_ap_ufes{"success":true,"siteUrl":"www.gestiopolis.com","urls":{"Home":"http://www.gestiopolis.com","Category":"http://www.gestiopolis.com/tema/administracion/","Archive":"http://www.gestiopolis.com/2015/05/","Post":"http://www.gestiopolis.com/recuperacion-de-caucho-a-partir-de-neumaticos-fuera-de-uso-proyecto-empresarial/","Page":"http://www.gestiopolis.com/archivo/","Attachment":"http://www.gestiopolis.com/costeo-por-ordenes-de-fabricacion-y-produccion/pdf-costeo-por-ordenes-de-fabricacion-y-produccion/","Wpcf7_contact_form":"http://www.gestiopolis.com/?post_type=wpcf7_contact_form&p=325591"}}_ap_ufee

Programas sociales de lucha contra la pobreza en Perú

20 Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
En el período comprendido entre los años 2000 y 2005,
el gasto social en el Perú represenaproximadamen-
te el 25% del presupuesto público y registró una tasa
promedio de crecimiento anual de 8%. Sin embargo,
este esfuerzo no se ha visto reflejado en resultados tan-
gibles, pues los niveles de pobreza se han mantenido
relativamente constantes (perjudicando a más del 50%
de la población) y el malestar percibido se ha incre-
mentado durante dicho período. En este sentido, es
legítimo preguntar a qué se debe esta situación para
que sea posible buscar soluciones que puedan ser im-
plementadas en el corto plazo.
En el Pe existen alrededor de cuarenta programas
de lucha contra la pobreza, los que están adscritos a
los distintos sectores como el Ministerio de Salud, de
Educación, de la Mujer, de Trabajo, de Agricultura,
de Vivienda, de Transporte, de Economía y Finanzas
y de Energía y Minas. Si consideramos la manera
mo se han manejado estos programas a partir del
año 2000, se observa que las mejoras en capital hu-
mano no son tan visibles porque el elemento políti-
co se ha superpuesto al elemento técnico calificado.
De esta manera, si bien se ha observado un incre-
mento importante en el gasto destinado a esos pro-
gramas, esto no se ha traducido en resultados con-
cretos ni en cambios en el bienestar de la población
objetivo.
La presente investigación argumenta que estos resul-
tados pueden deberse a una gestión deficiente de los
recursosblicos destinados a los distintos progra-
mas sociales. En consecuencia, surgen problemas ta-
les como filtración (la población beneficiaria no es
la población objetivo), subcobertura (población ob-
jetivo que no es siendo atendida), politización del
gasto e incremento del gasto corriente (planillas y
obligaciones sociales). Ante estas dificultades, se pro-
pone dejar ats el enfoque asistencialista predomi-
nante en la cada de 1990 y pasar a uno orientado
al desarrollo de capacidades de la población, que
refuerce la gestión social de riesgo.
Programas de alimentación-
nutrición: el Vaso de leche y los
Comedores populares
Diagnóstico
Los programas de alimentación-nutrición son ver-
daderamente importantes, puesto que cumplen una
doble función. La primera, aliviar la pobreza al me-
jorar la calidad de vida de las personas en dicha
situación. La segunda, reducir la pobreza, al existir
un claro vínculo entre una buena alimentación y
Enrique Vásquez – CIUP
Programas sociales ¿de lucha contra la pobreza?: casos
emblemáticos1
1/ El presente artículo es basado en el documento homónimo
realizado por el autor en el marco del Proyecto PeElecciones
2006, cuyo objetivo es elevar el nivel del debate electoral en el
país y brindar opciones de política para el gobierno 2006-2011.
El proyecto cuenta con la participación del Acuerdo Nacional,
la Asociación Civil Transparencia, el CIES, el Instituto de Defen-
sa Legal, el JNE y Propuesta Ciudadana. Pod descargar la ver-
sión completa de este estudio en http://www.consorcio.org/elec-
cionesperu2006/
«En el peodo comprendido
entre los años 2000 y 2005, el
gasto social en el Pe
representó aproximadamente el
25% del presupuesto público y
registró una tasa promedio de
crecimiento anual de 8%»
Programas de lucha contra la pobreza. Existen alrededor de cuarenta.
