Psicología y resolución de conflictos laborales

Es usual, y casi resulta de Perogrullo que los problemas vinculares sean prácticamente una condición sine qua non en los grupos humanos. Y dado que las organizaciones están compuestas por ellos, no se encuentran al margen de esta dificultad.

Si se pudiese situar con precisión la principal razón por la cual se producen los conflictos en el ámbito laboral debería comenzarse por el concepto de alienación. Y puede resultar algo sorprendente. Es cierto y por eso se exige justificar tal afirmación.

En primer lugar, propongo pensar este concepto desde la siguiente coordenada: Alienus. El extranjero en uno mismo. Lo extraño que, no sólo forma parte de uno, sino que es uno.

Conviene ir de a poco, a los fines de hacer más inteligible esta posición.

En todo grupo aparecen fuerzas convergentes y divergentes, o dicho en otros términos, fuerzas de cohesión y de dispersión.

El origen de las mismas no está en otro lugar que en el propio sujeto, tomado en su pura individualidad. Es decir que no es el colectivo humano el responsable de generarlas per se sino que cada uno de los miembros las trae consigo.

Si se parte desde la concepción psicoanalítica de orientación lacaniana, el sujeto parte de una división fundante, que lo constituye y revela su causa en los primeros años de vida, y aún antes del nacimiento, desde el propio deseo materno previo a dar a luz.

Existe, entonces, una alienación primigenia entre el infans y el Otro del lenguaje, encarnado la mayoría de las veces en la madre.

Esta división entre un deseo propio y uno ajeno se ve pervertida desde su propia base, en donde el distinguir con precisión Qué quiere el Otro de Qué es lo que yo quiero implicará una trayectoria que sólo una experiencia psicoanalítica podrá balizar.

De esta manera tenemos: una alienación propia inicial, a la que viene a sumarse una segunda, con el grupo humano en el cual el sujeto se desenvolverá. Y el colectivo humano en la empresa será uno de los privilegiados en la adultez.

Vemos así una dialéctica constante entre mi propio deseo y el deseo de los otros, a quienes llamaremos ahora nuestros semejantes, que cimientan así los orígenes del malestar y el conflicto.

Las diferencias personales con los demás (de percepción, de historia, de ideas, entre otras) son nada más que el producto de aquella diferencia original. Son el intento constante del sujeto de lograr un lugar propio.

Puramente propio y exclusivo que sea diferente al ajeno. Aquí es en donde el concepto de alienación talla con más potencia. Estoy alienado y lucho contra ello.

¿Existe alguna solución a esta aporía que se nos presenta como dilemática?

La respuesta es positiva. Si uno se encuentra ante un conflicto hay 2 cosas fundamentales que debe tener en cuenta:

  1.  Poner el foco en el problema y no en la persona.
  2.  Reconocer su existencia y la necesidad de resolverlo.

Tener en consideración el primer punto adquiere relevancia en tanto abordar una situación desde esta perspectiva implicará cierta distancia emocional óptima y que a su vez es la única que permitirá analizar ideas y propuestas en lugar de desear abolir o anular al otro.

Actuar coherentemente con el segundo de los ítems hará posible una acción eficaz, capaz de desarrollar estrategias reales de afrontamiento. En contraposición con la falsa ilusión de que no ver el problema terminaría acabando con él.

En resumen: el intento de terminar definitivamente con los problemas vinculares es una quimera. Sin embargo, esto no debe ser inhibitorio o paralizante para la estructura de liderazgo cuando estos se presentan.

No solamente pueden hallarse soluciones desde herramientas tales como la mediación; las entrevistas personales; la reingeniería de procesos o una reformulación del organigrama. Incluso estas dificultades también son capaces de generar un salto cualitativo muy positivo para la compañía, en tanto una empresa carente de conflictos es una organización sin potencialidad creativa.

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Giorgi Gustavo. (2010, enero 29). Psicología y resolución de conflictos laborales. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/psicologia-y-resolucion-de-conflictos-laborales/
Giorgi, Gustavo. "Psicología y resolución de conflictos laborales". GestioPolis. 29 enero 2010. Web. <http://www.gestiopolis.com/psicologia-y-resolucion-de-conflictos-laborales/>.
Giorgi, Gustavo. "Psicología y resolución de conflictos laborales". GestioPolis. enero 29, 2010. Consultado el 1 de Julio de 2015. http://www.gestiopolis.com/psicologia-y-resolucion-de-conflictos-laborales/.
Giorgi, Gustavo. Psicología y resolución de conflictos laborales [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/psicologia-y-resolucion-de-conflictos-laborales/> [Citado el 1 de Julio de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de danlevy en Flickr