Desarrollo sustentable

Autor: Edgar Ruiz S

Administración y gerencia

07-2002

Descargar Original

1. INTRODUCCIÓN

Existen varios ejemplos que ilustran la preocupación por la sustentabilidad del desarrollo:

Evaluación de los impactos que provocan estilos de desarrollo en el bienestar de las generaciones futuras

Reconocimiento del rol decisivo que desempeña el capital o el patrimonio natural, mientras provee beneficios a la sociedad.

El concepto de sustentabilidad proviene de las ciencias biológicas, la forma de evaluar la conservación o depredación de un recurso consiste en incorporar criterios de trabajo a los patrones y características naturales de un recurso.
Los fenómenos exógenos son aquellos que operan al margen de lso criterios de trabajo como los programas de protección de los bosques, di cierre d áreas de pastoreo y protección de esos recursos.

El enfoque de sustentabilidad se hace más complejo, ya que se suman criterios de trabajo que inciden en el manejo y uso de los recursos como participación ciudadana, políticas y de instituciones.

Ciertos proyectos de inversión tienden a desaparecer antes de que termine la vida útil que se previó al diseñarlos.

La sustentabilidad se analiza a nivel macro, ya que depende de factores sectoriales y macroeconómicos, por eso que la carga de deuda externa contribuye a que sea menor el apoyo a los programas ambientales de largo plazo, en razón de la escasez de recursos fiscales.

La sustentabilidad requiere un equilibrio dinámico entre todas las formas de capital o acervos que participan en el esfuerzo del desarrollo económico y social de los países, para que la tasa de uso del capital no exceda su propia tasa de reproducción.

La sustentabilidad ambiental depende de los sistemas de asignación de derechos de propiedad y tenencia de los incentivos económicos y sociales, del manejo de la economía y de los recursos, del rol del Estado, empresas y comunidades de distinto tipo y las personas.

2. ANTECEDENTES

En América se encuentra una transformación productiva que aumenta la participación de la sociedad a través de un ambiente más democrático que buscan explotar recursos naturales y así mejorar los niveles y condiciones de vida. No se puede mejorar la calidad de vida de la población a costa de su nivel de vida, es por eso que el capital natural es fundamental para lograr la transformación productiva con equidad.

Los procesos de desarrollo afectan la calidad del medio ambiente como la contaminación del agua y del aire ya que disminuyen la capacidad de los ecosistemas para entregar a la comunidad bienes y servicios
Las políticas económicas no son neutrales con referencia a los recursos naturales, el avance tecnológico dinamiza las economías con el fin de reducir los efectos negativos y cambiarlos a positivos para el capital natural.

La base del desarrollo sustentable la constituyen estructura de incentivos, legislación, gestión y organización de actividades productivas.

La conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio ambiente y desarrollo principalmente se sustenta en la incorporación del progreso técnico con miras a lograr recientes niveles de productividad. En 1971 hubo una reunión con los expertos sobre el Desarrollo y el medio, donde se preparó un documento sobre el estado del medio ambiente humano y natural.

Algunos de los aspectos tratados con detalle fue la relación entre desarrollo y medio ambiente, comercio internacional, surgimiento de normas ambientales.
Se destacó que las consideraciones ambientales podrían beneficiar a ciertas regiones del mundo, según la relación entre capital natural y productos sintéticos y el grado de influencia del capital extranjero.

En el tema de recursos energéticos, gestión racional del agua y recursos minerales se dieron a conocer efectos negativos de la contaminación como resultado de procesos productivos o políticas inadecuadas sobre tratamiento y eliminación de desechos.

Sin embargo los gobiernos de América Latina y el Caribe han prestado mayor atención a temas tipo coyuntural, la conservación de ciertos recursos, la protección de los bosques tropicales y al defensa del patrimonio natural y cultural no constituyen preocupación exclusiva de un país en particular. El desarrollo y crecimiento poblacional han demostrado que no existe en el mundo la independencia ecológica ambiental,
A partir de la conferencia Mundial en 1972 se ha avanzado, en el mantenimiento del patrimonio natural de la región pasa a ser un elemento fundamental en la determinación de los niveles de ida que es posible alcanzar.
Se ha tomado conciencia que los recursos naturales y el medio ambiente son bienes de capital cuyo tiempo de duración excede el de la generación actual. Ya no se piensa en sólo explotarlos, sino en obtener el máximo de valor agregado sin dañar el acervo existente.

Latinoamérica y el Caribe se han preocupado por cuidar el medio ambiente y desarrollo, con ayuda del Banco Interamericano de Desarrollo y el programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo se creó la Comisión de Desarrollo y Medio Ambiente de América Latina quienes sientan las bases de estrategias para un desarrollo sustentable.

