, la
toma de la decisión es relativamente fácil. El responsable de tomar la decisión
sencillamente elige la solución con el mejor resultado potencial. Por ejemplo, de un
agente de compras de una imprenta se espera que ordene papel de calidad estándar al
proveedor que ofrezca el menor precio y mejor servicio. Por supuesto que generalmente
el proceso de toma de decisiones no es tan simple. Un problema puede tener muchas
posibles soluciones, y calcular los resultados esperados de todas ellas puede ser
extremadamente lento y costoso.
Certidumbre <···· Riesgos ····> Incertidumbre
Probabilidades objetivas Probabilidades subjetivas
La toma de decisiones en condiciones de incertidumbre es la excepción para la mayoría
de los administradores y otros profesionales. Sin embargo, los administradores de primera
línea toman decisiones diariamente en condiciones de certidumbre, o casi. Por ejemplo,
un apretado programa de producción puede obligar a un administrador de primera línea a
pedir a 10 empleados que trabajen cuatro horas de tiempo extra. El administrador puede
determinar el costo de las horas extras con toda certidumbre. También puede prever con
alto grado de certidumbre el número de las unidades adicionales pueden calcularse con
casi absoluta certeza antes de programar las horas extras.
Riesgo.
El riesgo es la condición en la que los individuos pueden definir un problema, especificar
la probabilidad de ciertos hechos, identificar soluciones alternativas y enunciar la
probabilidad de que cada solución los resultados deseados. El riesgo suele significar
que el problema y las soluciones alternativas ocupan algún punto intermedio entre los
extremos representados por la plena información y definición y el carácter inusual y
ambiguo.
La probabilidad es el porcentaje de veces en las que ocurriría un resultado específico si
un individuo tomara muchas veces una misma decisión. El ejemplo de probabilidad más
común es el lanzamiento de una moneda: dado un número suficiente de lanzamientos, el
50 por ciento de las veces aparecerá la cara y el 50 por ciento de las veces restantes
aparecerá la cruz. Otro ejemplo es la orden federal estadounidense por la cual todos los
automóviles nuevos debían estar equipados con bolsas de aire dobles para 1997 a fin de
proteger al conductor y al pasajero del asiento frontal. La Dirección Nacional de Seguridad
de Tránsito en Carreteras (Nacional Highway Traffic Safety Administration) de Estados
Unidos concluyó que la probabilidad de muerte en accidentes de conductores con
cinturón de seguridad se reduce 50 por ciento en un automóvil equipado con una bolsa de
aire del lado del conductor. En contraste, la probabilidad de muerte en accidentes de
conductores con cinturón de seguridad sin bolsa de aire se reduce sólo 45 por ciento.
El monto y calidad de la información disponible para un individuo sobre la condición
pertinente de la toma de decisiones puede variar ampliamente, lo mismo que las
estimaciones de riesgo del individuo. El tipo, monto y confiabilidad de la información
influyen en el nivel de riesgo y en el hecho de si el responsable de tomar la decisión
puede hacer uso de la probabilidad objetiva o subjetiva en la estimación del resultado.
Probabilidad objetiva.
La posibilidad de que ocurra un resultado específico con base en hechos consumados y
números concretos se conoce como probabilidad objetiva. En ocasiones, un individuo
puede determinar el resultado probable de una decisión examinando expedientes
anteriores. Por ejemplo, aunque las compañías de seguros de vida no pueden determinar
el año en que morirá cada tenedor de pólizas, pueden calcular las probabilidades
objetivas se basan en la expectativa de que los índices de mortalidad prevalecientes en el
pasado se repitan en el futuro.
Probabilidad subjetiva.
A la apreciación basada en juicios y opiniones personales de que ocurra un resultado
específico se conoce como probabilidad subjetiva. Tales juicios varían de un individuo a
otro, dependiendo de su intuición, experiencia previa en situaciones similares,
conocimientos y rasgos personales (como preferencia por la asunción o por la elusión de
riesgos).
Un cambio en la condición en que se toman las decisiones puede alterar expectativas y
prácticas. Tal cambio puede desplazar la base sobre la cual juzgar la probabilidad de un
resultado de la probabilidad objetiva a la probabilidad subjetiva o incluso a la
incertidumbre. Piénsese en los cambios ocurridos en las decisiones de algunos
automovilistas como resultado de cambios objetivos y percibidos en las condiciones de
manejo en vías rápidas. Sandy Stubbs, asistentes de vuelo de Delta, no se detiene frente
a las luces rojas de los semáforos cuando se dirige a casa procedente del aeropuerto a
altas horas de la noche. Patti Cantwell, doctora, no se detuvo recientemente una mañana
cuando un camión golpeó su Jeep a temprana hora. Ambas conductoras violaron la ley,
de acuerdo con el reglamento de tránsito de Florida. Pero a causa de los muy
comentados asesinatos de turistas en las autopistas de ese estado, algunos conductores
han afirmado que prefieren violar la ley a poner en riesgo su vida. En este ambiente de
temor, se tiende a ignorar las reglas de tránsito. Obedecer las antiguas reglas – detenerse
cuando se enciende la luz roja de los semáforos, detenerse en caso de accidentes o
estacionar el auto y tomar una siesta si se conduce de noche y se está somnoliento
puede ser ahora sumamente riesgoso en ocasiones, en ciertos lugares. Las condiciones
en que los conductores toman estas decisiones, especialmente de noche, han cambiado.
