Retos y desafíos de la profesión contable en Republica Dominicana 2000-2005

Autor: Martin Pontier Cruz

Administración y gerencia

09-2005

Descargar Original

INTRODUCCIÓN

La contabilidad puede definirse como el arte de anotar, clasificar y resumir, en forma sistemática y en términos monetarios, la historia financiera de una organización. Mediante la contabilidad, las operaciones financieras de una empresa u organización se anotan en los libros clasificándose en cuentas separadas y resumiéndose los resultados en los estados financieros, los cuales serán finalmente presentados a los usuarios para su interpretación y análisis.

La contabilidad como sistema de control y registro financiero, ha existido desde que el hombre habita el planeta, claro la misma ha ido evolucionando hasta llegar a ser como la conocemos hoy en día, un sistema integrado de principios y normas destinados a registrar las transacciones financieras de las entidades.

Las diferentes civilizaciones y edades de la historia contribuyeron al desarrollo de la contabilidad, pero es ya con el descubrimiento de América que la contabilidad adopta un carácter ya puramente profesional en la Hispaniola cuando se crean los primeros ingenios, a partir de ese momento se aplican estos conocimientos en la administración pública aunque no de manera oficial, o sea aun no se poseían las bases legales de la profesión. La necesidad de una comisión que administre los préstamos que adquiere el gobierno, fortaleció la creación de diversos institutos para la enseñanza de la misma. En 1944, se crea la Ley No. 633, sobre Contadores Públicos encaminando a la contabilidad por los caminos de avance, progreso y constante evolución.

A partir de la creación de la base legal contable, las diferentes secretarias de Estado y debido al crecimiento del sector industrial y comercial, la profesión de la contabilidad se ha vuelto más demandada en las universidades e instituciones de educación superior, pues la misma contribuye considerablemente en los nuevos mecanismos implantados por el sistema denominado globalización donde se permite la libre apertura de mercados.

La contabilidad hoy día representa un reto para el nuevo profesional que la lleva a la practica ya sea en el Sector Público o Privado, pero no sólo un reto sino también un desafío ya que , como en toda profesión honorable, el individuo que se dedica a ella debe ser persona íntegra, poseer alto grado de habilidad analítica. Debe además tener tacto y conservar su apariencia personal a la altura de su carácter de profesional.

JUSTIFICACIÓN

Los retos y desafíos del profesional en la carrera son imprecisos, ya que el porvenir es imprevisible, pero a medida que el tiempo avance se irán haciendo cercanos y concretos, de ahí la necesidad de enfatizar en una preparación que de prioridad a la responsabilidad social y el compromiso con la actividad económica, que obligue a una actualización permanentemente.

El propósito de esta monografía es crear conciencia en los futuros profesionales de la contabilidad para que lideren los cambios que se están efectuando en las instituciones tanto en el Sector Público como en el Sector Privado, pero sobre todo, hacer propiedad de cada uno la certeza de que no es suficiente la formación de contadores con énfasis en sistemas contables financieros, legales y de costos, que concebidos de manera aislada son ineficaces para retroalimentar la organización, sino que se trata de una fusión de reglas, técnicas y procedimientos que unidos al mejoramiento e innovación de forma continua garantizaran el éxito no solo de la empresa, sino también de nosotros como profesionales competentes.

Este tema, objeto de investigación debe ser de interés general de toda la sociedad en su conjunto, de cada dominicano que se identifique con la contabilidad como fuente de sobre vivencia; La República Dominicana como país en busca de desarrollo y superación a través del estudio y la capacitación de profesionales, se preocupa por mantenerse a la vanguardia de los tiempos adoptando nuevas normas y sus diferentes modificaciones para garantizar la presentación de estados financieros mas sólidos y fiables.

Más que un interés personal, es saber dimensionar el papel clave del recurso humano en la generación de valor para las empresas y la sociedad. Es bien sabido que las empresas líderes a nivel mundial están formadas por grandes hombre y por tanto, el contador como profesional al fin debe de estar a la altura de las exigencias empresariales, capaz de vencer retos y aceptar desafíos.

ANTECEDENTES:

Hacia el año 6000 a.c., ya existían los elementos necesarios para la actividad contable, la escritura y los números, el concepto de propiedad, un gran volumen de operaciones, las monedas y quizás, el crédito en los mercados, al respecto existe una tablilla de barro, que data de la época, de origen sumerio, en la que algunos investigadores han creído encontrar registros de ingresos y egresos, a partida simple, otros mas audaces identifican los registros a partida doble. Existen testimonios sobre contabilidad, tanto en Egipto como en Mesopotamia. Pagani en su obra I Libro comercializado por Carlos E. Watts J. 1996.26, quien al referirse a la Atenas del siglo V a.c. dice que había reyes que imponían a los comerciantes la obligación de llevar determinados libros, con el fin de anotar las operaciones celebradas.