También existe un movimiento organizado para considerar en el foro internacional temas como cambios climáticos, agotamiento de la capa de ozono, contaminación de mares, destrucción de los bosques tropicales, sus consecuencias para la diversidad biológicas, lluvias ácidas y cambios en la calidad del aguan y otros semejantes.

3. SISTEMA ECONÓMICO

El impacto de las políticas económicas causan efectos primarios y secundarios sobre el medio ambiente, como los cambios en las tasas de interés (periodo de maduración de inversiones), reasignación del presupuesto fiscal (estructura de incentivos), las devaluaciones de la moneda (tasa de extracción de los recursos naturales no renovables).

Las políticas ambientales tienen como objetivo la disminución de tasa de uso de recursos ambientales, debe de incorporar la dimensión ambiental a la económica la planificación a través de programas de ajuste estructural, programas de inversión, gasto público, políticas de educación y comunicación social.

Las políticas de inversión promueven la generación de inversión privada y pública, los recursos naturales y ambientales son formas de capital que son objeto de inversión.
La revisión de programas permitirá el equilibrio entre todas las formas de capital.

La relación entre las políticas económicas y el medio ambiente se manifiesta a través de:

La disponibilidad de un recurso, beneficios del recurso, distribución de actividades económicas y sociales, asignación y uso de tierra, ventajas del comercio internacional, redistribución del problema ambiental, eficacia de instrumentos económicas y ambientales, disponibilidad de recursos internos, incentivos para invertir y reinvertir en un recurso (la mayoría de los enfoques conciben los recursos naturales y ambientales como bienes de consumo y no de inversión.

La eficacia de los instrumentos de política ambiental y económica e mínima en zonas de ingresos mínimos, por lo que se necesitan políticas de intervención como las de ingreso, redistribución e intervención directa de la tierra.

No encontramos ejemplos de relaciones entre políticas económicas y recursos naturales debido a que en América Latina indican que hay falta de investigación científica debido a la complejidad de los sistemas ecológicos
Las políticas macroeconómicas se evalúan por los impactos primarios o directos y a su vez provocan impactos indirectos (están fuera del ámbito de quienes lo crearon y aplicaron políticas económicas).

Las políticas económicas afectan el caudal de recursos y flujo explotable debido a que modifican las ventajas comparativas de explotación, así en las exportaciones se estimula la explotación de recursos minerales.

Efectos externos de las políticas

Las políticas económicas provocan efectos que no tienen nada que ver con los objetivos originales, a esto se le llaman EXTERNALIDADES que son imperfecciones de los mercados y valoración, dificultan los problemas ambientales, como ejemplo: inestabilidades cambiarias y tasa de interés en los mercados internacionales y a su vez afectan los subsidios agrícolas, restricciones comerciales, generación y utilización de energía. Lo anterior sucede en América Latina y el Caribe con la pesca y los bosques.

Los agentes económicos contaminan y depredan los recursos ante la carencia de mecanismos económicos eficientes y rentables para regular su uso.

Ejemplos de externalidades son: deforestación, erosión, desertificación, salinización, mal manejo de tierras altamente productivas, contaminación urbana.

Las políticas ambientales aplicadas en América Latina no han tenido los resultados esperados debido a que dichas políticas fueron diseñadas en países desarrollados, la base del desarrollo de América (organizaciones comunitarias) que dominan la industrialización y urbanización.

Existe una correlación entre los efectos ambientales y económicos, ya que existe escasez progresiva de recursos naturales y bienes y servicios que provee el medio ambiente. Los recursos naturales se explotan como bienes de consumo y no de inversión; debe existir un equilibrio entre todas las formas de capital que forman el desarrollo económico y social.

La mejor forma de mantener el equilibrio entre las formas de capital es estimar los costos y beneficios del mejoramiento ambiental y actividades económicas y sociales.

La política de sustentabilidad debe tener límites de explotación de los sistemas ecológicos, se requiere estimular la investigación científica y tecnológica en todos los campos pertinentes

4. SISTEMA AMBIENTAL COMO CONTINENTE

Las grandes áreas de la política ambiental tiene un alcance que rebasa el ámbito económico local y sectorial. Existen tres grandes áreas de política ambiental de singular importancia:

I. La generación de una conciencia personal y social y la educación
II. La inversión sectorial y nacional
III. La tecnología.
I. La conciencia personal y social y la educación

Elevar los niveles de conciencia de la población es una condición necesaria para el éxito de cualquier gestión del desarrollo. Si no existe suficiente compresión acerca del papel que desempeña la naturaleza en el bienestar de los individuos y la comunidad, las acciones ambientales tenderán al fracaso.
Una conciencia social fuerte apura los consensos, compromete más a todos los agentes del desarrollo, y favorece una mayor participación de la ciudadanía
La conciencia individual y colectiva ha sido la protagonista de la historia del desarrollo. Es conocida la importancia que tienen las campañas de persuasión `para movilizar a la población.

