Auditoria

Autor: Juan Pablo Amador Posadas

Administración y gerencia

09-2005

Descargar Original

1. INTRODUCCIÓN

El presente trabajo establece la definición de Auditoria, sus objetivos, sus implicaciones con el código de ética profesional, enumeraremos también las normas internacionales de información financieras (NIIF), antes normas internacionales de contabilidad (NIC), podremos conocer las normas y procedimientos de auditoria, haremos énfasis en los papeles de trabajo, su importancia, sus marcas, y todo lo relacionado con este tema, por otro lado trataremos el tema del muestreo, no podemos dejar por fuera el informe de auditoria pieza fundamental en la culminación del trabajo. Clasificaremos los diferentes tipos de auditoria y las describiremos para un mejor aprendizaje de cada una, trataremos también el tema del control interno, pieza fundamental en le proceso de auditoria, además de esto daremos un repaso al cierre de auditoria, veremos los cuidados que debemos tener para hacer una auditoria de sistemas, así como la auditoria administrativa, auditoria interna, auditoria operativa, auditoria financiera y auditoria fiscal, proporcionando al lector una herramienta completa con todo lo relacionado con la auditoria.

2. PROPÓSITO

El propósito fundamental del presente trabajo es hacer énfasis en lo referente al tema de la auditoria, el cual es de gran importancia debido a los cambios en la economía mundial, viniendo a cubrir la necesidad de información financiera real, evitando al máximo cometer errores en los registros contables, pudiendo con el presente trabajo aplicar todos los fundamentos de las diferentes clases de auditoria, poniendo en práctica de igual manera los cuestionarios de control interno y sus reglas, así como también pudiendo estar preparado para cualquier evento que se nos presente antes, durante y después de elaborada la auditoria.

3. AUDITORIA

3.1 Concepto

El concepto de auditoria ha evolucionado en cuatro fases:

Primera fase: A principios de la revolución industrial, no hay grandes transacciones, la misión del auditor era buscar si se había cometido fraude en ese negocio, estos negocios eran pequeños.

Segunda fase: Las empresas son más grandes, se comienza a separar el capital y la propiedad del negocio, es decir, la Administración. El auditor sin dejar de hacer lo que realizaba en la primera fase, tiene una nueva actividad que es la de verificar, certificar, la información de esos administradores que le pasan a través de la cuenta de resultados, sea veraz.

Tercera fase: Aparecen nuevas tecnologías, ordenadores, etc. Las transacciones a lo largo del año son bastante voluminoso. Esto hace que el revisar el Auditor las cuentas, el sistema de control interno de la empresa tanto si funciona como sino, este coja un maestro en base a eso trabaje.

Cuarta fase: El auditor ha de indicar, aparte de lo anterior, un informe, pidiendo a la empresa si ésta está o no de acuerdo de cómo se ha realizado este informe.

3.2 Definiciones de Auditoria

Es la investigación, consulta, revisión, verificación, comprobación y evidencia. Aplicada la empresa es el examen del estado financiero de una empresa realizada por personal cualificado e independiente, de acuerdo con normas de contabilidad, con el fin de esperar una opinión con que tales estados contables muestran lo acontecido en el negocio. Requisito fundamental es la independencia.

El auditor no le dice a la empresa como tiene que preparar la contabilidad, ésta ha de ser totalmente independiente, la llevanza de la contabilidad es competencia de la administración o de los gestores.

La auditoria es la revisión de cuentas es el estudio especializado de los documentos que soportan legal, técnica, financiera y contablemente las operaciones realizadas por los responsables de la empresa durante un periodo determinado.

El informe de Auditoria les interesa entre otros a hacienda, puesto que el informe involucra el cumplimiento de las obligaciones fiscales. A los bancos, entidades de crédito, a los proveedores, acreedores, a terceros involucrados en la actividad de la empresa.

A los trabajadores, a través de los sindicatos ver si ésta realiza las cuentas correctamente. A la Autoridad Pública, en la que se puede obtener información correcta para elaborar variables macroeconómicas.

3.3 Código de Ética Profesional

Un rasgo distintivo de los profesionistas es su aceptación de su responsabilidad al asumirla ante el público. Por lo tanto todas las verdaderas profesiones consideraron esencial la promulgación de códigos de ética y el establecimiento de los medios necesarios para garantizar su observancia.

La conducta que los Contadores Públicos deben procurar observar esta expresada en cinco conceptos generales, presentados como principios de ética profesional:

• Independencia, Integridad y Objetividad.
• Normas generales y técnicas.
• Responsabilidad ante los clientes.
• Responsabilidad ante los colegas.
• Otras responsabilidades y prácticas.

Independencia, integridad y objetividad

El contador publico debe conservar su integridad y su objetividad y, cuando este entregado al ejercicio de su profesión, ser independiente de aquellos a quienes sirve.

Normas generales y técnicas

El contador publico debe observar las normas generales y técnicas de la profesión y tratar de mejorar constantemente su competencia y la calidad de sus servicios.

Responsabilidad ante los clientes

El contador publico debe ser imparcial y franco con sus clientes y atenderlos lo mejor posible, cuidando sus intereses de manera profesional y de acuerdo con las responsabilidades que asume ante el publico.

Responsabilidad ante los colegas

El contador publico debe conducirse de manera que promueva la cooperación y las buenas relaciones ante los miembros de la profesión.

Otras responsabilidades y prácticas

El contador publico debe conducirse de manera que enaltezca la categoría de la profesión y sus posibilidades de atender al publico.

Los principios de ética que anteceden se presentan como lineamientos generales, a diferencia delas reglas de conducta obligatorias. Aun cuando no constituyen la base para una acción disciplinaria, son el fundamento filosófico en que se basan las reglas de conducta.

3.4 NIC (Normas Internacionales de Contabilidad)

Estas normas han sido producto de grandes estudios y esfuerzos de diferentes entidades educativas, financieras y profesionales del área contable a nivel mundial, para estandarizar la información financiera presentada en los estados financieros.

Las NIC, como se le conoce popularmente, son un conjunto de normas o leyes que establecen la información que deben presentarse en los estados financieros y la forma en que esa información debe aparecer, en dichos estados. Las NIC no son leyes físicas o naturales que esperaban su descubrimiento, sino más bien normas que el hombre, de acuerdo sus experiencias comerciales, ha considerado de importancias en la presentación de la información financiera.

Son normas de alta calidad, orientadas al inversor, cuyo objetivo es reflejar la esencia económica de las operaciones del negocio, y presentar una imagen fiel de la situación financiera de una empresa. Las NIC, son emitidas por el International Accounting Standards Board (anterior International Accounting Standards Committee). Hasta la fecha, se han emitido 41 normas, de las que 34 están en vigor en la actualidad, junto con 30 interpretaciones.

3.4.1 Historia

Todo empieza en los estados unidos de América, cuando nace el APB-Accounting Principles Board (consejo de principios de contabilidad), este consejo emitió los primeros enunciados que guiaron la forma de presentar la información financiera. Pero fue desplazado porque estaba formado por profesionales que trabajaban en bancos, industrias, compañías públicas y privadas, por lo que su participación en la elaboración de las normas era una forma de beneficiar su entidades donde laboraban.

Luego surge el fasb-financial accounting Standard board (consejo de normas de contabilidad financiera), este comité logro (aun esta en vigencia en EE.UU., donde se fundó) gran incidencia en la profesión contable. Emitió unos sinnúmeros de normas que transformaron la forma de ver y presentar las informaciones. A sus integrantes se les prohibía trabajan en organizaciones con fines de lucro y si así lo decidían tenia que abandonar el comité fasb. Solo podían laborar en instituciones educativas como maestros.