Gertz (1996-26) quien plantea que el primer gran imperio económico que se conoce fue el de Alejandro Magno (356.323 a.c.), los banqueros griegos fueron famosos en Atenas, ejerciendo su influencia en todo el imperio. De ellos se dice “llevaban una contabilidad a sus clientes, la cual debían mostrar cuando se les demandará; su habilidad y sus conocimientos técnicos hicieron que con frecuencia se les empleara para examinar las cuentas de la ciudad (History Of Modern Bank of Isue, Conant), sin embargo, es en Roma, donde se encuentran testimonios específicos e incontrovertibles sobre la práctica contable, desde los primeros siglos de fundada, todo jefe de familia asentaba diariamente sus ingresos y gastos en un libro llamado “Adversaria”, el cual era una especie de borrador, ya que mensualmente los transcribía, con sumo cuidado, en otro libro, el “Codees o Tubulae” en el cual, a un lado estaban los ingresos (Acceptum), y al otro los gastos (Expemsum). También expone Gertz (1996-42), se sabe con certeza que tanto en el tiempo de la República, como del imperio, la contabilidad fue llevada por plebeyos, no así la actividad que se puede considerar como el antecedente de la de auditor, los inspectores que se comisionaban con el objeto de inventariar y revisar los diversos bienes que constituían patrimonios romanos. Se sabe asimismo, que dichos contables y auditores constituyeron colegios profesionales (S. Dill The Roman Society).

Durante el periodo comprendido entre el 453-1453 d.c. continúan los avances en la contabilidad, entre ellos los auxiliares. Sin embargo para Gertz (1976.71) son los libros de Francisco Datini (1366-1400) los que muestran la imagen de una contabilidad a partida doble que involucra, por primera vez, cuentas patrimoniales propiamente dichas, en efecto, al agregar la cuenta de ganancias y pérdidas, se había solucionado el problema que tenían los comerciantes de esta época de no poder llevar en una sola cuenta su mercancía debido al hecho de que dichos efectos tenían, lógicamente, dos precios el de costo de adquisición y el de venta, resultando de ello que la utilidad obtenida hacía aparecer la cuenta de caja con una diferencia en los asientos de ingresos y egresos, como consecuencia de lo antes dicho, mas con la nueva cuenta que recogía las diferencias, se podían registrar cuentas patrimoniales que seguían la historia de las mercancías y de las utilidades o pérdidas obtenidas como consecuencia del tráfico de las mismas.

Presenta asimismo esta contabilidad la innovación de que abría y cerraba las operaciones bianualmente con un estado financiero en donde claramente se estipulaba el patrimonio de la unidad económica, informando en el mismo el resultado de lasa operaciones como la participación individual de los socios, lo que determinaba del saldo de las cuentas personales que se llevaba a cada socio de la propia empresa.

Llega el siglo XV y con el, dos grandes acontecimientos: la generalización de los números arábigos y la imprenta que harían entrar a la contabilidad, al igual que a las otras ciencias, en una etapa de divulgación. Data de esa época el libro “Della Mercatura et del Mercanti Perfeto”, cuyo autor fue Benedetto Cotingli Rangeo, quien lo terminó de escribir el 25 de agosto de 1458, y fue publicado en 1573. El libro aunque toca la contabilidad de manera breve, explica de una manera muy clara la identidad de la partida doble, el uso de tres libros: el cuaderno (Mayor), Gionarle (Diario), y Memoriale (Borrador), afirma que los registros se harán en el Diario y de allí se pasaran al Mayor, el cual tendrá un índice de cuentas para facilitar su búsqueda, y que deberá verificarse la situación de la egresa cada año y elaborar un “Bilancione” (Balance) las pérdidas y ganancias que arroje serán llevadas a Capital, había también la necesidad de llevar un libro copiador de cartas (Libro de Actas) sin embargo, es fray Lucas de Paciolo, quien en su libro “Summa”, publicado en 1494, se refiere al método contable, que se conoció desde entonces como “A lla Veneciana”, que amplía la información de las prácticas comerciales sociedades, ventas, intereses, letras de cambio, etc. En forma detallada toca el tema contable, luego en otros países se harían publicaciones que ampliarían el tema.

David Ricardo, echa las raíces del liberalismo, la contabilidad comienza a tener modificaciones de fondo y forma, bajo el nombre de “Principios de Contabilidad”. En 1887 se funda American Asociation of Public Chartered Accountants of England and Wales”, organismos similares los constituyen Francia en 1881, Australia en 1885, Holanda en 1895 y Alemania en 1896.

La Revolución Industrial provocó la necesidad de adaptar las técnicas contables para poder reflejar la creciente mecanización de los procesos, las operaciones típicas de las fábricas y la producción masiva de bienes y servicios. Con la aparición, a mediados del siglo XIX, de las corporaciones industriales, propiedad de accionistas anónimos y gestionadas por profesionales, el papel de la contabilidad adquirió aún mayor importancia.
 