“Hace unos años se nos habrían dicho que en caso de estar cansado debíamos
estacionar el auto y dormir”, comentó el juez Harvey Baxter. “Yo jamás volvería a hacer
algo así”.
Incertidumbre.
La incertidumbre es la condición en que un individuo no dispone de la información
necesaria para asignar probabilidades a los resultados de las soluciones alternativas. De
hecho, quizá el individuo esté imposibilitado incluso para definir el problema, y mucho más
para identificar soluciones alternativas y posibles resultados. La incertidumbre suele
indicar que el problema y las soluciones alternativas son tanto ambiguos como
extremadamente inusuales.
Enfrentar la incertidumbre es una de las facetas más importantes de las labores de los
administradores y otros profesionistas, como ingenieros investigadores y de desarrollo,
investigadores de mercado y planificadores estratégicos. Las organizaciones se enfrentan
a la incertidumbre cuando se introducen en nuevos mercados o lanzan productos
significativamente diferentes para los que se requiere el uso de tecnologías novedosas.
La incertidumbre está incluso cuando las organizaciones emprenden un alto grado de
investigación y planeación antes de comprometer recursos a ciertos proyectos. “La
imposibilidad de una predicción total se ilustra claramente con el principio de que si
dispusiéramos hoy del periódico de mañana, gran parte de los hechos ahí reportados no
ocurrirían”. Sin embargo, en ocasiones los individuos deben tomar decisiones en
condiciones de incertidumbre. Quizá basen estas decisiones en una combinación de
investigaciones, experiencias y pensamientos con la esperanza de que conduzcan a los
resultados deseados.
El recuadro siguiente de “La globalización a fondo” da una idea de las incertidumbres
experimentadas por la dirección de Whirlpool en el proceso de decidir su transformación
en una compañía global. Whirlpool había sido hasta entonces una compañía
principalmente estadounidense. Hoy cuenta con operaciones manufactureras en 11
países y con instalaciones en Estados Unidos, Europa y América Latina. Comercializa sus
productos en más de 120 localidades tan diversas como Tailandia, Hungría y Argentina.
En estaGlobalización a fondo” se ofrece una breve descripción del autodiagnóstico que
realizó la dirección de Whirlpool al confrontar las incertidumbres que se le oponían y de la
cual se derivó la decisión final de globalizar las operaciones de la empresa.
Marco de referencia para la toma de decisiones
Los administradores y otros empleados deben tomar decisiones en una extensa variedad
de situaciones, y ningún método de toma de decisiones podría abarcarlas todas por
solo. En general, sin embargo, el responsable de tomar una decisión debe comenzar por
definir con toda precisión el problema que se le presenta, proceder después a evaluar las
soluciones alternativas y tomar finalmente una decisión. Las condiciones en que se toman
las decisiones – certidumbre, riesgos e incertidumbre – sirven de base a un muy completo
marco de referencia para la toma de decisiones. Las decisiones pueden clasificarse como
rutinarias, adaptativas o innovadoras. Estas categorías son reflejo del tipo de problema
que se enfrenta y del tipo de soluciones consideradas. En la siguiente figura se ilustran las
diferentes combinaciones de tipos de problemas (eje vertical) y tipos de soluciones (eje
horizontal) que resultan en las tres categorías de toma de decisiones.
Además, las condiciones de certidumbre, riesgo e incertidumbre aparecen en la línea
diagonal que va del extremo inferior izquierdo al extremo superior derecho.
Tipos de problemas.
Los tipos de problemas que enfrentan los administradores y otros empleados van desde
los conocidos y claramente definidos hasta los inusuales y ambiguos. El cajero bancario
con una cuenta desequilibrada al terminar el día enfrenta un problema conocido y
claramente definido. En contraste con ello, el problema de que las mujeres y miembros de
minorías no asciendan rápidamente a puestos administrativos es ambiguo. Algunas
personas sostienen que la causa de ellos son formas de discriminación tanto explícitas
como ocultas, mientras que otras consideran que, conductos administrativos y que la
discriminación de género y racial ya no tiene nada que ver con el problema.
Tipos de decisiones.
Las soluciones alternativas disponibles también van de las conocidas y claramente
definidas a las experimentales y ambiguas. El cajero bancario con una cuenta
desequilibrada sigue un procedimiento específico y claramente definido: la revisión de
Decisiones
rutinarias
Decisiones
adaptativas
Decisiones
innovadoras
Incertidumbre
Riesgo
Certidumbre
Inusuales
y
ambiguos
Conocidos y
claramente definidos
Soluciones
alternativas
Experimental
es y
ambiguas
todos los retiros contra todos los depósitos y comprobantes de operaciones en efectivo y
el nuevo conteo de la totalidad del efectivo.
Por el contrario, hace unos años la Boeing Company enfrentó la imponente tarea de hallar
una solución permanente al grave problema de las fallas de los motores de sus aviones
747. Finalmente pudo anunciar que exhaustivas labores de ingeniería y billones de
cálculos en supercomputadoras habían producido una respuesta. Las evidencias
indicaban que la falla estribaba en una “clavija fundida” ahuecada de acero, ligeramente
más pequeña que una lata de refresco, con la cual los motores se fijan en las alas.
