Retos de la ética en el siglo XXI. Ensayo

  • Otros
  • 6 minutos de lectura

A lo largo de nuestra existencia y de nuestro andar cotidiano la palabra ética resuena, desde nuestras madres quejándose ante algún profesionista, establecimiento entre otras; hasta en la radio y las noticias escuchando y viendo como los reporteros o conductores hablando sobre la falta de ética de algunos de nuestros gobernantes o de personas famosas que tienen falta ética. La pregunta que puede surgir en mi cabeza es la siguiente: ¿Qué es la ética? Los griegos la definen como aquel estado en el que el ser humano puede distinguir entre lo que es bueno y lo que es malo, por medio de sus voluntades y las consecuencias que de ellas emanan y a partir de ahí determinar conductas que puedan ayudar a regular la convivencia en un cierto entorno puede ir desde la esfera en el hogar, con nuestros padres; hermanos y familiares. Pasamos a tener uso de la ética como hijos, como amigos, estudiantes; profesionistas y en toda nuestra vida como personas.

Podemos intuir por lo establecido con anterioridad que la ética es un constructo social, que cada uno va formando dependiendo del entorno y del lugar donde se desarrolle ya que, en los distintos países, en los distintos pueblos o estados; la ética o las partes que la conforman suele ser distinta. Esto debido a su historia, cultura, religión y otros aspectos que influyen directamente en la construcción de la misma.

Para entender los retos de la ética en este siglo es necesario comprender los antecedentes históricos, con los cuales deberemos hacer un análisis de cómo estos se han transformado al pasar de los años y los cuales han surgido los retos que más adelante enunciaremos en este ensayo.

El génesis de la ética tiene su origen en la antigua Grecia, en esas épocas los griegos llenos de mitologías, dieron pie al nacimiento de la ética; el mito de Prometeo y pandora. El mundo se vuelve desolado los hombres mueren de frio, la carne se come cruda, por aquellos días Prometeo roba el fuego a los Dioses; lo cual enfurece a Zeus y esta manda a castigar a Prometeo, con una caja la cual contenía todos los males. El hermano de Prometeo abre la caja y desata todos los males del mundo y la cuestión aquí es el origen del mal, esto sin duda nos hace preguntarnos ¿Por qué si podemos hacer lo correcto, no lo hacemos? O ¿Por qué algunas veces hacemos el mal de manera consiente o de manera inconsciente? Así es como los mitos dieron pie en primer lugar a la filosofía y posteriormente darían pie a la ética, pero ya como un objeto de estudio.

Hablando de griegos y sus mitos existen también (como ya lo habíamos hablado), filósofos que se preocuparon por los dilemas de la vida, sobre el bien y sobre el mal, la persona como ser. Uno de los principales estudiosos de la ética en la antigua Grecia fue Sócrates, aunque no dejo algún escrito se sabe que es uno de los precursores con su intelectualismo ético que básicamente consiste en que, para hacer el bien, es menester saber que es y en su andar Sócrates lo demostró utilizando un método deductivo el cual ayudo a comprender la mayoría de los problemas que se planteó.

Más tarde Aristóteles y Platón pensaban que la ética era más bien algo que te llevaba a reflexionar con la práctica de las acciones, debido a la composición que pensaban del hombre, era el cuerpo y el alma, en ese sentido el ser humano era inmortal y su parte inmortal era precisamente la que se encontraba insatisfecha con todo aquello que no podía alcanzar, porque todos sus deseos que se propone es inmensamente difícil y esta visión de ética que se tenía propietaria hasta la llegado del cristianismo.

Ante la llegada del cristianismo la concepción de la ética se modifica y tenemos ahora el centro de esta en todas estas cuestiones teológicas sacadas la Biblia, que dictan básicamente las conductas que deben adoptar los seres humanos algunas veces tomadas de manera literal y en otras ocasiones tergiversadas, orillan al ser humano a ser estrictamente reprimido ya que está sometido a acciones que tal vez no sean a su voluntad y que tal vez ni si quiera puede entender; cuando este busca respuestas, quienes deben dar respuestas, respuestas que no satisfacen, ´´pero la ira de dios te caerá si pones en duda sus designios’’. Por ello muchos callan y los que no mueren torturados en nombre de la verdad.