Conjuntamente con los cambios que introdujo el fasb, se crearon varios organismos, comité y publicaciones de difusión de la profesión contable: aaa-american accounting association (asociación americana de contabilidad), arb-accounting research bulletin (boletín de estudios contable, asb-auditing Standard board (consejo de normas de auditoria, aicpa-american institute of certified public accountants (instituto americano de contadores públicos), entre otros.

Al paso de los años las actividades comerciales se fueron internacionalizando y así mismo la información contable. Es decir un empresario con su negocio en América, estaba haciendo negocios con un colega japonés. Esta situación empezó a repercutir en la forma en que las personas de diferentes países veían los estados financieros, es con esta problemática que surgen las normas internacionales de contabilidad, siendo su principal objetivo “la uniformidad en la presentación de las informaciones en los estados financieros”, sin importar la nacionalidad de quien los estuvieres leyendo interpretando.

Es en 1973 cuando nace el IASC-International Accounting Standard Committee (comité de normas internacionales de contabilidad) por convenio de organismos profesionales de diferentes países: Australia, Canadá, estados unidos, México, Holanda, Japón y otros, cuyos organismos es el responsable de emitir las NIC. Este comité tiene su sede en Londres, Europa y se aceptación es cada día mayor en todo los países del mundo.

El éxito de las NIC esta dado porque las normas se han adaptado a las necesidades de los países, sin intervenir en las normas internas de cada uno de ellos. Esto así por las normas del FASB respondía a las actividades de su país, Estados Unidos, por lo que era en muchas ocasiones difícil de aplicar en países sub.-desarrollados como el nuestro. En ese sentido el instituto de contadores de la república Dominicana en fecha 14 del mes septiembre de 1999 emite una resolución donde indica que la Republica Dominicana se incorpora a las normas internacionales de contabilidad y auditoria a partir del 1 de enero y 30 de junio del 2000 respectivamente. Insertando a nuestro país en el Isaac.

El comité de normas internacionales de contabilidad esta consiente que debe seguir trabajando para que se incorporen los demás países a las NIC. Porque a parte de su aceptación en país más poderoso del mundo, no ha acogido las NIC como sus normas de presentación de la información financiera, sino que sigue utilizando los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptado o PCGA. Esta situación provoca que en muchos países, se utilicen tanto las NIC, como los PCGA. Por la siguiente razón, por ejemplo un país se acogió a las NIC, pero cuenta con un gran número de empresas estadounidenses, por lo tanto deben preparar esos estados financieros de acuerdo a los PCGA y no como NIC.

Situación que se espera que termine en lo próximos años, ya que como son muchos los países que están bajo las NIC (la Unión Europea se incorporo recientemente) y cada día serán menos los que sigan utilizando los PCGA.

Conjuntamente con los cambios que introdujo el Fasb, se crearon varios organismos, comités y publicaciones de difusión de la profesión contable:

AAA: American Accounting Association (Asociación Americana de Contabilidad)
ARB: Accounting Research Bulletin (boletín de estudios contables)
ASB: Auditing Standard Board (consejo de normas de auditoria)
AICPA: American Institute of Certified Public Accountants (instituto americano de contadores públicos)

Al paso de los años las actividades comerciales se fueron internacionalizando y así mismo la información contable. Es decir un empresario con su negocio en América, estaba haciendo negocios con un colega japonés. Esta situación empezó a repercutir en la forma en que las personas de diferentes países veían los estados financieros, es con esta problemática que surgen las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC), siendo su principal objetivo:

"la uniformidad en la presentación de las informaciones en los estados financieros", sin importar la nacionalidad de quien los estuvieres leyendo interpretando”.

La I.A.S.C. International Accounting Standard Committee (Comité de Normas Internacionales de Contabilidad) fue fundada en junio de 1973 como resultado de un acuerdo por los cuerpos de la contabilidad de Australia, Canadá, Francia, Alemania, Japón, México, los Países Bajos, el Reino Unido y la Irlanda y los Estados Unidos, y estos países constituyeron el Comité de IASC en aquella época. Las actividades profesionales internacionales de los cuerpos de la contabilidad fueron organizadas bajo la Federación Internacional de los Contables (IFAC) en 1977.

En 1981, IASC e IFAC convinieron que IASC tendría autonomía completa y completa en fijar estándares internacionales de la contabilidad y en documentos de discusión que publican en ediciones internacionales de la contabilidad. En el mismo tiempo, todos los miembros de IFAC se hicieron miembros de IASC. Este acoplamiento de la calidad de miembro fue continuado en mayo de 2000 en que la constitución de IASC fue cambiada como parte de la reorganización de IASC. La cronología siguiente hasta junio de 1998 es tomada de un artículo “IASC - 25 años de evolución, trabajo en equipo y mejora”, por David Cairns, secretario general anterior de IASC, publicado en la penetración de IASC, en junio de 1998. La información se ha suplido para los acontecimientos entre junio de 1998 y de 1° de abril de 2001, cuando el IASB asumió su papel.

En el año 2001 los administradores anuncian a miembros del Comité Internacional la búsqueda para que la legislación de los presentes de la Comisión de las Comunidades Europeas de los miembros de consejo consultivo de IAS requiera el uso de los estándares de IASC para todas las compañías mencionadas no más adelante de 2005 administradores traen la nueva estructura en el efecto, el 1 de abril de 2001 - IASB asumen la responsabilidad de fijar estándares de la contabilidad, señalada los estándares de divulgación financieros internacionales 2000.

Las reuniones de SIC abiertas en el comité público de Basilea expresan la ayuda para IASs y para que los esfuerzos armonicen el lanzamiento del concepto del SEC de la contabilidad internacionalmente con respecto al uso de los estándares internacionales de la contabilidad en los EUA. Como parte de un programa de la reestructuración, el Comité de IASC aprueba una nueva constitución IOSCO recomendando que sus miembros permitan que los emisores multinacionales utilicen 30 estándares de IASC en las ofrendas fronterizas.

David Tweedie nombrado como primer presidente de los miembros reestructurados del Comité de IASC anuncia la búsqueda para los nuevos miembros del Consejo - sobre 200 usos está el tablero recibido de IASC aprueba cambios limitados a IAS 12, IAS 19 y el personal de IAS 39 (y estándares relacionados) IASC publica la dirección de la puesta en práctica en la agricultura de IAS 39 IAS 41 aprobada en la reunión pasada del Comité de IASC 1999

El éxito de las NIC esta dado porque las normas se han adaptado a las necesidades de los países, sin intervenir en las normas internas de cada uno de ellos.

El comité de Normas Internacionales de Contabilidad esta consiente que debe seguir trabajando para que se incorporen los demás países a las NIC. Porque a parte de su aceptación, el país más poderoso del mundo, no ha acogido las NIC como sus normas de presentación de la información financiera, sino que sigue utilizando los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptado o PCGA. Esta situación provoca que en muchos países, se utilicen tanto las NIC, como los PCGA. Por la siguiente razón, por ejemplo un país se acogió a las NIC, pero cuenta con un gran número de empresas estadounidenses, por lo tanto deben preparar esos estados financieros de acuerdo a los PCGA y no como NIC.

Situación que se espera que termine en lo próximos años, ya que como son muchos los países que están bajo las NIC (la Unión Europea se incorporo recientemente) y cada día serán menos los que sigan utilizando los PCGA.

3.4.2 Elaboración de las Normas Internacionales de Contabilidad

Tanto los Representantes en el Consejo, como las organizaciones profesionales Miembros, los componentes del Grupo Consultivo y otras organizaciones e individuos, así como el personal del IASC, son invitados a remitir sugerencias sobre asuntos que puedan ser tratados en las Normas Internacionales de Contabilidad.