Supuestamente, esta pieza sólo deberá desprenderse en un choque (para reducir el
riesgo de los pasajeros), pero lo cierto era que se rompía mientras los aviones se hallaban
en pleno vuelo. La compañía intentó resolver el problema introduciendo una nueva
generación de clavijas fundidas en 1980. Sin embargo, éstas también demostraron ser
susceptibles a fallas. La compañía procedió entonces a producir una tercera generación
de clavijas complementadas con una abrazadera adicional de acero para hacer frente a
fallas –, con la plena expectativa de su correcto funcionamiento. De acuerdo con el diseño
original, ni siquiera una súbita fractura de una clavija tendría por qué provocar la caída de
un 747. La compañía había previsto que, en caso de que una clavija se desprendiera en
pleno vuelo, el motor afectado sencillamente caería y el avión proseguiría su vuelo con los
otros tres. Descubrió sin embargo que de desprenderse uno de los motores internos, éste
puede impactarse contra el motor externo de la misma ala y por lo tanto desprenderlo
también, tal como ocurrió en los accidentes aéreos tanto de Taiwán como de Holanda.
Decisiones de rutina.
Las decisiones de rutina son elecciones estandarizadas en respuesta a problemas y
soluciones alternativas relativamente definidos y conocidos. Es frecuente que los
empleados encuentren una solución en las reglas establecidas o en los procedimientos
operativos estándar o, lo que ocurre cada vez más a menudo, en software de cómputo,
como los sistemas computarizados de reservaciones de líneas aéreas. La limpieza de
edificios, el procesamiento de comprobantes de nómina, el empacamiento y embarque de
pedidos de clientes y la realización de trámites de viaje son sólo unos cuantos ejemplos
de las tareas para las que se requiere de decisiones rutinarias.
Los empleados deben evitar la tendencia a tomar decisiones de rutina cuando lo que en
realidad demanda un problema es una decisión adaptativa o innovadora. Un
administrador dice en una reunión: “Invirtamos más en publicidad en televisión. Cuando lo
hicimos así en 1994, nuestras ventas aumentaron enormemente”. Sin embargo, este tipo
de reflexión rutinaria puede basarse en una lógica equivocada. La implicación es que
dado que las ventas aumentaron como consecuencia de un incremento en los egresos de
publicidad, la causa de que las ventas se hayan elevado fue el aumento del presupuesto
publicitario. No obstante, quizá lo cierto es que las ventas se hayan incrementado por
muchas otras razones, entre ellas la buena suerte. La propuesta de intensificar la
publicidad precisa de pruebas más contundentes, mientras que las causas de rezagos en
las ventas requieren de un análisis más profundo. En este caso se impone como mínimo
la necesidad de tomar una decisión adaptativa.
Decisiones adaptativas.
Las decisiones adaptativas son disposiciones tomadas en respuesta a una combinación
de problemas moderadamente inusuales y sólo parcialmente conocidos y sus alternativas
de solución. Las decisiones adaptativas implican por lo general la modificación y
perfeccionamiento de anteriores decisiones y prácticas rutinarias. De hecho, el concepto
de mejora continua es una de las claves de la administración de calidad total.
La mejora continua supone una sucesión de decisiones adaptativas tomadas dentro de
una organización, las cuales resultan año tras año en una gran cantidad de pequeñas
mejoras. La mejora continua demanda un compromiso con el constante diagnóstico de los
procesos técnicos, organizacionales y administrativos en busca de mejoras. Este proceso
podría compararse con la rueda que suele colocarse al interior de las jaulas para
hámsters: una escalera inserta en un cilindro, sin principio ni fin. A cada vuelta de la
rueda, mejora un producto existente y sus métodos de producción. Año con año los
productos de la organización mejoran, se vuelven más confiables y resultan menos
costosos. John P. McTague, vicepresidente de investigación de la Ford Motor Company,
asienta: “La acumulación de gran cantidad de pequeñas mejoras es en la mayoría de las
industrias el medio más seguro para fortalecer la ventaja competitiva de una
organización”.
La mejora continua está regida por las metas de brindar mayor calidad, elevar la eficiencia
y responder a las necesidades de los clientes. En correspondencia con ello, por lo general
las mejoras sirven para:
1. Incrementar el valor que se ofrece al cliente mediante productos y servicios
mejorados y nuevos.
2. Reducir errores, defectos y desperdicio.
3. Incrementar la sensibilidad a cambios y experiencias de los clientes.
4. Elevar la productividad y la eficiencia en el uso de todos los recursos.
La mejora continua es una de las piedras angulares del sistema de valores y la estrategia
de Rubbermaid. Esta compañía es sistemáticamente calificada como una de las
empresas más admirables, adaptativas e innovadoras de Estados Unidos en la encuesta
sobre el prestigio de las empresas que realiza anualmente la revista Fortune. En el
recuadro siguiente de “La calidad a fondo” se dan algunos ejemplos del proceso y
decisiones adaptativos de Rubbermaid.
Decisiones innovadoras.
