La dolarización en el Ecuador y su impacto

Autor: Mario Patricio Barzallo Mendieta

Comercio internacional

05-2002

Descargar Original

1. Introducción

El domingo 9 de enero, el entonces Presidente de la República del Ecuador, Dr. Jamil Mahuad, anunció su decisión de dolarizar la economía ecuatoriana, después de anclar el precio de la divisa en un nivel de 25.000 sucres; para lo cual dijo: "El sistema de dolarización de la economía es la única salida que ahora tenemos, y es el camino por donde debemos transitar".

Entre los factores que explica la implementación de la dolarización, y que han jugado un papel importante en el proceso están: la inestabilidad macroeconómica, el escaso desarrollo de los mercados financieros, la falta de credibilidad en los programas de estabilización, la globalización de la economía, el historial de alta inflación y los factores institucionales, entre otros.
El tema de la dolarización se dividirá en dos partes, en primer lugar, se revisarán los antecedentes, conceptos, ventajas y desventajas de la dolarización en la economía, etc.

La dolarización ecuatoriana

Antecedentes De La Moneda Norteamericana

El Gobierno de los Estados Unidos, mediante decreto, creó como unidad de circulación al dólar a partir del 2 de abril de 1792. Las primeras monedas acuñadas en esta denominación salieron dos años más tarde, es decir, en 1794, hechas en la Casa de Filadelfia "Philadelphia Mint". Se emitieron monedas del dólar del tamaño de las monedas coloniales españolas, en plata pura. Ininterrumpidamente ese tamaño se mantuvo en los Estados Unidos desde 1794 a 1935.

Entre 1971-1978 se acuñaron, pero en aleación de cobre-níquel, el tipo Eisenhower. Para 1979 a 1981 se acuñaron monedas de tamaño pequeño.
El dólar es la primera unidad de dinero que fue divida en unidades decimales: un dólar igual a cien centavos. Hoy, la mayoría de países usan un sistema decimal similar.

Antecedentes y fin del sucre

En la Constitución firmada en 1830 en Riobamba, nada está claro, con respecto a los asuntos monetarios del país. El caos monetario que se vivía entonces obligó al Gobierno de Flores a crear en 1832 una casa de moneda, encargada de acuñar una moneda nacional, para sanear el sistema de circulación monetaria. Pero ese objetivo nunca se dió. Poseer una moneda ecuatoriana, en esa época, era tener una credencial de desventaja ante cualquier otra moneda del mundo. Ante esas circunstancias, en 1863, esta casa fue eliminada, y el país continuó con la improvisación.

Luego de la desaparición de la casa de amonedación de Quito, en 1863, se formaron los primeros bancos particulares, los cuales solicitaron al Gobierno permiso para acuñar moneda de circulación nacional, y este lo concedió.
En esas circunstancias nació el Sucre, en 1884, cuya adopción como moneda oficial obedeció a la necesidad de racionalizar una actividad económica totalmente viciada. En el año 2000 el sucre cumplió 116 años, totalmente acabado, sin poder adquisitivo.

Aunque en el decreto de creación del sucre, firmado el 22 de marzo de 1884, no se mencionan las razones del nombre, resulta evidente que las autoridades quisieron rendir homenaje al mariscal Antonio José de Sucre, héroe de la Independencia ecuatoriana. Así, el sucre nació a fines del siglo XIX, para apalear una época económica débil y corrupta; ahora desaparece, con el mismo objetivo, por el descalabro económico del país.

En el mismo decreto, se prohíbe la importación de moneda inferior en peso o ley a la nacional; la que se introdujera sería decomisada y reexportada en forma de barras. Era el Gobierno del entonces presidente José María Plácido Caamaño.
Como el Gobierno carecía de capital para emprender por su cuenta, la acuñación de la nueva moneda, recurrió a la banca nacional. Fue el Banco de Quito el encargado de contratar la elaboración de 40.000 sucres en moneda de níquel (30.000, en monedas de medio décimo; 5.000, en monedas de un centavo; y 5.000 en monedas de medio centavo); por lo cual ofrecería al Gobierno el 5% de la utilidad, es decir, 2.000 sucres. Los datos señalan que el Banco de Quito cumplió el contrato con ayuda del Banco Internacional, que por entonces se formaba en Guayaquil., y así mandó a acuñar las monedas de vellón en la casa inglesa de Birminghan entre 1884 y 1886.

A principios del siglo XX, la banca privada controlaba el movimiento económico en el Ecuador, lo cual dio lugar a numerosos fraudes, como el del Banco Comercial y Agrícola, que emitieron billetes sin respaldo por más de 18 millones de sucres, cifra astronómica para esa época. Ese fue solo uno de tantos actos de corrupción que atentaron contra la moneda ecuatoriana.

El 9 de octubre de 1925, se expidió el decreto de fundación del Banco Central del Ecuador, con lo cual se intentó ordenar la economía, pero todo esfuerzo ha fracasado.

En la actualidad, existen defensores del sucre que inclusive al cambio de modelo económico, lo han denominado la segunda muerte de sucre: "la primera muerte ocurrió en la selva de Berruecos. La segunda, en el símbolo monetario que consagró su memoria".

2. Concepto de dolarización

Según Pablo Lucio Paredes, en su libro de la dolarización, en la Pág. 18, lo define de la siguiente manera: "es simplemente un proceso mediante el cual la moneda de uso corriente en el Ecuador deja de ser el sucre y pasa a ser el dólar. En consecuencia, todo tiene que ser expresado en la nueva moneda: salarios, precios, cuentas bancarias, etc....".

Mientras que el folleto "la dolarización" emitido por el Banco Central del Ecuador, dice "Un concepto amplio de dolarización es el que se refiere a cualquier proceso donde el dinero extranjero reemplaza al dinero doméstico en cualquiera de sus tres funciones.