El procedimiento seguido asegura que las Normas Internacionales de Contabilidad son regulaciones de alta calidad, que exigen seguir prácticas contables apropiadas para cada circunstancia económica en particular. Este procedimiento también garantiza, mediante las consultas realizadas al Grupo Consultivo, a las Organizaciones Miembros del IASC, a los organismos reguladores contables y a otros grupos e individuos interesados, que las Normas Internacionales de Contabilidad son aceptables para los usuarios y elaboradores de los estados financieros.

El proceso de elaboración de una Norma Internacional de Contabilidad es como sigue:

Primer paso: el Consejo establece un Comité Especial, presidido por un Representante en el Consejo, que usualmente incluye otros representantes de las organizaciones profesionales contables de, al menos, otros tres países. Estos Comités Especiales pueden también incluir a representantes de otras organizaciones, de las representadas en el Consejo o en el Grupo Consultivo, o bien que sean expertos en el tema a tratar.

Segundo paso: el Comité Especial identifica y revisa todos los problemas contables asociados al tema elegido, y considera la aplicación del Marco Conceptual para la Preparación y Presentación de Estados Financieros, elaborado por el IASC, a la resolución de tales problemas. El Comité Especial estudia, asimismo, las normativas y prácticas contables, ya sean nacionales o regionales, existentes en ese momento, considerando los diferentes tratamientos contables que pueden ser apropiados, según las variadas circunstancias. Una vez que ha considerado los problemas implicados en el tema, el Comité Especial puede enviar un Resumen del Punto al Consejo del IASC.

Tercer paso: tras haber recibido los comentarios del Consejo sobre el Resumen del Punto, si los hubiere, el Comité Especial normalmente prepara y publica un Borrador de Declaración de Principios u otro documento de discusión. El propósito de tal Borrador es el establecimiento de los principios contables que formarán las bases de la preparación del Proyecto de Norma, si bien también se describen el mismo las soluciones alternativas consideradas, así como las razones por las que se recomienda su aceptación o rechazo. Se invita a las partes interesadas a realizar comentarios, a lo largo del periodo de exposición pública, que suele ser de alrededor de tres meses. En los casos de revisión de una Norma Internacional de Contabilidad existente, el Consejo puede dar instrucciones al Comité Especial para que prepare directamente un Proyecto de Norma, sin publicar previamente un Borrador de Declaración de Principios.

Cuarto paso: el Comité Especial revisan los comentarios recibidos sobre el Borrador de Declaración de Principios y por lo general acuerda una versión final de la Declaración de Principios, que se remite al Consejo para su aprobación y uso como base para la preparación de un Proyecto de Norma Internacional de Contabilidad. Esta versión final de la Declaración de Principios está disponible para el público que la solicite, pero no es objeto de una publicación formal.

Quinto paso: el Comité Especial prepara un borrador de Proyecto de Norma, para su aprobación por parte del Consejo. Tras su revisión, y contando con la aprobación de al menos las dos terceras partes del Consejo, el Proyecto de Norma es objeto de publicación. Se invita a realizar comentarios a todas las partes interesadas, durante el periodo de exposición pública, que dura como mínimo un mes, y normalmente se extiende entre uno y tres meses.

Sexto paso: por último, el Comité Especial revisa los comentarios y prepara un borrador de Norma Internacional de Contabilidad para que sea revisado por el Consejo. Tras la revisión pertinente, y contando con la aprobación de al menos los tres cuartos del Consejo, se procede a publicar la Norma definitiva.

A lo largo de todo este proceso, el Consejo puede decidir que las dificultades de la materia que se está considerando hacen necesaria una consulta adicional, o que pueden resolverse mejor emitiendo, para recibir comentarios, un Documento de Discusión o un Documento de Problemas. Puede ser también necesario emitir más de un Proyecto de Norma, antes de aprobar una Norma Internacional de Contabilidad. De forma excepcional, el Consejo puede, en el caso de problemas relativamente menores, no establecer ni operar mediante el nombramiento de un Comité Especial, pero siempre publica un Proyecto de Norma antes de aprobar una Norma definitiva.

3.4.3 Las NIC en la Unión Europea

Las Normas Internacionales de Información Financiera aplicables en la Unión Europea para los ejercicios que comiencen a partir del 1 de enero de 2005 son las siguientes:

NIC  Enunciado
1 Presentación de estados financieros
2 Existencias
7 Estado de flujos de efectivo
8 Políticas contables, cambios en las políticas contables y errores
10 Hechos posteriores a la fecha de balance
12 Impuestos sobre las ganancias
14 Información por segmentos
16 Inmovilizado material
17 Arrendamientos
18 Ingresos ordinarios
19 Retribuciones a los empleados
20 Contabilización de las subvenciones oficiales e información a revelar sobre ayudas públicas
21 Efectos de las variaciones en los tipos de cambio de la moneda extranjera
24 Información a revelar sobre partes vinculadas
26 Contabilización e información financiera sobre planes de prestaciones por retiro
27 Estados financieros consolidados y separados
28 Inversiones en entidades asociadas
29 Información financiera en economías hiperinflacionarias
30 Información a revelar en los estados financieros de bancos y entidades financieras similares
31 Participaciones en negocios conjuntos
32 Instrumentos financieros: Presentación e información a revelar
33 Ganancias por acción
34 Información financiera intermedia
36 Deterioro del valor de los activos
37 Provisiones, activos contingentes y pasivos contingentes
38 Activos intangibles
39 Instrumentos financieros: Reconocimiento y valoración
40 Inversiones inmobiliarias
41 Agricultura

3.4.4 Normas Internacionales de Contabilidad (NIC)

NIC Enunciado

1 Presentación de estados financieros (revisada en 1997)
2 Existencias (revisada en 1993)
7 Estado de flujos de efectivo (revisada en 1992)
8 Ganancia o pérdida neta del ejercicio, errores fundamentales y cambios en las políticas contables
10 Hechos posteriores a la fecha del balance (revisada en 1999)
11 Contratos de construcción (revisada en 1993)
12 Impuesto sobre las ganancias (revisada en 2000)
14 Información financiera por segmentos (revisada en 1997)
15 Información para reflejar los efectos de los cambios en los precios (párrafos reordenados en1994)
16 Inmovilizado material (revisada en 1998)
17 Arrendamientos (revisada en 1997)
18 Ingresos ordinarios (revisada en 1993)
19 Retribuciones a los Empleados (revisada en 2002)
20 Contabilización de las subvenciones oficiales e información a revelar sobre ayudas públicas (párrafos reordenados en 1994)
21 Efectos de las variaciones en los tipos de cambio de la moneda extranjera (revisada en 1993)
22 Combinaciones de negocios (revisada en 1998)
23 Costes por intereses (revisada en 1993)
24 Información a revelar sobre partes vinculadas (párrafos reordenados en 1994)
26 Contabilización e información financiera sobre planes de prestaciones por retiro (párrafos reordenados en 1994)
27 Estados financieros consolidados y contabilización de inversiones en dependientes (revisada en 2000)
28 Contabilización de inversiones en empresas asociadas (revisada en 2000)
29 Información financiera en economías hiperinflacionarias (párrafos reordenados en 1994)
30 Información a revelar en los estados financieros de bancos y entidades financieras similares (párrafos reordenados en 1994)
31 Información financiera de los intereses en negocios conjuntos (revisada en 2000)
33 Ganancias por acción (1997)
34 Información financiera intermedia (1998)
35 Explotaciones en interrupción definitiva (1998)
36 Deterioro del valor de los activos (1998)
37 Provisiones, activos contingentes y pasivos contingentes (1998)
38 Activos inmateriales (1998)
40 Inmuebles de inversión (2000)
41 Agricultura (2001)