La teneduría de libros, parte esencial de cualquier sistema completo, ha ido informatizándose a partir de la segunda mitad del siglo XX, por lo que, cada vez más, corresponde a los ordenadores o computadoras la realización de estas tareas. El uso generalizado de los equipos informáticos permitió sacar mayor provecho de la contabilidad utilizándose a menudo el término procesamiento de datos de esta forma el concepto de teneduría cayó en desuso.

En el siglo pasado y a raíz de la crisis de los años 30, en los Estados Unidos, el Instituto Americano de Contadores Públicos, organizó agrupaciones académicas y prácticas para evaluar la situación. De allí surgieron los primeros principios de contabilidad, vigentes aún muchos de ellos, otros con modificaciones. También, la crisis dio origen al cambio de la Certificación por los Dictámenes de los Estados Financieros. En 1953 se publica por primera vez el C.P.A. Handbook. En República Dominicana se funda el Instituto de Contadores Públicos Autorizados en 1944 mediante la ley 633 y el decreto 2032 que rige la profesión en el país.

OBJETIVOS

General

Identificar los factores que intervienen en la preparación profesional del contador público autorizado en Republica Dominicana, así como los Retos y Desafíos para el siglo XXI.

Específicos

1. Conceptuar un enfoque general sobre la profesión contable en la República Dominicana
2. Evaluar la función del contador público autorizado en el campo profesional
3. Medir las expectativas, alcance social y operacional que involucra los Retos y Desafíos del CPA
4. Sitetizar la ética del profesional en el ejercicio de la carrera
5. Definir las responsabilidades del CPA en el Sector Público, en los diferentes campos de acción en que se desempeña
6. Sintetizar de forma objetiva los esfuerzos de los CPA ante la adopción de las Normas Internacionales de Contabilidad, Auditoría y Financiera
7. Analizar la aplicación de la ética profesional de los contadores con relación a sus clientes, compañeros de trabajo y público en general.

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Existen muchos relatos históricos que nos muestran que tan antigua resulta ser la contabilidad. Esta llega al nuevo mundo junto con su descubrimiento por los españoles en 1492, pero es interesante esbozar, estudiar e investigar qué papel juega hoy día el profesional de la contabilidad en República Dominicana, ¿cuál ha sido y cómo ha sido su evolución? ¿Cuáles logros se han alcanzado a la fecha y cuáles son los nuevos retos y desafíos de la contabilidad como profesión?

En la República Dominicana varios factores, los cuales serán objetos de nuestra investigación, influyeron en el desarrollo de a contabilidad, podemos citar el caso de la primera Institución Bancaria, El Banco Nacional de Santo Domingo en 1869; el avance de la industria azucarera, sumado esto a la inversión de capital norte americano en este sector.

Para ese entonces los norteamericanos se encontraron con la realidad de que en el país no existían profesionales de la contabilidad que le permitieran llevar el control de sus transacciones. A razón de esto surge en el país la presencia de profesionales en esta rama norteamericanos, es por esto que en nuestro país se lleva a la práctica los mismos procedimientos contables que en los Estados Unidos, con las diferencias estipuladas en las legislaciones de cada país.

Este tema tiene varias vertientes desde donde ser estudiado o investigado. Existe un gran interés a nivel interno de la profesión, quienes la practican, y por otro lado quienes se preparan para ejercerla, por lo que cada uno se ve afectado con el rumbo que cada día esta profesión puede tomar, el surgimiento de nuevos procedimientos, políticas y normas, que sin duda alguna despiertan en cada uno el deseo y la necesidad de mantenerse a la vanguardia de los tiempos.

Actualmente el mundo de los negocios avanza a pasos agigantados, y este movimiento arrollador va de la mano con los cambios que surgen en la tecnología, las nuevas demandas de información, los cambios sociales, culturales y económicos existentes en este nuevo entorno. Todo esto pone de manifiesto el nuevo oriente que debe seguir la contabilidad y el profesional contable, pues la contabilidad es quizás una de las actividades por no decir la más importante, dentro del campo de los negocios, dada su naturaleza de informar acerca del incremento de la riqueza, la productividad y el posicionamiento de las empresas en los ambientes competitivos.

En esta investigación centraremos nuestro interés especialmente en los Retos y Desafíos del contador en la República Dominicana, es decir, cómo se han desarrollado las prácticas contables a raíz de la aplicación de las Normas Internacionales de Contabilidad, Normas Internacionales de Auditoría y las Normas Internacionales Financieras, cómo éstas han contribuido a la formación del nuevo contador, el papel que éstos están desempeñando en las diferentes Instituciones Gubernamentales.

Es fundamental considerar que los estudiantes de hoy pueden mañana ser los exponentes de los nuevos cambios que se producen día a día en materia laboral, es por ello que queremos crear conciencia, tanto en el estudiante, las universidades y el profesional de la carrera de contabilidad, para que se desarrolle y se mantenga al nivel que requieren los tiempos actuales.