En efecto, la dolarización de una economía es un caso particular de sustitución de la moneda local por el dólar estadounidense, como reserva de valor, unidad de cuenta y como medio de pago y de cambio. El proceso puede tener diversos orígenes, uno es por el lado de la oferta que significa la decisión autónoma y soberana de una nación que resuelve utilizar como moneda genuina el dólar (tal es el caso de Panamá). Otro origen posible, por el lado de la demanda, es como consecuencia de las decisiones de cartera de los individuos y empresas que pasan a utilizar el dólar como moneda, al percibirlo como refugio ante la pérdida del valor de la moneda doméstica en escenarios de alta inestabilidad de precios y de tipo de cambio.

El uso del dólar deriva, en este último caso, de la conducta preventiva de la suma de individuos que, racionalmente, optan por preservar el valor de su riqueza manteniéndola en dólares y refugiándose así del devastador efecto de las devaluaciones y la alta inflación. Cuando la dolarización es un proceso derivado de decisiones de los individuos, es muy difícil pensar en su reversión....."

Adoptar como política la dolarización total de una economía, implica una sustitución del 100% de la moneda local por la moneda extranjera, lo que significa que los precios, los salarios y los contratos se fijan en dólares.

Conociendo el concepto de dolarización, se puede decir que existen dos clases de dolarización:

o La dolarización informal; y,
o La dolarización oficial.

La dolarización informal.- Por lógica, un proceso de dolarización primero adquiere un carácter informal. Que es un proceso espontáneo, en respuesta al deterioro del poder adquisitivo de la moneda local. Los agentes, entonces, se refugian en activos denominados en monedas fuertes, normalmente el dólar, aunque la moneda extranjera no sea de curso obligatorio.

El proceso de dolarización informal tiene tres etapas:

Primera, conocida como sustitución de activos, en que los agentes adquieren bonos extranjeros o depositan cierta cantidad de sus ahorros en el exterior;
Segunda, llamada sustitución monetaria, los agentes adquieren medios de pago en moneda extranjera, billetes dólares o cuentas bancarias en dólares; y finalmente,

Tercera, cuando muchos productos y servicios se cotizan en moneda extranjera: alquileres, precios de automóviles o enseres domésticos, y se completa cuando aún bienes de poco valor se cotizan en la moneda extranjera, alimentos, bebidas, diversiones, etc.

El cuadro 1.1 adjunto, publicado por el Banco Central del Ecuador, demuestra que la economía ecuatoriana estaba dolarizada informalmente, en especial desde 1995. Se debe tener en cuenta que de acuerdo al Fondo Monetario Internacional (FMI), una economía es altamente dolarizada, si las transacciones de los agentes económicos superan el 30% en dólares.

Fuente: Banco Central del Ecuador

Claramente se observa, el Ecuador, en 10 años ha pasado de ser una economía poco dolarizada a una economía altamente dolarizada, tanto desde el lado de los depósitos realizados, como por los créditos contratados, especialmente a partir de 1995. En 1999 Ecuador se había dolarizado en más del 50%,
La dolarización oficial.- Como se indicó, los procesos de dolarización surgen en un país como resultado de la pérdida de confianza en las funciones tradicionales de la moneda local.

La dolarización total descansa sobre algunos principios específicos: (tomado del folleto "la dolarización" emitido por el Banco Central del Ecuador).
La moneda única es el dólar y desaparece la moneda local. En el caso del Ecuador se contempla que la moneda local circula solamente como moneda fraccionaria.

La oferta monetaria pasa a estar denominada en dólares, y se alimenta del saldo de la balanza de pagos y de un monto inicial suficiente de reservas internacionales;

Los capitales son libres de entrar y salir sin restricciones; y,

El Banco Central reestructura sus funciones tradicionales y adquiere nuevas funciones.

Varios analistas en América Latina y en el Ecuador, consideran que, previa a la implementación de la dolarización formal se requieren de ciertos requisitos como: un elevado nivel de reservas internacionales, un sistema bancario y financiero solvente, equilibrio en el sector fiscal y externo de la economía y flexibilidad laboral, sin embargo, si estas condiciones existieran, tendría poco sentido dolarizar formalmente la economía, puesto que significaría que la política monetaria habría sido la correcta e iba por el sendero de la estabilidad.

La dolarización formal es una medida extrema y tiene sentido porque el manejo económico ha causado crisis y solamente un cambio de rumbo puede romper las expectativas inflacionarias y devaluatorias.

Para dolarizar, se necesita por lo mínimo reemplazar los billetes sucres por billetes dólares, es decir, la emisión. También se debe tener suficiente cantidad de dólares para cubrir los depósitos de la banca en el Banco Central y los bonos de estabilización monetaria (BEMs), por ser éstos pasivos fácilmente convertibles por los bancos en billetes.

Claro está, no se necesitan dólares billetes para cubrir todos los depósitos bancarios a la vista y a plazo, porque los depósitos son rubros contables, son entradas numéricas en los libros de los bancos, se convierten en billetes cuando un depositante retira sus fondos. En el mundo actual es imposible no tener cuentas bancarias y utilizar solo billetes.

3. Diferencia entre dolarización y convertibilidad

Pablo Lucio Paredes en su libro de la dolarización Pág. 31, lo diferencia así: " las diferencias entre los dos son muy pequeñas pero a la vez gigantes.........

Página Siguiente

Nota: Es probable que en esta página web no aparezcan todos los elementos del presente documento.  Para tenerlo completo y en su formato original recomendamos descargarlo desde el menú en la parte superior

Mario Patricio Barzallo Mendieta - gerenciaarrobacrea.fin.ec

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.