3.4.5 Interpretaciones del Comité Permanente de Interpretación

SIC 1 Uniformidad —Diferentes fórmulas para el cálculo del coste de las existencias
SIC 2 Uniformidad —Capitalización de los costes por intereses
SIC 3 Eliminación de pérdidas y ganancias no realizadas en transacciones con asociadas
SIC 6 Costes de modificación de los programas informáticos existentes
SIC 7 Introducción del euro
SIC 8 Aplicación, por primera vez, de las NIC como base de contabilización
SIC 9 Combinaciones de negocios—Clasificación como adquisiciones o como unificación de intereses
SIC 10 Ayudas públicas— Sin relación específica con actividades de explotación
SIC 11 Variaciones de cambio en moneda extranjera — Capitalización de pérdidas derivadas de devaluaciones muy importantes
SIC 12 Consolidación —Entidades con cometido especial
SIC 13 Entidades controladas conjuntamente —Aportaciones no monetarias de los partícipes
SIC 14 Inmovilizado material — Indemnizaciones por deterioro del valor de las partidas
SIC 15 Arrendamientos operativos— Incentivos
SIC 18 Uniformidad —Métodos alternativos
SIC 19 Moneda de los estados financieros —Valoración y presentación de los estados financieros según las NIC 21 y 29
SIC 20 Método de la participación —Reconocimiento de pérdidas
SIC 21 Impuesto sobre las ganancias— Recuperación de activos no depreciables revalorizados
SIC 22 Combinaciones de negocios — Ajustes posteriores de los valores razonables y del fondo de comercio informados inicialmente
SIC 23 Inmovilizado material — Costes de revisiones o reparaciones generales
SIC 24 Ganancias por acción — Instrumentos financieros y otros contratos que pueden ser cancelados en acciones
SIC 25 Impuesto sobre las ganancias—Cambios en la situación fiscal de la empresa o de sus accionistas
SIC 27 Evaluación del fondo económico de las transacciones que adoptan la forma legal de un arrendamiento
SIC 28 Combinación de negocios — Fecha de intercambio y valor razonable de los instrumentos de capital
SIC 29 Información a revelar— Acuerdos de concesión de servicios
SIC 30 Moneda en la que se informa — Conversión de la moneda de valoración a la moneda de presentación
SIC 31 Ingresos ordinarios —Permutas que comprenden servicios de publicidad
SIC 32 Activos Inmateriales—Costes de Sitios Web
SIC 33 Consolidación y método de la participación — Derechos de voto potenciales y distribución de participaciones en la propiedad

3.4.6 NIIF (Normas Internacionales de Información Financieras)

La globalización e integración de los mercados hace necesaria una armonización en la información financiera que las entidades de los diferentes países proporcionan a sus inversores, analistas y a cualquier tercero interesado. Por tanto, el objetivo perseguido con la aplicación de un único grupo de normas para todas las entidades que coticen en un mercado, es la obtención de un grado apropiado de comparabilidad de los estados financieros, así como un aumento de la transparencia de la información.

Con este propósito, en 1995 se firmó un acuerdo entre el IASC (International Accounting Standards Committee), actual IASB, y la IOSCO (Organización Internacional de los Organismos Rectores de las Bolsas), por el que se comprometían a revisar todas las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC), al objeto de que se pudieran utilizar por las entidades que cotizan en las bolsas. Consecuentemente, en el Consejo Europeo de Lisboa celebrado en el año 2000, se puso de relieve la necesidad de acelerar la potenciación del mercado interior de servicios financieros y se fijó la fecha del 2005 para la implantación de las NIC, actualmente denominadas Normas Internacionales de Información Financiera.

Con esta finalidad, el 19 de julio de 2002 se aprobó el Reglamento de la UE relativo a la aplicación de las Normas Internacionales de Contabilidad. El citado Reglamento exige que, a partir del 1 de enero de 2005 a más tardar, todas las entidades que coticen en un mercado regulado de la UE, así como aquéllas que estén preparando su admisión a cotización en esos mercados, elaboren sus cuentas consolidadas basándose en las NIC.

Las Normas Internacionales de Información Financiera (antes Normas Internacionales de Contabilidad), emitidas por el International Accounting Standars Boards (IASB), basan su utilidad en la presentación de información consolidadas en los Estados Financieros.

Las NIIF aparecen como consecuencia del Comercio Internacional mediante la Globalización de la Economía, en la cual intervienen la práctica de Importación y Exportación de Bienes y Servicios, los mismos se fueron aplicando hasta llegar a la inversión directa de otros países extranjeros promoviendo así el cambio fundamental hacia la practica internacional de los negocios.

En vista de esto, se determina la aplicación del proceso de la Armonización Contable con el afán de contribuir a la construcción de parámetros normativos, que pretenden regular las actividades económicas de las naciones, estas normas intervienen dentro del sector social, educativo, empresarial, ambiental, entre otros, con el propósito de dar a conocer el grado de afectación de estos aspectos dentro de la globalización que se vienen desarrollando y la armonización con otros miembros reguladores del aspecto contable.

Debido al desarrollo económico y a la globalización, la unión europea se enfrenta a la decisión de adaptar los estándares internacionales de contabilidad el cual busca eliminar las incompatibilidades entre las NIIF con las directivas para que sean acordes al marco europeo se regula la Auditoria, se modifica el Código del Comercio y el Plan General de Contabilidad, teniendo en cuenta las recomendaciones de las directivas en cuanto a las sociedades y al manejo de las Cuentas Anuales Consolidadas e Individuales, esto según el tamaño de las empresas y si son cotizadas o no en bolsa de valores; trabajo delegado a los organismos normalizadores como el ICAC, el Banco Español y el Ministerio de Hacienda.

Esta adaptación genera unos cambios en el desarrollo de la practica contable, entre estos tenemos la utilización de diferentes métodos de valoración según la finalidad de los estados financieros, que es brindar información relevante y por consiguiente real y verificable de manera que sea útil a las necesidades de los usuarios, siendo complementada con la elaboración de las notas que constituyen la memoria en la cual se encuentra toda la información cualitativa y cuantitativa necesaria para comprender las Cuentas Anuales y que además sirve de base para elaborar el Informe de gestión en donde se evalúa el cumplimiento de las políticas de crecimiento y expansión, de recursos humanos, de medio ambiente, de inversión, de control interno entre otras, de los objetivos a corto y mediano plazo y a su vez los riesgos a los que estos se encuentran expuestos.

3.4.6.1 Objetivos de las NIIF

Las NIIF favorecerán una información financiera de mayor calidad y transparencia, su mayor flexibilidad, que dará un mayor protagonismo al enjuiciamiento para dar solución a los problemas contables, es decir la aplicación del valor razonable, o el posible incremento de la actividad litigiosa.

La calidad de las NIIF es una condición necesaria para cumplir con los objetivos de la adecuada aplicación, solo de este modo tiene sentido su condición de bien público susceptible de protección jurídica.

Imponer el cumplimiento efectivo de la norma y garantizar la calidad del trabajo de los auditores, cuyo papel es esencial para la credibilidad de la información financiera.
Hacer uso adecuado de la metodología y la aplicación en la praxis diaria.

3.4.6.2 Normas emitidas por el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad IASB (International Accounting Standards Board)

Estas Normas versan sobre los siguientes temas:

NIIF 1: Adopción por primera vez de las Normas Internacionales de Información Financiera:

Especifica como las Entidades deben llevar a cabo la transición hacia la adopción de las NIIF para la presentación de sus Estados Financieros.