El sistema educacional, particularmente a nivel de la enseñanza básica, es un medio importante para modificar los valores y la conducta de la sociedad respecto a los recursos naturales. La socialización de estos valores en la población joven, y su activa participación en los diseños y la ejecución del desarrollo sustentable, es la manera más eficaz de asegurar el cumplimiento de las metas que se ha fijado el desarrollo en beneficio de aquellos estratos de la población , ya que son ellos mismos los que se verán afectados posteriormente por el deterioro de los recursos y el ambiente.

II. Políticas de inversión

Las políticas nacionales de inversión constituyen la base del equilibrio dinámico entre todas las dogmas de capital que participan en el desarrollo.
Ellas promueven la generación de un cima que estimule la inversión privada y publica. Pero para que esto ocurra, es imprescindible reconocer que los recursos naturales y ambientales son formas de capital y que, como tales, son objeto de inversión.

Una manera de incorporar elementos esenciales de la sustentabilidad del desarrollo es a través de los programas nacionales de inversión y gasto público. La formulación y revisión de dichos programas representa una instancia única para evaluar si existe un verdadero equilibrio entre todas las formas de capital. Los programas ambiéntales y de gestión de recursos naturales debe incorporarse en esta instancia. Su incorporación dependerá de las diferentes opciones de inversión existentes, de la percepción de los beneficios netos previstos, y de los criterios económicos empleados para seleccionar y evaluar las inversiones

III. Tecnología.

Con la necesidad de estar al nivel de la competencia se hace la búsqueda para lograr el mejorar los procesos y la calidad productiva. Para estar competitivamente en los roles internacionales la Tecnología juega un papel muy importante es por eso que las naciones de América se ven en la necesidad de encontrar la mejor tecnología que brinde los mas altos beneficios. Si a esto le aunamos la globalización creciente en las economías esta de más mencionar que importancia tiene la tecnología en las economías. Adentrando la misma en el sistema ambiental de las naciones aclaramos este punto con dos ejemplos que aclaran más a fondo estos puntos:

a) Transformación productiva y conservación ambiental : empresas mineras de Chile.

El proceso de implantación de tecnología de control ambiental en las fundiciones de cobre muestran de que manera han interactuado los procesos de transformación productiva y los criterios de conservación ambiental en las empresas mineras. En los ochentas es cuando Chile comienza a tener auge en este tipo de empresas es por eso que el país se ve en la necesidad de realizar inversiones que redujeran costos y mejoraran la eficiencia de los procesos productivos (mayor eficiencia = menor consumo energético).

Como no existía una conciencia ambiental y solo se pensaba económicamente, La contaminación en los alrededores creció considerablemente teniendo problemas agrícolas y en comunidades cercanas, la población empezó a presionar por que se crearan políticas ambientales que regularan la tecnología de dichas compañías. Es por eso que se empieza a exigir el cumplimiento de normas de calidad ambiental. Sabemos que esto cambiara significativamente los efectos que surjan de ahora en adelante en las fundiciones chilenas.

Otro caso es el de Petrobras (Brasil), esta compañía es reconocida a nivel latinoamericano, pero se conoce que las inversiones que este tenia en materia de equipamiento tecnológico y control ambiental no guardaban relación con la expansión productiva y el incremento de la actividad de la empresa por lo que no permitía reducir los riesgos de contaminación. Esta empresa preocupada por la situación dispone un presupuesto independiente para la preservación ambiental, a fin de no afectar tareas ambientales y consecuentemente la economía del país.

La dimensión Norte-Sur de las industria de limpieza ambiental y la difusión de tecnologías limpias

La ecoindustria, que abarca una amplia variedad de productos y servicios relacionados con el monitoreo, tratamiento, control y gestión de la contaminación industrial y doméstica, se desarrollo rápidamente en los años ochenta y noventa, en respuesta a las reglamentaciones ambientales. Gracias a la aplicación relativamente temprana de estas reglamentaciones en los Estados Unidos, Europa y Japón, estas regiones entraron en competencia como productores y exportadores de productos y servicios ambientales. A medida que se desarrollaba el sector industrial, aumentó la sensibilidad ambiental y expandió la competencia y el comercio internacionales en la ecoindustria. Hay ahora una clara dimensión Norte / Sur en los patrones internacionales de desarrollo de la industria y su comercio. Las ecoindustria se establecieron para ocuparse de la reducción y eliminación de los desechos, pero también han impulsado la producción menos contaminante.

En representación del Norte se examina el medio ambiente europeo y las industrias con tecnología menos contaminante a fin de establecer su competitividad y la evolución entre los dos criterios de gestión ambiental: el paliativo, aplicado por las ecoindustria, y el preventivo, que aboga por el empleo de tecnologías menos contaminantes en los procesos de producción.