METODOLOGÍA

El tipo de estudio que realizamos esta enmarcada dentro de las reconocidas como una Investigación explicativa principalmente, ya que la información que se obturó para el logro de los objetivos se basó en explicaciones precisas de folletos, estadísticas, monografías, etc.

Nuestra labor estará orientada principalmente en clasificar y analizar las informaciones ya registradas, a través de:

a) Análisis general de los conceptos básicos que comprende el tema
b) Estudio de textos en bibliotecas además folletos, y otros, relacionadas con el tema

Se incluirá un estudio de campo, ya que este facilita la oportunidad de conocer y consultar de manera directa una muestra de los estudiantes y profesionales relacionados con el tema objeto de investigación, sus opiniones y conocimientos obtenidos, por lo que es importante el diseño y la aplicación de un cuestionario mixto.

-Técnicas de Investigación:

Cuestionarios
Entrevistas
Documentación

Método de Investigación:

Describe y explica la realidad de los hechos y hace un análisis crítico para determinar los más actuales retos y desafíos.

CAPÍTULO I.

1.1. Evolución histórica de la contabilidad

La contabilidad llegó al nuevo mundo junto con su descubrimiento. En España se utilizaba entonces el sistema por partida simple, el cual consistía en llevar los cobros y deudas. Con ello determinaban lo que se poseía y lo que se adeudaba. Así obtenían el capital, ganancias o pérdidas, realizando las comparaciones de lugar.[1]

El paso de colonia española a dominación haitiana no modificó estos sistemas de controles económicos. Entre los tenedores de libros de la época se encuentra el patricio, Juan Pablo Duarte, quien desempeñaba esa función en el comercio propiedad de su padre.

La contabilidad propiamente dicha se establece definitivamente cuando los trapiches azucareros evolucionan hasta convertirse en grandes centrales, debido a la instalación de maquinarias de vapor.

El avance de la industria azucarera dominicana vino determinado por el estallido de la guerra independentista de Cuba contra el colonialismo español en 1868 y por el conflicto franco-alemán de 1870 en Europa. Por un lado la caña azúcar de Cuba y el de remolacha de Francia disminuían su participación en el mercado mundial.

La producción de azúcar en República Dominicana se liberó entonces el capital comercial, envuelta en una red   de controles manipulados por banqueros y comerciantes de Estados Unidos de América. Esos intereses financieros decidirían en lo adelante todo lo relacionado con la venta de azúcar así como el suministro de capital.

El  Instituto Rivas, por ejemplo, fundado el 26 de Abril de 1913 y desde entonces enseñaba la teneduría de libros. También funcionaban los institutos Estenografico Duploye, el García y García, el Gregg y el Ortiz Álvarez. Uno semejante operaba en la ciudad de Santiago y recibió el nombre de Academia Santa Ana. Todas esas academias tenían como misión fundamental la de formar taquígrafos y mecanógrafos, y solo como tarea secundaria la de impartir los conocimientos fundamentales de contabilidad a quienes en esos tiempos sentían la inquietud de prepararse en una carrera corta y, supuestamente, productiva. Al final de sus estudios contables, los egresados de dichos institutos recibían el título de Tenedores de Libros.

La ocupación militar de Estados Unidos en República Dominicana en 1916 permitió que tanto los empresarios como el gobierno de ese país influyeran de manera decisiva en el manejo de la administración pública estableciendo procedimientos y prácticas que se hicieron sentir incluso a nivel de los establecimientos privados. Esas leyes ampliaron la dominación de las empresas estadounidenses sobre la principal industria del país, la azucarera, la cual se erigió y desenvolvió desde entonces como prolongación tecnológica y financiera de la economía de los Estados Unidos en evidente contradicción con el atraso económico de República Dominicana.

Con la finalidad de estudiar el estado de los mecanismos administrativos y hacer recomendaciones al Gobierno Dominicano fue formada lo que se denominó: Dominican Economic Commission (Comisión Económica Dominicana). Esa comisión estuvo encabezada por Charles  Gates Dawes, de quien tomó su nombre operativo de Comisión también formó parte Summer Welles quien se destacara por su íntima vinculación con los asuntos dominicanos.

Como resultado de las recomendaciones de la misión Dawes el Gobierno Dominicano implantó nuevas estructuras administrativas y promulgó las leyes de presupuesto, de Contabilidad, de Finanzas, y de mejoramiento Público y otras por medio de las cuales se reorganizaban los departamentos gubernamentales. Asimismo, el presidente Vásquez designó un director del presupuesto, un contador y auditor general y un coordinador general, todo siguiendo las recomendaciones de la misión Dawes.