Foto CIES
21Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
Gráfico 1
Niveles de subcobertura e índices de vulnerabilidad nutricional, por regiones, 2004
ción es la focalización de los recursos en quienes real-
mente los necesitan: la población en pobreza extre-
ma. Ante estos problemas, se propone la terceriza-
ción de los programas y la aprobación del Proyecto
de Ley N° 11441, el cual plantea la creación de un
Sistema Nacional de Monitoreo y Evaluación del
Gasto Social Focalizado en los Grupos Vulnerables
de la Infancia con el fin de articular los esfuerzos de
las entidades ejecutoras de los programas y proyec-
tos públicos de los distintos sectores en lo referido al
gasto social, creándose mecanismos de evaluación y
seguimiento.
La implementación de estas medidas permiti ex-
pandir la cobertura de los programas de alimenta-
ción-nutrición y/o mejorar la calidad del servicio pres-
tado. Así, la actual ineficacia en la asignación de los
recursosblicos implica que se están desaprove-
una buena salud, particularmente en los primeros
años de vida.
De manera particular, en esta revisión se ha conside-
rado al programa Vaso de leche y a los Comedores
populares. Si se realiza un análisis de los niveles de
subcobertura en todas las regiones del país para am-
bos programas, se observan niveles bastante eleva-
dos de este indicador (véase el gfico 1). Así, por
ejemplo, para el año 2004, se estima que el número
de filtrados en el nivel nacional para el programa del
Vaso de leche es de 1.073.639 y para los Comedores
populares es de 297.858. Para ambos programas, los
niveles de filtración son más elevados en las regio-
nes con menores niveles de desnutrición, como es el
caso de Tacna y Lima. Esto es indicativo de una mala
asignación de los recursos.
Para ese mismo año, los beneficiarios potenciales no
atendidos en el programa Vaso de leche representa-
ron un 68,5%; mientras que en los Comedores po-
pulares, el nivel fue de 97,5%.
Opciones de políticas
A partir de los niveles de filtración y subcobertura
observados, resulta claro que uno de los principales
problemas de los programas de alimentación-nutri-
Fuente: Instituto Nacional de Estadística e Informática-INEI (2004). Encuesta Nacional de Hogares-Enaho 2004. Lima: INEI. Vásquez H.,
Enrique (2005a). Subsidios para los más pobres: ¿serán beneficiados los niños en extrema pobreza? Lima: CIUP, Save the Children
Suecia, febrero; (2004). Gasto social y niñez: las limitaciones de una gestión. Informe especial por la inauguración del Observatorio por
la infancia y la adolescencia. Lima: CIUP, Save the Children Suecia.
Elaboración: CIUP
«la actual ineficacia en la
asignación de los recursos
blicos implica que se esn
desaprovechando fondos que
podrían utilizarse para ampliar
la cobertura o mejorar la
calidad de la atención…»
22 Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
chando fondos que podrían utilizarse para ampliar
la cobertura o mejorar la calidad de la atención, lo
que genera un escenario de costos de la actual situa-
ción y de beneficios potenciales de una reforma. Es-
tos costos y oportunidades se observan en el cuadro
1. Finalmente, es importante resaltar que en toda la
etapa del proceso se debe tomar en cuenta la resis-
tencia de los intereses creados, y tener preparadas
medidas para lidiar con ellos2.
Identificación de ganadores y
perdedores
La implementación de las medidas anteriormente re-
señadas beneficiará a la población que actualmente
no lo hace y a las empresas agroindustriales locales,
que se convertirían en nuevos proveedores de los
programas. Por otro lado, perjudicará a las organiza-
ciones sociales de base, quienes perderían influen-
cia; y a los proveedores actuales de los programas y
los políticos, quienes perderían o vean reducida su
capacidad de utilizar los programas sociales con fi-
nes electorales.
En vista de que cualquier intento de reforma en la
gestión de los programas sociales menoscabaría el
control de las organizaciones sociales de base sobre
los programas, se debe realizar una negociación con
dichos grupos para que acepten los cambios necesa-
rios. Se espera que los actuales proveedores del pro-
grama y la respectiva burocracia obstaculicen la re-
forma, pues esta mostraa la ineficiencia de ambos
grupos.
Programas de salud y bienestar: el
Seguro Integral de Salud y Wawa-Wasi
Diagnóstico
El Seguro Integral de Salud (SIS) tiene como finalidad
proteger la salud de la población que carece de un
seguro de salud, en especial, de aquellos grupos vul-
nerables que están en situación de pobreza y pobre-
za extrema. Este programa es producto de dos pro-
gramas piloto de subsidios, el Seguro Escolar Gratui-
to (SEG) y el Seguro Materno Infantil (SMI), los cua-
les presentaron problemas de filtración y subcober-
tura al inicio de su gestión.