Las decisiones innovadoras son elecciones basadas en el descubrimiento, identificación y
diagnóstico de problemas inusuales y ambiguos y el desarrollo de soluciones alternativas
excepcionales o creativas. Estas soluciones frecuentemente implican una serie de
pequeñas decisiones relacionadas entre sí, tomadas en el curso de varios meses, e
incluso años. En particular, las innovaciones más vanguardistas pueden suponer varios de
desarrollo e involucrar a numerosos especialistas y equipos. Dado que las decisiones
innovadoras representan normalmente una tajante ruptura con el pasado, por lo general
no siguen una secuencia lógica y ordenada. De hecho, a veces se les toma antes siquiera
de que sea posible comprender plenamente un problema. Para ser eficaces, los
responsables de tomar decisiones deben tener especial cuidado, por lo tanto, en definir el
problema indicado; asimismo, deben reconocer que acciones anteriores pueden influir
significativamente en las decisiones que se tomen en un momento dado.
En los últimos 20 años, Hannover Insurance pasó de los últimos lugares en el ramo de
seguros de propiedades y de responsabilidad civil al 25 por ciento de las mejores
compañías del ramo en Estados Unidos; se le considera una importante innovadora en
ese sector del ramo de seguros. William O’Brien, director general de Hannover, expresó
de este modo y no precisamente en secuencia lógica y ordenada algunas de sus
ideas acerca de la innovación:
Tenemos que trascender la reflexión mecánica y lineal. La esencia de nuestro trabajo
como administradores es ocuparnos de problemas “divergentes”, problemas sin fácil
solución. Los problemas “convergentes”, aquellos para los que se dispone de soluciones
“correctas”, deben resolverse linealmente. Pero estamos extremadamente condicionados
a ver el mundo en términos de problemas convergentes. La mayoría de los
administradores aplican soluciones simplistas y forzadas y anulan toda posibilidad de
aprendizaje cuando se ven frente a problemas divergentes. Todo mundo es experto en
cuestiones lineales, de modo que las compañías que aprenden a manejar asuntos
divergentes se apoderarán así de una gran ventaja.
La siguiente etapa básica en nuestra progresión fue la comprensión del análisis.
Aprendimos que la verdadera apertura echa raíces en la capacidad de las personas para
analizar permanentemente sus ideas. Esto supone exponerse a cometer errores, lo que
no suele proporcionar retribuciones a la mayoría de los empleados. Pero quien no busca
errores e imperfecciones en sus ideas no aprende.
La definición de problemas inusuales y ambiguos en una organización seguirá siendo un
proceso evolutivo, sujeto a muchos puntos de vista, intereses creados y elementos de
información de los que se dispone en diferentes momentos. Los grupos de interés harán
sentir sus presiones en flujos y reflujos, lo que demanda pasar de un problema inusual y
ambiguo a otro, y la realización de ajustes en las definiciones para incluir o excluir a varios
individuos. A veces el problema real no se materializa hasta muy avanzado el proceso de
toma de decisiones, incluso quizá luego de emprendida cierta acción.
La decisión de Whirlpool de convertirse en una compañía global representó una
importante decisión innovadora que implicó la necesidad de muchas otras decisiones y
conductas innovadoras. Una de las innovaciones supuso encontrar los medios para lograr
que los empleados de todos los niveles aceptaran la visión de Whirlpool como compañía
mundial. David Whitwam, director general de Whirlpool, comentó entonces:
Se debe crear una organización cuyo personal acceda gustosamente al intercambio de
ideas, procesos y sistemas a través de las fronteras; se vea absolutamente libre del
síndrome de “eso no se inventó aquí”; trabaje permanentemente en común para la
identificación de las mejores oportunidades globales y de los mayores problemas globales
que enfrenta la organización.
Las decisiones innovadoras suelen tomarse con base en información incompleta o que
puede cambiar de un momento a otro. De ahí que las condiciones del entorno de tareas
de Whirlpool sigan siendo inciertas, inestables y ambiguas.
Modelo de la toma de decisiones
Nuestras explicaciones acerca de las precondiciones y circunstancias de la toma de
decisiones nos ofrecen una base sobre la cual examinar tres modelos de toma de
decisiones: el racional, el de racionalidad limitada y el político. Estos modelos fueron
creados por teóricos de la administración para describir diversos procesos de toma de
decisiones. Las metas son importantes en los tres.
Modelo racional.
El modelo racional prescribe una serie de pasos que deben seguir los individuos o
equipos para incrementar la probabilidad de que sus decisiones sean lógicas y estén bien
fundamentadas. Una decisión racional permite el logro máximo de metas dentro de las
limitaciones de la situación. Esta definición se refiere a la racionalidad de los medios
(cómo alcanzar mejor una meta), no de los fines (es decir, las metas). Por ejemplo, la
meta de muchas compañías prestadoras de servicios públicos es generar electricidad al
menor costo posible. Uno de los medios para la consecución de esta meta es reducir al
mínimo el costo del combustible utilizado para alimentar los generadores. Así, algunas
plantas de energía han sido diseñadas para permitir el fácil cambio de un tipo de
combustible a otro. El gerente de una planta de este tipo puede optar entre gas natural,
petróleo o carbón, dependiendo de sus costos relativos en cualquier momento en
particular. Si el costo del gas natural se dispara en relación con el del petróleo y el carbón,
la decisión racional sería optar por petróleo o carbón. Seguir usando gas natural en esas
circunstancias sería una decisión irracional.