La primera firma extranjera de Contadores Públicos Autorizados que operó una oficina en República Dominicana fue la STAGG, MATHER & HOUGH. En los inicios sus actividades se circunscribían a efectuar auditorias a los ingenios azucareros propiedad de empresas estadounidenses.
 
Luego del retiro de las tropas estadounidenses del territorio dominicano en 1924, dirigió el país un Gobierno encabezado por Horacio Vásquez. Con la finalidad de estudiar el estado de los mecanismos administrativos y hacer recomendaciones al Gobierno Dominicano fue creada lo que se denominó Dominican Economic Comisión (Comisión Económica Dominicana).
 
Ocupación extranjera 1916
 
Dicha ocupación se mantuvo por ocho largos años, o sea, de 1916 a 1924 y durante todo ese tiempo nuestra economía fue dependencia total del gobierno de Estados Unidos y durante su ocupación promulgó las leyes de presupuesto y contabilidad las cuales fueron dictadas con el objetivo principal de beneficiar a los ocupantes: militares y empresarios de dicho país. Esas leyes fueron diseñadas y aplicadas de tal forma, que sus efectos continuaron mucho más allá de la desocupación militar.
 
Con esas leyes se aumentaron la influencia de las empresas estadounidenses sobre la principal industria del país, que era la del azúcar y la cual se desenvolvió más bien como una prolongación tecnológica y financiera de la economía de Estados Unidos, en una abierta contradicción con el atraso económico de la República Dominicana.
 
Durante la ocupación norteamericana la contabilidad dio sus primeros pasos para extenderse de una forma organizada a todo el país. Durante ese tiempo se trató de organizar sistemas contables los cuales le garantizaron el control de las operaciones de aquellas empresas que operaban bajo Estados Unidos en ese tiempo.
 
En ese entonces, la contaduría pública era ejercida por contadores norteamericanos que prestaban servicios, fundamentalmente, a las empresas bancarias y azucareras.
 
1.1.1. La creación del Instituto de Contadores Públicos Autorizados
 
El 19 de Junio de 1944 se promulgó en República Dominicana la ley número 633 sobre Contadores Públicos Autorizados y Peritos Contadores. La promulgación de esa ley fue el resultado de un conjunto de acontecimientos económicos, políticos y sociales que venían sumándose desde los finales del siglo XIX. Los antecedentes de este mecanismo legal están vinculados a la eliminación de la deuda pública externa, la cual había servido de justificación para que se impusiera el control de Estados Unidos sobre las aduanas del país en 1905.[2]
 
Por primera vez se establece entonces en República Dominicana un marco jurídico a la actividad que desde el descubrimiento de la isla había venido siendo utilizada, de una u otra manera, por todos aquellos que participaban en el comercio o en la incipiente industria nacional.

La Ley No. 633, sobre la Contaduría Pública en nuestro país, establece que:

• Todo socio, accionista, copartícipe, obligacionista, u otro acreedor, que posea un cinco por ciento o más del capital de una compañía o un negocio, tiene derecho a saber la situación económica de dicha compañía o negocio en cuestión y de sus relativas cuentas, sin que el mismo pueda perjudicar los acuerdos suscritos en los contratos o estatutos constitutivos de la compañía o negocio.
 
• Todo trabajo a investigar sobre situación económica de la compañía o negocio estará a cargo de los funcionarios que posean el título de Contador Público Autorizado cuando sea encargado para tales fines por él o los interesados.
 
• Todo trabajo encomendado a un contador público para que realice una investigación debe ser realizado por escrito y entregado al profesional por la parte interesada, y en el cual se debe expresar la calidad del trabajo que requiere el interesado y los puntos precisos que debe comprender.
 
• Una vez que todo contador público autorizado se haga cargo de realizar dicho trabajo deberá comunicárselo a su cliente por carta certificada con acuse de recibo a la compañía o negocio de que se trate, y que a partir de ese momento el Contador tendrá acceso a todos los locales, dependencias, libros, cuentas, documentos y archivos de la compañía o negocio debiendo ser presentado por los funcionarios de la entidad económica de que se trate.
 
• Todos los contadores públicos al término de su trabajo deben preparar sus reportes por duplicado. El duplicado lo conservarán en su archivo, sin que pueda tomar conocimiento de persona alguna, a no ser en virtud de una orden judicial, el original lo entregarán al cliente que haya encargado el trabajo, tanto el original como el duplicado del reporte serán suscritos y sellados por el Contador Público, con certificación, bajo juramento de que los hechos y datos contenidos en el reporte son la expresión de la verdad.
 
• Los reportes preparados por el contador público, podrán ser puramente objetivos, conteniendo únicamente los datos investigados; pero también podrán contener la opinión personal del contador público sobre los hechos y datos investigados, o sea que el contador además de ofrecer una descripción completa de todas las áreas examinadas, también está facultado para dar su opinión por escrito de que está bien en cada una de las áreas investigadas y hacer las recomendaciones de lugar.
 