NIIF 2: Pagos basados en acciones:

Requiere que una Entidad reconozca las transacciones de pagos basados en acciones en sus Estados Financieros, incluyendo las transacciones con sus empleados o con terceras partes a ser liquidadas en efectivo, otros activos, o por instrumentos de patrimonio de la entidad. Estas transacciones incluyen la emisión de acciones para el pago u opciones de acciones dadas a los empleados, directores y altos ejecutivos de la entidad como parte de su compensación o para el pago a proveedores tales como los de servicios.

NIIF 3: Combinaciones de negocio:

Requiere que todas las combinaciones de negocios sean contabilizadas de acuerdo con el método de compra como también la identificación del adquiriente como la persona que obtiene el control sobre la otra parte incluida en la combinación o el negocio. Define la forma en que debe medirse el costo de la combinación (activos, pasivos, patrimonio y el criterio de reconocimiento inicial a la fecha de la adquisición.

NIIF 4: Contratos de seguros:

Tiene como objetivos establecer mejoras limitadas para la contabilización de los contratos de seguros (asegurador), es decir revelar información sobre aquellos contratos de seguros.

NIIF 5: Activos no corrientes mantenidos para la venta y operaciones interrumpidas:

Define aquellos activos que cumplen con el criterio para ser clasificados como mantenidos para la venta y su medición al más bajo, entre su valor neto y su valor razonable menos los costos para su venta y la depreciación al cese del activo, y los activos que cumplen con el criterio para ser clasificados como mantenidos para la venta y su presentación de forma separada en el cuerpo del balance de situación y los resultados de las operaciones descontinuadas, los cuales deben ser presentados de forma separada en el estado de los resultados.

NIIF 6: Exploración y evaluación de los recursos minerales:

Define la exploración y evaluación de los recursos minerales, participaciones en el capital de las cooperativas, derecha de emisión (contaminación), determinación de si un acuerdo es, o contiene, un arrendamiento, derecho por intereses en fondos de desmantelamiento, restauración y rehabilitación medioambiental.

3.4.6.2 Las NIIF y los Estados Financieros

Los Estados Financieros son los documentos que deben preparar la empresa al determinar el ejercicio contable, con el fin de conocer la situación financiera y los resultados económicos obtenidos en las actividades de su empresa a lo largo de un período.

La información presentada en los estados financieros interesa a:

• La administración, para la toma de decisiones, después de conocer el rendimiento, crecimiento y desarrollo de la empresa durante un periodo determinado.
• Los propietarios para conocer el progreso financiero del negocio y la rentabilidad de sus aportes.
• Los acreedores, para conocer la liquidez de la empresa y la garantía de cumplimiento de sus obligaciones.
• El estado, para determinar si el pago de los impuestos y contribuciones esta correctamente liquidado.

• Los estados financieros básicos son:

1. El balance general
2. El estado de resultados
3. El estado de cambios en el patrimonio
4. El estado de cambios en la situación financiera
5. El estado de flujos de efectivo

Las NIIF no imponen ningún formato para los estados financieros principales, aunque en algunas de ellas se incluyen sugerencias de presentación. Esta ausencia puede ser chocante por el contraste que supone con las rígidas normas de presentación del PGC. En efecto, las normas internacionales hablan de información a revelar en general, y en muy pocas ocasiones disponen que los valores de algunas partidas deben aparecer, de forma obligada, en el cuerpo principal de los estados financieros. Esto da una gran libertad a la empresa que las utilice para planificar la apariencia externa de los estados financieros, y puede reducir la comparabilidad entre empresas.

No obstante, el problema de la comparabilidad se ha resuelto con un contenido mínimo del balance de situación, del estado de resultados y del estado de flujo de efectivo. Las empresas suelen seguir esos formatos mínimos, e incluir información de desglose en las notas, en forma de cuadros complementarios.

Las NIIF están diseñadas pensando en empresas grandes, con relevancia en el entorno económico y proyección internacional. No obstante, muchos países han adoptado directamente o han adaptado las normas internacionales para ser aplicadas por sus empresas, con independencia del tamaño o la relevancia.

Para establecer alguna distinción en razón de la importancia de la empresa en el entorno económico en el que se mueve, hay algunas normas que son particularmente aplicables a empresas cotizadas en bolsa, porque aportan información especialmente útil para los inversores. Es el caso de las que tratan de la presentación de información por segmentos y de las ganancias por acción.

La información segmentada es necesaria para entender, de forma separada, los componentes de la situación financiera, los resultados y los flujos de efectivo de empresas complejas, que desarrollan actividades diferentes u operan en mercados geográficos muy diferenciados. Esta es la situación normal de los grupos que presentan cuentas consolidadas.

En la normativa IASB, la empresa debe definir primero qué criterio de segmentación principal utiliza para su gestión (por actividades o por mercados), y dar información detallada de los activos, pasivos, gastos e ingresos de cada segmento que haya identificado, así como las inversiones realizadas en cada segmento y las bases para la fijación de precios inter-segmentos.

Además de desglosar información sobre los segmentos en el formato principal, las empresas deben informar acerca de los segmentos utilizando el formato secundario (si, por ejemplo, el principal son las actividades, el secundario serán los mercados geográficos), si bien esta información es mucho menos detallada, ya que basta con revelar los ingresos, el importe en libros de los activos y las inversiones en el periodo referidos a cada uno de los segmentos.

El objetivo que se persigue con el detalle que aporta la segmentación es informar al usuario de los estados financieros de las cifras más importantes de la empresa desglosados por los componentes más relevantes del negocio, a fin de que pueda percibir cómo se generan los ingresos, los gastos y los resultados en los mismos, para que pueda comprender los riesgos que tienen y su papel en la configuración de las cifras generales que conforman los estados financieros de toda la entidad.

Con ello no sólo comprenderá mejor la gestación de las cifras, sino que podrá proyectarlas para evaluar la capacidad y el rendimiento futuro de la Organización.

3.4.7 DNA (Declaración de Normas de Auditoría)

Las DNA comprenden un conjunto de normas (13 en total), que van a ser los lineamientos por los cuales los contadores profesionales que realicen actividades de auditoría se van a regir.

Cada una de ellas toca un punto en especial del proceso de auditoria, permitiendo al contador realizar sus actividades de manera óptima y eficazmente.

Estas son:

• DNA 01: Papeles de Trabajo
• DNA 02: Solicitud de información al abogado del cliente
• DNA 03: Manifestaciones de la Gerencia
• DNA 04: El informe de control interno
• DNA 05: Efecto de la función de auditoria Interna en el alcance del examen del contador público independiente
• DNA 06: Planificación y supervisión
• DNA 07: Transacciones entre partes relacionadas
• DNA 08: Comunicación entre el auditor predecesor y el sucesor
• DNA 09: Procedimientos analíticos de revisión
• DNA 10: Evidencia comprobatoria
• DNA 11: El dictamen del contador público independiente sobre los estados financieros
• DNA 12: Control de calidad en el Ejercicio Profesional
• DNA 13: El Examen de la Información Financiera Prospectiva

3.4.7.1 DNA 01: Papeles de Trabajo

El Con¬tador Público debe preparar y conservar papeles de trabajo. La forma y contenido de los mismos debe ser diseñada para llenar las circunstancias de un trabajo en particular. La información contenida en los papeles de trabajo constituye el re¬gistro principal del trabajo que el Contador Público ha hecho y las conclusiones a que ha llegado sobre asuntos importantes.

3.4.7.2 DNA 02: Solicitud de información al abogado del cliente

Esta declaración proporcio¬na una guía de los procedimientos que un contador público debe considerar para identificar litigios, demandas y otras re¬clamaciones o contingencias de tipo legal, y para satisfacer¬se así mismo de la forma en que éstos se contabilizan y reve¬lan cuando está llevando a cabo un examen de acuerdo con normas de auditoria de aceptación general.