Por su parte, el programa nacional Wawa-Wasi es el
más emblemático en el esfuerzo del Gobierno por
mejorar el bienestar de la niñez. Dicho programa pro-
Cuadro 1
Costos de oportunidad y beneficios potenciales para el caso de los programas de alimentación-nutrición
2/ En el documento completo se propone una hoja de ruta para
todos los temas estudiados, para los próximos cinco años.
Costos de oportunidad
Para el programa de Comedores populares, podría am-
pliarse la cobertura a 297.858 personas adicionales.
Beneficios potenciales
La filtración en el Vaso de leche le costará al Estado
S/. 108.417.252,80. Sería posible elevar en 750.000 el número de benefi-
ciados por el programa del Vaso de leche.
Con la cifra anterior se podría atender al 19% de los
3.9 millones de niños y niñas en situación de subco-
bertura.
Otra opción es elevar el gasto anual per cápita en los
beneficiarios en S/. 60.
En el caso de los Comedores populares, el costo de la
filtración sería de alrededor de S/. 24.209.290,46.
Los fondos anteriores solo servian para atender a un
2,15% de los 13,8 millones de personas en situación
de subcobertura.
Alternativamente, podría ampliarse en S/. 66,7 el gas-
to anual per pita del programa (un incremento del
82% en relación con el gasto actual).
Incrementar el mercado para los productos de culti-
vos andinos.
Fuente: Vásquez H., Enrique (2005b). Programas alimentarios en el Perú: ¿por qué y cómo reformularlos? Lima: Instituto Peruano de Economía Social de
Mercado.
Elaboración: CIUP
23Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
carán a los niños en cuanto a su nivel de salud, esti-
mulación temprana y alimentación.
A modo de resumen, en el cuadro 3 se presentan los
principales costos de oportunidad y los beneficios
potenciales de implementar las medidas propuestas.
Identificación de ganadores y
perdedores
Las implementación de estas propuestas afectaría po-
sitivamente a la población adicional cubierta, gracias
a la mejora en la focalización del SIS, la que se calcu-
la ascendea a 200 mil potenciales beneficiarios de
los planes A, B o C. Asimismo, se alcanzaría una ma-
yor eficiencia en el servicio como consecuencia de la
celeridad de los proceso de identificación. Por otro
lado, la implementación del Sistema de Información e
Identificación de Usuarios perjudicaa a quienes ahora
reciben el servicio debido a la filtración.
En el caso del programa nacional Wawa-Wasi, los
niños serían los más beneficiados porque recibian
mejor atención; así como las familias, que obtendrían
Cuadro 2
Presupuesto y número de beneficiarios del programa nacional Wawa-Wasi, 2003-2006
Plan A (niños de 0 a 4 años) Plan B (niños de 5 a 17 años)
––––––––––––––––––––––––––––––––––– ––––––––––––––––––––––––––––––––––––
Producción Nivel alcanzado Producción Nivel alcanzado
Filtración 14.786.289 24,1% 19.108.853 29,3%
Subcobertura 29.692.049 48,5% 46.112.790 70,7%
Fuente: Instituto Nacional de Estadística e Informática-INEI (2004). Encuesta Nacional de Hogares-Enaho 2004, III y IV trimestre. Lima:
INEI. Seguro Integral de Salud.
Elaboración: CIUP
vee atención integral a la infancia temprana, mediante
el cuidado diurno a niños y niñas menores de tres
años. Sin embargo, pese a su importancia, al anali-
zar su presupuesto se aprecia algo preocupante: se
ha contemplado ampliar su cobertura en 12,4%, con
una reducción en el presupuesto asignado.
El SIS, al igual que el caso del Vaso de leche y los
Comedores populares, presenta altos niveles de fil-
tración y subcobertura. Por ejemplo, el plan para
niños de 5 a 17 años presenta un nivel de filtración
del 29,3% y de subcobertura, del 70,7% (ase el
cuadro 2).
En cambio, el programa Wawa-Wasi presenta difi-
cultades en el nivel operativo, tales como la frecuen-
te inasistencia de las madres cuidadoras y la escasa
participación de la comunidad en los consejos de
vigilancia (en promedio, solo uno de los tres miem-
bros estipulados en la norma participan activamente
en el programa). Ello, sumado al recorte de presu-
puesto que sufrirá este programa en el año 2006,
amenaza su buen desempeño.