En la siguiente figura se muestra el modelo racional de toma de decisiones, el cual
consiste en un proceso de siete pasos. Este proceso comienza con la definición y
diagnóstico del problema y recorre los pasos sucesivos hasta el seguimiento y el control.
Cuando se toman decisiones rutinarias, los individuos pueden seguir estos pasos
fácilmente. Además, existen más probabilidades de que se utilice este proceso en
situaciones que implican condiciones cercanas a la certidumbre o de bajo riesgo, en las
que es posible asignar probabilidades objetivas a los resultados. Las decisiones rutinarias
en condiciones próximas a la certidumbre no requieren obviamente del seguimiento de la
totalidad de los pasos de este modelo. Por ejemplo, si un problema en particular tiende a
ser recurrente, quizá las decisiones (soluciones) deban consignarse por escrito en calidad
de procedimientos o reglas operativos estándar. Adicionalmente, los individuos o equipos
raramente siguen estos siete pasos secuencialmente al tomar decisiones adaptativas o
innovadoras.
Paso 1: Definición y diagnóstico del problema. Si administradores, equipos o empleados
en lo individual desconocen los problemas verdaderos y sus posibles causas, es
imposible que se una toma de decisiones eficaz. La definición y diagnóstico de
Fuerzas del
entorno
externas e
internas
1. Definición
y
diagnóstico
del
problema
2.
Establecimient
o de metas
3. Búsqueda
de soluciones
alternativas
4.
Comparación y
evaluación de
soluciones
alternativas
5. Elección entre
soluciones
alternativas
6. Implementación de
la solución
seleccionada
7. Seguimiento
y control
problemas supone tres habilidades de conceptualización: percepción, interpretación e
incorporación. La percepción implica la identificación y monitoreo de numerosas fuerzas
del entorno externas e internas y la conclusión acerca de cuáles de ellas contribuyen al
problema o problemas. La interpretación supone la evaluación de las fuerzas percibidas y
la determinación de las causas, no sólo de los síntomas, del problema real. Finalmente, la
incorporación implica la vinculación de esas interpretaciones con las metas vigentes o
deseables (paso 2) del departamento u organización. Si percepción, interpretación e
incorporación se efectúan en forma incorrecta, es probable que, en definitiva, el individuo
o equipo elija una solución deficiente.
Consideremos dos ejemplos de la necesidad de una acertada definición y diagnóstico de
problemas. Tomar una aspirina para controlar un dolor de cabeza puede resultar útil a
corto plazo, pero por lo general los dolores de cabeza son un síntoma, no el problema. El
problema detrás del ntoma podría ser de carácter fisiológico (fatiga visual, por ejemplo)
o psicológico (tensión, por ejemplo). Asimismo, los problemas en ocasiones se definen
incorrectamente en términos de soluciones propuestas. Por ejemplo, los miembros de un
departamento de comercialización pueden asegurar que “el problema es que nuestro
departamento cuenta con personal insuficiente”. De proceder con base en esta definición
del problema, los miembros del departamento se concentrarían en la meta obvia de
obtener fondos para la apertura de nuevas plazas. Sin embargo, bien podría ocurrir que el
problema básico fuera que las estrategias de venta de la empresa se han vuelto
ineficaces como resultado de las acciones de los competidores.
En la definición y diagnóstico de problemas es fundamental plantear numerosas
preguntas de sondeo. Pero, ¿cómo se debe definir “pregunta”? Pueden utilizarse los
siguientes significados múltiples expresados por dos expertos en creatividad:
Una pregunta es una invitación a la creatividad.
Es un asunto inquietante.
Es el comienzo de una aventura.
Es una respuesta disfrazada.
Una pregunta plantea y revela lo que hasta entonces no se ha planteado ni
revelado.
Es un punto de partida.
No tiene principio ni fin.
Al hacerse una amplia variedad de preguntas acerca de quién, cuándo, dónde, cómo y
por qué, los individuos y equipos incrementarán las posibilidades de una eficaz definición
y diagnóstico de problemas.
Paso 2: Establecimiento de metas. Una vez que individuos o equipos han definido un
problema, pueden establecer metas específicas para su eliminación. Por ejemplo,
supongamos que la alta dirección de una compañía ha definido como problema el
excesivo nivel de los costos de manufactura, lo que en realidad es sólo un síntoma del
problema real. El problema real podría ser que en el proceso de producción se emplean
materiales (insumos) defectuosos, que las habilidades de control de calidad (inspección)
de los trabajadores de producción son inadecuadas o muchas otras posibilidades. Sin
embargo, la dirección podría convertir el problema aparente en una jerarquía de metas
para los diversos niveles de la organización, desde el divisional hasta el integrado por los
operadores de los tornos. En estas metas se formularían los resultados deseados: qué
lograr y en qué fecha.
En condiciones de incertidumbre, el establecimiento de metas precisas puede ser
extremadamente difícil. Quizá los individuos o equipos deban identificar metas
alternativas, compararlas y evaluarlas y después realizar una selección entre ellas. Por
ejemplo, usted podría fijarse la meta general de desarrollarse profesionalmente en el
campo de la administración, y aun así estar inseguro respecto de qué camino específico
seguir. ¿Desea ser contador, representante de ventas o elegir una de las muchas otras
ocupaciones que pueden ofrecer una satisfactoria trayectoria en la administración? Para
determinar una respuesta, tendrá que considerar las rutas alternativas para el
cumplimiento de su meta general.
