Aspectos del tratado de libre comercio entre Colombia y Estados Unidos su impacto en el sector agrícola, la productividad y el empleo

Autor: Héctor Julio Garzón Vivas

Globalización, integración internacional y apertura económica ...

02-2005

Descargar Original

INTRODUCCIÓN

Un Tratado del Libre Comercio se enmarca dentro de la teoría económica, específicamente en la denominada economía internacional. A su vez esta teoría tiene sus bases fundamentales dentro de la teoría microeconómica, por tratarse de la asignación óptima de los recursos de un país.

Este trabajo presenta una breve reseña de los aspectos teóricos e históricos en los que se desarrollarán las negociaciones del Tratado de Libre Comercio, entre Colombia y Estados Unidos.

En primer término se mencionan los principios que dan origen al intercambio entre países, haciendo un pequeño recuento de la intención de promover el libre comercio entre las naciones.

Luego se hace una presentación de los aspectos generales del tratado de Libre Comercio, con el fin de abordar los temas centrales de esta presentación temática como lo es el impacto de las negociaciones sobre el sector agrícola, el empleo y la productividad para Colombia.

Finalmente se presentan las conclusiones y recomendaciones que deben tenerse en cuenta por parte de las negociadores colombianos, los gremios económicos, el gobierno y la población en general.

1- MARCO TEÓRICO

La economía internacional trata sobre las relaciones económicas entre los países: comercio internacional; flujo de capitales; intercambio de tecnología; flujo de factores de producción, entre otros aspectos.

Dentro del estudio de la economía internacional se encuentran temas como: la teoría del comercio internacional; la teoría de la política comercial; la balanza de pagos; y los ajustes a la balanza de pagos.

Desde el siglo XVI, hasta mediados del siglo XVIII, fundamentados en la visión mercantilista del comercio, países como Inglaterra, España, Francia y Holanda, hacían grandes esfuerzos por vender mas de sus bienes que los que le compraban al resto del países, bajo el convencimiento de que ello les garantizaba más riqueza. Esta riqueza se representaba en los pagos a sus mercancías, los cuales deberían ser en metales preciosos.

En el año 1776, Adam Smith, en su libro La Riqueza de la Naciones, postulaba el principio de la Ventaja absoluta y el Libre comercio. El primer principio, consistía en que un país debería especializarse en la producción de aquellos bienes los cuales pudiera producir más eficientemente, que los que no pudiera producir de manera más eficiente. Así los países se beneficiarían mutuamente al lograr esta especialización. El segundo principio, el de libre comercio, garantizaría que se obtuvieran beneficios de flujo de intercambio de bienes entre países al evitar barreras en estas transacciones.

Posteriormente, a principios del siglo XIX, David Ricardo explicó la denominada Ley de ventaja comparativa, que consiste en que si un país no tiene una ventaja absoluta, puede sin embargo, producir bienes o servicios, en lo cuales tenga una menor desventaja absoluta. Esto significaría que un país puede obtener beneficios del comercio internacional así no sea el más eficiente en producirlo. Y debe importar aquellos bienes en los cuales la desventaja absoluta sea mayor. Mediante este tipo de política el país optimizaría los beneficios del comercio internacional. Esta ventaja comparativa se obtiene gracias a los menores costos de oportunidad en los que incurre el país, es decir al aprovechar el mejor uso alternativo de sus factores de producción.

En el siglo veinte, se incorpora el concepto de la ventaja competitiva[1], gracias al desarrollo y a la alta competencia dentro del comercio internacional. Este tipo de ventaja consiste en el conjunto de características que deben destacarse para un bien o servicio tales como: el precio; el diseño; la localización; el sistema de entrega; el empaque; la marca; calidad; el uso de tecnología de punta; tecnología limpia, entre otros conceptos que son claves cuando el consumidor toma la decisión de comprar uno u otro bien.

El comercio internacional ha sido considerado como una de las fuentes del desarrollo económico, debido fundamentalmente al mejoramiento de la calidad de vida a partir de mejores productos y la mejor remuneración de los trabajadores que se puede obtener por la creciente demanda de los productos.