Opciones de políticas
Ante estas dificultades se plantea la creación del Sis-
tema de Información del Seguro Integral de Salud para
el monitoreo y evaluación de sus resultados, lo que
permitiría prevenir la filtración y facilitaa la evalua-
ción de los resultados relacionados con la cobertura.
Como una alternativa adicional, se propone la terce-
rización de los servicios de salud, tal como el caso
exitoso de las Asociaciones de las Comunidades Lo-
cales de Administración en Salud. Con respecto al
programa Wawa-Wasi, se propone establecer un cri-
terio objetivo de asignación de recursos y fomentar
la mayor participación de la comunidad. El valor de
las propinas que las madres voluntarias reciban esta-
sujeto a las evaluaciones permanentes que se apli-
Comedores populares. Presentan una alta filtración y subcobertura.
Foto CIES
24 Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
caso del SIS, podemos identificar al grado de desa-
rrollo heterogéneo en que se encuentra cada comu-
nidad, lo que influye en las capacidades locales exis-
tentes para implementar el modelo reformado. Por
su parte, con respecto al programa nacional Wawa-
Wasi, el mayor obstáculo para la implementación de
las reformas es la falta de disponibilidad de tiempo
por parte de los miembros de la comunidad involu-
crados en el programa.
Programas educativos: Alfabetización
y Educación rural
Diagnóstico
A medida que va transcurriendo el decenio, parece
que el objetivo de la Declaración de Dakar de redu-
cir en 50% los niveles de analfabetismo de adultos
para el año 2015, especialmente entre las mujeres,
será inalcanzable en s de 70 países. Al igual que
estos países, el Perú tampoco es ajeno a este proble-
ma, considerando que al año 2004, la tasa de analfa-
betismo asciende al 24,63% de la población.
Cuadro 3
Costos de oportunidad y beneficios potenciales para los programas de salud y bienestar
Costos de oportunidad
Contratación de personal capacitado para manejo del
SIU y su base de datos. Alternativamente, dicha base
de datos pod ser utilizada para la identificación de
usuarios de programas con diferente objetivo.
Beneficios potenciales
Costos operativos que acarrean la recolección y pro-
cesamiento de datos en el campo, que conformarán la
base de datos del Sistema de información de usuarios
(SIU).
Correcta identificación de beneficiarios, lo que per-
mite una acertada focalización de los recursos y evita
la filtración.
Para el año 2006, se estaría reduciendo S/. 3 millones
del presupuesto del programa de Atención Madre-
Niño.
Permite la evaluación del impacto del programa, ya
que se dispone de un padrón ordenado de los benefi-
ciarios.
Inversión en infraestructura logística para la implemen-
tación del SIU en la nueva red de información del SIS.
• Tres mil niños y niñas que recibirán una atención infe-
rior en el año 2006, como consecuencia de los recor-
tes de presupuesto.
Efectos positivos en la nutrición infantil, los salarios,
la empleabilidad de las mujeres y la asistencia a cla-
ses de los hermanos mayores.
Fuente: Altobelli, Laura y otros (2004). Estudio de costo-eficiencia de las asociaciones CLAS. Lima: Futuras Generaciones/Pe, setiembre; Ruel, Marie T.
y otros (2002). Does subsidized childcare help poor working women in urban areas?: Evaluation of a government-sponsored program in Guatemala City.
Washington, D.C.: International Food Policy Research Institute (IFPRI).
Elaboración: CIUP
Sistema de Información del SIS
Programa nacional Wawa-Wasi
beneficios de colocar a sus menores en este progra-
ma. No obstante, los perdedores sean los sectores
que dejarán de recibir los fondos como consecuen-
cia de la reducción de los fondos del presupuesto de
dicho programa para el año 2006.
Finalmente, la mejora en la gestión de estos progra-
mas no estará libre de obstáculos. Entre ellos, en el
Seguro Integral de Salud. Es necesario monitorear y evaluar sus resultados.
Foto CIES
25Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
En este sentido, resulta alarmante que la mayor con-
centración de personas analfabetas se encuentra en
zonas en las que s del 60% de la población habla
una lengua diferente del castellano. Esto conduce a
prestar especial atención a la metodología que debe
emplear el programa, de manera que considere la
realidad y cultura de los potenciales beneficiarios.
