El desarrollo como libertad

Autor: Ing Nikita Hidalgo

Otros conceptos de economía

10-2005

Descargar Original

El desarrollo puede convertirse como un proceso de expansión de las libertades reales que disfrutan los individuos. El hecho de que centremos la atención en las libertades humanas contrasta con la visiones mas estrictas del desarrollo, como su identificación con el crecimiento del producto nacional bruto, con el aumento de las rentas personales, con la industrialización, con los avances tecnológicos o con la modernización social.

El crecimiento del PNB o de las rentas personales puede ser, desde luego, un medio importante para expandir las libertades de que disfrutan los miembros de la sociedad pero las libertades también dependen de otras determinantes, como las instituciones sociales y económicas (por ejemplo los servicios de educación y de atención medica.). La industrialización, el progreso tecnológico o la modernización social pueden contribuir significativamente ha expandir la libertad del hombre, pero la libertad también depende de otros factores. Si lo que lo que promueve el desarrollo es la libertad, existen poderosos argumentos para concentrar los esfuerzos en ese objetivo y no en algunos medios o en una lista de instrumentos esencialmente elegida. La concepción del desarrollo como un proceso de expansión de las libertades fundamentales lleva a centrar la atención en los fines por los que cobra importancia el desarrollo y no solo en algunos de los medios que desempeña, entre otras cosas un destacado papel en el proceso.

El desarrollo exige la eliminación de las principales fuentes de privación de libertad: la pobreza y la tiranía, la escasez de oportunidades económicas y las privaciones sociales sistemáticas, el abandono en que pueden encontrarse los servicios públicos y la intolerancia o el exceso de intervención de los estados represivos. A pesar de que la opulencia mundial ha experimentado un aumento sin precedentes, el mundo contemporáneo niega libertades básicas a un inmenso numero de personas, quizás incluso la mayoría. A veces la falta de libertades fundamentales esta relacionada directamente con la pobreza económica, que priva a los individuos de la libertad necesaria para satisfacer el hambre, para conducir un nivel de nutrición suficiente, para poner remedio a enfermedades.

Tratables, para vestir dignamente o para tener una vivienda aceptable o para disponer de agua limpia o de servicios de saneamiento. en otros casos , la privación de libertad esta estrecha mente relacionada con la falta de servicios y atención social públicos, como la ausencia sanitaria o de educación o de instituciones eficaces para el mantenimiento de la paz y el orden locales. En otros casos, la violencia de la libertad se debe directamente a la negativa de los regímenes autoritario a reconocer libertades políticas y civiles y a la imposición de restricciones a la libertad de participar en la vida social, política y económica de la comunidad.

Las libertades no solo son el fin principal del desarrollo, sino que se encuentran, además, entre sus principales medios. Además de reconocer la importancia fundamental de la libertad en la realización de evaluaciones, también tenemos que comprender la notable relación empírica que existe entre los diferentes tipos de libertades. Las libertades políticas (en forma de libertad de expresión y elecciones libres) contribuyen a fomentar la seguridad económica. Las oportunidades sociales (en forma de servicios educativos y sanitarios) facilitan la participación económica. Los servicios económicos (en forma de oportunidades de participar ene. Comercio y la producción) pueden contribuir a generar riqueza personal general, así como recursos públicos para financiar los servicios sociales. Los diferentes tipos de libertades pueden reforzarse mutuamente.

Con suficientes oportunidades sociales, los individuos pueden configurara en realidad su propio destino y ayudarse mutuamente. No tiene por que concebirse como receptores pasivos de las prestaciones ingeniosas programas de desarrollo. Existen, de hecho, poderosas razones para reconocer el papel positivo que desempeña la agencia libre y viable, e incluso la impaciencia constructiva.

AMARTYA SEN

PROPUESTA PARA EL DESARROLLO

Para nosotros desarrollo significa no solo la ampliación de las “libertades reales de los individuos” descritas por el pensador Amartya Sen (servicios de educación y de atención médica, derechos políticos y humanos, seguridad social, instituciones capaces de mantener la paz y el orden público, etc) sino también la recuperación de las libertades perdidas con la expansión de la industrialización, el progreso tecnológico o la modernización social. Queremos potenciar la libertad de participar en familia y de crecer en una religión antigua. Queremos potenciar asimismo la libertad de relacionarnos con un mundo que no ha perdido todo sus “encantos”. Esta libertad, expresada en la racionalidad de muchos pueblos antiguos- como el nuestro en el Perú- representa un punto de partida para construir formas alternativas de civilidad y de relaciones humanas.