2- MARCO HISTÓRICO (ANTECEDENTES DE LA INTEGRACIÓN ECONÓMICA)

La Historia de la integración económica en el mundo es un fenómeno que lleva más de 140 años[2]. Sin embargo se puede afirmar que el comercio se remonta desde mucho antes que se iniciara el registro formal del comercio internacional; desde los albores de los grandes descubrimientos, como la agricultura y la rueda, la sociedad humana se vio en la necesidad de realizar intercambio de mercancías.

El intercambio de bienes y servicios corresponde a una necesidad que le permite obtener a la sociedad los bienes y servicios que no puede producir o que le facilite salir de los excedentes de producción que obtiene .

El mundo ha experimentado varias fases de los procesos de integración, pasando desde los simples acuerdos bilaterales hasta llegar a las comunidades económicas, que implican una integración monetaria, fiscal, laboral, arancelaria, incluso de unificación de la moneda entre varios países.

Para el caso colombiano las diferentes iniciativas de integración tanto regionales como subregionales, han estado inicialmente encaminadas a lograr acuerdos comerciales con países cercanos y en algunos casos en la búsqueda de ayuda para sus productos con miras a mejorar las condiciones provocadas por los fenómenos del narcotráfico y de la violencia.

Específicamente, se ha profundizado el proceso de integración económica, como los Acuerdos de Complementación Económica con Chile y Argentina; los países miembros de la Comunidad Andina han adelantado la armonización del Arancel Externo Común acercándose en la configuración de una Unión Aduanera; el Tratado de Libre Comercio entre Colombia, Venezuela y México (G-3); el Acuerdo sobre Comercio y Cooperación Económica y Técnica con los países del CARICOM ( Mercado Común del Caribe ), los Acuerdos de Alcance Parcial con Panamá y Cuba, además, los avances obtenidos en las negociaciones de un Acuerdo de Libre Comercio entre Colombia, Venezuela y el Mercado Común Centroamericano y el Acuerdo de Complementación Económica que se adelanta entre la Comunidad Andina y el Mercosur ( Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay ). Y más recientemente el inicio de las negociaciones del Area de Libre Comercio para la Américas, ALCA.

Colombia exporta aproximadamente el 15% de su producción, equivalente a aproximadamente $13.5 mil millones de dólares. De esto el 40% son exportaciones a los Estados Unidos, esto dice de la gran dependencia respecto de las ventas a este país.

3- ASPECTOS GENERALES DEL TRATADO DE LIBRE COMERCIO

Las negociaciones del Tratado del Libre comercio TLC entre Colombia y Estados Unidos abarca principalmente los siguientes aspectos o capítulos:

- Bienes industriales
- Bienes agropecuarios
- Propiedad intelectual
- Servicios
- Inversión
- Compras del sector público
- Solución de controversias
- Política de competencia
- Asuntos laborales
- Medio ambiente

Las negociaciones iniciaron oficialmente el 18 de mayo de 2004, y se plantea que la duración de las negociaciones va por el término de 8 meses aproximadamente. Se espera que para inicios del año 2005, después de haber realizado 8 rondas, se haya culminado el proceso de negociación, y entre en vigencia a partir de enero de 2006, luego de ser aprobado por el Congreso de cada uno de los países.

Existen grandes diferencias entre la economía de los EEUU y la Colombiana, como se muestra en el siguiente cuadro:

Parte de las razones por las que los opositores al Tratado de Libre Comercio esgrimen para tratar de impedir este proceso, son las grandes diferencias en cuanto al tamaño, la estructura económica, la infraestructura física, la abismal diferencia en términos del uso y propiedad de los avances tecnológicos.

Sin embargo el país debe enfrentar no solamente a los productores norteamericanos, si no que al entrar con bajos aranceles, implica competir con países como Chile, México, y otros de Centro América los cuales ya han firmado acuerdos de libre comercio con Estados Unidos.

4- IMPACTO EN EL SECTOR AGRÍCOLA

Uno de los aspectos más cruciales de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio, es el sector agropecuario. Esto por las consabidas desventajas que tiene este sector, frente a su similar de los Estados Unidos.

No solo es la ayuda del gobierno norteamericano a sus productores del sector primario, que asciende anualmente a U$80 mil millones, sino a las trabas administrativas para la exportación de nuestros productos. Entre estos obstáculos están las medidas y controles fitosanitarios, que hacen que gran parte de la producción exportable agrícola de nuestro país no traspase las fronteras.

