Por qué no emprenden los mexicanos egresados en administración

Por qué no emprenden los mexicanos
egresados en administración
CAPÍTULO I
Introducción
Nos encontramos en los umbrales del siglo XXI, los cambios acelerados de nuestra
sociedad permiten una evolución y crecimiento individual de las partes que la conforman,
piezas fundamentales que evitan el estancamiento en materia económica.
Es innegable que el avance económico de cualquier país está íntimamente ligado al
de su sector empresarial (Barajas, 1995).
El papel de las empresas en una economía es muy diverso, ya que además de ser
fuentes creadoras de empleos y de satisfactores de necesidades (mediante la creación de
productos o servicios) coadyuvan con el gobierno al fomento de una economía sana, en la
búsqueda de un crecimiento, el cual se ve reflejado a nivel mundial en el Producto Interno
Bruto de cada país.
México como país subdesarrollado requiere de la necesidad de fomentar la
personalidad emprendedora como un medio para crear fuentes de empleo y para nadie es
nuevo el hecho de que uno de los grandes problemas que enfrentan los países
subdesarrollados es el desempleo, gravísimo problema, el cual puede ser subsanado en gran
parte mediante el fomento de creación de empresas, colaborando también de esta forma en
la reducción de la economía subterránea y, además, en forma indirecta, en los índices de
delincuencia.
El Gobierno Mexicano, los sectores educativos y la iniciativa privada han tomado
conciencia de la importancia y necesidad de fomentar la personalidad emprendedora en los
estudiantes de nivel superior. Por tal razón han creado programas cuya finalidad es
despertar en los estudiantes la conciencia de la importancia de emprender, convencidos de
que si la creación de empresas proviniese de estudiantes de licenciatura, por su formación
académica, estos tendrán mayores posibilidades de éxito.
Sin embargo la realidad ilustra que es muy pequeño el número de estudiantes que
realmente serán emprendedores al egresar, ya que la gran mayoría de ellos tiende a
desanimarse y a buscar colocarse en algún empleo en las empresas ya existentes.
Analizar las razones que los egresados de Licenciatura en Administración del
Instituto Comercial Bancario citan para no emprender, puede servir para poner un mayor
énfasis o cuidado durante la formación de administradores en dicha Institución, en fomento
del desarrollo de habilidades y actitudes propias del emprendedor.
Planteamiento del problema
Uno de los objetivos de la carrera de la LAE, es formar jóvenes que propicien
mediante el ejercicio de sus habilidades empresariales la creación y desarrollo de nuevas
organizaciones, sin embargo la realidad ilustra es pequeño el porcentaje de egresados de
Administración que emprenden. Con la finalidad de poder analizar las razones que los
egresados de la carrera de Administración citan para no emprender, se plantea la realización
de la presente investigación.
Objetivos
Objetivo general
Determinar las razones que citan los egresados de la Licenciatura en Administración
para no crear su propia empresa, analizando si dichos egresados poseen la personalidad del
emprendedor.
Objetivos específicos
- Analizar si los egresados de una institución de nivel superior de la LAE poseen la
personalidad del emprendedor.
- Determinar las razones que para emprender citan los egresados de la LAE.
- Determinar las razones para no emprender que citan los egresados de la licenciatura en
administración.
- Comparar las razones y personalidades de los que emprenden con los que no lo hacen
para identificar la existencia de diferencias significativas.
- Analizar la forma en la que interviene el factor socioeconómico de los egresados en la
habilidad de emprender.
Preguntas de Investigación
- ¿Tienen los egresados de administración la personalidad emprendedora?
- ¿Cuáles son las razones por las que estos emprenden o no lo hacen?
- ¿Qué estrategias se recomiendan se implemente en las instituciones de nivel superior
para fomentar y concientizar en sus estudiantes la importancia de emprender?
Justificación
Las personas que sobresalen son las que se distinguen por tener una emoción
duradera o deseos muy intensos, son personas que tienen decisiva actitud de pasión. Estas
son algunas características que distintos autores han identificado en las personas
emprendedoras: sentido común, trabajo arduo y tenaz, creatividad, innovación, valor,
orientación al éxito, concentración, independencia, tolerancia, optimismo, versatilidad,
responsabilidad, don de mando, tenacidad y planeación. Aún cuando el emprendedor tiene
características más y características menos, han existido estudiosos que se han dedicado a
construir un perfil del emprendedor.
Fomentar el espíritu emprendedor en estudiantes de la Licenciatura en
Administración permitirá, en un futuro, crear fuentes de empleo y dada la importancia de
esto, es que se ha elegido este tema de investigación.
Los autores de la presente investigación están plenamente convencidos de la
necesidad de fomentar dicho espíritu en los estudiantes. Descubrir las razones por las que
estos manifiestan no emprender, permitirá tener un factor de realidad para modificar o
encausar de manera adecuada el desarrollo futuro de egresados emprendedores.
Delimitación del tema
En cuanto al tiempo, abarcará el período de febrero a junio del 2003.
En cuanto a los sujetos de investigación, la población estará conformada por los
integrantes de las cuatro generaciones de egresados de la Licenciatura en Administración,
es decir, las generaciones 1995-1999, 1996-2000, 1997-2001 y 1998 2002.
En cuanto al espacio, se realizará en una institución de nivel supereior ubicada en la
ciudad de Mérida, cuyo plantel se encuentra ubicado físicamente en Santa Anna.
Glosario de términos.
Innovación: es la acción de introducir, o producir algo novedoso, alguna idea, método,
instrumento, modos de pensar en: negocios, servicios, de entrar al mercado, de
producir, de formar u organizar, solucionar problemas, realizar adaptaciones y
modificaciones de bienes y servicios destinados a solucionar necesidades o
generar nuevas. (Rodríguez, 1993; p. 154).
Actitud: es una organización durable de procesos motivacionales, emocionales,
perceptuales y cognoscitivos con respecto a algún aspecto del mundo externo,
las actitudes representan un residuo de la experiencia anterior del sujeto. (Padua
1987, p.161).
Administrar: Realizar actos mediante los cuales se orienta el aprovechamiento de los
recursos materiales, humanos, financieros y técnicos de una organización hacia
el cumplimiento de los objetivos institucionales.
Iniciativa privada: Sector económico ajeno al control directo del Estado que recibe sin
embargo, la acción inductiva de éste. Se refiere a las actividades propias de la
empresa privada para satisfacer las necesidades de bienes y servicios que
demanda la sociedad.
Personalidad: La suma total de las formas en las cuales un individuo reacciona e interactúa
con otros. (Robbins, 1999; p.50)
Necesidades: Estados de una privación experimentada. (Kotler y Armstrong, 1998; p.4).
Autonomía individual : Incluye la responsabilidad la independencia, la libertad de fallar, la
disponibilidad de tiempo para ejercer la iniciativa que los emprendedores tienen
en la organización, capacidad y control sobre las decisiones que toman.
(Horsby, 1993; p. 32).
Identidad: Relacionado con el sentido de pertenencia, compromiso o ponerse la camiseta de
una organización. (Peters y Austin, 1982; p.189);
Tolerancia al riesgo: El grado en que se alienta al emprendedor para que sea innovador
agresivo, emprendedor y corra riesgos moderados. (Horsby, 1993; p. 124).
CAPÍTULO II
Marco teórico
¿Qué es un emprendedor?
Garzón (1995) define al emprendedor como el productor de valores de mercado,
que corre riesgos, está en permanente alerta para descubrir las oportunidades de ganancias
que aún no han sido descubiertas y actúa en consecuencia para aprovecharlas. Todo lo que
consiga es para él, porque servirá para preservar su vida y su existencia. Y su actuación en
el mercado beneficia sin querer al resto de la sociedad.
Son individuos con visión empresarial, que manifiestan una conducta y orientan su
comportamiento al desarrollo y surgimiento del espíritu emprendedor interno, generando y
aprovechando ideas innovativas, desarrollándolas como oportunidades de negocio rentable,
comprometiendo su tiempo y esfuerzo en investigar, crear y moldear esas ideas en negocios
para su propio beneficio y el crecimiento sustentado de la firma, detectando éxitos donde
otros ven fracasos o problemas y cuya fuente es la innovación con talento y creatividad de
bienes y servicios (Ibarra,2000).
Es necesario afirmar que el emprendedor es una persona que percibe la oportunidad
que ofrece el mercado y ha tenido la motivación, el impulso y la habilidad de movilizar
recursos a fin de ir al encuentro de dicha oportunidad. Debe tener confianza en su idea,
debe tener una base de datos grande, debe tener una capacidad de convocatoria y de
convicción mayor que el promedio, debe saber vender las ideas y debe sobre todo tener la
capacidad de ofrecer resultados.
Es común escuchar que el sacrificio, humildad y el cumplimiento del deber son
necesarios para la prosperidad y la felicidad. El emprendedor debe gozar de una saludable
autoestima y productividad para la producción de riqueza y sentirse merecedor de la
prosperidad y la felicidad.
El espíritu empresarial.
Conceptualizar en qué consiste el espíritu empresarial no es cuestión sencilla, ya
que existen muchas características que tienen unas personas y otras no, pero que de
cualquier manera los hace exitosos; en la actualidad el espíritu emprendedor es sinónimo de
innovación, cambio, fundación de una compañía, o toma de riesgos (Romero,1993).
Todas las personas de manera inconsciente andan por el mundo maquinando nuevas
formas de productos y servicios que faciliten nuestro diario vivir, sin embargo solo aquellas
personas que son emprendedoras, diligentes y osadas son las que hoy son dueñas de
importantes negocios que empezaron en una casa, un garaje, una finca, o en algún otro
lugar pequeño, no durmieron pensando en la mejor manera de llevarlo a cabo, se apropiaron
de ese sueño, lo estudiaron, le echaron ganas y su idea de negocio se convirtió en realidad.
El espíritu empresarial es importante para todos los individuos, pero es más
relevante cuando se posee estudios de licenciatura que te brindan las herramientas básicas
para pensar en la formación de un propio negocio, no necesariamente se debe laborar para
otras personas, también hay que aprovechar tantos años dedicados a los estudios, para que
al concluir o durante el transcurso de la carrera, se comience a desarrollar la capacidad de
ser críticos de todo lo que se ve, para reconocer las cosas que se pueden mejorar, o las cosas
nuevas que se pueden crear, y que la sociedad la necesite, de esta manera no sólo se estará
pensando en el bienestar propio, sino en la posibilidad de dar a las personas trabajo,
reconocimiento internacional y mejorar la economía del país. Es importante reconocer
nuestro espíritu empresarial, tal y como señala Emerson (1995), la confianza en sí mismo,
es el primer peldaño del éxito del emprendedor.
Aunque el fomento del espíritu emprendedor es importante, la existencia de éste no
implica necesariamente la creación de empresas, por tal razón la creación de las mismas va
a depender más que del espíritu emprendedor, de la personalidad emprendedora que se
posea, dada la importancia de este tema, a continuación de detalla lo que para diversos
autores conforman la personalidad emprendedora.
La personalidad del emprendedor.
El emprendedor es autónomo, visualiza la ganancia, crea algo de la nada. Es
apasionado con respeto de una idea, se sobrepone rápidamente a las caídas, corre riesgos.
En realidad quiere hacer algo diferente, por que se siente distinto a los demás y desea dejar
su marca en este mundo. Lo que marca la diferencia del emprendedor con el individuo
común, es su personalidad.
Olivares (1993) señala que la personalidad es la forma de responder del individuo
ante distintas situaciones, la cual depende del rol que ocupa éste y de cómo lo haya
asimilado, lo que convierte a la personalidad no sólo en un producto terminado,
sino también es un proceso en el que intervienen aspectos culturales, sociales,
psicológicos y biológicos (p.9).
Trabajar por un sueño parecería una cuestión ideal, ser independiente o su propio
jefe una bendición, sin embargo, y como una cuestión extraña en realidad son muy pocas
las personas que deciden lanzarse a aventurar con sus ideas, sus proyectos o sus propios
negocios; es evidente que el camino es difícil, pero, ¿por qué las personas no se arriesgan?.
La literatura sobre emprendedores presenta casos de personas que a partir de cero, han
logrado construir y lograr grandes hazañas. ¿Qué hizo a estas personas y que características
se encuentran en los verdaderos emprendedores? (Rodríguez, 1993).
Parece existir cierto consenso en que los grandes emprendedores cumplen con las
siguientes características (Ibarra, 2000; Karagazoglu 1993; Horsby et al 1993):
Necesidad de logro
Constancia
Autoestima
Liderazgo
Ser dueño de uno mismo
A continuación se abordará con mayor detalle cada uno de estos aspectos.
La necesidad de logro
La necesidad de logro se encuentra íntimamente ligada con la motivación, existe
una vasta cantidad de definiciones relativas a este término, cuya finalidad es tratar de
explicar el comportamiento de los individuos, es así como autores como Olivares (1993)
define a la motivación como aquello “que hace que un individuo actúe y se comporte de
una determinada manera. Es una combinación de procesos intelectuales, fisiológicos y
psicológicos que decide, en una situación dada, con qué vigor se actúa y en qué dirección se
encauza la energía.” (p.108).
Stoner y Freeman (1996) la conceptualizan como “los factores que ocasionan,
canalizan y sustentan la conducta humana en un sentido particular y comprometido.”(p.
208). Mientras que para Koontz y Weihrich (1999) “La motivación es un término genérico
que se aplica a una amplia serie de impulsos, deseos, necesidades, anhelos, y fuerzas
similares” (p.501).