En el Perú de la década de los 80´s ha habido un intenso debate en torno al tipo de desarrollo que queremos (véase principalmente como voceros a Alberto Flores Galindo, Hernando de Soto y Carlos Franco). Nuestra posición plantea un desarrollo que tenga como eje central las aspiraciones de nuestra propia gente. No se trata acá de jugar el rol de portavoces de lo que la gente en el Perú quiere o estima. Sólo queremos mencionar que estas aspiraciones comprenden las libertades universales que A. Sen describe, pero con una alta dosis de mística y espiritualidad, es decir, en el Perú la población sigue viviendo el desarrollo como un mito, algo totalmente integrado a sus practicas culturales locales, a formas económicas antiguas, a sueños, esperanzas y aspiraciones, a un que no es que no es totalmente profano. Para mostrar cómo estas aspiraciones de desarrollo están impregnadas de colores locales, muchos poetas, artistas e ideólogos en el Perú han sido y siguen siendo importantes. Agregaremos sólo a este debate nuestra propia visión. Se trata de enriquecernos y participar en este dialogo a través de las proyecciones que nuestros propios lideres y lideresas plantean.

DIMENSIONES DEL DESARROLLO

Nuestro enfoque recoge el principio del “Desarrollo como Libertad” y las seis dimensiones siguientes: Política, Sociedad, Cultura, Economía, Ética y Valores, y Medio Ambiente. Nuestra definición de las dimensiones del desarrollo es la siguiente:

Dimensión Económica:

Nuestra critica se dirige a los enfoques que reducen el concepto de desarrollo a los indicadores macro-económicos (productividad, crecimiento del Producto Bruto Interno, industrialización, etc). Esto no implica que el crecimiento económico sea algo innecesario o poco importante. En nuestro país, donde la pobreza se ha hecho una realidad masiva y permanente, es esencial producir más para más personas.

Las políticas de redistribución y las políticas sociales-ciertamente necesarias-no son suficientes para alcanzar el bienestar de todos y la equidad. Por ello, nuestro enfoque incluye y prioriza la mejora de la vida material como un medio para alcanzar el fin, que es el bienestar pleno de la persona y de la sociedad.

La dimensión económica esta muy ligada a la capacidad de las personas de crear proyectos productivos locales, a la capacidad de producción y de crear empresas, y a la capacidad de desarrollar estrategias para el mejoramiento de las condiciones de vida de la población en su conjunto. Por supuesto, esta ligada también a la capacidad de entender los procesos y problemas económicos propios de la región, del país y del mundo. Y sobre todo, a la capacidad de lideres para entender que la economía es un medio, que debe crearse riqueza respetando las otras dimensiones.

Dimensión Sociedad.

Las personas vivimos en sociedad con normas y códigos que fijan como debemos relacionarnos entre individuos, grupos y clases sociales. La sociedad determina cómo atender las necesidades que no pueden ser satisfechas por el individuo, tales como salud, educación, vivienda y empleo. Nuestro modelo de desarrollo debe consolidar lo mejor de nuestra sociedad (el sentimiento de solidaridad) y contribuir a corregir lo injusto y deficiente.

Para nosotros, la dimensión social está muy ligada a la capacidad de los lideres de construir objetivos comunes, de tener una visión compartida; a su capacidad de articulación social, a la capacidad de promover “lo nuestro”. Es decir, la capacidad de entender, respetar, criticar y promover con sus códigos y rituales orientados a la cohesión social fundamental en la búsqueda de un desarrollo integral.

Dimensión Política.

Nos vemos en un sistema económico (globalizado) que uniformiza y se extiende a lo largo del planeta. Hoy más que nunca, nos vemos presionados a asumir teorías y políticas de desarrollo que pretendan incluirnos al sistema del mercado. Se nos niega la capacidad de formular, Proponer y decidir por nosotros mismos el modelo de desarrollo que más conviene a nuestro país.

Para poder implementar el modelo de desarrollo que buscamos, es imprescindible devolver a los ciudadanos su capacidad de participar en las decisiones fundamentales. Esto es lo esencial de la democracia, que incluye la vigencia de los derechos humanos, la libertad de expresión y sobre todo, el derecho ciudadano a participar en el gobierno y en la toma de decisiones políticas.

