Los 16 hábitos para el desarrollo del mexicano

Autor: Ing. Rafael Hernández Valle

Autoayuda y superación personal

11-2003

Descargar Original

Resumen

Cada época, marca su manera de vivir, pensar, evolucionar y esta depende de la idiosincracia, raíces históricas y culturales de la región o país que se trate. Es nuestra decisión esperar sentados a que alguien venga a que nos mejore las cosas o tomar las riendas de nuestra vida hacia un camino que nos saque de la ignorancia, mediocridad y pobreza. Por ello, aquí se resumen los ingredientes para que un mexicano salga de la ignominia se convierta de un perdedor a un ganador o de victima de las circunstancias que vive a manejador de su destino.

Introducción

Hace tiempo, un americano dijo: "entre otras cosas, hay una abismal diferencia cultural entre nosotros y ustedes, ustedes fueron conquistados o son el resultado de la mezcla de la conquista y nosotros somos conquistadores". Según él, allí fundamentaba la radical diferencia de economías entre los dos países. También decía "pero nosotros estamos inmersos en el materialismo, ya perdimos los valores familiares y ustedes todavía los conservan. Aprendan de nosotros y conserven lo bueno de ustedes".

Un alto ejecutivo japonés que visitó una de sus plantas automotrices en México citó a una reunión a los ejecutivos mexicanos y comenzó diciendo "Señores, quiero decirles que ustedes son los hombres del mañana", los mexicanos se sintieron muy orgullosos por tal halago y dijo "saben porque? Porque todo lo dejan para mañana".

Hace algunos años, en un puerto mexicano que fue muy próspero y hoy esta muy contaminado ambientalmente y en la extrema pobreza, un originario del lugar dijo "lo que falta aquí es que vengan inversionistas para crear empleos y salir de donde estamos" y otra persona que no era originaria de allí le contestó "no son inversionistas lo primero que aquí se necesita, sino cambiar la manera de pensar, crear y trabajar, porque esa fue la razón por la que ese pueblo se acabó en el descuido, el despilfarro, falta de ahorro e inversión".

Un empleado en México tenía un jefe americano y este le dijo que tenían reunión a las 10 a.m., el mexicano llegó a las 10:30 a.m. y al entrar a la sala, de manera amable le dijo "muy bien, mexican time".

Y así podríamos seguir mencionando infinidad de mas anécdotas. Lo que es claro, es que como sociedad, en general nos enmarcamos en una manera de SER.

Todo es relativo, cuando llegan corrientes nuevas nacidas en otros países como justo a tiempo, calidad total, certificación por competencias, etc.; muchos se lanzan a implementarlas inmediatamente buscando en ellas la solución inmediata a los problemas que enfrentan. El tiempo también ha dicho que esas filosofías por muy buenas que sean, no se pueden implementar tal cual fueron diseñadas, sin antes hacerle las adaptaciones necesarias al entorno donde se instalarán.

El modelo de desarrollo del individuo coreano, japonés, taiwanés, americano, europeo, entre otros, no se puede simplemente tomar e implementar debido a sus matices propios de cada cultura o nación. Por ello se llamó "… desarrollo del mexicano". Seguramente individuos en cada país pueden crear su propia definición de desarrollo, basado en investigación y conocimiento de su cultura.

Lo mas importante, no es la definición de un plan de desarrollo sino la decisión y puesta en practica de adquirir esos hábitos.

Hablaremos un poco de hábitos. Se dice que de nuestra mente, solo el 5% es mente consciente y el restante 95% es mente subconsciente. Es decir, lo que realmente decimos que controlamos de nosotros es solo un 5%, el resto de lo que somos, viene de una fijación o programación hecha por hábitos a nuestro subconsciente. Por lo tanto, mucha de nuestra tarea en la vida es desechar malos hábitos y cambiarlos por nuevos.