La Gerencia de la empresa es la responsable de adoptar políticas y procedimientos para identificar, evaluar y registrar los litigios, demandas y otras reclamaciones o contingencias de tipo legal, como base para la preparación de estados fi¬nancieros de acuerdo con principios de contabilidad de acep¬tación general.

Consideraciones de auditoría

Con res¬pecto a litigios, demandas y otras reclamaciones o contin¬gencias de tipo legal, el contador público deberá obtener evi¬dencia suficiente sobre los siguientes asuntos:

• La existencia de una condición, situación o conjunto de situaciones que den lugar a una incertidumbre, respecto a una posible pérdida proveniente de litigios, demandas y otras reclamaciones o contingencias de tipo legal.
• El período en el cual se presentó la causa que originó la acción legal.
• El grado de probabilidad de un resultado desfavorable.
• El monto o límites de las pérdidas potenciales.

Procedimientos de auditoría

En vista de que las situaciones o condiciones que deben ser considera¬das al contabilizar e informar sobre litigios, demandas y re¬clamaciones de tipo legal, son materia de conocimiento directa y control de la Gerencia, esta es la fuente primordial de información de esos asuntos. En consecuencia, los procedi¬mientos de auditoria respecto a litigios, demandas y otras reclamaciones de tipo legal deberán incluir lo siguiente:

• Investigar y discutir con la Gerencia las políticas y pro¬cedimientos adoptados para identificar, evaluar y contabilizar los litigios, demandas y otras reclamaciones de tipo legal;
• Obtener de la Gerencia una descripción y evaluación de los litigios, demandas y otras reclamaciones de tipo legal que existían a la fecha de cierre del balance general que se audita y aquellos existentes durante el periodo comprendido entre la fecha del balance general y la fecha en que se proporciona la información, identificando aquellos asuntos enviados al abo¬gado.

Asimismo, obtener de la gerencia, normalmente por escri¬to, la aseveración de que se han revelado todos los asuntos que necesitan ser revelados de acuerdo con los Principios de Contabilidad de Aceptación General.

• Examinar los documentos en poder del cliente referen¬tes a litigios, demandas y otras reclamaciones de tipo legal, incluyendo correspondencia y facturas de abogados;
• Obtener la certificación escrita de la Gerencia, de que se han revelado todas las demandas no introducidas, que según el abogado tienen probabilidades de formalizarse y deban re¬velarse de acuerdo con los Principios de Contabilidad de Aceptación General, Igualmente el contador público con au¬torización previa del cliente, deberá informar al abogado que el cliente le ha dado esta certificación. Esta manifestación puede incluirla el cliente en la carta en la cual solícita la infor¬mación al abogado, o bien el contador público puede hacerlo en carta por separada.

Normalmente, un contador público no posee conoci¬mientos legales suficientes, para evaluar la información so¬bre aspectos legales que le proporciona la Gerencia. En con¬secuencia, el contador público deberá solicitar a la Gerencia del cliente que envíe una carta a los abogados a quienes ha consultado respecto a litigios, demandas y otras reclamacio¬nes de tipo legal, para que informen por escrito al contador público acerca de los asuntos que le hayan sido confiados.

El examen del contador público normalmente incluye ciertos procedimientos llevados a cabo para distintos propó¬sitos, que también pudieran revelar litigios, demandas u otras reclamaciones de tipo legal. Ejemplos de esos procedimien¬tos son:

• Lectura de las actas de la junta directiva, asamblea de accionistas, consejo de administración y otros comités, cele¬bradas durante el periodo que se está examinando hasta la fecha del dictamen.
• Lectura de contratos, convenios de préstamos, de arrendamiento y correspondencia con las autoridades fisca¬les u otras entidades gubernamentales, así como otros dictámenes similares.
• Obtención de información de las confirmaciones banca¬rias referentes a garantías otorgadas.
• Inspección de otra documentación que ampare posibles garantías otorgadas por el cliente.

Solicitud de información al abogado del cliente

La carta solicitando información del abogado del cliente es el medio principal para corroborar la información dada por la Gerencia referente a litigios, demandas y otras re¬clamaciones de tipo legal. El contador público podrá obtener evidencia del departamento legal de la empresa o de su abo¬gado interno. Sin embargo, cualquier evidencia obtenida del abogado interno no sustituye a aquella que rehúse dar el abo¬gado externo.

No será necesaria preguntar sobre asuntos que no se con¬sideran de importancia, siempre y cuando tanto el cliente, como el contador público, hayan llegado a un acuerdo sobre los limites de importancia para estos propósitos.

La respuesta del abogado debe también cubrir el periodo comprendido entre la fecha del balance y la fecha estimada de finalización del trabajo del contador publico en las oficinas del cliente.

Limitaciones en el alcance de la respuestas del abogado

El abogado puede limitar su respuesta a los asuntos que ha dado considerable atención en forma de con¬sulta legal o representación. Igualmente un abogado puede limitarse a responder sobre aquellos asuntos que se conside¬ren importantes ya sea individual o colectivamente, que afec¬ten alas estados financieros, siempre y cuando tanto el abo¬gado como el contador público, hayan llegado a un entendi¬miento respecto a los limites de la importancia relativa para este efecto.

La negativa del abogado para proporcionar la informa¬ción requerida en una carta o verbalmente se considerará como una limitación en el alcance del examen del auditor, suficiente para impedir la expresión de una opinión sin salvedades.

La respuesta del abogado y el procedimiento aquí estable¬cido, provee al contador público con suficiente evidencia para quedar satisfecho con respecto al registro e información sobre litigios, demandas y otras reclamaciones de tipo legal pendientes que pudieran surgir. El contador pu¬blico obtiene suficiente evidencia para quedar satisfecho res¬pecto a la información de aquellas reclamaciones no entabla¬das y otras reclamaciones de tipo legal que requieran ser re¬veladas en los estados financieros.

3.4.7.3 DNA 03: Manifestaciones de la Gerencia

Durante el examen de los estados financieros, la geren¬cia hace muchas manifestaciones al contador público, tanto en forma verbal como escrita, ya sea en respuesta a alguna solicitud o por medio de los estados financieros. Estas mani¬festaciones verbales o escritas son parte de la evidencia que el contador público obtiene, pero no sustituyen la aplicación de otros procedimientos de auditoria necesarios para respal¬dar su opinión sobre los estados financieros. Las manifestaciones escritas de la gerencia normalmente confirman las in-formaciones dadas al contador público en forma verbal, do¬cumentan la veracidad de dichas manifestaciones, y reducen la posibilidad de malas interpretaciones de los asuntos rela-cionados con las mismas.

El contador público debe obtener manifestaciones escri¬tas de la gerencia sobre sus conocimientos de la entidad exa¬minada o intenciones en diversos asuntos, cuando considere que son necesarias para complementar sus procedimientos de auditoria, específicamente diseñados para satisfacerse de las manifestaciones verbales o escritas recibidas de la geren¬cia.

Hay casos en los que se solicitan manifestaciones escri¬tas, pero que, sin embargo, se hace difícil la comprobación de las mismas con la aplicación de procedimientos de audito¬ría, distintos a la simple indagación.

Por ejemplo, cuando un cliente planea descontinuar una línea del negocio, el contador público puede encontrarse imposibilitado de confirmar por medio de otros procedimientos esta intención o plan; por lo tanto, deberá obtener una manifestación escrita para docu¬mentar esa intención de la gerencia. Otro ejemplo seria un proyecto de la gerencia a ser ejecutado en el futuro. A menos que el examen del contador público revele evidencia en con¬trario, su confianza sobre la veracidad de las manifestaciones de la gerencia, se considera razonable.