La subcobertura del programa de Alfabetización es
relacionada con dos aspectos. Por un lado, la centra-
lización de la gestión y el manejo de recursos en Lima
obstaculizan un seguimiento apropiado, ya que po-
dría fomentar cadenas de corrupción que sobreesti-
men el número de beneficiarios del programa. Por
otro lado, la dispersión de las comunidades en zonas
rurales genera problemas logísticos para reunir a los
alumnos de las zonas s alejadas.
Por su parte, el programa de Educación rural mues-
tra una problemática muy complicada, que se origi-
na tanto en el hogar como en la escuela y que, ade-
más, se ve acentuada por el entorno. Desnutrición,
diferencias en el lenguaje y carencias en el sistema
docente son solo algunos de los problemas que ge-
neran un gran ausentismo y abandono escolar en las
zonas rurales, el que alcanza un 3,9% en primaria y
6,8% en secundaria (véase el gfico 2).
Opciones de políticas
Se propone una reforma en la gestión del programa
de Alfabetización, que involucre más capacitadores,
así como la generación de incentivos para aumentar
la asistencia a los centros de enseñanza. Igualmente
importante resulta la implementación de entornos
alfabetizados, que refuercen lo aprendido en el pro-
grama.
Una alternativa para enfrentar la problemática de las
escuelas rurales es la implementación del modelo de
gestión de Fe y Alegría, debido al éxito observado en
rminos de desempeño educativo. Fe y Alegría es
una institución sin fines de lucro, orientada a brindar
servicios educativos a los sectores más necesitados
de la población, por lo que se inserta en las comuni-
dades más alejadas y excluidas de la sociedad. Fe y
Alegría surge como una propuesta educativa diferente,
pues si bien pertenece a una organización religiosa
privada, los sueldos de los docentes son pagados ex-
clusivamente por el Estado. Además de las remune-
raciones, dicha subvención estatal cubre parte de los
gastos administrativos; los demás gastos son cubier-
tos por la capacidad de autogestión de la institución.
Finalmente, se sugiere al Ministerio ofrecer a sus
maestros una preparación constante e incentivos eco-
micos para asegurar su asistencia regular y el cum-
plimiento del tiempo acamico. Este esfuerzo debe
ir acompañado por una participación activa de los
padres de familia, tanto a través del apoyo a la ges-
tión educativa como por medio del lazo entre los
maestros y la comunidad, ya que este constituye un
factor de vital importancia para la sostenibilidad y
buen desempeño de este modelo.
Identificación de ganadores y
perdedores
La implementación de las propuestas mencionadas
generaría, en el caso de los programas de Alfabeti-
zación rural, un ahorro en costosmejoraría el ma-
nejo de sus recursos y beneficios para los familia-
res, sobre todo si son mujeres —tomarían mejores
decisiones con respecto a la salud, nutrición y edu-
cación de sus hijos. En el caso de la Educación
rural, se beneficiaa a los alumnos de las zonas ru-
Gráfico 2
Tasas de conclusión de primaria y secundaria, según área
de residencia, 2003
«resulta alarmante que la
mayor concentración de
personas analfabetas se
encuentra en zonas en las que
más del 60% de la población
habla una lengua diferente del
castellan
Fuente: Vásquez H., Enrique (2005c). Gerencia estratégica para el cam-
bio social, Lima: CIUP, en prensa.
26 Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
rales con una educación de mayor calidad y a sus
familias, en tanto tendrían mayores opciones para
salir adelante por la mejor educación que recibi-
rían los hijos. No obstante, entre los perdedores des-
tacan los miembros de los sindicatos del sector, ya
que al tercerizar la educación se tendría que redu-
cir el personal. Sin embargo, se ganaría calidad en
el servicio educativo.
Tanto para el programa de Alfabetización como para
el de Educación rural se presentan dos trabas impor-
tantes: la politización del sindicato de profesores, el
que ejerce significativas presiones para adoptar sus
propuestas y realiza continuos paros y movilizacio-
nes. Esta situación representa un desafío para imple-
mentar cualquier reforma en el sector educativo. El
segundo factor está relacionado con la heterogenei-
dad del desarrollo de las comunidades, que necesa-
riamente debe ser reconocido en el proceso de dise-
ño e implementación de reformas.