Paso 3: Búsqueda de soluciones alternativas. Los individuos o equipos deben buscar
medios alternativos para el logro de una meta. Este paso podría suponer la búsqueda de
información adicional, la reflexión creativa, la consulta a expertos, la realización de
investigaciones u acciones similares. No obstante, cuando aparentemente no existe una
solución factible para el cumplimiento de una meta, quizá sea preciso modificarla. Por
ejemplo, algunas personas se fijan metas imposibles y después se empeñan en
alcanzarlas, a menudo sin éxito. La solución elegida podría ser trabajar más tiempo,
literalmente los siete días de la semana. El resultado podría ser en última instancia altos
niveles de tensión e insatisfacción, lo que finalmente obligaría a esos individuos a
reexaminar sus metas y decidir cuáles son realmente importantes.
Paso 4: Comparación y evaluación de soluciones alternativas. Luego de que los
individuos o equipos han identificado las soluciones alternativas, deben compararlas y
evaluarlas. En este paso se subrayan los resultados esperados y la determinación del
costo relativo de cada alternativa.
Paso 5: Selección entre soluciones alternativas. La toma de decisiones suele asociarse
con la realización de una elección final. La selección de una solución, sin embargo, es
sólo uno más de los pasos del proceso de toma de decisiones racionales. Muchos
administradores se quejan de que cuando empleados recientemente egresados de
instituciones universitarias reciben la asignación de un proyecto, tienden a presentar y
exponer únicamente una solución. En estas condiciones, en lugar de estar en
posibilidades de comparar y evaluar varias alternativas, un administrador sólo puede
aceptar o rechazar la opción que se le propone. Aunque la selección entre soluciones
alternativas puede parecer sencilla, en realidad puede resultar sumamente difícil cuando
el problema es complejo y ambiguo e implica altos grados de riesgo o incertidumbre.
Paso 6: Implementación de la solución seleccionada. El hecho de que la selección de una
solución se haya realizado en forma correcta no significa necesariamente que su
ejecución vaya a ser exitosa. Una decisión técnicamente correcta tiene que ser aceptada
y apoyada por quienes serán los responsables de ponerla en práctica si efectivamente se
desea que la decisión se eficaz. Si la solución seleccionada no puede ser puesta en
práctica por alguna razón, se debe considerar otra.
Paso 7: Seguimiento y control. La sola implementación de la solución preferida no
garantiza automáticamente el cumplimiento de la meta deseada. Los individuos o equipos
deben controlar las actividades de implementación y mantener su seguimiento mediante
la evaluación de los resultados. Si la implementación no produce resultados satisfactorios,
será necesario emprender acciones correctivas. Dado que las fuerzas del entorno que
influyen en las decisiones cambian constantemente, el seguimiento y control puede
indicar la necesidad de redefinir el problema o de revisar la meta original. La
retroalimentación derivada de este paso podría apuntar incluso a la necesidad de
comenzar de nuevo y repetir en su totalidad el proceso de toma de decisiones. Esto fue lo
que hizo Boeing en respuesta al problema de la caída de motores de algunos de sus
modelos 747. Finalmente, Boeing rediseñó y reemplazó totalmente las monturas de los
motores de sus modelos 747 y emitió nuevos procedimientos de mantenimiento para las
aerolíneas.
El modelo racional podría concebirse como un ideal, como el medio por el cual los
individuos o equipos se aproximan a la racionalidad en la toma de decisiones. En el mejor
de los casos, sin embargo, la toma de decisiones de los seres humanos apenas si se
acerca a este ideal. Al enfrentar ciertos tipos de problemas, la gente ni siquiera se
preocupa en seguir los siete pasos del modelo racional. Quizá aplique, en cambio, los
modelos de racionalidad limitada o político, los cuales se basan en observaciones de los
procesos de decisión reales de las organizaciones. Tales observaciones indican que los
individuos modifican o hasta ignoran el modelo racional, especialmente frente a ciertos
tipos de decisiones adaptativas e innovadoras.
Barreras para la toma de decisiones efectivas
La vigilancia y la ejecución completa del proceso de toma de decisiones de seis etapas
constituyen la excepción y no la regla en la toma de decisiones gerencial. Sin embargo,
de acuerdo con las investigaciones, cuando los gerentes utilizan esos procesos
racionales, sus decisiones resultan mejores. Los gerentes que se aseguran de participar
en esos procesos son más efectivos.
¿Por qué la gente no participa automáticamente en esos procesos racionales? Resulta
más sencillo descuidarlos o ejecutarlos en forma inadecuada. Quizás el problema no se
haya definido bien, o las metas no se hayan identificado con precisión. Quizás no se
generen suficientes soluciones, o quizás se les evalúe en forma incompleta. Es posible
que se haga una elección que satisfaga y no que maximice. La implementación pudo ser
planeada o ejecutada, o quizás, el monitoreo fue inadecuado o inexistente. Además de
que las decisiones son influidas por prejuicios psicológicos, presiones de tiempo y
realidades sociales.
Prejuicios psicológicos.