Al parecer todos los autores arriba mencionados, coinciden en que la motivación es
un proceso o una combinación de procesos como dice Solana, que consiste en influir de
alguna manera en la conducta de las personas; entonces puede concluirse que la motivación
es la causa del comportamiento de un organismo, o razón por la que un organismo lleva a
cabo una actividad determinada.
En los seres humanos, la motivación engloba tanto los impulsos conscientes como
los inconscientes. Tratando de explicar las razones por las que los individuos actúan de una
u otra forma, diversos estudiosos se abocaron al estudio de las necesidades, surgiendo una
amplia gama de teorías cuya finalidad es explicar y tratar de identificar lo que mueve la
conducta del ser humano.
En cuanto a las primeras ideas de motivación que fueron apareciendo en distintos
contextos históricos, valen destacar las siguientes:
La Jerarquía de las Necesidades de Maslow: Una de las teorías de motivación que más
ha influido en el pensamiento actual de las organizaciones fue establecida por el
psicólogo Abraham Maslow quien contempló las necesidades humanas bajo la forma de
una jerarquía, desde las más bajas hasta las más altas y son las necesidades fisiológicas,
las que se encuentran en la base de la jerarquía, estas necesidades se conforman por las
necesidades básicas, cuya satisfacción es necesaria para el mantenimiento del equilibrio
corporal; posteriormente le siguen las necesidades de seguridad (física y psicológica),
estas son las necesidades de estar al abrigo de peligros físicos y al temor a perder el
trabajo. La mayoría de los empleados quieren trabajar en lugares donde no se expongan
a peligros y den garantías de permanencia; en el tercer nivel se ubican la necesidades de
pertenencia y afiliación que se basan en el hecho de que toda persona, como ser
sociable que es, busca ser aceptado por los demás, integrarse socialmente y tener
relaciones amistosas con otras personas; el cuarto nivel lo conforman las necesidades de
estima que incluyen el deseo de respeto de mismo y de los demás, así como una
buena reputación o prestigio y la confianza en mismo; en la cúspide de la jerarquía se
ubican las necesidades de autorrealización. Maslow consideró que ésta es la necesidad
más alta de la jerarquía, es el deseo de una persona de alcanzar sus propias metas, es
decir, desarrollar todo su potencial (Dessler, 1996).
Teoría de los dos factores de la motivación: Esta teoría fue desarrollada por Frederick
Herzberg a finales de los años cincuenta, llamada así porque combina la motivación y la
satisfacción en el trabajo y propone dos niveles de necesidades: los factores de higiene
o mantenimiento, que son aquellos que evitan la falta de satisfacción pero no motivan y
los motivadores son aquellos factores que producen satisfacción y que motivan al
trabajador a dar un rendimiento más alto, incluyen realización, reconocimiento,
responsabilidad y el trabajo mismo.
Herzberg afirma que el mejoramiento en los factores de mantenimiento servirá para
estimular las actitudes positivas hacia el trabajo y que los factores motivadores
conducen a las actitudes positivas laborales porque satisfacen la necesidad del
individuo de alcanzar la autorrealización en su trabajo (Davis y Newstrong, 1997).
Teoría de la Existencia, relación y crecimiento (ERG por sus siglas en inglés): Esta es
la teoría expuesta por Clayton Alderfer. Esta teoría sostiene que existen tres grupos de
necesidades centrales que son la existencia, relación y crecimiento. Las de existencia
engloban las necesidades que Maslow identifica como fisiológicas y de seguridad; la
de relación coincide con la de pertenencia y afiliación dada a conocer por Maslow y la
de crecimiento que agrupa el componente intrínseco de la estima y las características
de la autorrealización. La diferencia de esta teoría con la de Maslow radica en que
señala que más de una necesidad puede operar al mismo tiempo y menciona que
cuando las necesidades superiores se ven frustradas, las necesidades inferiores tenderán
a incrementar su intensidad (Robbins, 1999).
Teoría de las tres necesidades: Esta teoría fue desarrollada por McClelland y asociados
y propone en su teoría que las personas motivadas tienen tres necesidades: la de logro,
la de poder y la de afiliación. El equilibrio de estos impulsos varía de una persona a
otra.
Según las investigaciones de Mc Clelland la necesidad de logro tiene cierta relación con
el grado de motivación que poseen las personas para ejecutar sus tareas laborales. La
necesidad de afiliación es aquella en la cual las personas buscan una estrecha asociación
con los demás y la necesidad de poder se refiere al grado de control que la persona
quiere tener sobre determinada situación.
Estas tres motivaciones de alguna manera guardan relación con la forma en que las
personas manejan tanto el éxito como el fracaso. Puede encontrarse a veces personas que
temen al fracaso y junto con la erosión del poder particular, puede resultar un motivador
de suma importancia. En cambio, para otras personas, el temor al éxito puede ser un
factor motivante (Terry, 1987).
Teoría del Reforzamiento: Esta teoría se basa en el enfoque conductual, el cual sostiene
que el reforzamiento condiciona el comportamiento, es dada a conocer por el psicólogo
B. F. Skinner. Afirma que los actos pasados de un individuo producen variaciones en
los actos futuros mediante un proceso cíclico que se basa en la ley del efecto, es decir,
la idea de que la conducta que tiene consecuencias positivas suele ser repetida,
mientras que la conducta que tiene consecuencias negativas tiende a no ser repetida
(Robbins, 1999)
Teoría de las Metas: A finales de la década de los sesenta Edwin Locke propuso que
las intensiones de trabajar hacia una meta son una fuerte importante de motivación en
el trabajo. Esto es, las metas le dicen al empleado lo que necesita realizar y cuánto
esfuerzo tendrá que hacer. Las metas específicas incrementan el desempeño, las metas
difíciles cuando se aceptan, dan como resultado un desempeño más alto que las metas
fáciles y la retroalimentación conduce a un mejor desempeño que el logrado en su
ausencia (Robbins, 1999).
Hasta aquí puede verse como la motivación ocasiona que las personas actúen de
distinta manera, si se desea fomentar en los estudiantes de licenciatura la personalidad
emprendedora, entonces debe fomentarse la motivación al logro en los mismos.
La constancia
La constancia del emprendedor está vinculada con su productividad, los valores
ganados en el mercado, la prosperidad y la felicidad. La productividad es beneficiosa y
necesaria para agregar valor a las empresas. La productividad no es otra cosa que ir
constantemente produciendo valores de mercado vía precios con los mismos recursos que
han sido descubiertos por el emprendedor. Mas aún, la mayor productividad que genera el
emprendedor lo beneficia directamente al aumentar el valor de cada unidad trabajo y a
disponer y gozar de más bienes y servicios.
Pereza y ociosidad son opuestos a la constancia. El emprendedor requiere invertir en
muchos casos, tiempo. Es difícil pensar en que se tendrá que trabajar 24 horas por 7 días a
la semana y dejar el empleo de horario cómodo que se tiene, además de tener que hacer
sacrificios (pareja, amigos), pero si se pone en una balanza ese tiempo y esos sacrificios
contra la satisfacción que se va a alcanzar, se llega a la conclusión de que vale la pena
intentarlo.
La Autoestima
Robbins (1999) define a la autoestima, como “el grado en el cual un individuo se
agrada o desagrada de sí mismo” (p. 427). La importancia de autoestima en el emprendedor
radica en que si tiene una sólida autoestima, podrá enfrentar adecuadamente los problemas
y desafíos que se le presentan en cualquier circunstancia de la vida. La esencia de la
autoestima es la confianza en nuestra capacidad de pensar y saber que somos merecedores
de la felicidad. Si uno desconfía de su mente, es posible tomar una actitud pasiva (no
emprendedora) y ser menos persistente ante las dificultades que se le presenta.
Además, se hace necesario “saber quienes somos y centrarnos en nosotros mismos,
cultivar nuestros recursos, y ser responsables de nuestras elecciones, de los valores que
moldean nuestras vidas, necesitamos basarnos en nosotros mismos, en creer en nosotros
mismos” (Fitz-enz, 1999; p.35)
Esa actitud corresponde básicamente de emprendedor capaz de producir valores de
mercado. Es la confianza en el derecho a triunfar, a ser felices y de merecer el gozar del
fruto de los esfuerzos. Por el contrario, una baja autoestima no enfrenta adecuadamente la
realidad, genera un miedo a lo nuevo y a lo desconocido, está permanentemente a la
defensiva, con sumisión, en otras palabras, busca la seguridad de lo conocido y es renuente
al cambio (Robbins, 2000).
El respeto, la benevolencia, la buena voluntad, la amabilidad, la cooperación social,
la generosidad, un alto espíritu de ayuda mutua y de justicia hacia los demás, viene de una
alta autoestima, autonomía y valía personal; por que el respeto a uno mismo es el
fundamento del respeto a los demás (Guzmán, 1996).
Liderazgo.
El papel de un líder es convencer a las demás personas de que ciertas ideas tienen
sentido, y que se debe trabajar por ellas. Hay líderes espirituales, jefes, personas destacadas
etcétera, pero todas tienen una característica especial, saben llevar a su grupo a las metas
que se imponen.
Los líderes ven oportunidades en todo momento y saben aprovechar las pocas
oportunidades para destacarse y generar un reconocimiento o simplemente desarrollar su
obra adelante.
A continuación algunas características comunes de quienes emprenden y son líderes
Siliceo (1997).
1. Capacidad de acompañamiento: un líder debe ser capaz de acompañar los procesos que
rodean su entorno de principio a fin, es decir, debe tener la capacidad de compromiso para
con sí mismo como para su grupo. Sin abandonar sus metas.
2. Capacidad de aprovechar sus potencialidades: un verdadero líder sabe aprovechar sus
potencialidades para explotarlas sobre quienes lo rodean en su entorno; un líder debe
destacarse, entonces debe sacar provecho de sus potencialidades de tal manera que su
capacidad superior sea apreciada o respetada.
3. Capacidad de posicionamiento: es la persona que siendo consciente de sus habilidades
aprende a incorporarse y adentrarse en la población que lo rodea. No se es líder si no se
puede entrar a un grupo que liderar.
4. Capacidad de expresión: un líder debe tener una capacidad superior para hacer entender a
las personas sus ideas, sus posiciones o sus ideales, debe saber convencer a sus posibles
seguidores.
5. Capacidad de entender a quienes dirige: es necesario comprender cómo piensan los
dirigidos para poder estar un paso adelante de ellos.
6. Capacidad de mantener el control: un líder, jamás pierde la calma y sabe actuar en
situaciones difíciles, además sabe apoyarse en los demás cuando realmente lo necesita.
Existen muchas características que pueden tener los líderes de hoy, pero casi sin
duda alguna, la capacidad principal que debe tener todo líder en la actualidad es su
capacidad de asimilación y de adaptabilidad a los diferentes cambios que afronte durante su
carrera o su trayectoria. Las personas cambian, y sus líderes deben cambiar con ellos, sobre
la capacidad de adaptabilidad se afirma que los líderes hoy saben mezclar sus diferentes
estilos de mando según las situaciones que afrontan, es decir utilizan las herramientas
adecuadas, en los momentos adecuados. Y en este sentido, los líderes hoy exhiben
generalmente mezclas de todas sus facetas según los momentos que afrontan. Basándose en
todo esto es que Hershey y Blanchard, desarrollan la teoría del liderazgo situacional, la cual
señala que el estilo más eficaz de liderazgo variará de acuerdo al grado de madurez de los
subordinados, entendiendo a la madurez como “el deseo de logro, la disposición a aceptar
responsabilidades, la habilidad y experiencia relacionadas con el trabajo” (Stoner y
Freeman, 1996; p.516).
Los factores que determinan el grado de madurez de los subordinados son la
motivación, la educación, la experiencia y la responsabilidad. La madurez a la que se hace
referencia es la que se tiene para el desempeño de un determinado puesto. En la siguiente
figura se ilustra la relación entre la madurez y el estilo conveniente de liderazgo.
Figura 1.
Liderazgo Situacional de Hershey y Blanchard
ALTA BAJA
BAJA TAREA ALTA
TAREA
ALTA RELACION ALTA RELACION
PARTICIPAR VENDER
DELEGAR ORDENAR
R
E
L
A
C
I
O
MADUREZ
FUENTE: Díaz Mérigo, Angel. El Dirigente pág. 120
Un emprendedor requiere ser líder, debe ser el más diligente, el más preparado y
debe hacer de sus conocimientos y de sus habilidades una pasión que se deben mejorar
constantemente, solo de esa forma logrará que todo aquello que emprenda tenga éxito.
Ser dueño de uno mismo.
El Principio esencial del emprendedor radica en concebir que cada Individuo es
dueño de sí mismo. Así, el emprendedor es libre de disponer de su cuerpo, sus bienes y
otras voliciones como mejor le parezcan, siempre y cuando respete la libertad de otros
individuos de hacer lo mismo. Si yo como individuo no soy dueño de lo mínimo que
requiero para vivir en sociedad, entonces no merezco llamarme individuo y menos
emprendedor. Pero no solo el emprendedor es dueño de sí mismo, sino que todos los demás
emprendedores también son dueños de sí mismos, de manera que cada emprendedor debe
respetar el derecho de los demás de manejar su vida. Ningún emprendedor debe obligar a
otros a actuar o pensar de la forma que él quiera, aún cuando crea que es por el bien de
ellos mismos. Los deseos, intereses, o necesidades que el emprendedor tenga no legitiman
su reclamo contra la libertad, propiedad o vida de otro individuo.
El principio esencial de ser dueño de uno mismo crea una esfera imaginaria
alrededor de cada emprendedor, concediéndole una zona de privacidad y de acción dentro
de la cual debe gozar de libertad plena.