Programas de infraestructura:
Foncodes y Pronamachcs
Diagnóstico
El programaMejorando tu vida” fue creado en el
año 2001 y su ejecución está a cargo del Fondo Na-
cional de Compensación y Desarrollo Social (Fonco-
des). Su objetivo es mejorar la calidad de vida de la
población rural a través del financiamiento de pro-
yectos en infraestructura social y económica. Su-
blico objetivo es en las comunidades compuestas
por no más de 700 habitantes, con un alto nivel de
necesidades básicas insatisfechas. Mejorando tu
vida es la línea de acción, dentro de los programas
ejecutados por Foncodes, con mayor inversión: US$
65.864.802 en el año 2004.
Uno de los principales problemas del programa es
que desatiende la demanda de las comunidades de
las regiones que poseen un nivel de pobreza por
encima del 50% de la población, lo cual es un sín-
toma de su mala focalización. Cabe destacar que
una situación similar se observa en el programaA
Producir, que es dirigido a familias en situación
de pobreza (al igual que Mejorando tu vida), ya
que la distribución de los fondos del programa no
se ha realizado necesariamente de acuerdo con el
nivel de pobreza de cada departamento (véase el
gráfico 3).
Por su parte, en el caso del Programa Nacional de
Manejo de Cuencas Hidrogficas y Conservación de
Suelos (Pronamachcs), el problema no solo está rela-
cionado con la incorrecta focalizaciónal igual que
en Foncodes—, sino que aproximadamente el 47,7%
del presupuesto del programa se destina al pago de
subvenciones ecomicas, retribuciones y comple-
mentos, y servicios no personales. Ante esta situa-
ción, se sugiere mejorar el sistema de focalización
para poder beneficiar a aquellos distritos con mayo-
res niveles de pobreza.
Gráfico 3
Gasto por beneficiario realizado en el programaMejo-
rando tu vida según regiones
(En nuevos soles)
Fuente: Base de datos del Foncodes y Herrera, Javier (2004). La pobreza
en el Perú 2003. Lima: IRD, INEI.
Elaboración: CIUP
Opciones de políticas
En ambos programas se aplica la focalización por
grupo socioecomico; sin embargo, esta requiere
una mejora en el todo de implementación para
que los recursos destinados lleguen al público ob-
Programa “Mejorando tu vida”. Presenta errores de focalización.
Foto CIES
27Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
jetivo, dando prioridad a las regiones y distritos que
mayores niveles de población en situación de po-
breza presentan. Debe evitarse que la manera en
que se lleva a cabo la focalización del programa
origine una migración, desde las zonas sin presen-
cia del programa hacia aquellas en las que sí se par-
ticipa de él.
Se propone focalizar estos programas en el nivel
municipal y no espeficamente comunal, como se
viene haciendo. Ello permitirá generar sinergias en-
tre las comunidades para poder realizar proyectos de
mayor envergadura. Asimismo, debe fomentarse una
mayor participación de las comunidades, de manera
que cooperen con un mayor monitoreo del progra-
ma y cumplan con una labor fiscalizadora.
En el cuadro 4 se presentan los principales costos de
oportunidad y los beneficios potenciales de imple-
mentar las alternativas propuestas para el caso de
Pronamachs.
Identificación de ganadores y
perdedores
El balance de actores afectados por el proceso de
reforma propuesto señala como ganadores a los be-
neficiarios potenciales de una correcta focalización
y a la mano de obra capacitada que formará sus pro-
pios negocios, en el caso específico de Foncodes.
Por otro lado, en el caso de los agentes que podrían
ser considerados como perdedores, destaca la po-
blación que participa en el programa como resulta-
do de la filtración y el personal administrativo que
absorbe excesivamente el presupuesto de los pro-
gramas.
Las propuestas anteriormente planteadas no están
exentas de dificultades para su implementación. En-
tre ellas cabe mencionar a la burocracia, que con-
centra algunas funciones de decisión, a pesar de ha-
ber transferido su ejecución, y que, en algunos ca-
sos, absorbe gran parte del presupuesto de los pro-
gramas, situación que representará un contrapeso a
las reformas que pretenden alcanzar una mayor efi-
ciencia en el uso de los recursos. A esta dificultad
deben sumarse las presiones de los beneficiarios
actuales de los sectores menos pobres, quienes se-
rían afectados en el caso de que se lograra una mejo-
ra considerable en la eficiencia de los programas.
