Presión y compromiso empresarial para estar presentes en el mercado

No tengo la menor duda que es nuestro liderazgo el motor sobre el cual se impone el ritmo en nuestro negocio. Si nuestra empresa camina lentamente o se detiene incluso, es porque Usted como líder se detiene constantemente en el camino. El buen ritmo de la organización, es equiparable al ritmo que imprimen sus líderes a su labor cada día.

¡Sin duda!

¡Son los líderes de cada organización los que determinan el dinamismo de la empresa, si ésta avanza o se detiene es porque el nivel de pensamiento al interior del negocio, está actuando de la misma manera.

Estamos viviendo los primeros tiempos de un nuevo sexenio en nuestro país y con ello estamos experimentando los primeros resultados de las medidas o políticas que se están adoptando para intentar darle aparentemente un mejor rumbo a nuestra actividad productiva. En medio de un mundo convulsionado por las crisis económicas y sociales, estamos tratando de salir por delante de nuestros planes como país y particularmente en nuestras empresas.

Los resultados en éste primer semestre no han sido los mejores. Comenzamos a sentir los embates de un mercado que avanza muy lentamente, las empresas están experimentando una caída en la recuperación de su cartera vencida, la actividad industrial está haciéndose sentir muy lenta y en algunas ocasiones hasta detenida, la inversión extranjera directa ha caído también como producto de la desconfianza de los inversionistas, la inseguridad continúa, etc, etc.

El panorama entonces para muchas empresas no es el mejor para realizar su actividad con el ritmo que se quisiera, y hay una razón. Hemos dejado de lado aspectos vitales en nuestro negocio tales como el invertir en:

  1. Nuestra gente: Los programas de entrenamiento de los negocios ha fijado como prioridad la capacitación técnica, olvidándose de la parte humana, y como resultado de ello no se ha fomentado el compromiso individual de las personas con nuestro propósito y plan de negocios.
  2. Innovación: Hay muy poca inversión en éste rubro al interior de las empresas y pocas veces se faculta a los empleados para que pueda utilizar todas sus capacidades, y en tal sentido puedan contribuir de una mejor manera con la empresa y sus clientes. Nos hemos acostumbrado a seguir dando a los clientes más de lo mismo y sigue siendo éste la persona menos respetada en el mundo de los negocios.
  3. Liderazgo: Son pocas empresas las que verdaderamente están fortaleciendo éste renglón en el negocio. La mayoría de ellas cree que con cambios tecnológicos pueden superar y llegar a sus planes. De ahí la necesidad de imprimir un nuevo ritmo. El que usted decida como líder de su organización.

Cuando usted presiona, el equipo se detiene por la escasa motivación que recibe. !El mensaje que lanza a ellos es que les ha dado la espalda”.

El camino más rentable para salir de las crisis en las organizaciones es para mí Alinear los procesos con un solo enfoque: Producir Excelencia Interna para el Cliente.

Porque si usted pretende alcanzar altos niveles de productividad en sus procesos internos simplemente empujando a los demás a cumplir su obligación en el trabajo con la ley en mano y sin producir niveles de excelencia en el trato con quienes forman parte de su equipo de trabajo, sencillamente no lo logrará. Aquí es donde debe darse el cambio, en su Nivel de Gestión y Liderazgo con los demás. Usted está para allanarles el camino a los demás, no para obstruirlo y si piensa seriamente en ello, se dará cuenta que ya es mucho tiempo el que ha dedicado a construir políticas y procedimientos orientados a Controlar en lugar de dar la gran oportunidad a sus colaboradores de mostrar su potencial.

Así que hoy día, reclutar a los mejores no es suficiente, tener el talento de su lado no será su mejor arma, porque si bien es importante contar con un cuadro o estructura aparentemente talentosa, será mucho más importante el lograr que pongan todas sus intenciones y talentos al servicio de la visión de su empresa.

Se requiere carácter para aceptar que lo hecho, hecho está, pero que los Clientes esperan mucho más de usted. Un ejemplo de ésto: Mientras Steve Jobs seguía con vida, Apple alcanzó niveles de desarrollo prácticamente impensables para cualquier organización. La orientación a la innovación en ésta empresa había sido la mejor fortaleza competitiva hasta el momento y seriamente nadie les ganó la delantera.

Al día de hoy, ante la ausencia de nuestro célebre innovador, Apple parece desmoronarse junto a todo su equipo, la razón: Se han encargado de invertir mucho menos en innovación para administrar el éxito del pasado.

No son tiempos de detener aquello que te diferencia vs tus competidores, son tiempos de avanzar más rápido que ellos, dando al Cliente lo que nadie se atreve a dar en materia de Servicio, Producto, Precio etc.