El sentirse dueño de uno mismo, es sentirse el arquitecto de su propio destino, este
aspecto de a personalidad se encuentra íntimamente ligada con el locus de control que el
individuo posea. Robbins (1999) menciona que poseen un alto locus de control interno
aquellos individuos que creen que controlan lo que les pasa, mientras que poseen un alto
locus de control externo aquellos que creen que lo que les pasa está controlado por fuerzas
externas como la suerte y la oportunidad. Estudios han demostrado que los individuos que
poseen alto grado de control interno “buscan trabajos que requieren iniciativa e
independencia de acción, mientras que los de locus externo prefieren trabajos estructurados
y rutinarios”(Robbins, 1999; p.58)
Ser dueño de uno mismo, es tan atractivo para todos, que tal y como señala Garzón
(1995) vale la pena intentarlo, aunque el gobierno actúe en mayor o menor grado basándose
en el principio opuesto a la libertad, o sea, que tienen el derecho de intervenir en la zona de
privacidad de los emprendedores y arrebatar los frutos de su labor o limitar sus ganancias.
Las Instituciones de nivel superior.
Las Instituciones de nivel superior juegan un papel preponderante en la
determinación del futuro de la sociedad, en ellas se forja el capital humano, que determina
la ventaja competitiva de las naciones, este capital humano requiere de ser formado con una
visión prospectiva, para desarrollar la capacidad emprendedora y sumar con otros su
conocimiento, su esfuerzo, transformado la cultura empresarial.
El nuevo milenio comienza con la esperanza de que los egresados de licenciatura
asuman su responsabilidad social y se atrevan a emprender, la creación de fuentes de
empleo coadyuva a una economía a salir y desarrollarse. Las estructuras de gobierno han
sido rebasadas para solucionar las demandas de empleo de la sociedad, la alternativa se
encuentra en un esfuerzo coordinado entre gobierno, instituciones educativas y el sector
privado. De acuerdo a un estudio realizado por la Asociación Nacional de Universidades e
Instituciones de Educación Superior (ANUIES), las instituciones de nivel superior
diariamente hacen esfuerzos por formar lo mejor posible a los profesionistas, por lo que la
falta de empleo no se debe a la falta de preparación, sino en el poco crecimiento de la
economía, que impide mejorar empleos y mejorar las remuneraciones para los jóvenes. Por
tal razón hoy más que nunca resulta de vital importancia fomentar en los egresados la
necesidad la emprender. (Fuente: Diario de Yucatán, sección local del día martes 3 de junio
del 2003).
Sin embargo existen opiniones encontradas sobre las razones por las cuales los
egresados de las licenciaturas no emprenden, es así como Carlos Canto Ontiveros,
presidente de la Confederación Patronal Mexicana (COPARMEX) señala que es la
ausencia de iniciativa entre los jóvenes lo que ha propiciado que al finalizar sus estudios
universitarios, muy pocos opten por formar sus propias empresas, ya que los egresados
buscan la comodidad y seguridad de ser empleados. (Fuente: Diario El Mundo al Día,
sección local del 3 de junio del 2003, Mérida Yucatán).
Por otra parte José Higareda Gutiérrez, presidente de Centro Impulsa Yucatán,
señaló que la falta de preparación para la administración de una empresa ha propiciado que
el 80% de los negocios se vayan al fracaso, entre los errores que más se cometen destacó la
falta de pago de impuestos y al seguro social, otorgar créditos encima de sus posibilidades,
la competencia desleal, falta de estudios y un plan de inversión en el mercado. (Fuente:
Diario El Mundo al Día, sección local del 3 de junio del 2003, Mérida Yucatán).
Como se ha mencionado anteriormente la iniciativa privada, conjuntamente con las
instituciones de nivel superior, han tratado de fomentar el incremento de emprendedores,
pero los datos no son alentadores, ya que únicamente de un 10% de los egresados de cada
institución emprenden. (Fuente: Diario de Yucatán, sección local del día martes 3 de junio
del 2003, Mérida Yucatán).
Composición de la demanda educativa de nivel superior.
Según la Secretaría de Educación Pública del Estado, actualmente Yucatán cuenta
con 56 planteles (18 públicos y 38 privados) que ofrecen 113 licenciaturas.
El Anuario Estadístico de Yucatán indica que en el período 1994-95 egresaron de
colegios públicos y privados 2,926 estudiantes de licenciatura y en el ciclo 2001-02 esa
cifra creció en 94% al pasar a 5,675. Este número incluye a 352 graduados de instituciones
de enseñanza técnica superior.
En las instituciones educativas se averiguó que alrededor de 10 a 20% del total de
egresados continúa sus estudios para obtener alguna especialización y el 80 ó 90% restante
se incorpora al mercado laboral, excepto las mujeres profesionales que se convierten en
amas de casa y algunos que dejan pasar mucho tiempo antes de buscar trabajo. (Fuente:
Diario de Yucatán, sección local del día martes 3 de junio del 2003, Mérida Yucatán).
El diario El Mundo al Día, publica el día 29 de junio del 2002 en la sección especial
un reportaje dedicado al análisis de la demanda educativa del nivel superior en Yucatán,
señalando que el 90% de los estudiantes de las clases bajas se inclinan por licenciaturas sin
atender las posibilidades de crecimiento que podrían tener en otros ámbitos.
Se estima la proyección de la demanda potencial en el ámbito de licenciatura en
Yucatán en un 17.5% en la primera década del siglo XXI.
Las Instituciones de nivel superior más saturadas son la Universidad Autónoma de
Yucatán (UADY) y el Instituto Tecnológico de Mérida (ITM). La primera ofreció 1,401
espacios, la segunda 1,044. Las Instituciones privadas cubren un total de 1,388 espacios.
Las diez carreras de mayor demanda en los planteles de educación superior fueron
en primer lugar Contaduría y Administración, le siguen Derecho y Sistemas
Computacionales, Ingeniería Civil, Médico Cirujano, Turismo, Arquitectura, Ingeniería
Mecánica, Ingeniería Electrónica y Ciencias de la Educación.
Las áreas Tecnológica y Humanística no se ven favorecidas por las preferencias
sociales de los estudiantes. Simplemente no se encuentran entre las llamadas carreras
tradicionales.
En lo que respecta al comportamiento de egresados de las carreras, 44 egresaron en
ciencias agropecuarias, 177 en ciencias de salud, 62 en Ciencias Naturales y Exactas, 1,391
en Ciencias Sociales y Administrativas, 40 en Educación y Humanidades y 556 en
Ingeniería y Tecnología. Para mayor comprensión de lo expuesto a continuación se ilustra
la figura 2.
Figura 2. Comportamiento de los Egresados de Licenciatura en el Estado
Como puede observarse en las áreas de Ciencias sociales y Administrativas se
registró el mayor número de egresados. El menor número se presentó en Educación y
Humanidades.
agropecuarias
2%
ciencias de la
salud
8%
ciencias
naturales y
exactas
3%
ciencias
sociales y
administrativas
61%
educación y
humanidades
2%
ingeniería y
tecnología
24%
En el estado se ha visto una inclinación por las Ciencias Sociales y Administrativas,
que captó una población de 9,317 alumnos, quienes representan el 61.16 % de la matrícula
total de nivel superior.
La preferencia por las carreras más populares y demandadas, como son
Administración de Empresas, Leyes e Ingeniería Civil, deducen que la relación educación
sociedad impulsa o inhibe las licenciaturas a partir de la función que desempeñan en el
contexto de la economía y la cultura.
Es así como en los últimos años se han abierto las carreras de Licenciatura en
Humanidades y Filosofía, pero se suspendió la licenciatura en Sociología. Entre las que se
encuentran en proceso de liquidación se encuentra la de Químico Biólogo Bromatólogo.
En el estado la población escolar atendida en el ciclo 2000-2001 en todos los niveles
ascendió a 519,594 alumnos, de los cuales 31,100 corresponden a los niveles de población
superior.
Desde principios de siglo Yucatán en el sureste mexicano, constituye el centro
cultural y educativo de la región, en virtud de que en su territorio se fundaron las primeras
instituciones de educación.
Actualmente el 88% de las Instituciones de Educación Superior de Yucatán se
concentran en la ciudad de Mérida, obedeciendo a diversos factores en los que destaca la
organización tradicional de las instituciones educativas.
El peso de la oferta educativa en Mérida recae en dos planteles de sostenimiento
público, que absorbieron el 71.7% de la población escolar de licenciatura en la entidad y el
67.2% del Estado.
Dada la demanda que tienen las ciencias administrativas y sociales en los
estudiantes, fomentar el espíritu emprendedor en cada uno ellos, los convertiría en
creadores potenciales de empresas, que coadyuvarían en la reducción de un gran porcentaje
del desempleo de la entidad y porque no de otros estados.
El nivel socioeconómico de los estudiantes de nivel superior.
Existe otra perspectiva de análisis de los estudiantes de nivel superior como es el
socioeconómico. La principal razón por la que los estudiantes se esfuerzan por concluir sus
estudios estriba en la aspiración de lograr una mejoría en el nivel económico y la búsqueda
de un estatus social.
En un estudio realizado por el Comité Estatal para la Planeación de la Educación
Superior (COEPS) en el 2002, se comprobó un bajo nivel académico de los padres de los
estudiantes de nivel superior. De hecho, el porcentaje más alto se presentó en padres que no
tienen terminada la educación primaria.
El 4.1 y 6.4 % de los padres y madres, respectivamente, de los estudiantes de nivel
licenciatura, es analfabeta.
El 35.1% y 38.3% de los padres y madres, respectivamente de los estudiantes de
nivel licenciatura tiene la primaria incompleta.
El 26% y 30.2% de los padres y madres de los estudiantes de nivel superior tienen la
primaria completa.
El 4.9 y 2.5 % de los padres y madres de los estudiantes de nivel superior, tienen
estudios de licenciatura.
Esto conlleva a que la mayoría de los padres de estos jóvenes están empleados en el
sector obrero.
El 18% de los padres de los estudiantes de nivel superior son empleados no
calificados, el 14 % son campesino o jornaleros, el 5.2% son vendedores sin
establecimiento fijo, el 9.9% son comerciantes en pequeña escala, el 2.1% son jubilados o
pensionados.
El ingreso económico de las familias de los estudiantes de nivel superior está
sustentado, en la mayoría de los casos, en las madres. En el 73% de las familias, el
estudiante depende económicamente de padres, el 10.28% de la madre, el 2.27% de los
hermanos, el 1.34% en madres y hermanos y el 8.7% de padres y madres.
El 89.7% de la familia de los estudiantes de nivel superior tiene casa propia, el
3.75% la tiene hipotecada, el 3.4 % renta casa y el 3.1% se encuentra en otra situación no
especificada.
El ingreso mensual de las familias de los estudiantes de nivel superior está
considerado entre las escalas bajas. De hecho, el 32% percibe menos de 500 pesos
mensuales, 34.3 % obtiene entre 500 y mil pesos al mes y el 20.5% tiene un ingreso de
entre 1,000 y 2,000 pesos. Solo el 1.2% percibe entre 4,000 y 5,000 pesos.
Pese a la situación económica de la mayoría de los estudiantes de nivel superior en
el Estado, la demanda escolar en el ciclo 2000-2001 fue de 8,060 espacios y la oferta fue de
sólo 5,336 espacios.
Ingresos de los Egresados de Licenciatura
El Diario de Yucatán, en su sección local del martes 3 de junio del 2003, señala que
no obstante que en los últimos siete años casi se duplicó en Yucatán el número de
egresados de las instituciones de enseñanza superior, al pasar de 2,926 a 5,675 por año, la
mayoría de esos nuevos profesionales encuentra trabajo al poco tiempo de dejar las aulas
pero, a diferencia de lo que ocurría antes, obtienen salarios bajos.
El resto de los recién graduados pasan a las filas de los subempleados o
desempleados porque son pocos los que incursionan en negocios propios o buscan mejores
horizontes fuera de Mérida.
Los ingresos de los nuevos profesionistas va de 3,000 a 5,500 mensuales, pero hay
casos en que comienzan a laborar devengando apenas un poco más del salario mínimo:
1,500 al mes.
A pesar de ese panorama, llama la atención el aparente conformismo de los
profesionistas, ya que además de los pocos que consiguen un segundo empleo, también es
reducido el número de los que crean sus propias empresas o buscan becas para hacer
carrera científica y aspirar a ganar más.
La Licenciatura en Administración
El 15 de mayo de 1995 se autoriza por la Secretaria de Educación del Gobierno del
Estado (S.E.G.E.Y.), el programa de estudios de la Licenciatura en Administración, el cual
se cursa en 8 semestres.
El objetivo de la carrera es formar profesionales de la Administración que sean
capaces de optimizar los recursos de las organizaciones, de fomentar la creación de otras,
mediante la aplicación e innovación de conceptos, métodos y técnicas de la Administración.
Asimismo, desarrollar una actitud emprendedora para propiciar el logro de los
propósitos de productividad, calidad y competitividad, contribuyendo al desarrollo social y
económico del país.
El egresado de esta carrera estará capacitado para:
Formular objetivos y estrategias generales y específicas de la organización.
Aplicar sus conocimientos sobre el proceso administrativo en el desarrollo de las
funciones de la organización, propiciando la excelencia y la calidad.
Crear, innovar y adaptar la práctica administrativa en la organización.
Adquirir y ejercitar habilidades para la prevención, manejo y solución de problemas
y conflictos organizacionales.