Cuando hacemos algo que no nos gusta, lo postergamos, nos duele la cabeza, etc.; pero se dice que si tú, conscientemente decides hacer de eso, hábito tuyo, entonces necesitarías repetirlo al menos 21 veces en un periodo corto. En ese momento ya no te cuesta trabajo, lo haces de manera involuntaria, inconsciente. Entonces, quiere decir que con el 5% de nuestro consciente vamos a manejar o educar a través de buenos hábitos al 95% de subconsciente. Si esto sucediera, se dice que el consciente y subconsciente se hacen uno solo y estaríamos manejando el 100% de nuestra vida a nuestro completo antojo. Muchas enfermedades y sufrimientos desaparecerían. El problema radica, en que para la mayoría de nosotros no nos damos cuenta que actuamos de manera subconsciente y por lo tanto perdemos la habilidad de a donde llevar nuestro subconsciente, pero esto es asunto que no se tratará aquí.

Ya se ha discutido mucho en otros artículos sobre la relación y secuencia que hay, entre el SER, HACER, TENER. En este caso nos enfocaremos únicamente al SER.

Mismas acciones conducen a mismos resultados, es decir, es un circulo vicioso, no hay mejora, no hay crecimiento, no hay desarrollo.

La vida se va desarrollando en incorporación y mantenimiento de buenos y malos hábitos, esta en nosotros decidir cuales tomamos.

Los 16 hábitos están secuenciados, a manera de evolución del desarrollo personal. No es el objetivo que te aprendas de memoria los hábitos, pero se recomienda los escribas y tengas al alcance para verificar que se sigues su camino.

Al definir los 16 hábitos del desarrollo del mexicano, basado en nuestra cultura, se pretende definir la adquisición de los mínimos atributos, buenos hábitos o valores que nos lleven a estados de abundancia de vida personal y por consecuencia la creación de una nueva sociedad y nación.

Aunque se puede decir mucho de cada habito, solo se describirá brevemente su objetivo.

Los 16 hábitos

Disciplina. Sin este habito, no se llega a nada, la vida se corrompe, se quiebra, no hay consistencia. Toda voluntad que se quiera mover tiene que ser iniciada con auto disciplina.

Orden. Del exterior que te rodea, de tus pensamientos, de tu arreglo personal, de tu vida, de tus planes.

Limpieza. Puede estar ordenado pero no limpio, de tu alrededor, de tu persona, de tus cosas.

Honestidad. No es lo mismo ser bueno que ser honesto. Tampoco no termina al no hurtar sino a que lo que pienses hagas y dices sea congruente. La verdad te hará uno solo contigo mismo y será más fácil vivir y conseguir lo que quieras y a donde vayas.

Autoestima / Valoración. Se refiere a valorarte y quererte por lo que eres, no por lo que no eres y a saberte y sentirte merecedor de todo en la vida. Que no seas víctima de las circunstancias; sino iniciador, manejador, líder de tu vida.
Respeto. Primero de ti para ti, después, respeto hacia ti y luego respetar a los demás personas, incluyendo animales, vegetales y medio ambiente.

Responsabilidad. Habilidad para responder por uno mismo, es decir no echar culpas a otros por mis situaciones sino hacer consciencia que yo soy el único responsable de lo que me pase en mi vida.

Compromiso. Aportar, no solo recibir. Crear compromisos con todo en el mundo que te rodea. A lo que te comprometas contigo o con otros cumplirlo.
Desempeño libre de defectos. En todo lo que hagas, hazlo bien, da lo mejor de tu ser, disfrutandolo. No te aceptes resultados mediocres, eso denigra tu existencia y te defraudas a ti mismo. Todo esto. sin caer en la tiranía del perfeccionismo.

Prevención. Tienes dos opciones: dejar que las circunstancias manejen tus eventos y tiempos y por lo tanto sentirte esclavizado de la vida o tu manejarlas de manera anticipada y planeada.

