Reforma pensional en Colombia

Autor: Jose Orlando Morera Cruz

Comercio internacional

02-2002

Descargar Original

1. Introducción

Sin lugar a duda un tema que nos toca a todos los colombianos sin distingo de estratificación social es el de las pensiones, un tema que en la actualidad esta sobre la mesa de discusión y del cual sus conclusiones influirán en el destino de muchos y aunque el ideal es el beneficio común en el pueblo, la tendencia es a que cada sector tire para su lado, por eso es que lleva vario tiempo gestándose una reforma a la ley de pensiones, que generalmente en la etapa de concertación termina disolviéndose pues el gobierno a pesar de su posición de ayudar a cada colombiano no coincide muchas veces con los puntos de vista o peticiones de ciertos sectores, empresarios, obreros, sindicalistas. La seguridad social integral es el conjunto de instituciones, normas y procedimientos, de que disponen la persona y la comunidad para gozar de una calidad de vida, mediante el cumplimiento progresivo de los planes y programas que el Estado y la sociedad desarrollen para proporcionar la cobertura integral de las contingencias, especialmente las que menoscaban la salud y la capacidad económica de los habitantes del territorio nacional, con el fin de lograr el bienestar individual y la integración de la comunidad.

Entre los puntos de diferencia a la hora de discutir se encuentra el de los regímenes especiales en la reforma pensional sobre los cuales hay varias versiones encontradas, si bien Hacienda ha establecido que estos se deben nivelar y que no es justo que unos sectores tengan privilegios sobre otros, la cartera de Trabajo establece que se debe hacer un estudio más a fondo y que este tema no debería ser incluido en la actual reforma que se daría a conocer, sino que es necesario dejarlo para que sea discutido en una comisión aparte.

2. Reforma Pensional

A nueve meses de finalizar su mandato, la administración Pastrana presentó ante el Pacto Político y Social la reforma al régimen pensional de los trabajadores colombianos, que pretende elevar en por lo menos cinco años la edad de jubilación. También se busca aumentar el monto de los aportes y el número de semanas cotizadas.

El gobierno se juega sus restos con el proyecto de reforma pensional, una iniciativa que lleva casi tres años en el tintero, y que a fracasado varias veces en la concertación.

Ocho años después de que el Congreso aprobara una reforma a la seguridad social, conocida como la Ley 100, el Gobierno se apresta a presentar nuevamente un proyecto, en medio de posiciones radicales de empresarios y trabajadores y de controversias al interior del mismo gabinete.

El Ministro de Trabajo, Argelino Garzón, dijo que el Gobierno buscará mecanismos para que cerca de doce millones de colombianos que no están protegidos por el régimen pensional accedan a este para asegurar su vejez.

Según el Ministro de Trabajo si no se reforma el actual régimen pensional en menos de quince años habrá once millones de colombianos viviendo de la caridad.

Garzón aseguró que el actual régimen de pensiones es excluyente y hay que incluir en el a los trabajadores independientes y a los que laboran por contratos y por honorarios.

Argelino Garzón afirmó que el Gobierno liderará la reforma al régimen pensional en la búsqueda de mejorar la calidad de vida actual y futura del sesenta por ciento de la población.

La noche del martes 6 de noviembre, los ministros de Hacienda y Trabajo, Juan Manuel Santos y Argelino Garzón, llegaron a un acuerdo global sobre el contenido del proyecto de reforma pensional que se presentaría al Congreso antes del 15 de diciembre, y determinaron proponer un aumento de dos puntos porcentuales en las cotizaciones de empresarios y trabajadores. Los ministros de Hacienda, Juan Manuel Santos, y de Trabajo, Argelino Garzón, pedirán al Congreso aumentar en dos puntos porcentuales la cotización de trabajadores y empresarios, y unificar en 5,7 millones de pesos la mesada máxima para pensionados públicos y privados.

Si bien el gobierno se ha negado a hacer públicos más detalles sobre la reforma pensional, lo único que hasta el momento está claro es que los regímenes especiales por el momento quedarán por fuera del proyecto y serán estudiados de manera independiente, más adelante.

Tan pronto el gobierno destapó sus cartas en materia de reforma pensional, saltaron las reacciones de gremios y analistas . La primera gran reacción tiene que ver con los regímenes especiales, uno de los ejes centrales del proyecto de reforma pensional que prepara el Gobierno que quedó excluido a última hora. Se trata del capítulo de los regímenes especiales, que no se pudieron desmontar en la Ley 100.

Los militares, el magisterio, los magistrados de tribunales y cortes, los congresistas y los trabajadores de Telecom, el ISS y ECOPETROL, entre otros, mantendrán intactos por ahora los actuales beneficios pensiónales, es decir, posibilidad de jubilación cinco años antes que los demás empleados y montos pensiónales por encima de sus homólogos del sector privado.