Analizar, diagnosticar e interpretar la situación de las organizaciones en su medio
ambiente.
Aplicar en el desarrollo de sus funciones las disposiciones legales.
Realizar estudios de factibilidad que propicien el desarrollo de la organización.
Propiciar en su medio el ejercicio de habilidades empresariales para la creación y
desarrollo de nuevas organizaciones.
El campo profesional para los egresados de la carrera de Licenciatura en
Administración es vasto y polivalente, ya que pueden prestar sus servicios en cualquier
organización productiva de bienes y servicios, tanto del sector privado como del sector
público. En el sector privado es donde existe el mayor número de contrataciones; en
segundo término, de manera independiente en las distintas ramas industriales, comerciales
o de servicios; y en tercer lugar en el sector público.
De igual forma, los profesionales de la administración estarán capacitados para
generar y emprender proyectos empresariales propios, o para coadyuvar en la creación de
nuevas organizaciones productivas cuyas iniciativas se generen en su ámbito
socioeconómico. (Fuente: Folleto Promocional del INSTITUTO)
CAPÍTULO III
Marco metodológico
En el capítulo anterior se abordaron todos los aspectos teóricos relativos al estudio
de la personalidad emprendedora, también se delimitó la finalidad del mismo y se detalló la
Institución educativa en donde se desarrollará, a continuación se abordan aspectos relativos
al método que se utilizará para desarrollar la investigación. Es importante recordar al lector
que la finalidad de esta investigar es describir las razones que citan los egresados del
Instituto para no emprender, además de tratar de descubrir si los egresados poseen la
personalidad emprendedora. Esta investigación pretende analizar las razones que citan los
egresados de Licenciatura en Administración del Instituto para no crear su propia empresa.
Tipo de investigación
La investigación será correlacional, porque tratará de establecer una relación entre
las variables.
Definiciones operacionales
Para efectos de la presente investigación se entenderá por
- Personalidad emprendedora, cuando se reúnan por parte de los egresados todas
las características abordadas en el capítulo II, que son necesidad de logro,
constancia, autoestima, liderazgo y ser dueño de uno mismo.
- Necesidad de logro, cuando el egresado obtenga la puntuación más alta en las
preguntas 1,4,7,10 y 13 de la parte de motivación del instrumento, ya que de
acuerdo a Robbins (1999, p.198) dichos enunciados deben alcanzar una
calificación superior a los demás, en caso de existir la motivación de logro.
- Constancia, cuando el egresado clasifique cinco de las seis respuestas del
instrumento que miden este aspecto, en el rango de acuerdo y en total acuerdo.
- Autoestima, cuando la suma de los enunciados que miden éste aspecto (que en el
instrumento son 20) oscilen entre 100 y 80 puntos se considerará alta
autoestima, si oscilan entre 79 y 60 se considerará moderada y una puntuación
inferior indicará baja autoestima.
- Ser dueño de uno mismo, cuando de los diez enunciados que miden este aspecto,
cuando menos ocho de ellos queden clasificados en la opción de acuerdo y/o
totalmente de acuerdo, se considerará alto control interno, de quedar seis o siete
enunciados en la opción de acuerdo y/o totalmente de acuerdo, se considerará
moderado locus interno, de quedar cinco enunciados en la opción de acuerdo
y/o totalmente de acuerdo se considerará locus mezclado, cuando tres o cuatro
enunciados queden clasificados en la opción de acuerdo y/o totalmente de
acuerdo se considerará moderado locus externo y de quedar únicamente, uno o
dos enunciados dentro de la opción de acuerdo y/o totalmente de acuerdo se
clasificará como alto locus externo.
- Liderazgo, dado que no existe de acuerdo al marco teórico visto, un estilo de
liderazgo ideal, este aspecto se mide en el instrumento con 8 reactivos, cuya
finalidad es identificar el estilo predominante de liderazgo en los
emprendedores, aquel estilo que sea elegido con mayor frecuencia en los ocho
reactivos se considerará el predominante.
- Formación académica, el alumno que concluya el 100% de las materias del plan
de estudios de la licenciatura.
- Egresado: Estudiante que termina un ciclo de estudios medios y superiores.
- Institución educativa de nivel superior: organismo de enseñanza superior que
confieren los grados académicos correspondientes.
Población y muestra
La población la conformarán los Administradores egresados en los ciclos escolares
1995-1999, 1996- 2000 y 1997-2001. Los cuales ascienden a 96 personas. La población se
encuentra compuesta por la totalidad de alumnos egresados de la LAE de una institución de
nivel superior independientemente que hallan o no emprendido algún tipo de negocio.
La muestra se calculó con base en la siguiente fórmula.
n = Z²Npq/ e² (N-1)+ Z²pq
Donde:
n es tamaño de la muestra
Z Grado de confianza: 95%
N es la población: 96
p es probabilidad de éxito 50%
q probabilidad de fracaso 50%
e es error de estimación 5%
n = 76.96 ≈ 77 elementos
Se aplicará el instrumento a 77 egresados de la LAE.
Diseño de investigación
La investigación que se realizará es de tipo no experimental transeccional. Es
experimental porque no se manipularán las variables, se observará el fenómeno tal y como
se da en su contexto natural, para después analizarlo.
La investigación no experimental o ex post-acto es cualquier investigación en la
cual resulta imposible manipular variables o asignar aleatoriamente a los sujetos o
a las condiciones (Kerlinger, 1994, p.116). En una investigación no experimental
no se construyen situaciones, si no que se observan las que se dan, no se tiene
control directo sobre las variables, no se puede influir sobre ellas, por que en el
momento de evaluar ya sucedieron al igual que sus efectos y es precisamente ellos
los que se van a tomar en consideración (Hernández et al, 1999, p.186 ).
Es transeccional porque la toma de datos se realiza en un momento único en el
tiempo, el cambio no es relevante en este tipo de diseño (Kerlinger, 1994).
Diseño de instrumento
El instrumento que se aplicará será un cuestionario, que se encuentra dividido en
tres partes o secciones. La primera parte se integra de 14 preguntas, algunas planteadas en
forma abierta, cuya principal finalidad es detectar las razones por las que los egresados
emprenden o no emprenden; la segunda parte se conforma de 55 items en escala 5 de Likert
(totalmente en desacuerdo, en desacuerdo, ni en acuerdo ni en desacuerdo, de acuerdo y
totalmente de acuerdo) donde se miden aspectos relativos a la constancia (6 reactivos),
motivación (15 reactivos), ser dueño de uno mismo (10 reactivos), habilidades adquiridas
para emprender (4 reactivos) y la autoestima (20 reactivos). Es importante aclarar que los
reactivos que miden la motivación, ser dueño de uno mismo y la autoestima han sido
tomados de Robbins (1999), por lo tanto el criterio que se utilizará para calificarlo será el
propuesto por este autor. La tercera parte se integra de 8 supuestos hipotéticos en la que se
pide elegir una de las cuatro opciones (A,B,C,D) que de acuerdo al criterio del encuestado
sería su actitud ante determinada situación, la finalidad de esta parte del instrumento es
identificar el tipo de liderazgo predominante entre las personas emprendedoras y las no
emprendedoras, tratando de descubrir diferencias significativas entre ambos. Esta sección
también ha sido tomada de Robbins (1999; p.389).
En la parte final del instrumento se encuentran los datos generales, los cuales tienen
como finalidad descubrir el papel que desempeña el nivel socioeconómico y el entorno que
rodea al egresado en su personalidad emprendedora. En el anexo se presenta un ejemplo del
instrumento.
Descripción teórica del instrumento
¿Usted ha emprendido algún negocio?
¿Cuáles son las razones por las que no ha
emprendido?
¿Cuáles son las razones que lo llevaron a
emprender?
¿Actualmente continúa con su negocio?
¿Cuáles fueron las causas del cierre?
¿Cuál es el tipo de negocio que tiene?
¿Se requiere reforzar algún área,
conocimiento o habilidad a los Licenciados
Administración?
De la lista de factores que se le dan, priorice
los que a su criterio deben poseer los
emprendedores:
*Constancia
*Autoestima
*Necesidad de logro
La finalidad de la formulación de estas
interrogantes estriba en el hecho de que uno de
los objetivos de la presente investigación es
precisamente conocer las razones por las que los
egresados no emprenden y porqué razones otros
si lo hacen. En esta sección del instrumento se
podrá constatar si desde la perspectiva de los que
han emprendido identifican algún área,
conocimiento o habilidad que pueda reforzarse
durante los años de estudio de la carrera
profesional del Licenciado en Administración en
el Instituto Comercial Bancario, también se
pretende identificar el factor o factores que a
criterio de los emprendedores son necesarios
posean las personas que emprenden. Otro
aspecto relevante es detectar la existencia de
familiares emprendedores en los egresados y
*Ser dueño de uno mismo
*Recursos económicos
*Relaciones
*Liderazgo
¿Algún familiar suyo tiene un negocio
propio?
¿Cuál es el parentesco que los une?
descubrir si existe alguna relación con el hecho
de emprender o no hacerlo.
Una variable que pudiera estar influyendo en la
personalidad de emprender es el nivel
socioeconómico de los egresados, ya que
estadísticas (COEPS,2002) han puesto de
manifiesto el bajo nivel de estudios que poseen los
padres de la gran mayoría de egresados de
licenciatura.
Medición de la constancia
Emprender un negocio implica
necesariamente trabajar más horas que un
trabajo normal.
Para alcanzar los objetivos requiero
planificarlos con anticipación.
Esquematizar la forma en la que trabajaré
para alcanzar los objetivos ayuda a lograrlos.
Con frecuencia alcanzo mis objetivos.
La frase “el que persevera alcanza”
compagina con mi estilo de vida.
Ibarra (2000), Karagazoglu (1993) y Horsby et al
(1993) identifican a la constancia como un aspecto
esencial de la personalidad emprendedora, la cual
se encuentra íntimamente vinculada con su
productividad (logro de objetivos), el número de
horas que labora.
Tener un negocio propio me permite obtener
mejores ingresos de los actuales.
Motivación
Trato con ahínco de superar mi desempeño
pasado en el trabajo
Disfruto competir y ganar
A menudo hablo con los que me rodean
acerca de asuntos no laborales
Disfruto un reto difícil
Disfruto estar a cargo
Quiero agradar a los demás
Quiero saber como voy progresando
mientras hago las tareas
Confronto a la gente que hace cosas con las
que no estoy de acuerdo
Tiendo a construir relaciones estrechas con
compañeros de trabajo.
Disfruto establecer y lograr metas realistas
Gozo influenciar a otras personas para que
sigan mi camino.
Me gusta pertenecer a grupos y
organizaciones.
Ibarra (2000), Karagazoglu (1993) y Horsby et
al (1993) identificaron a la motivación de logro
como parte de la personalidad del emprendedor.
Mc Clelland señala que este tipo de motivación
tiene cierta relación con el grado de motivación
que poseen las personas para ejecutar sus tareas
laborales, ya que esta se manifiesta por el
impulso de sobresalir, el logro en relación con
un grupo de estándares, la lucha por el éxito
(Robbins, 1999).
Con la finalidad de otorgar una mayor validez a
la medición de dicha motivación, en este
apartado se mezclaron frases que tienen como
finalidad detectar la existencia de otro tipo de
motivaciones, como son la de poder y de
afiliación.
Me agrada la satisfacción de terminar una
tarea difícil
Con frecuencia trabajo para obtener más
control sobre los eventos de mi alrededor.
Disfruto trabajar con otros más que trabajar
solo.
Medición de ser dueño de uno mismo
Los ascensos se ganan por medio del trabajo
duro y la persistencia
He notado que existe una conexión directa
entre lo duro que trabajo y los ingresos que
percibo.
El número de divorcios indica que cada vez
más y más personas no tratan de que sus
matrimonios funcionen.
Si alguien sabe cómo tratar con la gente,
puede dirigirla fácilmente.
Las calificaciones que obtengo son el
resultado de mis propios esfuerzos; la suerte
tiene muy poco o nada que ver con ello.
La gente como yo, puede cambiar el curso
de las relaciones mundiales si nos hacemos
escuchar
Robbins (1999) define locus de control como el
grado en el cual las personas creen que son los
arquitectos de su propio destino. Esto es lo
equivalente a ser dueño de uno mismo. Mientras
más alto sea el locus de control interno, el
individuo estará consciente de que él controla lo
que le pasa. Los individuos que atribuyen a
fuerzas externas como la suerte y la oportunidad
lo que les pasa se caracterizan por tener un locus
de control externo. El emprendedor
necesariamente debe tener un fuerte locus de
control interno.
Soy el arquitecto de mi propio destino
Llevarse bien con la gente es una habilidad
que debe practicarse.
Medición de las habilidades proporcionadas
por la carrera
El instituto de nivel superior objeto de estudio
reconoce como uno de los objetivos de la LAE,
propiciar en el profesionista el ejercicio de
habilidades empresariales para la creación y
desarrollo de nuevas organizaciones,
Para emprender se requiere aplicar todas las
habilidades y conocimientos adquiridos a lo
largo de la carrera.
Para emprender con éxito se requiere
además otras habilidades que no se obtienen
por medio de los estudios de licenciatura
por tal razón se considera conveniente investigar
si los conocimientos adquiridos a lo largo de 8
semestres contribuyen a la formación de la
personalidad emprendedora.
Los conocimientos adquiridos en la carrera
son suficientes para emprender.
Autoestima.
¿Qué tan a menudo tiene el sentimiento de
que no hay nada que usted pueda hacer
bien?