Limitaciones en el alcance

La negativa de la gerencia de proporcionar al contador público manifesta¬ciones por escrito, que considera esenciales, constituye una limitación en el alcance de su examen. Además, el contador público deberá evaluar los efectos de la negativa de la geren¬cia y su posición para confiar en otras manifestaciones escri¬tas.

Si el contador público se ve imposibilitado de aplicar procedimientos que considera necesarios en las circunstan¬cias, en relación con un asunto importante en los estados fi¬nancieros, aun cuando haya recibido manifestaciones de la gerencia relativas al mismo, existe una limitación en el alcan¬ce de su examen, y debe hacer una salvedad en su dictamen o abstenerse de opinar.

Cuando el contador público no obtenga de la gerencia una manifestación escrita sobre asuntos de importancia en los estados financieros o de decisiones relacionadas con las actividades financieras y operacionales, deberá emitir su dic¬tamen con una abstención de opinión. Cuando el contador público haya obtenido, por medio de otros procedimientos, evidencia de los asuntos sobre los que solícita manifestación escrita, expresará una opinión con salvedad. A continuación se presenta un modelo de esta salvedad:

Carta complementaria

Cuando se considera apropiado llevar a cabo una revisión de eventos posteriores, la carta de manifestaciones de la gerencia debe actualizarse para cubrir los eventos posteriores a la fecha de la carta ante¬rior, siempre y cuando los mismos se consideren importan¬tes. Tal actualización debe hacerse obteniendo de la gerencia una carta confirmatoria de la original. Es suficiente solicitarle que actualice sus manifestaciones mediante referencia a la carta original y nos informe por escrito de cualquier evento posterior importante, silo hubiere. La segunda carta debe ser firmada por las mismas personas que firmaron la primera.

3.4.7.4 DNA 04: El informe de control interno

Este pronunciamiento versa sobre el contenido y presentación del informe, por medio del cual el Contador Público comunica a la Gerencia de la entidad cuyos estados financieros examina, las debilidades impor¬tantes que hayan llamado su atención durante el estudio y evaluación del Control Interno, realizado sobre bases selecti¬vas, con la finalidad de determinar el alcance de las pruebas de auditoría, y no para expresar una opinión sobre el mismo.

El titulo “Informe de Control Interno’, se usa a lo largo de este pronunciamiento. En la práctica profesional, en nuestro país se utilizan títulos como “Carta a la Gerencia”,”Carta de Recomendaciones” u otra similar para informes con el mis¬mo objetivo.

Antecedentes

La Publicación Técnica N0 1 sobre Normas de Auditoria de Aceptación General expresa en la segunda norma de auditoria referente a la organización y ejecución del trabajo, que:
“El Contador Público debe efectuar un estudio y eva¬luación del Control Interno existente como base para determi¬nar la extensión de los procedimientos de auditoría que va a aplicar”.

El estudio de Control Interno tiene por finalidad obtener un conocimiento de cómo está conformado éste; no sólo desde el punto de vista de las normas y procedimientos esta-blecidos por la administración de la entidad auditada, sino también cómo opera en la práctica.

En el Informe de Control interno el Contador Público debe describir el carácter del examen efectuado, su alcance y gradado responsabilidad que, como consecuencia de él asu¬me. Esta descripción puede hacerse a través de una carta de presentación o formando parte integral del informe.

Destinatario

De presentarse situaciones irregulares que denoten in¬cumplimiento por parte de la Gerencia de los procedimientos de control establecidos, la carta deberá dirigirse a un nivel su¬perior, tal como la Asamblea de Accionistas, Asamblea de Socios, etc.

En entidades de organización compleja, el Contador Público podrá, dividir el informe entre los distintos niveles di¬rectivos, en base a la evaluación de su contenido y conoci¬miento de la organización. Cuando esto ocurra, asuntos que no son importantes para la Gerencia se informan por separa¬do a los niveles inferiores de la organización. Una síntesis de estos asuntos será incluida en el informe dirigido a la Geren¬cia, por el cual se le comunica los aspectos de mayor relevancia de control interno u otras áreas que no son de incum¬bencia directa de los niveles inferiores.

Firma

El informe debe llevar el nombre y la firma del contador público encargado de la auditoría.

3.4.7.5 DNA 05: Efecto de la función de auditoria interna en el alcance del examen del contador público independiente

El Contador Público Indepen¬diente puede considerar el trabajo de los auditores internos al determinar el alcance, naturaleza y oportunidad de sus proce¬dimientos de auditoría y así mismo, utilizar la ayuda de éstos para la realización de su trabajo. Sin embargo, el trabajo del auditor interno no puede sustituir al trabajo del Contador Pú¬blico Independiente.

Dentro de los diversos trabajos que el auditor interno hace para la entidad auditada, se incluye el estudio y evalua¬ción del control interno, la revisión de procedimientos para mejorar la eficiencia, y el hacer investigaciones especiales, bien como parte de sus obligaciones normales o a petición de la Gerencia. Esta declaración es aplicable al trabajo del audi¬tor interno cuando efectúa un estudio y evaluación del control interno u otros trabajos como parte de sus obligaciones normales, o en los casos que realiza trabajos para el Contador Público Independiente.

Cuando los auditores internos estudian y evalúan el con¬trol interno o realizan pruebas sustantivas de las transaccio¬nes y de saldos, están cumpliendo una labor especial de con¬trol. Para efectos de este pronunciamiento, el concepto de auditor no es aplicable a aquellas personas a las que, si bien se les da este titulo, no ejercen las funciones propias del audi¬tor interno, ni persiguen los objetivos que se han señalado a éstos. Sin embargo, si aplica a personas con otros títulos que realizan estas funciones.

El trabajo de los auditores internos puede ser un factor en la determinación de la naturaleza, oportunidad y extensión de los procedimientos del Contador Público Independiente. Cuando el Contador Público Independiente decide utilizar el trabajo de los auditores Internos como parte de sus propios procedimientos, deberá evaluar la independencia y compe¬tencia de los auditores internos, así como el trabajo por ellos realizado.

Independencia y competencia de los audito¬res internos

Cuando se evalúe la competencia de los au¬ditores internos, el Contador Público Independiente debe in¬vestigar todas las cualidades del personal de auditoria inter¬na, tales como su instrucción profesional, experiencia en tra¬bajos anteriores, etc., así como los métodos utilizados por el cliente en la contratación, entrenamiento y supervisión de su personal de auditoría interna. También puede servir al Conta¬dor Público Independiente para evaluar la competencia de los auditores internos, revisar sus informes y papeles de trabajo, la suficiencia de la documentación, su capacidad para resol¬ver problemas e implementar métodos de auditoria y analizar si es adecuada la supervisión a todos los niveles del equipo de auditoría interna.

Evaluación del trabajo do los auditores in¬ternos

El Contador Público Independiente debe evaluar las conclusiones de los auditores internos en lo referente a la efectividad del sistema contable, a través de la revisión y comprobación de su trabajo. Al realizar su evaluación, el Contador Público Independiente debe considerar factores ta¬les como lo apropiado del alcance del trabajo, la suficiencia de los programas y papeles de trabajo y que sus informes se correspondan con los resultados obtenidos, igualmente de¬berá revisar, por pruebas selectivas, los documentos que evi¬dencien la labor realizada por los auditores internos. La ex¬tensión de estas pruebas variará de acuerdo con las circuns¬tancias y el tipo e importancia relativa de las transacciones.

Estas pruebas selectivas pueden realizarse bien sea, a tra¬vés de la revisión de transacciones o saldos incluidos en el examen de los auditores internos, o por transacciones o sal¬dos de la misma naturaleza diferentes a las examinadas por los auditores internos. Posteriormente el Cantador Público Independiente deberá comparar los resultados de sus prue¬bas con los resultados del trabajo de los auditores internos y llegar a sus propias conclusiones.