A veces los encargados de tomar decisiones están muy lejos de ser objetivos en la forma
que recopilan, evalúan y aplican la información para elegir. Las personas tienen prejuicios
que interfieren con una racionalidad objetiva. Los ejemplos que siguen representan
solamente unos cuantos de los muchos prejuicios subjetivos que se han documentado.
Ilusión de control: es creer que uno puede influir en las situaciones aunque no se tenga
control sobre lo que va a ocurrir. Muchas personas apuestan pues consideran que tienen
la habilidad para vencer las posibilidades, aún cuando la mayoría no pueda hacerlo.
Cuando se habla de negocios, confiar de manera excesiva puede resultar en un fracaso
para la organización, ya que quienes toman las decisiones ignoran los riesgos y por lo
tanto fracasan en la evaluación objetiva de las probabilidades de éxito.
Los efectos de perspectiva: se refieren a la manera en que se formulan o perciben los
problemas o las alternativas de decisión y a la manera en que estas influencias subjetivas
pueden imponerse sobre hechos objetivos.
En la toma de decisión no se debe desestimar el futuro. Cuando por ejemplo hablamos
sobre una toma de decisión relacionada a los costos de una organización, al evaluar las
alternativas, no se debe dar más importancia a los costos y beneficios a corto plazo que a
los de largo plazo, puesto que el considerar únicamente los de corto plazo podría influir
para dejar de lado aquellas variables de largo plazo, lo que también podría resultar en
situaciones negativas para la organización. Precisamente la desestimación del futuro es,
en parte, la explicación de los déficits presupuestarios gubernamentales, la destrucción
ambiental y la infraestructura urbana decadente.
Muy por el contrario, de las organizaciones que dan gran valor a las consideraciones de
largo plazo para la toma de decisiones, podemos citar a los japoneses quienes son
reconocidos por el éxito de sus organizaciones.
Presiones de tiempo: en el cambiante ambiente de negocios de la actualidad, el premio es
para la acción rápida y el mantenimiento del paso. Las decisiones de negocios que se
toman con mayor conciencia pueden volverse irrelevantes e incluso desastrosas si los
gerentes se toman demasiado tiempo en hacerlo.
¿Cómo pueden los gerentes tomar decisiones con rapidez? Del ejemplo norteamericano,
podríamos mencionar la falta de análisis exigente (no ser demasiado vigilante), suprimir el
conflicto y tomar decisiones por cuenta propia sin consultar a otros gerentes. Esta forma
puede acelerar la toma de decisión pero reduce la calidad de ésta.
¿Es posible que los gerentes tomen decisiones oportunas y de calidad estando bajo
presión? Si tomamos como referencia el ejemplo de las compañías de
microcomputadoras (una compañía de alta tecnología y gran velocidad de avance), se
mostraron algunas diferencias importantes entre las compañías de acción rápida y lenta.
Las primeras tuvieron ventajas competitivas importantes, sin sacrificar la calidad de sus
decisiones.
¿Qué tácticas emplean en este caso las compañías de microcomputadoras?
En lugar de planear a largo plazo y con información futurista, trabajan con
información actual o lo que también es denominado información de tiempo real, lo que no
genera retrasos.
Son involucradas las personas más eficaces y eficientes para la toma de
decisión, dentro de la organización. Se basan en personas expertas en la materia y de
mucha confianza, lo que les permite actuar con seguridad y rapidez. Valoran las distintas
opiniones, estando concientes de que cuando las diferencias no se resuelven, deben
optar por la decisión final del jefe.
3. Los costos
Como ya sabemos el control de los costos es de vital importancia para cualquier empresa
que se dedica a la fabricación de cualquier tipo de producto o a la prestación de un
servicio, ya que esto sirve para determinar tanto el precio de venta como la utilidad que
deseamos obtener.
Es conveniente destacar que el llevar un control de costos bajo principios perfectamente
identificados no es exclusivo de las grandes empresas, es aplicable también a los
negocios de poca o mediana amplitud tanto públicos como privados, rentables o sin fines
lucrativos, pues estos principios se pueden adaptar a las necesidades específicas de cada
tipo de organización.
La finalidad primordial de un control de costos es obtener una producción de calidad con
el mínimo de erogaciones posibles, para a su vez, ofrecer al público el precio más bajo y
con ello estar en posibilidades de competir en el mercado y tratar de obtener un equilibrio
entre la oferta y la demanda de nuestros productos.
También la contabilidad de costos es una herramienta que facilita a la gerencia la
realización de sus actividades básicas como son las de planeación, organización,
dirección y control para lograr una mejor toma de decisiones, así como una organización
efectiva del equipo de trabajo.
El grado de participación de la contabilidad de costos en la empresa depende de la
misma, en algunos casos el departamento de costos se dedica solo a la compilación de
los costos del producto; en cambio en otros se establece un equipo de contadores
especializados para proporcionar todo tipo de información relacionada con los
desembolsos que son necesarios para la fabricación del producto y la finalidad u objeto
que tienen para éste.
Concepto general de costos
El costo es un recurso que se sacrifica o al que se renuncia para alcanzar un objetivo
específico.
El costo de producción es el valor del conjunto de bienes y esfuerzos en que se ha
incurrido o se va a incurrir, que deben consumir los centros fabriles para obtener un
producto terminado, en condiciones de ser entregado al sector comercial.
Entre los objetivos y funciones de la determinación de costos, encontramos los siguientes:
Servir de base para fijar precios de venta y para establecer políticas de
comercialización.