Cuando habla frente a cualquier otro
individuo de su edad, ¿qué tan
frecuentemente se siente preocupado o
temeroso?.
Olivares (1993) define la autoestima como el
grado en el que un individuo se siente capaz de
realizar una tarea. Investigaciones han
relacionado la autoestima con las expectativas
de éxito, ya que las personas dotadas de una alta
autoestima se consideran poseedoras de la
capacidad necesaria para tener éxito en el
trabajo, tienden a aceptar mayores riesgos y a
¿Qué tan a menudo siente que se ha
manejado bien en una reunión social?
¿Con qué frecuencia tiene el sentimiento de
que puede hacer todo bien?
¿Con qué frecuencia se siente cómodo
cuando empieza una conversación con gente
que no conoce?
¿Qué tan a menudo está consciente de lo
que es usted?
¿Cada cuándo siente que usted es una
persona exitosa?
¿Qué tan frecuentemente tiene problemas de
timidez?
¿Qué tan a menudo se siente inferior con
respecto a la mayoría de la gente que usted
conoce?
¿Con qué frecuencia siente que usted es un
individuo que no vale?
¿Qué tan a menudo se siente seguro de que
el éxito en su futuro trabajo o carrera está
asegurada?
¿Qué tan frecuentemente se siente seguro de
usted cuando está entre extraños?
elegir empleos no convencionales.
Robbins (1999; p. 60) menciona que la
autoestima esta directamente relacionada con las
expectativas de éxito. Los de alta autoestima
creen que poseen la habilidad que necesitan para
tener éxito en el trabajo. Dada la importancia de
la autoestima es que se han tomado una serie de
frases, cuya finalidad es medir el grado de
autoestima que tienen los egresados del instituto.
¿Con qué frecuencia se siente seguro de que
algún día la gente lo buscará y lo respetará?
En general, ¿qué tan a menudo se siente
seguro de sus habilidades?
¿Qué tan frecuentemente se preocupa acerca
de cuán bien se lleva con la demás gente?
¿Con qué frecuencia siente que no se gusta
usted mismo?
¿Qué tan a menudo se siente tan
desalentado con usted mismo que se
pregunta si hay algo que vale la pena?
¿Qué tan frecuentemente se preocupa de si a
la demás gente le gusta estar con usted?
Cuando habla frente a cualquier otra
persona de su edad, ¿qué tan a menudo está
contento con su desempeño?
¿Qué tan frecuentemente se siente se siente
seguro de sí mismo cuando participa en una
discusión?
Liderazgo
De frente a presiones financieras, usted se
ve forzado a hacer reducciones en el
Cornejo y Rosado (1990) señalan que el
liderazgo es la actividad que consiste en influir
presupuesto para su unidad. ¿Dónde las
hará?
Para cumplir con una fecha límite que está a
punto de vencerse, alguien en su grupo
tendrá que trabajar tarde una noche para
terminar el borrador de un importante
informe. ¿Quién será?.
Como instructor del equipo de softbol de la
compañía, se le pide que reduzca su
escuadra a 25 jugadores de 30 que se tienen
actualmente en la lista. ¿Quién se va?.
Los empleados de su departamento tienen
que programar sus vacaciones de verano
para mantener la oficina con el personal
apropiado. ¿quién decide primero?.
Como presidente de un comité social, usted
es responsable de determinar el tema para la
fiesta anual de la compañía. ¿Cómo lo
hará?.
Usted tiene la oportunidad de comprar o
rentar una importante pieza de equipo para
su compañía. Después de reunir toda la
información ¿cómo tomará la decisión?.
sobre las personas para que voluntariamente se
aboquen al logro de los objetivos, también
mencionan que la mayoría de los fracasos de las
organizaciones se pueden atribuir a un liderazgo
ineficaz, es decir debido a la falta de talento de
las personas para asumir roles importantes. Si se
desea que los emprendedores sean exitosos,
entonces se requiere que exista en ellos una
buena dosis de liderazgo, por tal razón con la
finalidad de detectar la existencia de un estilo de
liderazgo predominante entre los emprendedores
se plantearon 8 situaciones hipotéticas, que
permitan identificar diferencias significativas de
estilos de liderazgo entre los que emprenden y
no lo hacen.
La oficina está siendo redecorada. ¿Cómo
decidirá el color?.
Junto con sus asociados, usted debe llevar a
cenar a una persona importante. ¿Cómo
decide usted a cual restaurante ir?
Piloteo.
Con la finalidad de identificar errores en la transcripción de las frases del
instrumento y estandarizarlo, este fue piloteado con un grupo de 22 alumnos que
actualmente cursa el último semestre de la licenciatura en administración en el Instituto
Comercial Bancario. Se obtuvo el alpha de Crombach de α.= .6346, dado que la mayoría
de los términos encajaron dentro del alpha, de tomo el criterio de dejar el instrumento tal
como fue diseñado.
Procedimiento y Principales problemas y beneficios de la aplicación
Lo primero que se hizo fue solicitar la colaboración de la dirección del instituto para
que proporcione los datos de los egresados de la LAE. La dirección de las licenciaturas de
dicho Instituto, aceptó de buen agrado que se investigasen las causas por las que los
egresados no emprenden, pero externó que es una política de la Institución no proporcionar
datos de los alumnos, por lo que la convocatoria y ubicación de los egresados para que
colaboren en la presente investigación no fue tarea fácil, ya que aunque uno de los
investigadores tenía en su poder listas de asistencia de las generaciones egresadas,
localizarlos iba a ser complicado.
La forma en la que se planteó inicialmente elegir a los egresados a quienes se les
aplicaría el instrumento fue al azar, se tenían las listas de asistencia de las generaciones
que han egresado y algunos números telefónicos de algunos de ellos; se enlistaron por
generaciones y a cada uno de ellos se les asigno un número correlativo, posteriormente se
introdujeron todos los números en una caja y se sacaron 77, es así como se determinó cuál
era el egresado al que se le aplicaría el instrumento.
Desafortunadamente no pudo encuestarse a los egresados de acuerdo a la lista al
azar, ya que básicamente para contactarlos hubo que rastrearlos; con los números
telefónicos que se tenían, se concertaban a los primeros egresados y se les solicitaba su
ayuda para contactar a los demás de su generación, proporcionando éstos sus teléfonos y
correos electrónicos de demás compañeros, esto ocasiono que el proceso de recolección de
información fuese lento y tardado.
Dada la dificultad de ubicar físicamente a los egresados, el instrumento tuvo que ser
aplicado casi en un 90% de los casos vía telefónica y por correo electrónico. En todos los
casos el primer enlace con los egresados se realizó vía telefónica, se tuvo el contratiempo
de que muchos de ellos ya no vivían en la entidad o ya habían cambiado su domicilio, por
tal razón en ocasiones se realizaron hasta 5 llamadas telefónicas para contactar al egresado,
después de haberlo contactado, se le solicitaba su dirección de correo electrónico y al
mismo tiempo se le explicaba el objetivo de la investigación, los beneficios y alcances de la
misma; se tuvo el cuidado de informarles la extensión del cuestionario, ya que contando la
hoja de instrucciones, constaba de 6 páginas, que requería de un tiempo mínimo de
aplicación de 30 minutos. Cuando el egresado se enteraba de la finalidad de la
investigación accedía gustosamente a participar, sin embargo a muchos de ellos se les tuvo
que enviar el instrumento hasta 3 veces porque no lo respondían y quedaba la duda de que
si lo habían recepcionado. Sin duda alguna la etapa más tardada de la presente
investigación fue la aplicación del instrumento, por la dificultad de ubicar a los egresados.
Cuando el egresado devolvía el cuestionario, se procedía a calificarlo. La primera
parte conformada en su gran mayoría por preguntas abiertas, se vació tal cual al programa
SPSS, pero la segunda y tercera parte que medía aspectos como la motivación, ser dueño de
uno mismo, la autoestima y el liderazgo tuvo un mayor grado de complejidad, ya que había
que cuantificar los puntos que cada egresado obtenía por aspecto, y en base a ellos
determinar la existencia de la motivación al logro, del tipo de locus predominante, de una
alta, moderada o baja autoestima y el estilo de liderazgo. Esto se hizo por cada uno de los
cuestionarios aplicados. Posteriormente se vació toda esta información al programa SPSS
para poder contar con los datos necesarios y realizar el análisis.
Uno de los beneficios de la presente investigación, fue el hecho de que los
egresados se sintieron contentos de saber que se realizan investigaciones en busca de la
mejora continua de las nuevas generaciones, y con la intención de que el camino de estas
últimas sea más fácil al momento de emprender, emitieron una serie de recomendaciones
para fomentar la personalidad emprendedora.
Trabajo de campo
Se llevó a cabo de marzo a mediados de mayo del 2003, la razón de la lentitud de la
aplicación del instrumento, básicamente fue el hecho de que no era fácil contactar a los
egresados y ya que se les contactaba estos no regresaban con prontitud los instrumentos,
fuera de ello no se experimentó ningún problema.
Datos descriptivos de los primeros resultados
Habiendo hasta el momento realizado el 70% de las encuestas requeridas por la
muestra, se hizo un análisis preliminar obteniéndose los siguientes resultados.
El 23% de los egresados del instituto han emprendido algún negocio.
La principal razón por la que optan por emprender son los bajos sueldos que perciben si
se emplean en un trabajo.
La principal razón que citan los egresados para no emprender es la limitante económica.
El sexo masculino es el que ha tendido a emprender en mayor proporción.
La edad de los emprendedores se ubica en el rango de 20 a 24 años.
El estado civil de los emprendedores que predomina es el casado.
No existe un giro específico preferido para emprender por parte de los egresados.
La mayoría de los negocios creados tienen una antigüedad que oscila entre 1 y 2 años.
Al cuestionar a los egresados si a su criterio se requiere reforzar algún área o
conocimiento, la tendencia ilustra que desean se implemente más aspectos prácticos, es
decir se incluya el aprendizaje de trámites necesarios para la puesta en marcha de un
negocio.
Un 68% de los egresados tiene parientes emprendedores.
La motivación predominante en los egresados es la de logro.
La autoestima tiende a ubicarse en términos medios, es decir no se refleja un gran
porcentaje de egresados con alta autoestima, pero tampoco con baja.
No existe un estilo definido de liderazgo ideal, sin embargo el participativo es el
predominante en los emprendedores.
CAPÍTULO IV
Análisis de Resultados
Recordará el lector que en el capítulo anterior se explicó en forma detallada el
instrumento que se utilizaría para conocer las razones por las que los egresados del instituto
no emprenden y al mismo tiempo tratar de medir la existencia en los egresados de la
personalidad emprendedora.
En este capítulo se presentará en forma detallada cada uno de los resultados
obtenidos en la aplicación del instrumento.
Análisis Demográfico
Composición de la muestra por edad. El 50.6% de los egresados tienen entre 20 y 24
años de edad, un 27.5% de la muestra se integra por personas cuya edad fluctúa entre los 31
y 35 años y el 21.9% restante, se integra por personas cuya edad oscila entre los 25 y 30
años, y las que superan los 35 años de edad, tal y como puede apreciarse en la siguiente
tabla.
Tabla 1.
Composición de la muestra por edad.
Del 100% de egresados encuestados, el 55.8% son solteros y el 44.2% son casados.
Analizando la composición de la muestra por género, se puede ver que el 58.44% se integra
por mujeres y el resto por el sexo masculino.
Tabla 2.
Composición de la muestra por género y edad
Utilizando la estadística, se puede ver que el rango de ingresos más repetitivo es el
de 4,000 a 6,000 pesos; en la figura puede apreciarse que casi un 50% de los ingresos de
egresados se ubican este rango.
Edad
39
50.6
8
10.4
21
27.3
4
5.2
5
6.5
77
100.0
De 20 años a 24 años
De 25 a 30 años
De 31 a 35 años
De 35 a 40 años
Mas de 40 años
Total
Frecuencia
%
26
57.8%
19
42.2%
17
53.1%
15
46.9%
43
55.8%
34
44.2%
Femenino
Masculino
Genero
Total
Frecuencia
%
Soltero
Frecuencia
%
Casado
Estado civil
Figura 1.Comportamiento de los Ingresos mensuales
Analizando los estudios alcanzados por los padres de los egresados, puede verse que
tanto en el padre como en la madre es bajo el porcentaje que cuenta con estudios de
licenciatura, sin embargo tiende a ser superior con el padre, un 35.1% de los padres
alcanzan el grado de bachilleres, mientras que este porcentaje es menor en las madres, ya
que solo un 23.4% de ellas lo alcanza. Otro porcentaje significativo es el que se integra por
aquellos padres que tienen la primaria inconclusa, ya que este asciende a un 14.3% en el
padre y a un 23.4% en las madres. Esto puede apreciarse en las siguientes tablas.
Tabla 3.
Ultimo grado de estudios del Padre
Mas de 12,000
De 10,0001 a 12,000
De 8001 a 10,000
De 6,001 a 8,000
De 4,000 a 6,000
Menores a 4,000
11
14.3
6
7.8
13
16.9
27
35.1
20
26.0
77
100.0
Primaria inconclusa
Primaria terminada
Secundaria o
estudios comerciales
Bachillerato
Licenciatura
Total
Frecuencia
%
Tabla 4.
Ultimo grado de estudios de la Madre
Para conocer el nivel socioeconómico de los egresados, además de cuestionarlos
sobre sus ingresos, grado de estudios de sus padres, se les cuestionó sobre la pertenencia de
alguna propiedad como casa o automóvil, detectándose que es bajo el porcentaje que cuenta
con alguna propiedad, ya que únicamente un 29.9% de los encuestados externó tener alguna
propiedad, siendo el automóvil el de mayor frecuencia de mención. Tal y como se aprecia
en la siguiente tabla.