• En todos los casos, los reportes de los contadores públicos autorizados, sólo tendrán un valor informativo para las personas a cuyo requerimiento se formularán, pero no podrán ser usados como base judicial u oficial en ningún caso, salvo el caso de que la compañía se vea involucrada en una demanda judicial, como es el caso de una impugnación del impuestos sobre la renta.
 
• También señala que cuando el número de contadores públicos autorizados para toda la República Dominicana llegue a quince, dichos contadores públicos autorizados constituirán de pleno derecho el instituto de contadores públicos autorizados, cuyo funcionamiento interior está regido por un reglamento promulgado en forma de decreto por el poder Ejecutivo.

1.1.2. Escuela de perito

La escuela de peritos contadores queda establecida por medio de los artículos 25 y 26 de la ley 633, del 19 de junio de 1944, en esta ley mediante el artículo 6 dice que la escuela de peritos contadores tiene a su cargo la formación de enseñanza técnica del comercio y economía, el artículo 7 de la misma ley establece un plan de estudio, el cual comprende dos ciclos de enseñanzas:
 
El primero de tres años y se obtenía el diploma de bachiller en estudios comerciales y el segundo de cuatro años, que otorgaba el título de perito contador. Ésta pasó a ocupar la primaria como instituto de mayor jerarquía en la enseñanza de la contabilidad.
 
En la escuela de peritos contadores se expedían los títulos de perito mercantil, tenedor de libros, contable. Estos títulos eran oficiales y expedidos por el consejo Nacional de Educación.

1.1.3. Origen de la Escuela de Contadores en la UASD

En el año 1956 comienza a funcionar la escuela de contabilidad en la Universidad de Santo Domingo, graduando su primera promoción de la Licenciatura en Ciencias Comerciales. En el 1962 mediante el artículo 9 de la ley 633, sobre contadores públicos autorizados ( CPA), se exigen ciertos requisitos para que los contadores puedan obtener el exequátur.
 
1.1.4. Contraloría General de la República

Contraloría General de la República Institución creada por la Ley No. 3894, en la cual la Oficina de Contabilidad General pasa a ser denominada Contraloría y Auditoria General de la República. Como parte de sus funciones se encuentran:

• Llevar el registro de los contratos en que intervenga el estado y cualquier entidad pública que represente erogaciones por parte de gobierno con personas físicas y morales.
• Ejecutar semestralmente un estado de la deuda pública haciendo un resumen de cada préstamo del gobierno y detallando el movimiento del mismo
• Llevar un control posterior de todos los ingresos y egresos de los fondos de los ayuntamientos nacionales.
• Llevar un registro y control de los ingresos y egresos de todas las oficinas recaudadoras y no recaudadoras del Estado, entre otros.

1.1.5. Cámara de Cuentas Ley 10-04

El 20 de enero del año 2004 fue promulgada la nueva Ley 10-04, que rige de la Cámara de Cuentas de la República Dominicana. Las funciones de la cámara de cuentas están señaladas en los artículos del 78 al 81 de la constitución de la República. La misión principal es proteger el patrimonio del Estado dominicano, fiscalizando con independencia y eficacia la gestión de los administradores de los recursos públicos y rendir informe a la nación.
 
1.1.6. La Dirección de Contabilidad Gubernamental Ley 126-01
 
Art. 1.- Se crea la Dirección General de Contabilidad Gubernamental, que funcionará bajo la dependencia de la Secretaría de Estado de Finanzas y tendrá a su cargo el sistema de contabilidad gubernamental.
 
Art. 2.- Ámbito de Aplicación. Las disposiciones de la presente ley serán de aplicación
general y obligatoria en todo el sector público dominicano, el cual está compuesto por las siguientes instancias orgánicas del Estado: gobierno central, instituciones descentralizadas, empresas públicas y las municipalidades.
 
Art. 3.- La Dirección General de Contabilidad Gubernamental estará dirigida por un funcionario que se denominará Director General de Contabilidad Gubernamental, el que estará asistido por un Sub-director General. Ambos funcionarios serán designados, con una experiencia mínima de cinco (5) años en el manejo contable.
 
Art. 4.- El Sub-director General tendrá a su cargo la labor que le sea asignada por el Director General, y en caso de ausencia o de impedimento legal de éste, ejercerá de pleno derecho las funciones de titular.
 
Art. 5.- Los departamentos de contabilidad de las instituciones que conforman el gobierno central y los organismos que se indican en el artículo 2 de la presente ley deberán ser dirigidos por contadores públicos autorizados, y si no los hubiere, por un licenciado en contabilidad o el estudiante más avanzado de esta carrera. Lo que antecede también es aplicable a los sub encargados de dichos departamentos.