Para los siglos posteriores existían corrientes o pensadores que modificaban o que daban una definición un tanto diferente a lo que será la ética, lo cierto es que a pesar de tantas definiciones y de tanto estudio, lo cierto es que el ser humano en su plena naturaleza es egoísta; inclusive el hombre más bueno del mundo lo es. Menciono esto porque desde sus primeros pasos en esto a lo que llamamos mundo no se le doto con gran intelecto y sabiduría, sino por el contrario; fue responsable de adquirir su propio conocimiento, fue responsable en sobrevivir por su propia mano. Ver por sí mismo y tal vez por su círculo primario (Su familia).  Todo esto ha quedado en el inconsciente colectivo y a través de la historia de la humanidad ha quedado grabado a tal punto que los seres humanos empezaremos a involucionar lo que llevaría en algún punto la extinción del hombre.

Cierto es que se dice que el ser humano es un ser sociable no obstante por ello no deja de ser egoísta, no deja de satisfacer sus necesidades primarias, el solo preocuparse por sí mismo y su pequeño entorno. Lo demás no importa si yo estoy bien, si mi familia está bien. Esta manera de pensar visto desde mi propio punto de vista es un poco corta en comparación a lo que la vida me ha enseñado, ya que en cada uno de los seres humanos existe una similitud en entre uno y otro no solo por el hecho de ser humanos, sino también porque somos espejos donde en el otro encontramos cosas que también habitan en nosotros. Entonces ¿Por qué entonces si somos iguales, de mismas condiciones, ¿Por qué no ayudarnos entre sí? ¿Por qué no buscar un bien común? Por lo expuesto anteriormente: Egoísmo y que hemos dejado de ver a nuestro semejante como lo que es: Un ser humano tal como nosotros con sus deficiencias, con todo lo que pueda llegar a ser. Hemos llegado a ser esclavos de nuestros propios mecanismos de defensa, inmersos en nuestros paraísos artificiales, que nos llevan a la soledad y la destrucción.

Es por ello que el egoísmo humano es el principal reto a vencer, en él se desatan la mayoría de los males y la inconformidad humana. Por su historia, porque a pesar de que tantos filósofos han teorizado, sobre la ética es importante no solo hablar de ella, sino ponerla en práctica. Porque la palabra es importante y tiene su poder constructor o destructor cuando esta se torna en acciones y es nuestra responsabilidad coordinar lo que se piensa, con lo que sea actúa; es decir tener coherencia.

Otro de los retos que la ética debe asumir es el de ver al ser humano como lo que es un ser humano. En los últimos tiempos, debido a las grandes revoluciones tanto tecnológicas como de pensamiento han conducido a una era posmodernista, donde el ser humano se convierte en un número más que solo que produce y si no produce, si no adquiere propiedades no es nadie. Debemos ver a las personas como personas, que sienten, que desean, que aprenden, tienen limitaciones, pero aun así luchan por vivir; tal vez no de la manera esperada o de la cual la sociedad dicta, sin embargo, lo hacen sin ninguna guía que la experiencia y aprendizaje que llevan recogiendo con el paso del tiempo. Es importante tendernos la mano los unos a los otros como si nos estuviéramos ayudando a nosotros, como si estuviéramos ayudando a nuestros familiares y el mejor regalo que podemos darnos a nosotros mismos como seres humanos, como lo que somos.

Por ultimo considero que otro de los retos de la ética es el que los profesionistas amen su profesión y que todo lo innoven, todo lo que trabajen y logren sea en beneficio de la humanidad.

Es responsabilidad de nosotros como profesionistas involucrarnos no solo en cosas que tengan que ver con nuestra carrera, es necesario participar en la sociedad activamente, reeducando a las personas y velando por la protección de nuestros derechos creando un efecto de dos niveles, ya que en ese sentido una sociedad más educada permite un crecimiento que beneficiara a todos.

Para concluir podemos decir que la ética forma parte vital en la vida del ser humano y es sumamente imprescindible vivir sin ética, si queremos ser personas de calidad y no de cantidad. Personas comprometidas a vivir una vida pensando en el amor sobre lo que hacen y sobretodo siendo coherentes.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Arreguin Alejandro. (2016, enero 21). Retos de la ética en el siglo XXI. Ensayo. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/retos-la-etica-siglo-xxi-ensayo/
Arreguin, Alejandro. "Retos de la ética en el siglo XXI. Ensayo". GestioPolis. 21 enero 2016. Web. <http://www.gestiopolis.com/retos-la-etica-siglo-xxi-ensayo/>.
Arreguin, Alejandro. "Retos de la ética en el siglo XXI. Ensayo". GestioPolis. enero 21, 2016. Consultado el 9 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/retos-la-etica-siglo-xxi-ensayo/.
Arreguin, Alejandro. Retos de la ética en el siglo XXI. Ensayo [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/retos-la-etica-siglo-xxi-ensayo/> [Citado el 9 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de ell-r-brown en Flickr