El mercado de capitales

Autor: Anónimo

EL ENTORNO FINANCIERO Y LOS MERCADOS

01-2004

Descargar Original

El mercado de capitales es una “herramienta” básica para el desarrollo económico de una sociedad, ya que mediante él, se hace la transición del ahorro a la inversión. De esta manera se generan una serie de consecuencias que juegan un papel muy importante en el desarrollo de la economía de un país y por tanto en el desarrollo total del mismo; ya que, como es sabido, por medio de una mayor propensión al ahorro, se genera una mayor inversión, debido a que se producen excedentes de capital para los ahorradores, los cuales buscan invertirlos y generar mayor riqueza. Esta inversión da origen, por su parte, a nuevas industrias generadoras de ingresos, las cuales sirven como cimientos sólidos para buscar una mayor expansión económica y de esta manera aumentar el ingreso neto, así mismo el producto nacional neto y el producto interno bruto; al ascender estos índices, se presenta crecimiento de la economía y se reducen otros indicadores macroeconómicos como la tasa de desempleo, la inflación. De igual manera una creciente inversión, ya sea privada o del estado, hace posible la creación de mayor infraestructura, mejorando las condiciones sociales, en aspectos tan vitales como centros educativos, vías de comunicación, telecomunicaciones, servicios públicos, etc.

Es así, como podemos apreciar que los países con mercados financieros más desarrollados, como las grandes potencias occidentales, han tenido un crecimiento altamente ligado al desarrollo de estos mercados. Sin ir más lejos, el crecimiento del mercado de capitales en un país vecino como lo es Chile, ha influenciado violentamente su desarrollo a partir de 1979-1981 con la reforma al sistema de seguridad social, convirtiendo el antiguo sistema estatal - proteccionista en un sistema con fondos privados. Ese impacto se debe a dos puntos concretos, que son la libertad otorgada a los fondos para no adquirir títulos estatales de deuda, y a que la mayor parte de los fondos acumulados constituyen genuino ahorro nuevo.   Esto último solo fue posible gracias a la decisión de financiar la transición con el esfuerzo de los contribuyentes, en vez de hacerlo emitiendo deuda pública, lo que hubiera dejado el problema a la generaciones futuras. En Colombia, se trató de imitar completamente el sistema chileno en el gobierno Gaviria (1992), pero el Congreso de la República con sus fuertes críticas y por su manera tradicional de hacer política, le obligó a retirar el proyecto de ley, el cual fue modificado a gusto de los congresistas y aprobado posteriormente a mediados de 1993. Si se hubiese dejado el proyecto original, indudablemente el mercado de capitales colombiano se hubiese desarrollado de mejor manera en la presente década, ya que aunque estos fondos privados representan una gran posibilidad para la demanda de papeles, con lo cual se dinamiza el mercado accionario; se dejaron una serie de obstáculos que restringen la operación de estos elementos; observándose una incidencia apenas secundaria.

Apreciando lo ya expuesto, podemos decir que a nuestro país le hace falta crecer mucho en su mercado de capitales, ya que, aunque hemos seguido unas tendencias internacionales que han tenido un gran éxito en esos países, no tenemos aún la fuerza que se podría esperar de un mercado de capitales jalonador de la economía. Lo que a mi modo de entender se ha venido presentando con las reformas es una concentración de los ingresos, que no ha desembocado en soluciones de inversión que conlleven al crecimiento de la economía nacional. Es cierto sí, que se ha tenido un crecimiento estable y un poco mayor al presentado por otros países latinoamericanos, pero también es cierto que ha sido debido en gran parte a las políticas macroeconómicas ortodoxas de los gobiernos.

Se puede apreciar que después de la apertura (liberalización de la inversión), no se ha podido aprovechar esta coyuntura económica, para dinamizar suficientemente el mercado, es decir, evidentemente se ha movido, pero no de una gran manera. El mercado colombiano es todavía muy pequeño, muy limitado, ni comparable al chileno, al argentino o al brasileño. Creo que se podrían variar los topes a la inversión, ya que teniendo una economía “estable” en términos generales, el atractivo para la inversión extranjera sería mayor, además se desconcentraría el mercado haciendo que crezca, que se aumenten las transacciones y que se valore mejor el riesgo.

En mi concepto la conclusión más acertada es la que se enuncia en las lecturas: “Este es un ejemplo más de cómo las decisiones pasadas tienen fuerte incidencia sobre el futuro en la medida en que se generan dinámicas que es demasiado costoso reversar”. Para la muestra está el ejemplo anteriormente citado de los fondos de pensiones privados, que podrían haber sido una alternativa fuerte para el desarrollo del mercado de capitales.

Nota: Es probable que en esta página web no aparezcan todos los elementos del presente documento.  Para tenerlo completo y en su formato original recomendamos descargarlo desde el menú en la parte superior

Anónimo

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.