1.2 Ofertas Académicas para la formación del contador de clase mundial

La flexibilidad curricular permite al estudiante construir su propio trayecto curricular, le otorga mayores posibilidades de elección y de movilidad intra e interinstitucional. Supone, entre otras características, la incorporación de un elevado número de materias optativas o electivas, la inclusión de proyectos orientados, la existencia de espacios curriculares abiertos en cuanto a sus contenidos y la posibilidad de que el alumno organice sus propios tiempos institucionales. Algunas de estas características que hacen a la flexibilidad de un plan de estudios, como la inclusión de materias optativas o electivas, se ve facilitada mediante el sistema de créditos en su modalidad de acumulación. Los planes de estudio pueden configurarse mediante núcleos o trayectos de materias electivas, cada uno de los cuales permita la asignación de cierto número de créditos. Esta inclusión de espacios optativos o electivos mediante el sistema de créditos facilita la incorporación al currículo de los últimos avances científicos, de los conocimientos de punta, de los temas de “bordes” en los campos disciplinarios, de nuevas problemáticas profesionales, de las últimas discusiones en el campo, permitiendo que la oferta sea permanentemente renovada. Posibilita, además, acreditar prácticas realizadas en empresas u otras instituciones, pasantías y trabajos o estudios realizados dentro de convenios interinstitucionales.

Por otra parte, el sistema de acumulación de créditos facilita al alumno acomodar el plan de estudios a su ritmo de aprendizaje: puede estudiar tiempo completo o parte de su tiempo, acelerar sus estudios o alargarlos, según las circunstancias; puede interrumpir sus estudios y luego continuar sin que por ello pierda los créditos acumulados, lo que incrementa las posibilidades de educación permanente.

Sin embargo, la experiencia internacional ha permitido advertir algunas desventajas. En primer lugar, el sistema de créditos puede fragmentar el conocimiento y las experiencias de aprendizaje. En segundo lugar, puede llevar a que se conciba el aprendizaje como un proceso de acumulación de conocimientos más que un fin en sí mismo, predominando un criterio cuantitativo en la construcción del itinerario curricular. Este criterio puede reducir el valor del trabajo académico serio y riguroso, presumiendo que todas las experiencias tienen igual calidad y validez sobre la base de un único criterio de tiempo. Se corre el riesgo, también de que el alumno construya su “currículo” a la carta no son criterios de pertinencia y profundización académica sino con intenciones de facilitación de la tarea o influidos por “modas académicas. Estas dificultades nos sugieren la necesidad de acompañar el sistema de créditos con algunas acciones académicas que tiendan a contrarrestarlas. Para evitar la fragmentación puede pensarse en la inclusión de espacios curriculares de integración de contenidos que se han desarrollado previamente y en torno a problemáticas profesionales que el futuro egresado deberá enfrentar en su ejercicio laboral. Estos espacios pueden ser talleres, seminarios, prácticas, pasantías. Otra acción necesaria es la incorporación de profesores tutores o asesores que aconsejen al estudiante en sus opciones, vigilando la pertinencia, coherencia interna y calidad de sus elecciones.

Algunos de los desafíos que enfrenta hoy la educación superior en República Dominicana y el mundo: la flexibilización del currículo, la articulación interinstitucional para la creación de un verdadero sistema de educación superior integrado y abierto y la transnacionalización y consiguiente movilidad de los estudiantes entre diferentes instituciones y países, requieren su acompañamiento de acciones administrativas y académicas que abran viabilidad a tales cambios. El sistema de créditos aparece como prometedora propuesta en ese sentido. Sin embargo, cabe aclarar que este sistema por sí mismo no asegura mayor calidad educativa ni el logro de los desafíos antes mencionados. No es más que una herramienta o medio, pero no un fin. La eficacia del medio, por otra parte, está condicionada por el acompañamiento de programas y proyectos que contrarresten las posibles debilidades del sistema; nos referimos fundamentalmente a un conjunto de acciones dirigidas a la generación de:

a) mecanismos transparentes de información acerca de los programas de evaluación de carreras e instituciones que eviten la equipación de formaciones que difieren profundamente en su calidad y sentido,
b) espacios de integración curricular y sistemas de tutorías que contrarresten los riesgos de atomización y vanalización del conocimiento y
c) procedimientos ágiles de coordinación interinstitucional. Para cerrar, sostenemos que la flexibilidad curricular, la articulación del sistema de educación superior y la cooperación internacional que el sistema de créditos favorece, sólo cobran sentido si se inscriben en el marco de políticas de educación superior que tiendan hacia la democratización externa e interna, hacia el mejoramiento de la calidad académica y científica y hacia el incremento de la relevancia y pertinencia social de la educación que se ofrece.

1.3. ANTECEDENTES Y MARCOS DE APLICACIÓN, PCGA, SAS

1.3.1. Principios Contabilidad Generalmente Aceptados (PCGA)

La República Dominicana a través del paso de los tiempos ha estado adquiriendo mayor desarrollo en lo referente a las actividades comerciales y actualización con el surgimiento de los principios de contabilidad generalmente aceptados.
 