Cuadro 4
Costos de oportunidad y beneficios potenciales para los programas de Pronamachcs
Costos de oportunidad Beneficios potenciales
En el año 2004, aproximadamente S/. 33,8 millones
fueron destinados al pago de subvenciones económi-
cas, retribuciones y complementos, y servicios no per-
sonales. Solamente estos tres rubros representan el
47,7% del total de recursos asignados a Pronamachcs.
Si solo se asignara el 8% del total a gastos administra-
tivos, estos recibirían únicamenete S/. 5,8 millones. De
este modo, se podrían destinar aproximadamente S/.
28,3 millones directamente al financiamiento de pro-
yectos.
En el año 2004, Pronamachcs tuvo 147.436 benefi-
ciarios con un presupuesto de S/. 71 millones. Si se
destinaran los S/. 28,3 millones directamente al finan-
ciamiento de proyectos, en promedio, se tendrían
58.803 beneficiarios adicionales.
Fuente: MEF Sistema de Administración Financiera 2004
Elaboración: CIUP
Pronamachcs. Casi la mitad del presupuesto se destina a subvenciones,
retribuciones y servicios no personales.
Foto CIES
28 Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
A modo de conclusión
Tal como se ha revisado, los programas de alimenta-
ción-nutrición del Estado presentan elevados niveles
de filtración y subcobertura, lo que es indicativo de
un manejo ineficaz de los recursos nacionales. Una
de las alternativas para mejorar su desempeño es la
tercerización, tanto de los programas en sí como de
los mecanismos de monitoreo y evaluación. Asimis-
mo, será importante tomar en cuenta la resistencia
de los intereses creados y tener preparadas medidas
para lidiar con ella.
Por su parte, en el caso de los programas de salud,
las políticas de solución propuestas plantean, por un
lado, la reestructuración del SIS, concentrada en en-
contrar un método eficiente que evite los niveles de
filtración y subcobertura que actualmente presenta
el programa. Por otro lado, un rumbo adicional de
reforma es la ejecución de un modelo de gestión efi-
ciente en salud, que puede ser visto como una alter-
nativa de solución a la baja calidad otorgada por los
centros sanitarios públicos. Este modelo, a su vez,
podría ser utilizado como una herramienta en el pro-
ceso de descentralización en el que el país está en-
vuelto.
Con respecto al programa nacional Wawa-Wasi, se
deben cuidar los aspectos relacionados con el presu-
puesto que recibe e incrementar el nivel de partici-
pación de la comunidad en el programa, ya que esta
es indispensable para su apropiado funcionamiento.
De manera similar, si bien es necesario aumentar el
presupuesto para el programa de alfabetización, tam-
bién es cierto que debe reformularse la cantidad de
recursos necesarios para obtener un buen desempe-
ño y poder cumplir con las metas.
Finalmente, en el caso de los dos programas imple-
mentados por Foncodes, se ha encontrado evidencia
de niveles de subcobertura que no debean existir,
si el método de focalización considerara aspectos
geográficos y niveles socioeconómicos. Esta deduc-
ción debe ser analizada con mucho cuidado, pues
indicaría una falla en el planteamiento del método
de asignación de recursos.
Por último, es importante destacar que los indicado-
res de éxito o fracaso de un programa social, usual-
mente, reflejan su verdadero impacto después de cin-
co años de terminada su ejecución. Antes de ese lap-
so, no es prudente declarar respecto de su éxito o
fracaso.
«los indicadores de éxito o
fracaso de un programa social,
usualmente, reflejan su
verdadero impacto desps de
cinco años de terminada su
ejecució

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Económica Y Social (CIES) Consorcio de Investigación. (2006, junio 2). Programas sociales de lucha contra la pobreza en Perú. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/programas-sociales-de-lucha-contra-la-pobreza-en-peru/
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Programas sociales de lucha contra la pobreza en Perú". GestioPolis. 2 junio 2006. Web. <http://www.gestiopolis.com/programas-sociales-de-lucha-contra-la-pobreza-en-peru/>.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Programas sociales de lucha contra la pobreza en Perú". GestioPolis. junio 2, 2006. Consultado el 24 de Mayo de 2015. http://www.gestiopolis.com/programas-sociales-de-lucha-contra-la-pobreza-en-peru/.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. Programas sociales de lucha contra la pobreza en Perú [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/programas-sociales-de-lucha-contra-la-pobreza-en-peru/> [Citado el 24 de Mayo de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de jag72 en Flickr

También en Economía