En representación del Sur, se analiza lo ocurrido en América Latina. Se cuestiona la naturaleza de la expansión del sector encargado de la gestión ambiental de la industria, sobre todo su composición y cómo se interpreta en distintos países. La ecoindustria y las tecnologías menos contaminantes deberían entenderse como industrias y no como conjuntos de productos y servicios de valor ecológico incuestionable. Asimismo, la medida en que estas industrias revelan lagunas de información y tecnología en materia de gestión ambiental. Estas lagunas podrían ser útiles para ayudar los gestores ambientales del Sur, pero podrían también generar una condición de dependencia en esta materia.

En este trabajo se analiza la implementación de modelos innovativos de formación profesional en un sector industrial caracterizado por su bajo dinamismo, como es el de la producción azucarera en México. La experiencia de aplicación de los modelos SIMAPRO y Competencia Laboral en algunos ingenios azucareros revela varios aspectos importantes sobre cómo involucrar a trabajadores directos con escaso nivel educativo en un aprendizaje organizacional orientado simultáneamente a objetivos de competitividad y calidad en el empleo.

Los dos modelos, SIMAPRO y Competencia Laboral, forman una unidad de la estrategia de relacionar el aprendizaje de la organización con el desarrollo profesional del individuo. La unidad entre los dos modelos se da también desde la perspectiva de gestión de una estrategia de aprendizaje organizacional. El SIMAPRO se caracteriza por su aplicación rápida e impacto inmediato, mientras que el modelo de Competencia Laboral requiere de mayor tiempo en la etapa de diseño antes de llegar al personal. Por otra parte, el SIMAPRO requiere de un esfuerzo constante de renovación para mantener su significado de aprendizaje en la organización, mientras que el modelo de Competencia Laboral adquiere cada vez más significado en la medida que madura.

Otras políticas ambientales

Existe una amplia gama de políticas ambientales especificas que se diseñan para recular el acceso a los recursos naturales y su uso, y eliminar ciertos efectos que menoscaban el desarrollo. Algunas de estas políticas influyen en el comportamiento de los agentes económicos en la asignación y distribución de sus recursos. Entre ellas cabe citar los impuestos a aquellos que contaminan o lo subsidios a quienes adoptan tecnología no contaminantes o los subsidios a quienes adoptan tecnologías no contaminantes. En ambos casos , estos instrumentos cambiaran los precios relativos o las ganancias netas de los afectados. Sin embargo las políticas ambientales han tendido a privilegiar el uso de instrumentos de regulación directa de los recursos, en desmedro de los instrumentos indirectos de tipo económico. Algunos ejemplos: la veda en la pesca; la zonificación dela explotación de recursos que se encuentran depredados; las cuotas de producción de productos contaminantes y la protección de ciertas áreas, como los bosques nativos y la flora y la fauna, para preservar la diversificación ecológica.

Los derechos de acceso, como en el caso de los parques nacionales, representan un tipo de política de política que suele utilizarse También cabe destacar las llamadas reglamentaciones. Generalmente, se considera que las políticas ambientales tienen el carácter de reguladoras, es decir que fijan estándares para medir el comportamiento de los agentes económicos.

Finalmente las políticas relativas al derecho de propiedad y a su control también influyen sobre la política ambiental, ya que también ha muchos casos donde el comportamiento de los agentes económicos y sociales dependen principalmente de los regímenes de propiedad. Cuando estos derechos no existen, o no son adecuadamente ejercidos por sus titulares públicos o privados, es imposible fiscalizar la explotación de un recurso natural, pues el uso se sentirá incentivado a agotar rápidamente la renta potencial del recurso , depreciándolo. Este hecho genera reacciones en cadena: cuando un agente explota un recurso, siempre habrá otros que seguirán su ejemplo, generándose así una carrera por capturar la renta potencial disponible de ese recurso. Lo habitual es que en la mayoría de los países tales derechos no existan respecto al agua de riego, la pesca marítima y la asignación de tierras.

Existen un sin numero de consecuencias significativas si no se tiene un control de las políticas ambientales. América cuanta con demasiados ejemplos significativos, a saber como es: deforestación, erosión desertificación , salinización, mal manejo de tierras altamente productivas, contaminación urbana, deterioro de la calidad del agua, exceso de residuos sólidos y líquidos, destrucción de la biodiversidad, deterioro de cuencas hidrográficas, deterioro de recursos costeros, pobreza y miseria y deterioro del patrimonio natural y cultural de las áreas indígenas.

Si no existen políticas para la gestión de los recursos naturales y ambiéntales, será muy difícil mitigar las externalidades. La carencia de estas políticas es uno de los mayores problemas de América. Formularlas entonces es una de las tareas mas importantes que deben realizarse en esta década.