En este aspecto uno de los temas de mayor trascendencia es la denominada producción transgénica, dado el desarrollo que se tiene en los Estados Unidos sobre la manipulación genética de los productos agrícolas y sus altos niveles de productividad.

En el caso colombiano la producción del sector agrícola es el orden de15% medida sobre el Producto Interno Bruto -PIB, mientras que en los Estados Unidos representa cerca del 4%. En cierta forma es un indicador de los niveles de productividad del sector en cada país.

En el siguiente cuadro se muestra la cada vez menor participación porcentual del sector agrícola en la economía colombiana, mientras que para el año de 1950 significaba el 40% del PIB, para el año 2003, representa aproximadamente el 15%. Igualmente la tasa de crecimiento promedio para el PIB total es del 4.1%, para el sector agropecuario es del 2.58%, lo que significa el poco dinamismo de este sector frente al sector industrial y de servicios:

FUENTE: Banco de la República y Departamento Nacional de Planeación

Colombia vislumbra problemas en sectores como el algodón; el arroz; cereales; maíz, debido a los bajos niveles de productividad en estos sectores, en los cuales los Estados Unidos tienen fortalezas.

Así mismo en el sector pecuario debe tener en cuenta la situación del sector avícola y pesquero, que poseen relativas debilidades frente a los productores norteamericanos.

En este contexto aparecen algunos sectores con ciertas fortalezas que deben mantenerse o mejorarse, tal es el caso de las flores, el café, el azúcar, el banano y la carne.

En general los principales problemas del sector agropecuario colombiano:

- Los bajos niveles de productividad, como consecuencia de la baja aplicación en tecnología; tamaño de las unidades productivas no apropiado, predominio de los minifundios que no hacen viable la agricultura a gran escala.
- La violencia, que desde hace aproximadamente 50 años, se ha radicado en el campo, lo que ha generado más de 1.5 millones de desplazados.
- Los altos niveles de pobreza, cerca del 75% de la población rural está por debajo de la línea de pobreza. Esto acompañado de los bajos niveles de escolaridad, en promedio de 4.5 años por habitante.
- La concentración de la propiedad, se calcula que en Colombia menos de 5% de la población posee el 65% de la tierra disponible.
- La endeble seguridad alimentaria del país, al carecer de suficiente producción para atender la demanda domestica de alimentos.
- La falta de infraestructura en materia de carreteras, ríos navegables, puertos y aeropuertos que se conviertan en los canales para el flujo de comercio que se avecina tanto de entrada como de salida.

El país debe resolver estos problemas, y si bien no tiene otra salida que firmar un acuerdo comercial, lo debe hacer con mucha precaución procurando que la desgravación arancelaria sea gradual, de tal forma que pueda resolver paralelamente parte de las situaciones antes anotadas.

5- IMPACTO EN EL SECTOR LABORAL

El caso colombiano ha demostrado en los últimos tres años tasas de desempleo que superan el 15% en promedio al año. Además ha presentado un deterioro en los ingresos per cápita el cual ha pasado en 1997 de U$2.662 a U$1.740, en el 2003[3].

Uno de los aspectos que más se destaca de las negociaciones del Tratado del Libre Comercio es el de la generación de empleos y la mejora de los salarios. Las cifras más optimistas, que en este caso son las del Gobierno Nacional indican que la meta es crear 180.000 empleos directos, según lo plantea el Departamento Nacional de Planeación -DNP; cifra muy pequeña frente a las necesidades del país. En este aspecto se debe ser más ambiciosos y permitir que sectores como el turismo, la agroindustria, el sector agropecuario, la industria liviana, puedan generar un mayor número de empleos.

En cuanto al aumento de los ingresos de los trabajadores, se tienen como ejemplo negativo el caso de México en el cual durante la vigencia del NAFTA –Tratado de Libre Comercio de Norte América-, ha representado un deterioro en los ingresos reales de la población y la pauperización de la mano de obra mexicana que se ha convertido en el suministrador de mano de obra abundante a las grandes industrias norteamericanas.