Sabedores de ésto, es indispensable tener en claro la única ventaja competitiva sostenible para su organización es ¡Su gente! y tiene que dar el Poder a ellos para que se encarguen de hacer proyectos únicos e irrepetibles en el mercado y con sus Clientes. Aquí es donde debe poner el Foco de sus inversiones, pues serán sus colaboradores, si es que están comprometidos con su Usted y con la visión de su negocio, los que podrán hacer la gran diferencia en el mercado. Mi consejo es pues el siguiente: Dedíquese a lo verdaderamente importante que es volcarse en hacer lo mejor y lo diferente para sus Clientes. Utilice el talento de su gente en proyectos de gran envergadura, elimine la burocracia, quítese de toneladas de normas, Deje de presionar sin sentido y voltee a ver los indicadores de desempeño que tienen que ver con el resultado de sus prácticas en el mercado. ¡La satisfacción del Cliente no sólo es lo primero, es lo Único!

Los Clientes satisfechos se harán presentes a través de sus informes de ventas, liquidez, rentabilidad etc. Serán generosos a la vista de sus estados financieros y reportes de ventas siempre y cuando no sea sólo Usted quien piense en ellos, sino toda la estructura de la organización que representa mediante un compromiso total con éstos.

Si usted es el tipo de líder que solo está feliz cuando las cosas van bien y les da la espalda a sus colaboradores cuando no tiene los resultados de su lado, ¡entienda que perdió su liderazgo!

“Mientras no confíe en sus colaboradores, mientras no permita que fallen, no alcanzará un nivel importante de actuación y por consecuencia habrá menos resultados de los esperados”.

Es momento de mostrar un buen criterio.

Presión vs Compromiso

Suele suceder a muchos líderes, que cuando la presión se les viene encima, se vuelcan sin sentido a presionar a su equipo, exigiendo incluso malas prácticas con tal de sacar adelante los objetivos que han comprometido previamente con la empresa o con sus jefes directos. Sin embargo éste tipo de práctica, además de que es inoperante genera de manera irreversible lo siguiente:

  1. Bloquea la mente de sus colaboradores: Se ejerce tal presión, que pareciera que las ideas de los colaboradores se esfumaran y en lugar de desencadenar el potencial creativo de las personas genera un gran descontento en el equipo.
  2. Destruye el compromiso: Si usted es de los que ejercen presión, sin ton ni son, y sin previamente dar guía, sabiduría y apoyo, no se ganará el corazón de su equipo. En las crisis, lo único que tiene para salir bien librado es apañarse de las fortalezas de su equipo, así que concéntrese más en buscar opciones y buenas iniciativas con ellos que en dar palos para aparentemente “corregir” lo que está mal hecho.. Es el momento de demostrar a su gente cuan buen líder es, no cuanto poder tiene.
  3. Desalinea a la organización: Si su estilo de presionar genera un mal clima laboral, lo que  conseguirá no es alinear correctamente sus procesos con el propósito y visión de la empresa, sino por el contrario, logrará un desajuste completo entre la parte estratégica y la parte operativa. En verdad, en medio de una crisis, apáñese del potencial de su gente, no la retire de usted, pues lo único que tiene para salir adelante. Ellos necesitan ver en usted al líder que los guía a través de la complejidad, no al que los avienta primero a l matadero, como respuesta a su incapacidad de liderar.
  4. Pierde su liderazgo y la confianza de sus colaboradores: No es buen líder el que en momentos de crisis, patea y golpea a su gente. Si les pierde la confianza, sepa que es bien correspondido, pues ya perdió también la suya frente a su equipo. Los buenos líderes apelan a las competencias, se dedican a buscar iniciativas, vuelven a dirigir, a reentrenar, a reinventarse, a apoyar y a facultar a los suyos. Así es como salen avantes en medio de la complejidad. Si usted ya no quiere hacer ésto por su gente, entonces Retírese, es momento de dejar de Estorbar.

Si su negocio no camina o no da pasos al ritmo que usted desea, es porque Usted como líder se ha detenido o camina demasiado lento.

“Más vale hacer una estrategia de compromiso en medio de las crisis, que ejercer presión para buscar remendar lo que ha hecho mal en el camino” ¡Olvídese de conservar su imagen, mejor entréguese completamente a su gente!

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Arias Romero Jorge Arturo. (2013, junio 11). Presión y compromiso empresarial para estar presentes en el mercado. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/presion-y-compromiso-empresarial-para-estar-presentes-en-el-mercado/
Arias Romero, Jorge Arturo. "Presión y compromiso empresarial para estar presentes en el mercado". GestioPolis. 11 junio 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/presion-y-compromiso-empresarial-para-estar-presentes-en-el-mercado/>.
Arias Romero, Jorge Arturo. "Presión y compromiso empresarial para estar presentes en el mercado". GestioPolis. junio 11, 2013. Consultado el 8 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/presion-y-compromiso-empresarial-para-estar-presentes-en-el-mercado/.
Arias Romero, Jorge Arturo. Presión y compromiso empresarial para estar presentes en el mercado [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/presion-y-compromiso-empresarial-para-estar-presentes-en-el-mercado/> [Citado el 8 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de fairerdingo en Flickr