Las políticas de estabilización, por otra parte deben de enfatizar la problemática del corto plazo . En estas los cambios en los precios relativos tienden a castigar las consideraciones de tipo ambiental. Esto se da sobre todo cuando los programas aumentan la valoralización de los beneficios actuales, y disminuyen la de los costos futuros, En los ochentas se optaron programas a corto plazo que vinieron con recesiones.

Los programas a largo plazo se impone incorporar la dimensión ambiental del desarrollo. Todas las reformas pueden tener efecto significativos sobre las sustentabilidad de desarrollo.

5. ORIENTACIÓN DEL DESARROLLO

Los países de la región deberán enfrentar un gran desafió en la próxima década para orientar el uso de sus recursos.

En gran medida , ello implicara la imperiosa necesidad de adecuar sus sistemas de gestión a la realidad de territorios. Para poder tener una buena administración de los recursos se toma un enfoque sectorializado y apartado de la realidad del entorno se pasara a uno integrado, en el cual los requisitos del medio ambiente y las necesidades de los usuarios serán tenidos en cuenta en las decisiones.

También se tenderán a incrementar las investigaciones ya efectuadas en algunas áreas y los proyectos pilotos. Para ello, además de investigar los aspectos técnicos, se realizara el análisis económico de los proyectos y, sobre todo, se procurara interesar a la población en los mismos.

La participación ordenada del sector privado será clave en este proceso; para ello será necesaria la descentralización de la acción publica y el reforzamiento de la capacidad de gestión publica y privada. La continuidad de las actividades de carácter estatal es tan importante como su calidad.

En este sentido , el manejo de los recursos naturales por la única vía de los proyectos de inversión fracasara si dichos proyectos no cuentan con suficiente respaldo institucional. Los recursos naturales se manejan para servir a la población, que es el sujeto del desarrollo. Hasta ahora, a pesar el progreso alcanzado en los últimos decenios - con un retroceso en los años ochenta -, no se ha tenido éxito en la tarea de utilizar los recursos disponibles para erradicar la pobreza. Entre éstas y el medio ambiente existen influencias reciprocas, y se forma un circulo vicioso que es necesario romper
Uno de los desafíos más importantes de los países de América es lograr desarrollarse con un grado adecuado de sustentabilidad ambiental. Muchos esfuerzos no han prosperado por las evidentes contradicciones que se dan dentro de la modalidad de desarrollo prevaleciente en la región entre el crecimiento económico y el medio ambiente.

El problema es complejo y necesariamente requiere una concepción integral del desarrollo, donde el medio ambiente sea un elemento intrínseco del mismo.

Consecuentemente, se ve la necesidad de definir la concepción ética del medio ambiente a través del cambio cultural. Se introduce posteriormente el concepto de sustentabilidad ambiental, lo que supone, indudablemente, hacer explícitos los déficit del pensamiento económico en relación con el medio ambiente.

Para entender el problema en América, se necesita subraya la historia ecológica de la región. De la disponibilidad de recursos naturales y bienes ambientales, en una región que genera ingresos y divisas, derivados en forma muy significativa de la explotación de sus recursos naturales, nace la necesidad de impulsar sistemas de contabilidad del patrimonio natural.

El desarrollo agrícola-rural es examinado especialmente, por su importancia para las economías de la región y dado el amplio impacto ambiental en el espacio. Para interpretar ambientalmente el desarrollo agrícola, se tiene que profundizar la dinámica del estilo de desarrollo predominante, motivada por lo que en los últimos decenios se ha llamado la "modernización del campo". Finalmente, concibe los principales factores que son críticos en la sustentabilidad ambiental, estableciendo una nueva categorización, que ha tenido una amplia difusión en la región.

Se realizo una conferencia mundial en la que se estableció un documento para América Latina (EL DESARROLLO SUSTENTABLE: TRANSFORMACION PRODUCTIVA, EQUIDAD Y MEDIO AMBIENTE) en la que se hablaba de puntos ambientales y productivos, tiene 4 ideas principales y estas son:

La primera da por superado el debate de antaño, en el cual se establecían oposiciones entre la preocupación ambiental y el objetivo del desarrollo. Es cierto que esa oposición frecuentemente se plantea sobre todo a nivel microeconómico; no obstante, en la actualidad no cabe duda de que la preocupación ambiental es legítima y de sobra justificada, tanto en sociedades desarrolladas como en desarrollo.

Lo dicho es especialmente válido en el caso de América Latina y el Caribe, cuyas economías se apoyan fundamentalmente en la explotación de recursos naturales, muchos de ellos susceptibles de degradación irreversible. Así, los responsables de la política económica de la región se encuentran en la necesidad de incorporar entre sus variables la de la sustentabilidad ambiental, no sólo para responder a las necesidades de las generaciones venideras, sino también como un elemento vital para asegurar el crecimiento sostenido en beneficio de las generaciones actuales.