De otra parte, existe el temor de las agremiaciones laborales por la flexibilización que se pueda generar en materia salarial y normativa, dentro del proceso de negociaciones, en detrimento de las garantías actuales.

Otro aspecto sobresaliente, es el relacionado con el nivel de educación entre cada país: mientras Colombia tiene un promedio de escolaridad del 7.3 años, EEUU. tiene alrededor de 16 años. Este indicador pesa mucho al competir y marca mucho la diferencia en términos de los avances tecnológicos y la productividad.

Sin embargo, en medio de este proceso se puede plantear una oportunidad como es la de permitirse un flujo de la mano de obra calificada colombiana hacia los Estados Unidos en busca de mejor remuneración. Este tema debe ser tratado dentro de las negociaciones en cuanto a los flujos migratorios del recurso humano.

6- ASPECTO PRODUCTIVIDAD

De manera sencilla, se entiende por productividad la cantidad de producto por unidad de factor productivo utilizada[4].

Debido a los bajos niveles de tecnología que se han implementado en el país se puede afirmar que los niveles de productividad son bajos. Mientras que un norteamericano produce en promedio el equivalente de 30 a 35 mil dólares un colombiano produce escasamente 2 mil dólares al año.

Esto se debe a los pobres niveles de utilización de capital y por ende de tecnología hacen que la productividad del trabajo sea baja, lo que no aseguraría una buena distribución de los ingresos que se puedan generar a partir del proceso de intercambio de productos.

Hay que hacer notar que dadas las condiciones de la estructura productiva colombiana, como es el caso de tener una industria débil desde el punto de vista de tamaño y de diversificación, tendrá mayores problemas al enfrentarse a las empresas multinacionales norteamericanas que acaparan los grandes avances tecnológicos en el campo de la biotecnología, las comunicaciones y la electrónica.

Para mejorar los niveles de productividad y por tanto de competitividad de los productos colombianos, es preciso:

- La implementación de procesos de calidad en las empresas, sobre todo en las pequeñas y medianas.
- Una mayor capacitación tecnológica dirigida hacia las necesidades de personal calificado[5].
- Cambiar la mentalidad del empresario en el sentido que debe realizar mayor inversión en tecnología.
- La innovación tecnológica[6] debe encausarse hacia el logro de cinco tipos de innovación: - Nuevos productos, - Nuevos procesos; - Nuevo mercado; - Nuevas fuentes de insumos y – Cambio en la estructura industrial de un sector.
- Concienciar a los productores que no solo se compite con precios. Colombia debe posicionarse como una nación que produce con calidad y con base en tecnologías limpias.

El Tratado de Libre Comercio es también una oportunidad para que el aparato productivo se apropia de la tecnología incorporada en los bienes de capital. Con ello puede mejorarse la productividad de la mano de obra. Desde luego esta incorporación de tecnología debe ser acorde con el tipo de proceso productivo, que permita realizar una equilibrada combinación entre mano de obra y capital, acorde con el entorno colombiano.

7- CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

Como todas las actividades humanas, el proceso de negociación y la posterior implementación del Tratado de Libre Comercio, tiene ventajas y desventajas. Las siguientes conclusiones y recomendaciones deben ser tenidas en cuenta por parte de los negociadores, lo gremios económicos, el gobierno y en general toda la población colombiana:

1- Los problemas aquí enunciados deben ser expuestos y resueltos dentro del proceso de negociación. No se puede permitir que por el afán de no quedarnos por fuera del proceso de integración, admitamos las condiciones de un país grande, que aproveche su posición dominante.
2- Colombia no puede simplemente seguir exportando bienes agrícolas “recién bajados del árbol”; le corresponde desarrollar procesos de agroindustrialización, que permita obtener un mayor valor agregado de sus productos agrícolas y por tanto mejorar los términos de intercambio de su producción.
3- Aprovechar su ubicación geográfica y astronómica para diversificar su producción. Además para el caso del aprovechamiento de la mano de obra se debe aumentar el número de empresas donde se utilice de manera intensiva la mano de obra, en razón a su bajo costo relativo.
4- Además debe potenciarse la posibilidad de obtener mejores condiciones para la importación de bienes de capital, que le permitan al país despegar por fin en materia de tecnología.
5- Los negociadores deben ser concientes que en materia agrícola de desgravación debe ser gradual y equitativa, evitando producir fenómenos de dumping comercial. Debe utilizarse como argumento fuerte por parte de la comisión negociadora de Colombia que se compite además con los cultivos ilícitos lo que representa un mayor atractivo económico para las personas.
6- En materia de productividad se deben adelantar estrategias efectivas que le permitan en el menor tiempo posible instalar conocimientos tecnológicos para potenciar el capital humano disponible. Ello debe permitir el incremento en la productividad de la mano de obra, y al mismo tiempo mejorar los ingresos reales.