Facilitar la toma de decisiones.
Permitir la valuación de inventarios.
Controlar la eficiencia de las operaciones.
Contribuir a planeamiento, control y gestión de la empresa.
Clasificación de los costos
Los costos pueden ser clasificados de diversas formas:
1. Según los períodos de contabilidad:
Costos corrientes: aquellos en que se incurre durante el ciclo de
producción al cual se asignan (ejemplo: fuerza motriz, jornales).
Costos previstos: incorporan los cargos a los costos con anticipación al
momento en que efectivamente se realiza el pago (ejemplo: cargas sociales periódicas).
Costos diferidos: erogaciones que se efectúan en forma diferida (ejemplo:
seguros, alquileres, depreciaciones, etc.).
2. Según la función que desempeñan: indican cómo se desglosan por función las
cuentas Producción en Proceso y Departamentos de Servicios, de manera que posibiliten
la obtención de costos unitarios precisos:
Costos industriales
Costos comerciales
Costos financieros
3. Según la forma de imputación a las unidades de producto:
Costos directos: aquellos cuya incidencia monetaria en un producto o en
una orden de trabajo puede establecerse con precisión (materia prima, jornales, etc.)
Costos indirectos: aquellos que no pueden asignarse con precisión; por lo
tanto se necesita una base de prorrateo (seguros, lubricantes).
4. Según el tipo de variabilidad:
Costos variables: el total cambio en relación a los cambios en un factor de
costos.
Costos fijos: No cambian a pesar de los cambios en un factor de costo.
Costos semifijos.
4. Conclusión
Al haber llevado a término este trabajo acerca del proceso de la toma de decisiones y los
costos, me es posible concluir que para emprender cualquier tipo de negocio, es de vital
importancia que primero me involucre con temas como estos, pues de no ser así, jamás
podré entender realmente si éste se encuentra funcionando bien o no.
Gracias a la exposición gráfica que se realiza sobre el modelo racional de la toma de
decisiones, logré comprender más a detalle, cómo debe hacerse realmente una elección,
sabiendo primero cuál es el problema que debo solucionar a través de ella y a
continuación analizar a conciencia los posibles caminos que puedo seguir para llegar a mi
meta.
Asimismo, me pareció importante darme cuenta que tomar una decisión no significa
solamente elegir un determinado proyecto y dejarlo caminar sólo, sino que se debe vigilar
siempre, así como evaluarlo con frecuencia para saber si ha sido la respuesta a nuestros
problemas o no. De esta manera, podré adquirir experiencia y me será más fácil llevar a
cabo alguna determinación en el futuro.
En referencia a los costos, no creí que pudiera haber tantas clasificaciones de éstos. Me
agradó conocerlas y comprender cada una de ellas, de tal manera que me será más fácil
evaluar los precios de mis productos y los gastos que pueda tener, si, como ya decía
antes, llego a incursionar en el mundo de los negocios.
5. Bibliografía
Nombre del libro: “Administración”.
Autor: Don Hellriegel / Jonh W. Slocum.
Editorial: Internacional Thomson Editores.
Edición: 7ª edición.
Dirección de la página: www.monografias.com/trabajos4/costos/costos.shtml
Título: “Toma de decisiones”.
Autor: Mary Emily B.
Dirección de la página: www.monografias.com/trabajos13/ltomadec/ltomadec.shtml
Título: “La toma de decisiones”.
Autor: Josi Miguel Mindez Blanco.
Dirección de la página: www.monografias.com/trabajos4/costos/costos.shtml
Título: “Introducción a la Teoría de los costos”.
Autor: Marina Ivnisky
Dirección de la página: www.monografias.com/trabajos13/costestan/costestan.shtml
Título: “Costos estándar”.
Autor: Beatriz Zamarrón.
Resumen:
En el siguiente trabajo se presenta el proceso de toma de decisiones, tocando temas
como ¿qué es la toma de decisiones?, precondiciones para la toma de decisiones,
condiciones en las que se toman las decisiones, marco de referencia para la toma de
decisiones, modelo de la toma de decisiones, barreras para la toma de decisiones
efectivas. Asimismo, se hace referencia al tópico de los costos, incluyendo el concepto
general de costos y la clasificación de los costos.
Trabajo enviado por:
Rosa Martha Núñez Arroyo.
Fecha de realización: 20 de septiembre de 2003.
Edad: 21 años.
Estudios: Ingeniería en Computación y Sistemas.

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Núñez Arroyo Rosa Martha. (2004, enero 1). Toma de decisiones y control de costos. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/toma-de-decisiones-y-control-de-costos/
Núñez Arroyo, Rosa Martha. "Toma de decisiones y control de costos". GestioPolis. 1 enero 2004. Web. <http://www.gestiopolis.com/toma-de-decisiones-y-control-de-costos/>.
Núñez Arroyo, Rosa Martha. "Toma de decisiones y control de costos". GestioPolis. enero 1, 2004. Consultado el 1 de Julio de 2015. http://www.gestiopolis.com/toma-de-decisiones-y-control-de-costos/.
Núñez Arroyo, Rosa Martha. Toma de decisiones y control de costos [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/toma-de-decisiones-y-control-de-costos/> [Citado el 1 de Julio de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de henriquev en Flickr