Dicho lo anterior, una segunda idea central es que tanto el origen como las consecuencias de los problemas ambientales son distintos en los países en desarrollo y en los desarrollados. En los primeros, dichos problemas suelen estar asociados a situaciones de escasez de recursos; en los desarrollados, al consumismo e incluso al derroche de recursos que surge de la abundancia. Así, los problemas ecológico-ambientales tienen expresiones distintas en unos y otros.

En tercer lugar, se plantea que la relación del hombre con la naturaleza empieza a nivel del individuo, pasa por la comunidad, el distrito, la región, el país, las zonas ecológicas de interés común a varios países, el continente y el mundo. No son nítidamente separables los fenómenos locales de los nacionales o de los mundiales, ya que existen influencias recíprocas entre todos ellos. De ahí que el presente documento aborda a la vez el esfuerzo interno para incorporar la variable ambiental en el proceso de desarrollo y el esfuerzo internacional para resolver problemas comunes a través de la cooperación.

En cuarto lugar, y tomando en cuenta los múltiples vínculos que existen entre desarrollo y medio ambiente, se considera vital comprender la sustentabilidad del desarrollo dentro de un contexto amplio, que vaya más allá de las preocupaciones relativas al capital natural. Desde esta perspectiva, el desarrollo sustentable conduce hacia un equilibrio dinámico entre todas las formas de capital o patrimonio que participan en el esfuerzo nacional y regional: humano, natural, físico, financiero, institucional y cultural.

En quinto lugar, se afirma que la incorporación de la preocupación ambiental al proceso de desarrollo exige un esfuerzo sistémico, que abarca también la conducción de la política económica, la gestión de los recursos naturales, la innovación tecnológica, la participación de amplios estratos de la población, la educación, la consolidación de instituciones, la inversión y la investigación.

Finalmente, se postula que la cooperación internacional no debe limitarse a enfrentar problemas ambientales en forma aislada. Así como el esfuerzo del desarrollo es inseparable de la defensa ambiental, y numerosos problemas ambientales son consecuencia de fenómenos vinculados al subdesarrollo, la cooperación internacional debe ocuparse en forma integrada de impulsar el desarrollo y de defender el medio ambiente; o, si se quiere, debe destinarse a un desarrollo ambientalmente sustentable.

La presentación de los distintos aspectos tratados en el documento guarda relación con la estructura temática de la propuesta antes citada sobre Transformación productiva con equidad. Se examinan, entre otros asuntos, los vínculos recíprocos entre la sustentabilidad ambiental y la política macroeconómica; los recursos naturales; la transformación productiva; la pobreza; la concertación estratégica; el financiamiento, y la cooperación internacional.

El primero plantea la preocupación ambiental como desafío futuro, y presenta como antecedentes las tareas ya realizadas en el ámbito mundial a ese respecto. El segundo capítulo define el desarrollo sustentable y demuestra que éste debe mirar más allá del capital natural. El tercero analiza el carácter de las relaciones entre políticas económicas, recursos naturales y medio ambiente. En el cuarto capítulo se presenta un diagnóstico de la actual situación de los recursos naturales y del medio ambiente humano en la región.

El quinto analiza las principales relaciones que existen entre pobreza y medio ambiente. El sexto capítulo trata de la función que corresponde a la tecnología en las tareas encaminadas a una transformación productiva con equidad y sustentabilidad ambiental. El séptimo propone las bases para una institucionalidad nueva en relación con el medio ambiente; las metas de la gestión y organización dcl desarrollo sustentable, y su relación con los sistemas políticos y la legislación. El octavo capítulo se refiere a las políticas financieras e instrumentos de financiamiento del desarrollo sustentable. El noveno vincula la agenda de la cooperación internacional con el tema del desarrollo sustentable. Y, por último, el décimo contiene una síntesis y las propuestas.

Asimismo, la búsqueda de opciones y modelos de gestión que privilegien un desarrollo local sustentable, con énfasis en la participación comunitaria y la equidad como principios, caracteriza las distintas etapas y productos del proyecto. La participación se define aquí como un instrumento más de gestión, que permite adecuar las acciones de desarrollo a los entornos sociales específicos de cada localidad, contribuyendo, de paso, a la más equitativa distribución de las mismas.

Ajuste a las especificidades locales

La rica superposición de tamaño, marco institucional simple (o, al menos, de no excesiva complejidad), y procesos administrativos directos, que se entiende caracterizan a los asentamientos de tamaño medio, debiera ayudar a la conformación de modelos de gestión que, aun cuando respetan las características propias de cada localidad, sean transferibles a distintas situaciones en la región.

La riqueza conceptual en torno a las oportunidades que presenta la gestión local del desarrollo ha sido ampliamente discutida, en foros, seminarios, programas de capacitación y muy especialmente en CEPAL, estimándose que el proyecto ofrece la oportunidad de reflexionar en tanto y cuanto a su aplicabilidad a situaciones y desafíos específicos de gestión local.