BIBLIOGRAFÍA

- Banco Mundial; Informe sobre el Desarrollo Mundial 1991; La Tarea acuciante del desarrollo. Washington D.C.; 1991.

- Chacholiades Miltiades, Economía Internacional; Mc Graw Hill; México, 1988.

- Cano, Carlos Gustavo – Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural del Colombia, El agro de cara al TLC; Discurso de instalación del XXXII Congreso Nacional Agrario, Bogotá D.C., noviembre de 2003.

- Departamento Nacional de Planeación, Estadísticas Históricas de Colombia; Tomos I y II; Tercer Mundo Editores; Bogotá Col., 1998.

- Dornbusch, Rudige; Fischer Stanley y Startz Richard; Macroeconomía; Octava edición; Mc Graw Hill; España, 2002.

- Durán, Xavier; Ibáñez Rodrigo, Salazar, Mónica; Vargas, Marisela; La innovación tecnológica en Colombia, Características por tamaño y tipo de empresa. Departamento Nacional de Planeación; Bogotá, Colombia, 1998.

- Garay, Luis Jorge; Apertura y Protección, Evaluación de la política de importaciones; Tercer Mundo Editores – Universidad Nacional de Colombia; Bogotá Colombia, 1991.

- Instituto Nacional de Comercio Exterior - INCOMEX; Colombia y el Acuerdo general sobre Aranceles Aduaneros Y Comercio – GATT; Biblioteca Incomex de Economía Internacional; Bogotá Colombia, 1982.

- Kotler; Philip y Armstrong, Gary, Marketing, Octava edición; Prentice Hall; Mexico 2001.

- Sachs, Jeffrey D y Larrain, Felipe B; Macroeconomía en la economía global; Prentice Hall S.A. Chile, 1994.

- Artículos varios de periódicos, entre mayo 12 y 24 de 2004.

- www//worldbank.org

- www//dnp.gov.co

[1] Kotler; Philip y Armstrong Gary, en su libro Marketing, 2001: “Ventaja Competitiva: Ventaja sobre los competidores que se adquiere al ofrecer a los clientes mayor valor, ya sea bajando los precios u ofreciendo mayores beneficios que justifican precios más altos”. Pp. 229
[2] El acuerdo o Tratado Cobden-Chevalier, en 1860, entre Francia e Inglaterra, inicia una carrera hacia el libre cambismo por parte de las naciones. En un principio los acuerdos eran de carácter bilateral, pero en la medida que pasaba el tiempo se fue extendiendo a varios países al mismo tiempo. Al terminar la segunda guerra mundial se dio inicio a la construcción en firme del sistema económico internacional de nuestros días, con la creación de Fondo Monetario Internacional –FMI-; El Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros –GATT- y el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento –BIRF-.
[3] Según estadísticas del Banco de la República de Colombia; cifras en dólares corrientes.
[4] Desde el punto de vista económico la productividad se mide como la cantidad de producto adicional obtenida al utilizar una unidad más de factor productivo. Esto es PMgL = (dQ/dL)
[5] El desarrollo tecnológico ha sido reconocido como uno de los determinantes del crecimiento económico de los países (Schumpeter, 1934)
[6] En La Innovación Tecnológica en Colombia; Departamento Nacional de Planeación; 1998.

Nota: Es probable que en esta página web no aparezcan todos los elementos del presente documento.  Para tenerlo completo y en su formato original recomendamos descargarlo desde el menú en la parte superior

Héctor Julio Garzón Vivas

Economista Industrial y magíster en economía.

cienciasempresarialesarrobacenda.edu.co
Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.