Lo político consiste entonces de la articulación de espacios, actores y organizaciones. Es una dimensión central en el desarrollo, que reconoce y promueve el rol esencial de los gobiernos locales. Esta dimensión está ligada a la capacidad de lideres para conducción política, para una transformación de lo político y de la cultura política de la región y del país. Abarca además su capacidad de concertación, de entendimiento de los procesos políticos locales, regionales y nacionales.

Dimensión Cultural.

Los pueblos se identifican a través de su cultura. La cultura define nuestra identidad, es decir, quienes somos. Nos da nuestro sistema de comunicación nuestra forma de encontrar sentido en el mundo y en las relaciones con los demás. En nuestra cultura se expresan nuestros valores, nuestra ética y nuestras costumbres. Nuestro modelo de desarrollo es también construcción de cultura.

La cultura no es únicamente pasado, es presente y futuro. Se consolida y se modifica en el proceso mismo de nuestro desarrollo. Aspiramos a rescatar nuestra propia identidad proyectándola en un futuro, promoviendo la permanente actividad creativa y la difusión de los valores de una cultura andina solidaria.

Dimensión fundamental, de nuestra concepción de desarrollo, la cultura es el aspecto que colorea e impregna todas las otras dimensiones y nuestra visión mima del desarrollo. La cultura andina (con sus practicas económicas, mitos, rituales, historia, lucha por encontrar su lugar en la “modernidad”) nos lleva a la capacidad que deben tener los lideres para promover una identidad propia que responda a las realidades histórico-culturales cambiantes. Esta capacidad de reconocer la propia historia ubicada y enmarcada en realidades mayores nos obliga a manejar las diferencias y los conflictos culturales. Es un desafió permanente para la creatividad cultural.

La dimensión cultural impregna con fuerza las relaciones que tienen el hombre y la mujer, su relación con la naturaleza, la política, con la economía... Nuestra visión de liderazgo esta también fuertemente impregnada de esta dimensión de cultura que siempre valoramos con la siguiente premisa: ¿Quiénes somos? ¿De donde venimos?.

Dimensión Medio Ambiente.

En los últimos cincuenta años el mundo entero está reconociendo que el desarrollo puede destruir el medio ambiente en que vivimos. El enfoque de desarrollo que sólo ve las reglas de la oferta y la demanda (los costos y beneficios económicos en el mercado) resulta altamente peligroso para nuestras vidas.

Para el hombre la naturaleza, las practicas económicas, la organización política, religión, costumbres y rituales son parte de un todo orientado a la producción agrícola. La realidad es vista como una continuidad cuyos componentes están firmemente enlazados en la tradición, donde tanto el hombre como la tierra tienen vida.

Lo que buscamos es construir puentes culturales; no se puede considerar que un sistema de ciencia y tecnología (visión occidental de la relación con la naturaleza) sea superior y pueda dar todas las respuestas a las infinitas necesidades de los hombres; tiene que haber una relación igualitaria entre culturas. Debemos reforzar el conocimiento del hombre adaptando selectivamente los conocimientos de otras culturas.

Dimensión Ética y Valores:

El ser humano es fundamental un ser social. Es en las interrelaciones con otros seres humanos que se van construyendo desde el nacimiento sus valores, creencias, comportamientos y costumbres. La transmisión de éstos se da a través de la experiencia. Los valores nos vienen desde la historia de nuestros antepasados se van formando y transmitiendo de generación en generación. Los valores se forman en el proceso histórico de cada país, de cada realidad, están conectados con la sociedad, con la política, con la economía, con el sistema educativo.

Con esta dimensión queremos fomentar en los lideres la capacidad de autoanalizarse, conocerse a sí mismos, con una apertura al cambio y a la critica que son fundamentales en los procesos de desarrollo que buscamos. Es una dimensión que otorga al desarrollo y al liderazgo un sentido ético para la convivencia social, un sentido de equidad, justicia y solidaridad. Nuestro desarrollo debe responder a una visión ética con valores que trasciendan a cada uno para reflejar una visión compartida de un “desarrollo ético con valores nuestros”.

NIKITA HIDALGO ALVARADO

2.1.3. LA FLOR DEL DESARROLLO.

Nota: Es probable que en esta página web no aparezcan todos los elementos del presente documento.  Para tenerlo completo y en su formato original recomendamos descargarlo desde el menú en la parte superior

Ing Nikita Hidalgo

Director de la Escuela de Liderazgo y Desarrollo (ESLIDER)  HUANUCO -- PERÚ nikitaha2000arrobahotmail.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.