Responsabilidad social corporativa o empresarial

La Responsabilidad Social Empresarial va de la mano con el crecimiento y desarrollo de la empresa y nace con el objetivo de promover el desarrollo integral sostenible, contribuir por el bien común y mejorar la situación competitiva y valorativa de la empresa generando una mayor rentabilidad. Tanto las empresas como los consumidores están tomando muy en serio el papel de la responsabilidad social, ya no es solo crear una empresa con el objetivo de generar empleo y ganar dinero, sino, que están comprometidos con el desarrollo y el mejoramiento de la calidad de vida de la comunidad que está a su alrededor directa o indirectamente.

Por último una forma de contribución de las empresas por medio de la Responsabilidad social adquirida para con sus clientes y la comunidad que la rodea es aportando en el ámbito social mejoras en su educación, en salud, en vivienda y así también mejoras en el ámbito del medio ambiente y apoyo del desarrollo local, por medio de asistencia y programas de desarrollo.

La Responsabilidad Social Empresarial se mira como una filosofía corporativa que es adoptada por la gerencia de una empresa para actuar en beneficio de sus propios trabajadores, sus familias y el entorno social que las rodea. Así también se la considera como un conjunto integral de políticas, prácticas y programas que se interrelacionan y que son tenidas en cuenta en los procesos de toma de decisiones, y que significa en si poner en marcha un sistema de administración con procedimientos y controles.

“La responsabilidad Social empresarial o Corporativa se define como la contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental por parte de las empresas, generalmente con el objetivo de mejorar su situación competitiva y valorativa y su valor agregado.”

Así mismo se puede definir que “La responsabilidad social empresarial (RSE) se define como los comportamientos de negocio basados en valores éticos y principios de transparencia que incluyen una estrategia de mejoramiento continuo en la relación entre la empresa y sus partes”, relación que incluye clientes, proveedores, socios, consumidores, medio ambiente, comunidades, el gobierno y la sociedad en general. “Corresponde a una estrategia de negocios enfocada a incrementar la rentabilidad, competitividad y la sostenibilidad, sirviendo como parte de un nuevo modelo de desarrollo sostenible.

El concepto de RSE puede incorporar derechos humanos, medidas de anticorrupción, el medio ambiente, condiciones laborales y actividades dentro de comunidades por medio de alianzas con organizaciones de sociedad civil.” El compromiso social de las empresas hoy en día con su entorno es el origen de nuevas oportunidades empresariales, y estas lo entienden a la perfección, se preocupan por conseguir mejoras en sus productos y en sus procedimientos, y saben que adoptando políticas y fortaleciendo la gestión empresarial a través de la implementación de estas prácticas y procedimientos en la empresa, tendrán una serie de beneficios los cuales se traducen en:

  • Aumento de su rentabilidad y la productividad.
  • La fidelidad y el aprecio de sus clientes.
  • El compromiso de sus trabajadores.
  • La confianza de sus proveedores y accionistas.
  • El respaldo de las instancias gubernamentales.
  • Mejoramiento de la imagen pública y reputación de la empresa.
  • Se les facilita el acceso a los mercados globales. Aumentan las ventas al diferenciar productos y servicios.
  • Se les facilita el reclutamiento de personal de primer nivel y la retención de talentos. Entre otros.

El impacto positivo de cada una de las anteriores variables inciden directamente en un incremento de la rentabilidad de la empresa, esta se mira con una nueva óptica, donde las empresas responden a la comunidad en la cual trabajan apoyándola mediante acciones que produzcan beneficios, hacia un nuevo enfoque donde la Responsabilidad Social Empresarial se vuelve una parte integral de la estrategia de negocios donde, debe planificarse y cuantificarse con el objetivo de aumentar la rentabilidad y contribuir simultáneamente al logro de los objetivos de las empresas, mirándolo así de esta forma como una herramienta para mejorar la competitividad y sostenibilidad de las empresas.

En el marco legal al adoptar la Responsabilidad Social Empresarial las empresas previenen una serie de factores que podrían ser negativos para su funcionamiento como las demandas, las sanciones, la reducción de la presión de los entes que las controlan y el mejoramiento del entendimiento de los requerimientos legales. A parte de esto prevendrían la pérdida de imagen en el mercado y la desaparición de la misma.

Todas Las empresas deben conocer el entorno en el que operan. Estas deben tener claro conocimiento de todo lo que rodea su empresa, no solo en el medio ambiente externo en sí, sino también en términos legales, que leyes rigen su operación, y todas aquellas actividades que son relacionadas directa e indirectamente con la empresa. Es importante reconocer a aquellas personas a quienes el negocio afecta y se ven impactados por la empresa de manera negativa o positiva.

La empresa puede orientar sus prácticas responsables hacia el interior de la empresa o hacia fuera de la empresa. Ya sea de forma interna es decir, con sus empleados, accionistas o los gerentes o de manera externa como los proveedores, clientes, y la comunidad en general. Por medio de la Responsabilidad Social Empresarial no se busca que las empresas se conviertan en obras de beneficencia, sino que adopten una postura activa y responsable en torno al impacto de sus operaciones. Este tipo de cultura es una forma de hacer negocios que le garantiza mayor sostenibilidad a lo largo del tiempo a la empresa y un crecimiento económico.

Aquí la empresa tiene a su favor lo que se llama El Desarrollo Sostenible, que quiere decir, un equilibrio entre el crecimiento económico, el bienestar social y el aprovechamiento de los recursos naturales y el medio ambiente.

Conclusión

A manera de conclusión en pocas palabras se puede decir que la Responsabilidad Social Empresarial, al ser adoptada por las empresas producen una reducción de costos, un mejoramiento de la imagen de la empresa en el mercado y así mismo logran una mayor identidad y un sentido de pertenencia de sus colaboradores, y todos los que integran la empresa, de paso la empresa se integra con la comunidad que la rodea haciéndose responsable de sus acciones, trabaja conjuntamente con ella para así contribuir de esta forma en el desarrollo de la misma y de su entorno.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Infante Rivas Héctor Fabián. (2015, marzo 10). Responsabilidad social corporativa o empresarial. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/responsabilidad-social-corporativa-o-empresarial/
Infante Rivas, Héctor Fabián. "Responsabilidad social corporativa o empresarial". GestioPolis. 10 marzo 2015. Web. <http://www.gestiopolis.com/responsabilidad-social-corporativa-o-empresarial/>.
Infante Rivas, Héctor Fabián. "Responsabilidad social corporativa o empresarial". GestioPolis. marzo 10, 2015. Consultado el 4 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/responsabilidad-social-corporativa-o-empresarial/.
Infante Rivas, Héctor Fabián. Responsabilidad social corporativa o empresarial [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/responsabilidad-social-corporativa-o-empresarial/> [Citado el 4 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de willemvelthoven en Flickr