Reingeniería como proceso de cambio

La reingeniería de procesos o simplemente reingeniería es un término que comenzó a utilizarse en los años 80 [Narashimham, 1996].

Los precursores de este método, técnica o filosofía como la  han llegado a  nombrar otros autores [Peppard, 1996] son el  doctor Michael  Hammer  y  James  Champy,  quienes  afirman  que  nunca  se  han  atribuido  la invención de la reingeniería sino que…

“Han tratado de reorganizar, sistematizar, etiquetar y poner dentro de un marco conceptual aquellas piezas y partes de lo que muchas organizaciones han estado haciendo, para que otras compañías puedan comprender lo que está pasando, las motivaciones para ello, y decidan hacerlo ellas mismas…”

Hammer y Champy [1993] definieron a la reingeniería como “la revisión fundamental y el rediseño radical de los procesos para alcanzar mejoras espectaculares en medidas críticas y componentes de rendimiento, tales como calidad, costos, servicio y rapidez de entrega”. Sin embargo,  según  Cantú  [1999],  este  concepto  ha  tenido  una  evolución  al  incluir  un contenido estratégico, quedando una definición como la que Lowenthal [1994] nos dice: “es un rediseño y un replanteamiento fundamental de los procesos operacionales y la estructura organizacional, enfocados a mejorar la competitividad de la empresa por medio de mejoras dramáticas de su desempeño”.

Es importante mencionar que para que un estudio de reingeniería tenga éxito, se necesitan considerar 4 aspectos según Champy [1994]:

  1. Cuestionamiento continuo sobre el fin y razón de ser de todo lo que se hace en la organización, ya sea procesos, productos, servicios, métodos de trabajo, etc.
  2. Un cambio cultural en todos los niveles de la empresa para favorecer un ambiente de cambio.
  3. Crear nuevos procedimientos, normas y estándares para lograr mejores niveles de desempeño de la empresa; es importante fijar objetivos radicalmente “más retadores que los anteriores” [Champy, 1994] y establecer un liderazgo para lograrlos.
  4. Definir el tipo de personal para realizar el cambio cultural y la implementación de los nuevos procedimientos para que el cambio no sea agresivo y se logre una adaptación precisa de las normas y estándares propuestos.

No hay que olvidar que la reingeniería está orientada a cambiar “los procesos” de la organización, conocidos como procesos de negocios [Peppard, 1996], y no sus tareas, oficios o estructura. Hammer y Champy [1994] definen a un proceso de negocio como “un conjunto de actividades que recibe uno o más insumos y crea un producto de valor para el cliente”.

Actualmente muchas organizaciones públicas y privadas están efectuando cambios y ajustes en sus áreas, y a este evento le denominan reingeniería, el cambio en toda organización debe ser como elemento primordial planeado, y cuando se habla de planear se dice que tiene que estar dentro  del proceso administrativo, con la planeación se da inicio al proceso administrativo, que bien aplicado lleva sin duda alguna a que se cumplan los objetivos, metas, programas y presupuestos con éxito.

No se puede ni se deben de aplicar cambios de forma irresponsable, pues el cambio no se entendería y crearía molestia al interior de la estructura organizacional, para que el cambio sea exitoso se debe comunicar con tiempo y explicar de forma clara cuales van a ser los beneficios, la información debe partir siempre de la alta dirección y permear hasta la base de la pirámide de la estructura, todo cambio no planeado tiene como consecuencia su rechazo.

En la administración superior o en la alta administración, el termino parte del desarrollo organizacional (D.O), en donde tomando como base los procesos psicosociales, se efectúa un estudio previo o investigación utilizando las técnicas diseñadas para ello, en si es un proceso meticuloso que da como resultado el camino a seguir, se entregan estos resultados y se toma la decisión de qué tipo de cambio se debe implementar. El proceso es casi igual al de medico paciente.

Una empresa que no esta saludable, es aquella que no posee organigramas claros, no tiene bien diseñados sus procesos, no cuenta con manuales como por ejemplo el de inducción, gestión de calidad, reclutamiento y selección, asignación de puestos, entre otros, y siendo así es claro que no puede realizar una reingeniería de procesos porque no está ni remotamente preparada para una certificación. Y lo que se tiene en los diferentes estudios de casos es que aunque la organización tenga la capacidad económica para hacer estos procesos, se vive en un estado de confort que lleva a la inoperancia administrativa. Como consecuencia la organización pasa de un simple resfriado una pulmonía que trae como consecuencia en muchas ocasiones la ruina organizacional.

En resumen podemos decir que una empresa que quiera aplicar cambios debe planear, comunicar, organizar y dirigir. Los cambios no se efectúan por moda sino por necesidad, y para poder determinar una necesidad se hace indispensable el diagnóstico previo.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Trujillo Camacho Abraham. (2013, noviembre 19). Reingeniería como proceso de cambio. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/reingenieria-como-proceso-de-cambio/
Trujillo Camacho, Abraham. "Reingeniería como proceso de cambio". GestioPolis. 19 noviembre 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/reingenieria-como-proceso-de-cambio/>.
Trujillo Camacho, Abraham. "Reingeniería como proceso de cambio". GestioPolis. noviembre 19, 2013. Consultado el 4 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/reingenieria-como-proceso-de-cambio/.
Trujillo Camacho, Abraham. Reingeniería como proceso de cambio [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/reingenieria-como-proceso-de-cambio/> [Citado el 4 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de toniblay en Flickr