En nuestro país desde 1944, existe un organismo autorizado por la ley 633, que congrega a los profesionales de la contabilidad y realiza las inversiones pertinentes para el mantenimiento de una continua actualización y desarrollo de la contaduría. El ICPARD surge en la época en la cual el país atravesaba por la dictadura de Trujillo, momentos en los que ninguna organización profesional pudo desarrollarse plenamente externando sus inquietudes. El ICPARD designó entonces una comisión que estudiara el contenido de los boletines sobre principios de contabilidad emitidos por el Instituto Mexicano de Contadores Públicos.[3]
 
1.3.2. Organismos Identificados con la Emisión y Pronunciamiento de los PCGA.
 
Los PCGA como normas o convenciones reguladoras del proceso contable, se han originado por las investigaciones realizadas por instituciones que han contribuido desde su existencia a la evolución de los mismos. El AICPA es una organización internacional dedicada a la promoción y mantenimiento de altos estándares profesionales en el ejercicio de la Contaduría Pública. Esta organización en 1905, llevó a cabo   la realización de procedimientos para unificar la elaboración de estados financieros, intitulado Contabilidad Uniforme.
 
Además de estos organismos dedicados al pronunciamiento único de Principios de Contabilidad existen instituciones encargadas del esclarecimiento de principios aplicables a áreas especificas dentro de la Contaduría Pública y a la protección de los intereses del público en general, como lo constituyen: La Comisión de Bolsas y Valores (Securities and Exchanges Comisión (SEC), agencia independiente casi jurídica cuya función es proteger los intereses de los inversionistas y evitar la falsedad, fraude o engaño en la venta de valores.

La Comisión de Normas sobre Contabilidad de Costos posee autorización para el establecimiento de reglas uniformes de contabilidad para determinar los costos, enfatizando criterios contables.
 
El Auditing Standard Boards, encargada de emitir los Statement Auditing Standards (SAS), declaraciones sobre normas de auditoria, regulan el desarrollo de la auditoría a los Estados Financieros. Esta institución es la única entidad que posee la potestad para emitir los pronunciamientos sobre las normas de auditoría que regularizan la aplicación de los principios de Contabilidad.
 
Existen, de cualquier forma, determinadas instituciones, de gran prestigio dentro del campo empresarial en general y contable en particular, que emiten principios de comportamiento observados   por la totalidad de sus miembros y que llegan a alcanzar un carácter normativo en grandes áreas económicas. Un ejemplo de esta situación lo encontramos en los Principios Contables del American Institute of Certified Public Accountants (A.I.C.A.), observados desde hace decenios con gran rigor por los miembros del Instituto, y que han llegado a ser obligado punto de referencia en la casi totalidad de los países con economía de mercado. Otro ejemplo lo constituyen las comunicaciones llevadas a efecto entre el antiguo American Institute of Accountants, (A.I.A. hoy (A.I.C.A.) y la Bolsa de Valores de New York en los años de 1932-1934, en la época en que la gran depresión motivo la búsqueda de bases sólidas para el control y valoración contables de las sociedades, aspecto que había sido descuidado en los años de euforia económica.
 
El 29 de Junio de 1973, se fundó en Australia el Internacional Accounting Standards Comités (I.A.S.C.) Comité de Normas Internacionales de Contabilidad integrado por organizaciones profesionales de países como Estados Unidos, Francia, Japón, México, Irlanda, Republica Federal de Alemania, y otros varios, cuyos objetivos son formular y publicar para el interés publico, principios o normas a ser observados en la presentación de Estados Financieros Auditados y promover su aceptación y observación a nivel mundial.
 
Desde su fundación, el I.A.S.C. ha emitido de forma sistemática normas básicas de carácter contable que han sido aceptadas por los expertos de los países económicamente más desarrollados, y que las corporaciones profesionales que lo integran se encargan de difundir y apoyar en sus ámbitos respectivos, comprometiéndose de manera fundamental a favorecer la inclusión de los principios emanados del I.A.S.C. en la legislación especializada de sus respectivos países.
 
1.3.3. Conceptos Generales de la PCGA.
 
Partiendo de que el principio es la proposición de la cual se afirma que controla un sistema o actividad determinado y que goza de aceptación entre los miembros de un grupo profesional considerado competente en una sociedad; producto de la observación, razonamiento o experimentación, un principio representa la mejor guía posible en la selección de alternativas que conducen a las cualidades deseadas de un producto final.

Nota: Es probable que en esta página web no aparezcan todos los elementos del presente documento.  Para tenerlo completo y en su formato original recomendamos descargarlo desde el menú en la parte superior

Martin Pontier Cruz

Elizabeth Alt. Batlle, Emenegirda Cipion Perez Universidad del Caribe Escuela de Contabilidad Republica Dominicana

MPontierarrobatricom.com.do

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.