El 7 de noviembre el gobierno dio a conocer los cambios que piensa hacer a las pensiones de los colombianos. Aumentara la edad, las semanas de cotización en dos puntos y los fondos privados, así como las Cajas de Compensación tendrán que poner su aporte en aras de la solidaridad.

Los fondos de pensiones del régimen de ahorro individual con solidaridad serán administrados por las sociedades administradoras de fondos de pensiones, cuya creación se autoriza.

Las sociedades que de conformidad con lo establecido en las disposiciones legales vigentes administren fondos de cesantía, están facultadas para administrar simultáneamente fondos de pensiones, previo el cumplimiento de los requisitos establecidos en la presente ley.

Las entidades de derecho público del sector central o descentralizado, de cualquier nivel territorial, podrán promover la creación o ser socias de sociedades administradoras de fondos de pensiones.

También podrán promover la constitución o ser socias de las sociedades administradoras de fondos de pensiones las entidades del sector social solidario, tales como cooperativas, organizaciones sindicales, fondos mutuos de inversión, bancos cooperativos, fondos de empleados y las cajas de compensación familiar.

Las cajas de compensación familiar podrán destinar recursos de sus excedentes para el pago de los aportes a las sociedades administradoras. Los Fondos privados tienen todo para ganar y quieren más. Con la Ley 100, el gobierno le dejó al ISS la obligación de atender a los trabajadores de menores recursos y a los que están más próximos a jubilarse. Mientras a los privados les dejaron lo jugoso, a los cotizantes jóvenes.

Esto quiere decir que mientras el seguro quedo con las deudas y las obligaciones inmediatas para entrar a competir en el mercado, los privados sin obligaciones acuciosas tienen la posibilidad de explotar los ahorros de los cotizantes, entre ellos a los mejores pagos, por periodos de treinta y cuarenta, y con la reforma hasta por cincuenta..El capítulo del 'sudor y lágrimas' que había anunciado el ministro de Hacienda, Juan Manuel Santos, desde el comienzo, está a punto de cerrarse.

Las reglas de jubilación de 4.1 millones de trabajadores afiliados a los fondos privados de pensiones y de otros 4,45 millones de empleados adscritos al Instituto de Seguros Sociales están a punto de sufrir un cambio dramático.

El miércoles 7 de noviembre el ministro de Trabajo, Angelino Garzón, citó a una rueda de prensa para confirmar un hecho que parecía hasta entonces parecía un imposible: un acuerdo con el Ministerio de Hacienda y el Departamento Nacional de Planeación para presentar una propuesta unificada de reforma pensional.

Tras un pulso de casi año y medio con su homólogo de Hacienda, Juan Manuel Santos - quien anunció el fin del sudor y las lágrimas- , el ministro de Trabajo, Argelino Garzón, se alista para someter al Congreso la más drástica reforma pensional de la última década.

De los 19 millones de trabajadores colombianos, solo 8'723.000 se encontraban afiliados, en julio pasado, al régimen general de pensiones. La cifra equivale al 45,9 por ciento del total.

Se conoció pues la tan esperada reforma al sistema de pensiones, pero el largo proceso de concertación entre los ministros de Hacienda y Trabajo no produjo los resultados esperados puesto que, en opinión de la mayoría de los analistas, el proyecto no soluciona los problemas de fondo del sistema pensional y difiere los ajustes necesarios hasta después del año 2014.

Con fuertes críticas por parte de gremios empresariales y sectores sindicales arrancó la concertación del proyecto de pensiones presentado por el gobierno al Pacto Social y Político.

Fondos privados de pensiones, cajas de compensación y comerciantes arremetieron contra la reforma pensional y advirtieron de efectos negativos para empleo, subsidios en efectivo y libre competencia. El Gobierno inició el proceso de concertación con gremios, centrales obreras, partidos políticos y congresistas, para sacar adelante la reforma.

En medio del rechazo a varias de sus propuestas el Gobierno inició el proceso de concertación con gremios, centrales obreras, partidos políticos y congresistas, para sacar adelante la reforma pensional.

Luego de varios meses de discusión y un inexplicable retraso de dos años, el Gobierno concertará en el marco del Pacto Político y Social el texto final del proyecto de reforma pensional que presentará al Congreso en diciembre. Hay que apoyar desde todos los sectores nacionales la urgencia de cambios en el esquema pensional que desactive el explosivo crecimiento del pasivo a cargo de la Nación y que garantice el pago puntual de las mesadas a los trabajadores jubilados.