Educación. Tu decides si te mantienes en las tinieblas o ignorancia o incursionas a la luz del mundo que nos rodea. Entre mejor preparado en conocimiento o academia estés, serás como un pez en el agua para responder y embestir en el mundo actual global.

Mejorar continuamente. Como el agua estancada que no corre, se pudre y se corrompe. Así también nosotros, el que no mejora, sigue dando vueltas en lo que piensa que es su realidad y nunca sale de allí. Se vuelve un ser paradigmatico. Quien no mejora, esta muerto en vida. La mejora, es disfrute abundante de vida.

Perseverancia / Tenacidad. Sueña y haz siempre tus sueños realidad. Si no funciona, cambia de rumbo una y otra vez pero siempre consigue lo que quieras.

Amor al trabajo. Muchos nacimos con el tabú que el trabajo es castigo, pena, fatigante y una cárcel. No solo quiere el trabajo sino ámalo. El trabajo es vivificante, dignifica, da sentido de realización. Disfruta siempre tu momento presente, haz del trabajo un estado de creación, de diversión. Sea cual fuere, siempre enfrenta los retos del trabajo con positivismo. El trabajo nos da la oportunidad de poner en practica nuestro SER en el HACER, de seguir disfrutando y aprendiendo de la vida; y si además de eso nos pagan es ganancia adicional.

Ahorro e Inversión. El rico ahorra, sabe comprar y gastar, por eso tiene. Es generoso cuando lo quiere. El rico no es esclavo del dinero, mas bien lo señorea. Tu decides si lo ahorras o lo inviertes pero siempre genera en ti la sensación de TENGO. Se ha comprobado que no es más rico el que más gana sino el que mas ahorra porque así como lo ganas lo puedes gastar y puedes seguir en estado miserable así ganes lo que ganes. Muchos ricos, practican la austeridad como un buen hábito y esto no significa no disfrutar de la vida o de lo que realmente necesitaras.

Participación. A veces nos metemos en el juego de "dime lo que me toca hacer". Esta es una posición muy cómoda de la vida porque te conviertes en conformista seguidor. Esta frase se pudiera cambiar así: "como puedo yo ayudar?". Por eso se dice que es mejor y da mas placer dar que recibir. De hecho, esta es una de las fases esenciales de nuestro entendimiento en el paso por la vida. Cuando se llega a este nivel de consciencia, muchos entienden que en realidad vivimos para trascender a través del amor.

Conclusiones

Nadie va a venir a resolver nuestros problemas. Tampoco es de esperar que un día cerremos los ojos y el día de mañana encontremos todo resuelto. El gobierno no tiene una varita mágica; tiene que salir de la consciencia de cada uno de nosotros el realmente querer crearnos un mundo mejor con esfuerzo, disciplina y dedicación, adaptándonos de manera proactiva a los nuevos paradigmas que el entorno marque, siendo pioneros de la mejora continua en nuestra persona, aplicando los elementos descritos en los 16 hábitos para el desarrollo del mexicano, pagando el precio del éxito y así influir primero en tu persona y después hacia el mundo.

Bibliografía

Alexander, Scott. El Rinoceronte. Ediciones Botas.
Mavila Medina, Octavio. Decálogo del Desarrollo.
Díaz Mérigo, Angel. Por favor… que vamos en el mismo barco. Panorama.
Castañeda, Luis. Que has hecho por México. Ediciones Poder
Woo-Choong, Kim. El mundo es tuyo pero tienes que ganártelo. Editorial Iberoamerica.
Covey, Stephen. Los Siete Hábitos de la Gente Altamente Efectiva. Editorial Paidos

Nota: Es probable que en esta página web no aparezcan todos los elementos del presente documento.  Para tenerlo completo y en su formato original recomendamos descargarlo desde el menú en la parte superior

Ing. Rafael Hernández Valle

fitingolingoarrobahotmail.com  

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.