Tabla 5
Propiedades de los egresados
18
23.4
14
18.2
19
24.7
18
23.4
8
10.4
77
100.0
Primaria inconclusa
Primaria terminada
Secundaria o
estudios comerciales
Bachillerato
Licenciatura
Total
Frecuencia
%
28
36.4
26
33.8
4
5.2
19
24.7
77
100.0
Ninguna
Casa
Automovil
Ambas
Total
Frecuencia
%
Pregunta 1: ¿Usted ha emprendido algún negocio?
Esta es la primera pregunta del cuestionario y tiene como finalidad servir de filtro
para identificar el número de egresados que han emprendido de los que no lo han hecho. El
26.0% de los encuestados externó haber emprendido algún tipo de negocio, mientras que el
74.0% restante manifestó no haberlo hecho. Esto es lo que ilustra la figura 2.
Figura 2.Egresados que han o no emprendido
26. 0%
74. 0%
Si
No
Pregunta 2: ¿Cuáles son las razones por las que no ha emprendido?
La finalidad de esta pregunta es conocer las razones que los egresados citan para no
emprender, la finalidad es analizar si dichas razones pueden ser subsanadas y corregidas.
El 46.8% de los entrevistados identificó la falta de capital o recursos económicos como la
principal razón por la que no emprende, restando al 100% el 26 % que emprende, se detecta
que un 27.2% identifica otras causas o razones que le imposibilitan emprender, entre las
que sobresalen la falta de interés, es decir, no les atrae por ninguna razón emprender, la
inexperiencia, el factor tiempo y el hecho de encontrarse a gusto con el trabajo que
actualmente desempeñan.
Tabla 6.
Razones por las que no emprenden
20
26.0
36
46.8
8
10.4
3
3.9
6
7.8
4
5.2
77
100.0
Capital
Falta interés
Inexperiencia
Tiempo
Trabajo a gusto
Total
Frecuencia
%
Pregunta 3: ¿Cuáles son las limitantes que a su criterio le han impedido emprender?
Esta pregunta se formula con la intención de corroborar la respuesta de la pregunta
anterior, ya que el objetivo central de la presente investigación consiste precisamente en
descubrir las razones por las que no emprenden. Y se confirma lo apreciado en la pregunta
anterior, de que el recurso económico es una seria limitante que los egresados perciben para
no emprender, ya que el porcentaje comparado con la pregunta anterior inclusive se
incrementa a un 51.9%. Al igual que en la pregunta anterior un pequeño porcentaje (14.3%)
identifica otras limitantes como es la falta de interés, el miedo a la responsabilidad que
implica emprender y el factor tiempo.
Tabla 7.
Limitantes que los egresados citan para no emprender.
26
33.8
40
51.9
4
5.2
3
3.9
4
5.2
77
100.0
Capital
Interés
Responsabilidad
Tiempo
Total
Frecuencia
%
Pregunta 4: ¿Cuáles son las razones que lo llevaron a emprender?
Con el objetivo de identificar diferencias significativas entre las razones que citan
los que no emprenden con respecto a las razones que citan los que si emprenden, se
formula la presente interrogante. Detectándose que la principal razón por la que se
emprende es por la necesidad económica, es decir, la conciencia de que los ingresos serán
superiores si te pertenecen en la totalidad, otras razones mencionadas son la autonomía, es
decir el hecho de no tener un jefe a quién rendirle cuentas y por superación personal, esta
última razón se encuentra íntimamente ligada con el aspecto de querer aplicar todo lo
aprendido en la carrera y demostrarse a sí mismo que se es capaz.
Tabla 8.
Razones que citan los egresados para emprender
57
74.0
5
6.5
13
16.9
2
2.6
77
100.0
Autonomía
Por economía
Superación
Total
Frecuencia
%
Pregunta 5: ¿Actualmente continúa su negocio?
Dado que se pretende saber el período de permanencia en el mercado de la empresa
creada por el o los emprendedores, se planteo la presente interrogante. Descubriéndose que
es tan solo un 10% de los negocios que se han emprendido, los que han tenido que cerrar,
ya que el 90% de ellos funciona en forma normal.
Tabla 9
Comportamiento de los negocios que emprenden
Pregunta 6: ¿Cuánto tiempo duró su negocio?
Conocer el tiempo de duración de los negocios que fracasaron, permite tener una
idea sobre las posibilidades de cierre de los que actualmente se encuentran vigentes. Como
únicamente fueron dos los negocios de los emprendedores que han tenido que cerrar, los
resultados de la presente tabla no son muy significativos, ya que uno de ellos tardó en el
mercado de 1 a 2 años y el otro de 3 a 4 años.
Tabla 10
Antigüedad de los negocios que han cerrado
2
10.0
18
90.0
20
100.0
No
Si
Total
Frecuencia
%
Pregunta 7: ¿Cuáles fueron las causas del cierre?
Saber las razones que ocasionaron el fracaso de las empresas de los emprendedores,
permitirá prever en el futuro estas eventualidades o cuando menos podrá concientizarse
sobre estos hechos a los futuros emprendedores, para que no cometan los mismos errores.
Se identifican dos causas: las bajas ventas y la mala administración.
Tabla 11
Causas del cierre de los negocios
Pregunta 8: ¿Cuál es el tipo de negocio que tiene?
Se formuló la presente interrogante con el fin de conocer si existe algún giro en
especial en el que tiendan a desarrollarse con mayor facilidad los emprendedores
administradores.
Después de analizar los resultados obtenidos, se puede apreciar que el único giro
que tiende a repetirse es el de comercialización de ropa, ya que un 20% de los negocios que
han creado los emprendedores son de este giro, otros giros en los que han incursionado son:
1
50.0
1
50.0
2
100.0
De 1 a 2 os
De 3 a 4 os
Total
Frecuencia
%
1
50.0
1
50.0
2
100.0
Bajas ventas
Mala admón.
Total
Frecuencia
%
Bines raíces, comercialización de celulares y accesorios, comercialización de animales,
elaboración de animales en manta, café internet, cocina económica, despachos de asesorías
y de capacitación, estética, fabricación de bolsas, joyería, minisupers, comercialización de
zapatos, etc. Casi el 100% de los negocios que se han emprendido son comercializadoras o
del sector servicios. A manera de ilustración a continuación se presenta la tabla 12 en donde
puede observarse la gran variedad de giros en los que han incursionado los egresados de
administración del INSTITUTO.
Tabla 12.
Giros de los negocios que se han emprendido
1
5.0
1
5.0
1
5.0
1
5.0
1
5.0
1
5.0
1
5.0
1
5.0
1
5.0
1
5.0
1
5.0
1
5.0
1
5.0
1
5.0
1
5.0
4
20.0
1
5.0
20
100.0
Accesorios de celulares
Animales a menudeo
Animales de manta
Bienes raíces
Café internet
Cocina económica
Comercializadora
Desp. asesorias
Desp. capacitación
Diseño de comerciales
Estética
Fabrica de bolsas
Joyea
Minisuper
Venta de celulares
Venta de ropa
Venta de zapatos
Total
Frecuencia
%
Pregunta 9: ¿Cuál es la antigüedad (en años) de su negocio?
La antigüedad del negocio puede ser un indicativo de su permanencia en el
mercado, por esa razón se cuestionó dicha antigüedad. Esto también puede ser un
indicador sobre el hecho de que sí ya se era emprendedor desde antes de egresar o fue a
partir de haber egresado que surgió dicha inquietud. Observando los resultados obtenidos,
se puede apreciar que el 55.5% de las empresas tienen una antigüedad que oscila entre uno
y dos años, siguiéndole de cerca con un 33.3% la antigüedad de 3 a 4 años. Ver tabla 13.
Tabla 13.
Antigüedad de las empresas fundadas por egresados
Pregunta 10: ¿Cómo egresado de LAE, considera que hace falta reforzar algún área,
conocimiento o habilidades que facilite el hecho de emprender al egresar?.
Identificar si los egresados emprendedores sienten que el reforzar algún área,
conocimiento o habilidad, traería consigo una mayor facilidad al momento de emprender,
es importante, dado que mientras más herramientas y armas pueda suministrar la institución
educativa a sus educandos, mayores serán las posibilidades de alcanzar el objetivo de
formación de emprendedores. Al cuestionar sobre este aspecto, un 70% de los egresados
1
5.6
10
55.5
6
33.3
1
5.6
18
100.0
Menos de un o
De 1 a 2 años
De 3 a 4 años
Más de 6 años
Total
Frecuencia
%
emprendedores consideraron conveniente reforzar algunas áreas conocimientos o
habilidades, tal y como se puede observar en la siguiente tabla.
Tabla 14.
Necesidad de reforzar algún área, conocimiento o habilidades.
Pregunta 11: ¿Cuál área, conocimiento o habilidad?
Esta pregunta es complementaria de la anterior. Básicamente se identifica que los
egresados demandan escuchar por medio de pláticas experiencias de emprendedores, otro
aspecto muy demandado es el involucramiento de los alumnos en trámites empresariales,
también señalan la importancia de concientizar al alumno sobre la necesidad adaptarse al
cambio y los beneficios que trae consigo el contar con expriencia o práctica en algún área.
Véase tabla 15.
Tabla 15
Areas, conocimiento o habilidades que necesitan reforzarse
6
30.0
14
70.0
20
100.0
No
Si
Total
Frecuencia
%
3
21.4
5
35.7
1
7.2
5
35.7
14
100.0
Adaptación cambio
Experiencia emprender
Práctica
Trámites
Total
Frecuencia
%
Pregunta 12: De la lista de factores que a continuación se detalla, priorice del 1 al 7, los
factores que a su criterio deben poseer los emprendedores, considerando la asignación del
número 1 al más importante y el 7 al menos relevante.
Con esta pregunta se pretende identificar los aspectos de la personalidad del
emprendedor, que los emprendedores conceden mayor importancia. Se detectó que el 50%
de los emprendedores reconocen como en primer término la necesidad de logro, muy
parejo con un 20% y 25% hay quienes identifican en segundo término a la constancia y los
recursos económicos, contrariamente a lo que externaron los que no emprenden, los
emprendedores no identifican el recurso económico o al capital como el primer factor en
importancia para emprender, tal y como se observa en la tabla 16.
Tabla 16
Factor más importante para emprender.
Pregunta 13: ¿Algún familiar suyo tiene un negocio propio?
Se pretende descubrir si la existencia de un familiar emprendedor, propicia un
mayor ímpetu para emprender. Al cuestionar a la totalidad de la muestra, un 77.9% externo
que tiene familiares emprendedores y el complemento mencionó que no tiene. Tal y como
se ilustra en la figura 3.
4
20.0
10
50.0
5
25.0
1
5.0
20
100.0
Constancia
Necesidad de logro
Recursos economicos
Liderazgo
Total
Frecuencia
Porcentaje
Figura 3. Familiares emprendedores
Pregunta 14: ¿Cuál es el parentesco que los une?
Identificar el parentesco que une al egresado y al familiar emprendedor puede ser
un indicativo de las razones que éste tiene para emprender. Analizando los datos obtenidos
se detecta que un 22.1% no tiene ningún pariente emprendedor. El 45.5% de los
encuestados tiene padres emprendedores, los tíos y los hermanos representan
conjuntamente un 27.3% de familiares emprendedores. Esto puede apreciarse en la
siguiente tabla.
77.9%
22.1%
Si
No
Tabla 17
Parentesco de los familiares emprendedores
Con la finalidad de conocer si los egresados del INSTITUTO cuentan con la
personalidad emprendedora, en el instrumento se evaluaron aspectos relativos a la
constancia, motivación, ser dueño de uno mismo, autoestíma y liderazgo. Estos cinco
factores, tal y como se mencionó en el capítulo dos de la presente investigación son los
factores que diversos autores han identificado como predominantes en la personalidad del
emprendedor. Para analizar el factor constancia, se plantearon en el instrumento seis
enunciados, cuyos resultados se ubican en la gran mayoría de los casos en las opciones de
acuerdo y totalmente de acuerdo. Los porcentajes varían de acuerdo al enunciado es así
como el 85.7% de los encuestados externó que emprender implica trabajar más horas que
un empleo normal, el 97.4% coincide con el hecho de que planificar contribuye al alcance
de los objetivos, el 87% está de acuerdo con la importancia y necesidad de esquematizar
para el logro de los objetivos, el 89.6% señaló que alcanza con frecuencia sus objetivos, el
94.8% considera que a frase “el que persevera alcanza” compagina con su estilo de vida y
solamente un 49.4% de los encuestados considera que emprender ayudará a la obtención de
35
45.5
12
15.6
1
1.3
3
3.9
9
11.7
17
22.1
77
100.0
Padres
Tíos
Esposa (o)
Abuelos
Hermanos
No tiene
Total
Frecuencia
%
mejores ingresos que los que brinda un empleo actual. Para mayor comprensión a
continuación se ilustra la tabla con los porcentajes.
Tabla 18.