La reforma pensional fue presentada oficialmente al Pacto Político y Social en una reunión convocada por los ministros de Hacienda, Juan Manuel Santos, Trabajo, Angelino Garzón, y el director de Planeación Nacional, Juan Carlos Echeverri, en la Casa de Nariño. 

Garzón indicó que la concertación busca que el proyecto sea sólido y reiteró que los regímenes especiales serán estudiados por una comisión especial que será nombrada por los miembros del Pacto Político y Social. 

La intención del Gobierno es lograr un acuerdo antes del 15 de diciembre próximo para presentar el proyecto al Congreso que deberá aprobarlo en las sesiones que se inician en marzo del año entrante. 

La reforma es además de un cambio que beneficie de alguna manera a los trabajadores en lo que respecta a sus pensiones (aparentemente), el fruto de los acuerdos que se firmaron con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Como condiciones para el blindaje de 3.000 millones de dólares a Pastrana, el Fondo puso como condición para hacerlo que el país mostrara ajustes en sus cuentas que permitieran tener confianza en que no incumpliría los pagos de sus obligaciones. El problema es de tal magnitud que el tamaño y la dinámica del pasivo pensional a cargo del Estado es la mayor amenaza para la sostenibilidad futura de las finanzas públicas; diversos estudios han cuantificado esta deuda en un monto que se ubica entre 1.5 y 2 veces el valor del Producto Interno Bruto de un año. Por eso es urgente su solución, y tiene tanta trascendencia el proyecto de reforma pensional que está acabando de concertar el Gobierno para presentarlo a consideración del Congreso de la República, el controvertido proyecto que busca evitar que siga en aumento el pasivo pensional (que llega al 200 por ciento del PIB), contempla, entre otros puntos: aumento en la edad de jubilación que se hará en dos tramos, a partir del 2014 pasará de 60 a 63 en los hombres y de 55 a 58 en las mujeres. A partir del 2020 la edad subirá a 65 años para los hombres y 60 para las mujeres. 

Las semanas de cotización subirán de 1.000 a 1.250 en el Seguro y de 1.150 a 1400 en los fondos privados. Se pone un tope de 20 salarios mínimos (5,7 millones de pesos) a las pensiones del sector público y se aumentan en dos puntos los aportes para pensiones de 13,5 a 15,5 de aquí al 2008. Se crea un Fondo Solidario de Subsistencia para mayores de 60 años que se encuentren en situación de indigencia, que se nutrirá con aportes de las cajas de compensación y del presupuesto, y se fija un impuesto entre 3 y 8 por ciento para pensiones entre 10 y 20 salarios mínimos.

Los primeros cuestionamientos a la iniciativa fueron lanzados por la Federación Colombiana de Cajas de Compensación, Fedecajas. Su presidente, Danilo Vega, advirtió sobre el peligro que corre el subsidio en efectivo que otorgan a los trabajadores con bajos ingresos. Dijo que ceder el 25 por ciento de los recursos para el Fondo de Subsistencia, como lo plantea el Gobierno, implica que se dejen de trasladar al subsidio 270.000 millones de pesos. 

El presidente de Asofondos, Luis Fernando Alarcón, dijo, por su parte, que con el proyecto se pretende acabar a sombrerazos a los fondos privados al ponerlos en una "competencia desleal con el Seguro Social, refiriéndose al artículo que obliga a todos los nuevos trabajadores públicos a afiliarse a esta última entidad. 

Para el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (FENALCO), Sabas Pretelt, si bien la iniciativa es conveniente consideró necesario "meter en cintura" a los regímenes especiales para que los contribuyentes no tengan que pagar con sus impuestos a grupos privilegiados. 

Sin embargo, no se deben recortar recursos a las cajas de compensación y que hay que evaluar el aumento de las cotizaciones para no afectar el funcionamiento de las empresas en una coyuntura actual donde hay una sobrecarga con los aportes a las cajas, al Sena y al Bienestar Familiar. Esos altos costos podrían desestimular la generación de empleo. 

Las centrales obreras se declararon en desacuerdo con un aumento en la edad, semanas y en los aportes y pidieron mantener lo acordado en la ley 100. La Federación Colombiana de educadores afirmó que están dispuestos a aceptar algunas modificaciones en su régimen pensional, pero no aceptarán nada que vaya en detrimento de la clase laboral colombiana.

El desempleo y las reformas que se han hecho, y por supuesto la cacareada reforma pensional que el martes 13 de noviembre inició su debate oficial el proyecto de reforma pensional, cuando el gobierno presentara una iniciativa ante los integrantes del Pacto Político y Social por las Pensiones.