El municipio se concibe, entonces, como un facilitador y promotor de las acciones de mejoramiento y desarrollo, concentrando parte de sus recursos en el logro de la más efectiva coordinación entre los distintos actores del escenario local, enfatizando por ello la toma de conciencia en relación al medio urbano y la participación en distintas formas, como elemento de apoyo al gobierno local.

La Competencia internacional basada crecientemente en la incorporación y difusión del progreso técnico, en un contexto de difundida valoralización económica y política de la sutentabilidad ambiental, será una de la tendencias que marquen los años noventa.

La competencia internacional, el progreso técnico y el desarrollo sustentable
En la actualidad se asiste a un evidente proceso de globalización regionalización de los mercados internacionales . Este fenómeno es inducido por una notaria disminución de los costos e comunicación transporte, por la capacidad de algunas naciones para incorporar y difundir el progreso técnico a su sistema productivo , por el talento empresarial, y por la incorporación al mercado internacional de nuevos países.

Existen nuevas modalidades organizativas que apuntan hacia una mayor flexibilidad del proceso productivo y la disminución de sus costos, cuestión que se refleja en la calidad del producto. Este es el fundamento de la competitividad contemporánea. Los conceptos de producción y demanda sincronizadas (just in time inventory), de producción sin defectos y de control toral de calidad (total quality control), entre otros, se refieren a este fenómeno, y su aplicación requiere estrechar vinculaciones entre proveedores, productores y usuarios, cosa que ha posibilitado los rápidos avances en el ámbito de las tecnologías de información.

Por otro lado , los procesos de diseño, producción, distribución y comercialización permiten acortar los plazos de respuesta a la s nuevas demandas del mercado, e incentivar entre empresas de distintos países y sectores.

La preocupación por el tema ambiental no es un asunto marginal de las tendencias . Todo lo contrario : el desarrollo sustentable se ha constituido más bien por un valor universal. El imperativo de la sustentabilidad ambiental ha generado, por otra parte, costos adicionales y, por otra. Un esfuerzo importante de innovación tecnológica tendiente precisamente a neutralizar efectos negativos sobre el medio ambiente y a elevar la capacidad competitiva. En el futuro serán cada vez mas estrechas las vinculaciones entre el progreso técnico encausado a proteger el medio ambiente y la competitividad internacional.

6. ACCIONES INTERNACIONALES

Desde que se realizo la conferencia de las naciones unidas sobre el medio ambiente hace veinte años, la mayoría de las entidades gubernamentales y no gubernamentales han intentado formular y crear nuevas políticas en el área comercial para poder minimizar el impacto de esta frente al medio ambiente y potencializar la cooperación internacional en América. Las diferentes partes que han intervenido en este conflicto no se han comunicado de manera adecuada y por esto el conflicto ha tomado mayores proporciones, no atendiendo de forma rápida y adecuada la magnitud de las necesidades que el continente en el que vivimos presenta.

Para analizar la relación existente entre comercio y medio ambiente se debe verificar en que magnitud el crecimiento económico es el responsable del deterioro ambiental del planeta -aunado a la incipiente puesta en marcha de tratados bi o multilaterales en la región-, considerando también como las estructuras de comercio y las relaciones económicas entre naciones industrializadas y naciones en vía de desarrollo son responsables del deterioro del medio ambiente, investigando si sé están cumpliendo de manera real las normas ambientales, estudiando en que forma las medidas comerciales pueden alcanzar los objetivos ambientales y analizando como se puede proporcionar un medio ambiente sano manteniendo una expansión comercial continua.

Se han desarrollado algunas posibles reglas de acción para el fortalecimiento de las políticas comerciales frente al medio ambiente con el fin de asegurar la preservación de los recursos naturales, "se ha propuesto que se les otorgue un alto valor económico y que se establezcan reservas naturales no explotables, otro aspecto importante es dejar que el libre comercio mejore las condiciones ambientales, esto tiene explicación en que "al generarse riqueza, el aumento de la actividad comercial proporciona los recursos necesarios para adquirir los equipos de control y reducción de la contaminación, así el desarrollo económico permite la transformación de las empresas contaminantes en industrias limpias y de alta tecnología", para asegurar el manejo racional de los recursos naturales y debido a la poca efectividad de los acuerdos multilaterales se recomienda la utilización de restricciones comerciales unilaterales, sin intenciones proteccionistas, la producción por métodos sostenibles podría asegurarse con normas que reglamenten los procesos de producción, su toxicidad, su eficiencia energética, su nivel de reciclaje, y su emisión de residuos, Los objetivos ambientales podrían alcanzarse a través de arreglos cooperativos utilizando incentivos como pagos laterales, recursos tecnológicos o términos comerciales más favorables, promover la cooperación internacional y la asistencia para los países en vía de desarrollo, a través de la eliminación de las restricciones comerciales, la recuperación de los precios de los productos primarios, la implementación de términos comerciales más favorables, la reducción de deuda y el incremento del apoyo financiero, Incorporar los costos ambientales de producción en los precios de los bienes para evitar la valoración inadecuada de los recursos naturales"