Participación directa de los auditores inter¬nos en el trabajo del contador pública independiente

El Contador Público independiente puede utilizar a los auditores internos para que le asistan directamente en la realización de pruebas sustantivas o de cumplimiento, bajo su supervisión. Para ello, el Contador Público Independiente considerará su competencia e independencia, supervisará y verificará su tra¬bajo en la medida apropiada, así como evaluará sus conclu-siones.

Juicio profesional

El Contador Público Independiente es responsable del dictamen sobre los estados financieros, y por lo tanto, debe aplicar su juicio o criterio profesional sobre la efectividad del control interno contable, la suficiencia de las pruebas realizadas, la importancia relati¬va de las transacciones, así como otros aspectos que afecten el proceso de obtención y evaluación de la evidencia. Todo ello debe tomarse en consideración cuando el Contador Pú¬blico Independiente utiliza el trabajo de los auditores internos para la determinación de la naturaleza, oportunidad y alcance de sus propios procedimientos, o cuando participen directa-mente en la realización de su trabajo.

3.4.7.6 DNA 06: Planificación y supervisión

La primera norma de ejecu¬ción del trabajo establece que el trabajo de auditoría debe ser planificado adecuadamente y debe ejercerse una supervisión apropiada sobre los auditores asistentes si los hubiere.

La presente declaración proporciona orientación al auditor inde¬pendiente para que haga su examen de acuerdo con normas de auditoría de aceptación general, respecto a las consideraciones y procedimientos aplicables a la planificación y super¬visión, incluyendo la preparación de un programa de audito¬ria, la obtención del conocimiento del negocio de la entidad, y el manejo de las diferentes opiniones de los principales fun¬cionarios y empleados de la empresa. La planificación y su¬pervisión continúan durante todo el examen, y los procedi¬mientos relativos con frecuencia se mantienen durante el mismo.

El Contador Público que tiene la responsabilidad final del examen puede delegar parte de la planificación y supervisión en otro miembro de la firma. Para efectos de esta declara¬ción, (a) se designa como auditores asistentes al personal de la firma distinto del Contador Público que tiene la responsabi¬lidad final del examen, y (b) el término auditor se refiere tanto al Contador Público que tiene la responsabilidad final así como a los asistentes.

Planificación

La planificación de una audi¬toría requiere del desarrollo de una estrategia general para la conducción, el alcance y los resultados esperados en el exa¬men. La naturaleza, extensión y oportunidades de la planifica¬ción de la entidad varían con el tamaño y la complejidad, la experiencia que se tenga y el conocimiento del negocio de la entidad, cuyas cuentas va a examinar el Contador Público, será desde luego anterior a la revisión de las cuentas en si. Para planificar el examen, el auditor deberá conocer, entre otros los siguientes aspectos:

• Los asuntos que se relacionen con el negocio de la enti¬dad y la industria en que opera.
• Las políticas y procedimientos contables.
• La confianza que se espere depositar en los controles internos contables.
• Las estimaciones preliminares de los niveles de impor¬tancia relativa.
• Las partidas de los estados financieros que probable¬mente requerirán de ajuste.
• Las condiciones que puedan requerir la ampliación o modificación de las pruebas de auditoria; condiciones tales como la posibilidad de errores o irregularidades importantes o la existencia de transacciones con partes relacionadas.

La naturaleza de los informes que se espere emitir (por ejemplo, un informe sobre estados financieros consolidados o de consolidación, informes especiales sobre el cumpli¬miento de estipulaciones contractuales).

Si el auditor tiene ya un buen conocimiento del negocio o compañía porque ha hecho la auditoría correspondiente a los ejercicios anteriores; esta planeación previa a la ejecución misma de la auditoria, se reducirá a la revisión de las circuns¬tancias actuales en comparación con la que ya son de su co¬nocimiento, lo que le pondrá en aptitud de poder proceder desde luego ala aplicación de los procedimientos de la audi¬toría.

Conocimiento del negocio

El Contador Pú¬blico debe adquirir un nivel de conocimiento del negocio de la entidad que le permita planificar y ejecutar su examen de acuerdo con las normas de auditoria de aceptación general. Ese nivel de conocimiento debe permitirle adquirir un entendi¬miento de los acontecimientos, transacciones y prácticas que, a su juicio, puedan tener un efecto significativo en los estados financieros. El nivel de conocimiento que común¬mente posee la gerencia con respecto a la administración del negocio de la entidad, es sustancialmente mayor que aquel que obtiene el Contador Público al efectuar su examen. El co¬nocimiento del negocio de la entidad ayuda al Contador Públi¬co a:

• Identificar áreas que puedan requerir consideración es¬pecial.
• Evaluar las condiciones bajo las cuales se produzca, procese, revise y acumule la información contable dentro de la organización.
• Evaluar la razonabilidad de estimaciones, tales como la valuación de Inventarios, la depreciación, las estimaciones para cuentas de cobro dudoso y el porcentaje de terminación en contratos a largo plazo.
• Evaluar la razonabilidad de las declaraciones de la ge¬rencia.
• Hacer juicios respecto a lo apropiado de los principios de contabilidad que se han aplicado y lo adecuado de las re¬velaciones.

Supervisión

La supervisión implica dirigir los esfuerzos de los asistentes que participan en lograr los objetivos del examen, y determinar si se lograron esos objeti¬vos. Los elementos de la supervisión incluyen, dar instruc¬ciones a los asistentes, mantenerse informado de los proble-mas importantes que se encuentren, revisar el trabajo hecho, y manejar las diferencias de opinión entre personal de la fir¬ma. El grado de supervisión apropiado en una situación deter-minada depende de muchos factores, incluyendo la compleji¬dad del asunto particular y la capacitación de las personas que hacen el trabajo.

Información a los asistentes

Los asis¬tentes deben ser informados de sus responsabilidades y de los objetivos de los procedimientos que han de ejecutar. De¬ben ser informados de los asuntos que puedan afectar la na¬turaleza, la extensión y la oportunidad de los procedimientos que han de aplicar, tales como la naturaleza del negocio de la entidad en lo que se relacione con su asignación y los posi¬bles problemas de contabilidad y auditoria. El Contador Públi¬co que tiene la responsabilidad final del examen debe instruir a los asistentes para que hagan de su conocimiento los as¬pectos significativos de contabilidad y auditoría que surjan durante el examen, para que pueda él evaluar su importancia.

Revisión del trabajo

El trabajo que haga cada asistente debe ser revisado para determinar si fue eje¬cutado adecuadamente y para evaluar silos resultados son consistentes con las conclusiones que se van a presentar en el dictamen del Contador Público.

El Contador Público que tiene la responsabilidad final del examen y sus asistentes deben conocerlos procedimien¬tos que han de seguirse cuando existan diferencias de opi¬nión con relación a aspectos de contabilidad y auditoria entre el personal de la firma, que participa en el examen. Esos pro¬cedimientos deben permitir al asistente que documente su desacuerdo con las conclusiones alcanzadas si, después de hacer las consultas apropiadas, considera necesario desvin¬cularse de la resolución dada al asunto. En esta situación, debe también documentarse la base de la resolución final.

Nota: Es probable que en esta página web no aparezcan todos los elementos del presente documento.  Para tenerlo completo y en su formato original recomendamos descargarlo desde el menú en la parte superior

Juan Pablo Amador Posadas

Actualmente estudia a Distancia en Atlantic International University www.aiu.edu cursando la Maestría en Contaduría, es Lic. en Contabilidad, trabaja como Contador General, y a la vez es miembro de una sociedad en el área de Contabilidad y Auditoría. jamadorarrobamultivisionhn.net

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.