Esta reforma viene a ser parte de un ajuste económico de revancha con los sectores más débiles política y socialmente en nuestro país. Las soluciones, así como las iniciativas de cambio real y democrático, sólo provendrán de una ruptura política en el país.

El problema de las pensiones en un desorden administrativo que no permitió entender que el sistema tripartito no era viable en Colombia. Aquí el sistema tripartito se convirtió en un sistema bipartito, en el cual sólo aportaron los trabajadores y los empresarios, el Estado sacó el cuerpo, el gobierno quiere cobrar por derecha lo que gasta desde el momento en que los regímenes especiales de los trabajadores a su servicio lo obligaron a sacar de su bolsillo para sus pensiones.

3. Conclusiones

La reforma pensional es bienvenida pues el sistema actual de pensiones es inapropiado para un mercado tan pequeño como el nacional. En Alemania o Estados Unidos el sistema que importamos funciona bien porque quienes cotizan son un gran porcentaje dentro del total de la población laboral, en tanto que Colombia presenta un bajo porcentaje, 20 por ciento, de trabajadores que aportan para las pensiones. El restante 80 no lo hace porque trabaja en la informalidad o está desempleado y otro tanto labora en el campo y no tiene contratos que le permitan entrar al sistema.

El enriquecimiento a partir de la transferencia de recursos de la producción es la principal característica de las élites colombianas. No se invierte en la industria y la empresa para generar empleo sino para enriquecerse con el menor esfuerzo. Ingresos hay y no tenemos porque colaborar con la gran mentira, porque en Colombia se trabaja, y se trabaja duro, y esto tiene mucho que ver con el tema de la reforma en pensiones aunque no a simple vista, pues mirando mas haya de los limites de la "miopítis colectivus cronicus" esta el hecho de que los recursos se han trasladado ineficaz y un tanto corruptamente, a raíz de esto el gobierno quedo tremendamente endeudado con los colombianos pues el dinero que debería ser destinado para el pago de las pensiones que han de venir, prácticamente no se sabe de donde va a salir, miento, si se sabe de donde o mejor a costa de quienes, o quienes deberán sacrificarse para solucionar esto, los trabajadores, somos pues quienes debemos esperar aun mas tiempo para poder disfrutar de una pensión merecida y reconocida por la ley, la cual ya no disfrutaremos en la vejes sino en las postremidades de la muerte, porque los gestores de esta idea no son consientes de que el promedio de vida de las personas en vez de aumentar disminuye. Cualquier persona que con ánimos emprendedores comienza a trabajar a una edad temprana tampoco sale bien librada, pues así tenga haya trabajado bastante deberá trabajar otro poco mas frente al aumento de las semanas de cotización, es decir que es requisito cumplir con las dos, edad y semanas de cotización.

Lo único que le rescato a la venidera reforma, es el hecho de incluir a indigentes en el sistema pensional, el impuesto sobre las pensiones altas, pues es justo, en la medida que se destinen estos para buenos y apropiados usos, y no para endeudarnos mas, y aquí me hago un cuestionamiento un tanto metódico, que pasaría con nuestros destino económico si una mala administración del país continua desviando inadecuadamente los recursos, y se endeuda cada vez externamente e internamente, el problema interno fácil porque lo solucionan de manera arbitraria, pero el endeudamiento externo es complicado, y lo es porque de donde sale el dinero es del pueblo y si el pueblo tiene cada vez menos, y se llega al extremo de tener que sacrificar derechos innatos, si ahora se nos pide sacrificar o ceder el tiempo que seria apenas justo para descansar después de toda una vida de trabajo y de esfuerzos por una nación que no reconoce nada y si pide demasiado. De nada sirve un diseño institucional generoso, que le pinte pajaritos en el aire a los colombianos, siendo que la realidad no son propiamente pajaritos sino como chulos, como aves de rapiña que se aprovechan de la debilidad e "inocencia" del pueblo, y terminan carroñando en sus despojos, sacándoles las ultimas gotas de esfuerzo, teniendo así pues, que colocar mas de lo que tienen y pueden y recibir escasas migajas, lo que sobre de la mesa de los mas privilegiados.

4. Referencias

Diario El Tiempo, Ediciones Desde Septiembre A Noviembre De 2001
Semanario El Espectador, Octubre Y Noviembre De 2001
Portafolio Empresarial, Noviembre De 2001
Cm&.COM
Caracol Noticias
RCN Noticias

Nota: Es probable que en esta página web no aparezcan todos los elementos del presente documento.  Para tenerlo completo y en su formato original recomendamos descargarlo desde el menú en la parte superior

Jose Orlando Morera Cruz - moreraarrobaandinet.com / mcruzjoarrobatutopia.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.