Medición de la Constancia
Con la finalidad de identificar el factor motivacional predominante en los egresados,
se plantearon 15 enunciados, cuyos resultados, después de haber sido calificados de
acuerdo a la escala propuesta por Robbins (1999) se detecta que un 11.7% tiene la
necesidad de afiliación y el 88.3% restante posee la necesidad de logro. No se identifica en
9
2
43
23
77
11.7%
2.6%
55.8%
29.9%
100.0%
2
42
33
77
2.6%
54.5%
42.9%
100.0%
2
8
42
25
77
2.6%
10.4%
54.5%
32.5%
100.0%
8
55
14
77
10.4%
71.4%
18.2%
100.0%
4
43
30
77
5.2%
55.8%
39.0%
100.0%
7
32
32
6
77
9.1%
41.6%
41.6%
7.8%
100.0%
Frecuencia
%
Emprender implica
trabajars de 8
horas
Frecuencia
%
Planifico con
anticipación
Frecuencia
%
Esquematizar ayuda
alcanzar los objetivos
Frecuencia
%
Alcanzo mis objetivos
Frecuencia
%
El que persevera
alcanza
Frecuencia
%
Un negocio propio me
genera mejores
empleos que los
En
desacuer
do
Ni en
acuerdo ni
en
desacuerdo
De
acuerdo
Totalmente
de
acuerdo
Total
los encuestados la existencia de la necesidad del poder. Tal y como puede apreciarse en la
siguiente figura.
Figura 4. Tipo de Motivación
La parte de la personalidad del emprendedor ser dueño de uno mismo, se encuentra
íntimamente ligada al locus de control interno que experimenta la persona, para identificar
el locus de control predominante en los encuestados, se plantearon 10 enunciados, mismos
que fueron calificados mediante la asignación de un punto a aquellos con los que el
encuestado coincidía en estar de acuerdo y/o totalmente de acuerdo, siguiendo el criterio
planeado por Robbins (1999), detectándose que el 2.6% posee el locus moderado externo,
el 2.6% lo tiene mezclado y en el 94.8% de los encuestados predomina el locus interno.
Véase la siguiente figura.
88.3%
11.7%
Logro
Af iliación
Figura 5. Medición del locus de control
Para evaluar el nivel de autoestima predominante en los encuestados, se incluyeron
20 enunciados, que arrojaron que el 3.9% de los egresados tiene baja autoestima, el 66.2%
la tiene en términos moderados y únicamente un 29.9% posee una alta autoestima.
Figura 6. Nivel de Autoestima
70.1%
24.7%
2.6%
2.6%
Alto interno
Moderado interno
Me zcl ado
Moderado externo
29.9%
66.2%
3.9%
Alta
Moderada
Baja autoestima
Con la finalidad de detectar si existe algún estilo de liderazgo predominante en los
egresados, se incluyeron 8 situaciones hipotéticas, cuyos resultados arrojaron que el estilo
de liderazgo que utiliza con mayor frecuencia la mayoría de los egresados es el de
participar, un 10.4% acostumbra utilizar el liderazgo bajo a forma de decir, un 18.2% vende
la idea y el 20.8% restante delega. A continuación se presenta la figura 7 que ilustra estos
resultados.
Figura 7. Estilo de Liderazgo
Tratando de conocer si a criterio de los egresados de administración, los estudios de
licenciatura ejercían algún grado de influencia en la decisión de emprender, se plantearon
cuatro enunciados, cuyas respuestas fueron que el 41.6% considera que no se requiere
estudiar para emprender un negocio, sin embargo el 55.8% reconoce que los estudios de
licenciatura aportan los conocimientos y habilidades que facilitan el emprender, el 92.2%
(58.4 + 36.4) consideró que se requiere desarrollar otras habilidades que no proporcionan
los estudios de licenciatura para emprender y esto se verifica con el último enunciado, en
20.8%
50.6%
18.2%
10.4%
Delegar
Participar
Vender
Deci r
donde un 62.4% estuvo en total desacuerdo y en desacuerdo de que los conocimientos
adquiridos de la licenciatura sean los suficientes para emprender. A continuación se
presenta la tabla 19 en donde pueden apreciarse los resultados obtenidos.
Tabla 19
Aspectos relativos a los estudios de Licenciatura
Tratando de descubrir el tipo de motivación predominante en las personas
emprendedoras se detecta que en el 75% de las personas que han emprendido predomina la
necesidad de logro y el resto (25%) la de afiliación. Pero del total de personas que no han
emprendido, en un 93% de ellas también predomina la necesidad de logro. Obsérvese la
tabla 20.
4
13
32
17
11
77
5.2%
16.9%
41.6%
22.1%
14.3%
100.0%
4
8
43
22
77
5.2%
10.4%
55.8%
28.6%
100.0%
4
45
28
77
5.2%
58.4%
36.4%
100.0%
18
30
22
7
77
23.4%
39.0%
28.6%
9.1%
100.0%
Frecuencia
%
Se requiere estudiar para
emprender
Frecuencia
%
La LAE aporta
conocimientos y habilidades
para emprender
Frecuencia
%
Para emprender se requieren
otras habilidades
Frecuencia
%
Los conocimientos
adquiridos son suficientes
Totalmen
te en
desacuer
do
En
desacuer
do
Ni en
acuerdo
ni en
desacuer
do
De
acuerdo
Totalmen
te de
acuerdo
Total
Tabla 20
Motivación predominante en los emprendedores.
Tratando de identificar si el género influye en la decisión de emprender se detecta
que el porcentaje de egresados del sexo masculino es el que ha tendido a emprender más.
Tabla 21
Emprendedores por género
El 50% de los egresados que ha emprendido, fluctúa su edad entre los 20 y 24 años,
es decir son personas jóvenes, el otro rango de edad que sobresale es el conformado por el
de 35 a 40 años de edad, quienes un 40% de ellos externaron haber emprendido. Véase
tabla 22.
4
5
9
7.0%
25.0%
11.7%
53
15
68
93.0%
75.0%
88.3%
Frecuencia
%
Afiliación
Frecuencia
%
Logro
No
Si
Egresados que han
emprendido
Total
35
77.8%
22
68.8%
57
74.0%
10
22.2%
10
31.3%
20
26.0%
No
Si
Egresados que han
emprendido
Frecuencia
%
Femenino
Frecuencia
%
Masculino
Genero
Frecuencia
%
Total
Tabla 22.
Edad de los emprendedores
Al realizar el cruce relativo a los que han emprendido con su estado civil, se detecta
que el 55% de las personas que han emprendido son casados y únicamente un 45% de ellos
son solteros, cotejando los resultados de esta tabla con la anterior se puede detectar que
dado que desde temprana edad los egresados contraen matrimonio, se ven en la necesidad
de obtener ingresos, siendo la creación de empresas una solución a dicho problema.
Tabla 23
Estado civil de los emprendedores.
29
50.9%
10
50.0%
39
50.6%
6
10.5%
2
10.0%
8
10.4%
13
22.8%
8
40.0%
21
27.3%
4
7.0%
4
5.2%
5
8.8%
5
6.5%
57
100.0%
20
100.0%
77
100.0%
De 20 años a 24 años
De 25 a 30 años
De 31 a 35 años
De 35 a 40 años
Mas de 40 años
Edad
Total
Frecuencia
%
No
Frecuencia
%
Si
Egresados que han emprendido
Frecuencia
%
Total
34
59.6%
9
45.0%
43
55.8%
23
40.4%
11
55.0%
34
44.2%
57
100.0%
20
100.0%
77
100.0%
Soltero
Casado
Estado
civil
Total
Frecuencia
%
No
Frecuencia
%
Si
Egresados que han emprendido
Frecuencia
%
Total
El 10% de los egresados emprendedores obtienen ingresos promedio mensuales
menores a los 4,000, el 45% de ellos externaron que sus ingresos oscilan entre los 4,000 y
6,000, un 25% de ellos se ubica en el rango de 6,001 a 8,000 y el resto obtiene ingresos
superiores a los 8,001. Cotejando los ingreso que perciben los emprendedores contra los
que no emprenden, se puede apreciar que el emprender contribuye a mejorar los ingresos
promedio mensuales, ya que la mayoría de los que no emprenden obtienen ingresos que
oscilan entre los 4,000 y 6,000, habiendo un 29.8% de egresados que obtienen ingresos
menores a los 4,000 pesos mensuales, tal y como se aprecia en la siguiente tabla.
Tabla 24
Ingresos de los emprendedores y no emprendedores
Se detecta que el grado de estudios de mayor frecuencia del padre de los
emprendedores es el bachillerato y con respecto a las madres es la primaria inconclusa.
Esto puede comprenderse con mayor claridad si se observa la tabla 25.
17
29.8%
2
10.0%
19
24.7%
29
50.9%
9
45.0%
38
49.4%
8
14.0%
5
25.0%
13
16.9%
2
10.0%
2
2.6%
3
5.3%
3
3.9%
2
10.0%
2
2.6%
57
100.0%
20
100.0%
77
100.0%
Menores a 4,000
De 4,000 a 6,000
De 6,001 a 8,000
De 8001 a 10,000
De 10,0001 a 12,000
Mas de 12,000
Ingresos
mensuales
Total
Frecuencia
%
No
Frecuencia
%
Si
Egresados que han emprendido
Frecuencia
%
Total
Tabla 25.
Ultimo grado de estudios de los padres de los emprendedores
El total de egresados que ha emprendido se considera dueño de su propio destino, y
esto puede apreciarse cuando al evaluar el locus de control predominante en los
emprendedores, se detecta que el 100% de ellos posee influencia del locus interno, algunos
en un grado mayor (70%) y otros en cantidades moderadas (30%). El locus externo
predomina en términos altos y moderados en un 7% en los no emprendedores, existiendo
un porcentaje bastante alto (93%) de no emprendedores con un locus interno moderado y
alto. A manera de ilustración, a continuación de presenta la tabla 26 que corrobora lo
expuesto.
11
19.3%
11
14.3%
2
3.5%
4
20.0%
6
7.8%
13
22.8%
13
16.9%
15
26.3%
12
60.0%
27
35.1%
16
28.1%
4
20.0%
20
26.0%
57
100.0%
20
100.0%
77
100.0%
11
19.3%
7
35.0%
18
23.4%
9
15.8%
5
25.0%
14
18.2%
18
31.6%
1
5.0%
19
24.7%
14
24.6%
4
20.0%
18
23.4%
5
8.8%
3
15.0%
8
10.4%
57
100.0%
20
100.0%
77
100.0%
Primaria inconclusa
Primaria terminada
Secundaria o
estudios comerciales
Bachillerato
Licenciatura
Ultimo
grado de
estudios del
Padre
Total
Primaria inconclusa
Primaria terminada
Secundaria o
estudios comerciales
Bachillerato
Licenciatura
Ultimo
grado de
estudios de
la Madre
Total
Frecuencia
%
No
Frecuencia
%
Si
Egresados que han emprendido
Frecuencia
%
Total
Tabla 26.
Locus de control predominante
Se identifica que la mayoría de los emprendedores poseen una alta autoestima,
mientras que el 73.7% de los que no emprenden poseen una autoestima moderada,
únicamente un 21.1% de los que no emprenden poseen una alta autoestima. Ver tabla 27
Tabla 27.
Grados de autoestima de emprendedores y no emprendedores.
Analizando el estilo de liderazgo predominante en los emprendedores, se observa
que los estilos predominantes en un 90% de los emprendedores es el de delegar y participar,
2
3.5%
2
2.6%
2
3.5%
2
2.6%
13
22.8%
6
30.0%
19
24.7%
40
70.2%
14
70.0%
54
70.1%
57
100.0%
20
100.0%
77
100.0%
Moderado externo
Mezclado
Moderado interno
Alto interno
Total
Frecuencia
%
No
Frecuencia
%
Si
Egresados que han emprendido
Frecuencia
%
Total
3
5.3%
3
3.9%
42
73.7%
9
45.0%
51
66.2%
12
21.1%
11
55.0%
23
29.9%
57
100.0%
20
100.0%
77
100.0%
Baja autoestima
Moderada
Alta
Total
Frecuencia
%
No
Frecuencia
%
Si
Egresados que han emprendido
Frecuencia
%
Total
ya que un 55% de ellos externó adecuarse al liderazgo delegando y un 35% señaló que
prefiere usar el participativo. En lo que respecta a los no emprendedores, estos utilizan con
mayor frecuencia (56.1%) el estilo participativo y el de vender la idea (24.6%). Esto puede
apreciarse en la tabla 28.
Tabla 28.
Estilo de liderazgo predominante
6
10.5%
2
10.0%
8
10.4%
14
24.6%
14
18.2%
32
56.1%
7
35.0%
39
50.6%
5
8.8%
11
55.0%
16
20.8%
57
100.0%
20
100.0%
77
100.0%
Decir
Vender
Participar
Delegar
Total
Frecuencia
%
No
Frecuencia
%
Si
Egresados que han emprendido
Frecuencia
%
Total
CAPITULO V
Discusión teórica de los resultados
En el capítulo anterior se presentaron en forma detallada los resultados obtenidos en
cada reactivo planteado en el instrumento, a continuación se presentará el análisis de la
relación que puede existir entre el fundamento teórico y los resultados obtenidos en la
investigación.
Egresados emprendedores
El porcentaje de egresados del INSTITUTO que emprenden es del 26% y el resto
(74%) externó no haber emprendido nunca, cotejando este resultado con el promedio que
estatal de emprendedores por institución que es de un 10% (Diario de Yucatán, sección
local del 3 de junio del 2003), puede verse que el instituto posee un porcentaje superior al
comportamiento normal de otras instituciones, aún así este porcentaje es bastante bajo,
razón por la cual es importante implementar estrategias que coadyuven al incremento de
emprendedores en la institución.