7. CONCLUSIONES

Los miembros del equipo concluimos que en realidad no se puede asegurar que las reformas estructurales y las políticas económicas son la principal causa de los actuales niveles de desigualdad social en América, esta desigualdad tiene en raíces muy profundas que están asociadas muy especialmente a la gran disparidad en la distribución del capital y de la riqueza, sin embargo, y pese a tener efectos positivos sobre el crecimiento, la liberalización económica y la globalización, han aumentado el desafío de obtener la equidad y la polarización del ingreso -tenemos que aceptarlo-, Por ello es preciso implementar distintas formas de crecimiento que permitan un mejor reparto de los beneficios teniendo en cuenta que las disparidades sociales no son necesariamente un agregado del modelo organizacional implementado de la actividad productiva, sino una circunstancia de este -frase que engloba un trabajo de monumental envergadura-.

Los países latinoamericanos más que los norteamericanos deben preparar un camino, donde se tome conciencia de los problemas económicos y sociales que los aquejan, buscando las herramientas necesarias para salir del estancamiento y niveles bajos de producción, de vida, de educación, de pobreza, de violencia, de degradación del medio natural y de otras externalidades que en realidad son las que afectan el crecimiento económico de estos países, por ende, si no se implementan los correctivos correspondientes, en el futuro no será posible tener un mejoramiento relativo a esta problemática sin realizar cambios más profundos en las estructuras de las economías regionales -y cada día que pasa la situación es más difícil aún-.

La degradación que presenta en estos momentos el medio ambiente tiene mucho que ver con la expansión comercial y la industrialización de las empresas en todo el planeta, ya que a la mayoría de estas no les importa lo que pueda pasar con el medio de donde adquieren los recursos para la producción de sus bienes, mucho menos les importará como renovarlos, lo único importante para ellos es la obtención de utilidad no importando el daño que se la haga a terceros. Pero por otro lado la sociedad en general empezó a tomar conciencia de lo nefasto que podría llegar a ser que estos recursos que nos brinda la naturaleza sean destruidos y aniquilados por la satisfacción de la ambición de unos pocos, ahora lo que queda es realizar un compromiso de la humanidad que relacione de manera equitativa los factores económicos, sociales, morales y políticos, formando una cultura ecológica, procurando buscar el beneficio colectivo antes que el propio, trabajando sobre metas comunes que podrían llegar a implementar las políticas necesarias para lograr el crecimiento de la economía, sin afectar el medio ambiente.

En cuanto a las políticas implementadas la liberación y expansión del comercio puede contribuir a la protección del medio ambiente y al "desarrollo sustentable", siempre y cuando se difundan las tecnologías limpias más que las técnicas de limpieza, se abandonen las políticas subsidiarias y arancelarias proteccionistas para aumentar la eficiencia del mercado y el bienestar de las naciones en vía de desarrollo. Para ello es necesario que exista un adecuado nivel de información que sea claro, unificado y comprensible, que todos los que necesiten de utilización tengan fácil acceso a su consulta.

Finalmente, si se integran las preocupaciones relativas al medio ambiente y al desarrollo, se podrán satisfacer las necesidades básicas, elevando el nivel de vida de todos, obteniendo una mejor protección y gestión de los ecosistemas logrando un futuro más seguro y más próspero.

8. BIBLIOGRAFÍA

& Pipitone, Ugo. "Crecimiento y distribución del ingreso en América latina: Un nudo irresuelto". Revista comercio exterior. Julio de 1996.
& Urias, Homero. "Economía y desarrollo: El debate en democracia". Revista comercio exterior. Marzo 1999.
& García Morales, Federico. "El modelo neoliberal y la pobreza en América latina". Informe del BID. 1998.
& Castaingts, Juan. "Crecimiento y distribución del ingreso en una economía pequeña y abierta". Revista comercio exterior. Junio 1998.
& Informe CEPAL. "Distribución del ingreso, pobreza y gasto social en América latina". Presentación en la primera Conferencia de las Américas, Marzo 6 de 1998.
& http://www.eclac.cl/
& http://www.un.org/
& http://www.grupoderio.cl/
& http://www.medioambiente.gov.ar/home.htm
& http://www.conabio.gob.mx/
& http://www.ine.gob.mx/
& http://www.rolac.unep.mx/

Nota: Es probable que en esta página web no aparezcan todos los elementos del presente documento.  Para tenerlo completo y en su formato original recomendamos descargarlo desde el menú en la parte superior

Edgar Ruiz S - ch3d64rzrrobahotmail.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.