Nivel socioeconómico de los egresados
Estudios realizados por la COEPS en el 2002 pusieron de manifiesto el bajo nivel
socioeconómico que tienen la mayoría de los egresados de licenciatura, es así como ilustra
que entre un 61.1% y un 68.7% de los padres tienen como último grado de estudios la
primaria incompleta y/o completa, cotejando estos datos con los obtenidos en la presente
investigación se detecta que los porcentajes en grados de estudios son mejores al promedio,
ya que un 22% de ellos son los que tienen la primaria inconclusa y/o terminada, el 16.9%
tiene estudios de secundaria, el 35% de bachillerato y el 26% de licenciatura. El porcentaje
más relevante es el de licenciatura, ya que el promedio estatal es de tan solo un 4.9% y
2.5% para padre y madre. Tomando en consideración todos estos aspectos puede verse que
el grado de estudios de ambos padres de los egresados del instituto suele ser superior a la
media estatal.
En lo que respecta al ingreso que perciben los egresados pudo constatarse que
efectivamente los que han emprendido tienden a obtener mejores ingresos que los que no lo
han hecho, coincidiendo los resultados con el estudio realizado por la ANUIES, que señala
que los ingresos de los profesionistas en un empleo normal suelen ser de 3,000 a 5,500 y en
ocasiones hasta inferiores.
Razones por las que no emprenden
La principal razón que citan los egresados para no emprender es el factor capital
(46.8%), ya que señalan que este aspecto es necesario para la puesta en marcha de una
empresa, el 15.6% (10.4% + 5.2%) reconoció no tener interés por emprender ya que se
encuentra a gusto con su trabajo, el 7.8% señala que no dispone de tiempo y un 3.9%
menciona que la inexperiencia es un factor que lo imposibilita emprender. Estos resultados
tienden a coincidir con lo señalado por Carlos Canto Ontiveros, presidente de la
Confederación Patronal Mexicana (COPARMEX) quien señala que es la ausencia de
iniciativa entre los jóvenes lo que ha propiciado que al finalizar sus estudios universitarios,
muy pocos opten por formar sus propias empresas, ya que los egresados buscan la
comodidad y seguridad de ser empleados. (Fuente: Diario El Mundo al Día, sección local
del 3 de junio del 2003). Incentivar al 15.6% a emprender puede no ser recomendable, pero
si pudieran implementarse estrategias para fomentarse la creación de empleos en el 46.8%
que identifican al capital como principal razón limitante.
Razones por las que sí emprenden
Ibarra (2000) señala que los emprendedores son individuos con visión empresarial,
que manifiestan una conducta y orientan su comportamiento al desarrollo y surgimiento del
espíritu emprendedor interno, generando y aprovechando ideas innovativas,
desarrollándolas como oportunidades de negocio rentable, comprometiendo su tiempo y
esfuerzo en investigar, crear y moldear esas ideas en negocios para su propio beneficio,
detectando éxitos donde otros ven fracasos o problemas y cuya fuente es la innovación con
talento y creatividad de bienes y servicios. Por su parte Rodríguez (1993) menciona que
estos se caracteriza por desear autonomía y ser creativos. Los egresados del INSTITUTO
señalaron que la principal razón por la que emprenden es por la necesidad económica, es
decir, la conciencia de que los ingresos serán superiores si le pertenecen en la totalidad,
otras razones mencionadas son la autonomía, es decir el hecho de no tener un jefe a quién
rendirle cuentas y por superación personal, esta última razón se encuentra íntimamente
ligada con el aspecto de querer aplicar todo lo aprendido en la carrera y demostrarse a sí
mismo que se es capaz de poder administrar adecuadamente una empresa. Con esto se
confirma la teoría de que los emprendedores son seres humanos capaces de moldear ideas
en negocios y de ver oportunidades en donde otros ven fracasos, ya que mientras un alto
porcentaje de egresados detecta limitaciones, ellos perciben más ventajas.
Razones de l fracaso de los emprendedores
Las causas por las que han cerrado sus empresas algunos emprendedores, son por
problemas de tipo administrativo, ya que aunque también mencionan como causa de cierre
las bajas ventas, esta razón puede considerarse una limitante administrativa, ya que la falta
de estrategias para distribuir y comercializar es imputable a una mala administración. Esto
corrobora lo afirmado por José Higareda Gutiérrez, presidente de Centro Impulsa Yucatán,
quien señala que la falta de preparación para la administración de una empresa es la
principal causa del cierre.
Perfil del emprendedor
Como se ha señalado el emprendedor puede poseer características más o
características menos, sin embargo existe cierto consenso en que los grandes
emprendedores cumplen con las siguientes características de necesidad de logro,
constancia, alta autoestima, liderazgo y se consideran dueños de su propio destino (Ibarra,
2000; Karagazoglu 1993; Horsby et al 1993). Teniendo esto presente, se evaluó la
existencia de dichas características en los emprendedores, siendo los resultados que:
Con respecto a la necesidad de logro, se constata que en la totalidad de egresados
emprendedores predomina esta necesidad, tal y como señala Solana esta motivación “hace
que el individuo actúe y se comporte de manera determinada. Es una combinación de
procesos intelectuales, fisiológicos y psicológicos, en una situación dada, con qué vigor se
actúa y en qué dirección se encauza la energía” (p.208).
Analizando el factor constancia, se detecta que el emprender implica laborar más
horas que un trabajo normal, requiere del uso adecuado de la planificación y
esquematización de los planes para alcanzar los objetivos y consideran que lo que han
logrado es fruto de su propio esfuerzo. Con esto se corrobora el hecho de que pereza y
ociosidad son opuestos a la constancia, si se desea laborar únicamente un horario de 8
horas, difícilmente se podrá ser un emprendedor.
La autoestima de la mayoría de los emprendedores es alta, el resto la tiene en
términos moderados, es precisamente esta autoestima conjuntamente con el locus de
control interno predominante en ellos lo que hace que puedan enfrentar adecuadamente los
problemas y desafíos que se le presentan en cualquier circunstancia de la vida, tal y como
define Robbins (1999) la autoestima “es el grado en el cual un individuo se agrada o
desagrada de sí mismo” y de acuerdo a lo que menciona Garzón (1995), ser dueño de uno
mismo están atractivo para todos que vale la pena intentarlo.
El último aspecto de la personalidad emprendedora lo constituye el liderazgo,
basándonos en la clasificación del liderazgo situacional, se detecta que los egresados
utilizan básicamente el estilo de participación y delegación. Se utiliza el primer estilo
cuando se identifica que los subordinados son capaces de tomar decisiones e involucrarse
en las tareas y se permite a la gente participar, en este estilo no se requiere de alta
supervisión ya que se parte del criterio de que el subordinado posee la madurez necesaria
para involucrase y hacerse responsable. El estilo de delegación se utiliza cuando los
subordinados tienen la capacitación adecuada y la experiencia necesaria para desenvolverse
en forma conveniente.
Conjuntando los cinco aspectos puede verse que en términos genéricos estos
concuerdan con las investigaciones y teorías expuestas en el capítulo dos del presente
trabajo, relativos a la personalidad emprendedora.
Investigaciones posteriores
Se sugieren las siguientes investigaciones derivadas del presente estudio:
Evaluar la personalidad del estudiante al inicio de los estudios de licenciatura y al
concluirlos, para descubrir si la institución realmente está constituyendo a la
formación de dicha personalidad o ellos ya la poseen con anterioridad.
Análisis y evaluación del plan de estudios actual para identificar si fomenta el
desarrollo de habilidades alternas al conocimiento, necesarias para emprender.
Análisis y evaluación de la personalidad de los catedráticos formadores del
INSTITUTO.
CAPITULO VI
Conclusiones y recomendaciones
Después de haber realizado la investigación relativa a conocer las razones por las
que emprenden o no los egresados del INSTITUTO, se llega a las siguientes conclusiones:
1. La principal razón que identifican los egresados para no emprender es el aspecto
económico, sin embargo después de analizarse, se puede detectar que el nivel
socioeconómico de estos profesionistas se ubica por arriba de la media estatal, por lo
que las posibilidades de emprender son superiores también a la media.
2. El aspecto económico es la principal razón por la que los nuevos profesionistas deciden
emprender, además de que valoran su autonomía.
3. La gran mayoría de egresados cuentan con la motivación al logro, más no con un locus
de control interno.
4. La constancia es sinónimo de productividad en los emprendedores.
5. Impulsar el espíritu emprendedor no es suficiente para la creación de emprendedores.
Se recomienda:
1. Concientizar y resaltar en los estudiantes el papel social que desempeñan como
egresados de una licenciatura, además de empaparlos con estadísticas para que tengan
factor de realidad de su nivel socioeconómico.
2. Resaltar el hecho de que han estado preparándose en un aula por cuatro años para
obtener ingresos superiores a aquellas personas que tienen estudios inferiores, infundir
el inconformismo en ellos para evitar que se subempleen.
3. Fomentar por medio de dinámicas en el aula el acrecentamiento del locus interno,
haciéndoles ver que si ellos se proponen algo y trabajan para conseguirlo, sin duda lo
lograrán, pero si creen que no pueden hacerlo sin duda también tienen la razón.
4. Incluir en el plan de estudios actividades prácticas que conlleven el aprendizaje y
dominio de otras habilidades además del conocimiento técnico. Fomentar en los
estudiantes la importancia de tener experiencia en alguna actividad. Incluir dentro de
las semanas culturales de la institución, pláticas con personas que sin contar con
grandes cantidades de recursos hayan logrado poner una empresa y hacerla exitosa.
5. Fomentar el espíritu emprendedor no es suficiente para crear emprendedores, ya que la
realidad ilustra que cuando se fomenta dicho espíritu los estudiantes crean empresas
únicamente con fines didácticos. Las cámaras conjuntamente con el gobierno debe
otorgar como premio a la mejor empresa emprendedora el financiamiento para su
puesta en marcha, de esta forma, los estudiantes al ver la posibilidad real de impulsar
una empresa tenderán a basarse en datos reales y a desarrollar proyectos viables y
reales.
Referencias
Barajas Medina, Jorge. (1995). Curso Introductorio a la Administración. México:
Trillas.
Cornejo y Rosado, Miguel Angel. (1990). Liderazgo de excelencia. México: McGraw
Hill.
Davis, K. y Newstrom, J. (1997). Comportamiento humano en el trabajo. México:
McGraw Hill.
Dessler Gary (1991). Organización y administración enfoque situacional. Colombia:
Prentice Hall. Colombia.
Díaz Mérigo, Angel. (1982). El Dirigente. (2°. Ed.) México: McGrawHill.
Fitz-enz, Jac.(1999). Como medir la gestión de los Recursos Humanos. México:
Deusto.
Garzón Castrillon Manuel Alfonso (1995). El modelo intrapreneuring
(intraemprendedor) , en revista Administrate Hoy, No. 12 del 5 de Abril. México.
Guzmán Valdivia, Isaac. (1996). Capacitación y Desarrollo de Personal. México:
Trillas.
Hernández, R. Fernández, C. y Baptista, P. (1999). Metodología de la investigación.
México: Mc Graw Hill
Horsby Jeffry S, et al (1993) An interactive model of corporate entrepreneurship,
process in entrepreneurship theory and practice Vol 17 No.2
Ibarra, Edmundo (2000). Los primeros pasos al mundo empresarial. (2°. Ed.) México:
Prentice Hall
Karagazoglu Necmi an Brown Warren B. (1993) Times bases management of news
product, development process in production, Innovation management No. 3 Vol. 3 June.
Kerlinger, Fred N. (1994). Investigación del Comportamiento. (3° Ed.) México: Mc
Graw Hill.
Koontz, Harold y Heinz Weihrich. (1999) Elementos de la Administración. (5°. Ed)
México: McGraw Hill.
Olivares, Socorro. (1993). Comportmiento Organizacional. México: Limusa.
Padua, Jorge. (1987) Como evaluar las acciones de capacitación. Argentina: Vergara.
Peters Tom y Austin Nancy (1989) Pasión por la Excelencia, características
diferenciales de las empresas líderes, Barcelona: Folio.
Romero Luis Ernesto (1991) El entrenamiento en desarrollo de la motivación al
logro, Colombia: Exedú.
Rodríguez Estrada, Mauro. (1993). Manual de Creatividad, México: McGraw Hill.
Robbins P., Stephen. (1999). Comportamiento Organizacional. México: Prentice
Hall.
Siliceo Aguilar, Alfonso. (1997). Liderazgo para la productividad en México.
México: Limusa.
Stoner, James y Freeman, Edward. (1996). Administración. México. Prentice Hall.
Terry George (1987) Principios de administración. (4°. Ed.). México. Continental.
Autores:
Lucia Trinidad Pérez Cervera
Antonio Aranda Correa

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Pérez Cervera Lucia Trinidad. (2003, junio 21). Por qué no emprenden los mexicanos egresados en administración. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/por-que-no-emprenden-los-mexicanos-egresados-en-administracion/
Pérez Cervera, Lucia Trinidad. "Por qué no emprenden los mexicanos egresados en administración". GestioPolis. 21 junio 2003. Web. <http://www.gestiopolis.com/por-que-no-emprenden-los-mexicanos-egresados-en-administracion/>.
Pérez Cervera, Lucia Trinidad. "Por qué no emprenden los mexicanos egresados en administración". GestioPolis. junio 21, 2003. Consultado el 4 de Agosto de 2015. http://www.gestiopolis.com/por-que-no-emprenden-los-mexicanos-egresados-en-administracion/.
Pérez Cervera, Lucia Trinidad. Por qué no emprenden los mexicanos egresados en administración [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/por-que-no-emprenden-los-mexicanos-egresados-en-administracion/> [Citado el 4 de Agosto de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 53867930@N08 en Flickr