¿Por qué debes sonreír aunque no tengas ganas?

  • Autoayuda
  • 3 minutos de lectura

Está demostrado que la gente que sonríe con frecuencia es más feliz que la que no lo hace, y esto se basa en una de las herramientas más poderosas que existe dentro del coaching conocida como “actuar como si”. En este caso en particular me refiero a “Actuar como si estuvieras feliz”.

¿Cómo actúa una persona feliz?

La respuesta es simple: Una persona feliz está sonriente la mayor parte del tiempo a pesar de que no siempre tener motivos para hacerlo.

Lo que sucede con nosotros es que la mayoría de las veces esperamos a sentirnos felices para sonreír cuando en la realidad debería ser lo contrario ya que, la sonrisa tiene un poder enorme dentro de nuestra emocionalidad, y sonreír a lo largo del día te va a ayudar a mantenerte vibrando en un nivel de energía más alto que será muy beneficioso no solo para ti, sino para quienes te rodean.

Para que veas con claridad de lo que esto se trata, te invito a hacer el siguiente ejercicio: Pon una gran sonrisa en tu rostro y di en voz alta “Que triste estoy”… verás como esa frase tan negativa se ve prácticamente anulada por el poder de tu sonrisa.

Es por eso que hoy te traigo 3 razones por las cuales debes agregar el sonreír a tu rutina diaria más allá de si tienes o no ganas de hacerlo:

  1. Sonreír te genera bienestar, ya que, tu cerebro no distingue si tu sonrisa es falsa o genuina, él solo sabe que estás sonriendo, por lo tanto asume que estás feliz y para ser congruente su estado emocional empieza a cambiar hacia el optimismo y eso te ayudará a que empieces a sentirte más contento.
  2. Sonreír es contagioso! Además de los grandes beneficios que sonreír nos trae a nosotros mismos , también nos da la oportunidad de alegrar a otros. Un estudio de la Universidad de Harvard aseguró que cuando alguien está contento, las personas a su alrededor tendrán un 25% más de probabilidades de estar contentos también.
  3. Sonreír tiene un efecto altamente positivo sobre tu salud ya que, cuando sonríes generas endorfinas y serotoninas (sustancias de placer) y otras tantas que actúan como analgésicos (calmantes) naturales, pero además está demostrado que cuando sonreímos, tanto nuestro corazón como nuestro cerebro se estimulan de forma considerable, incluso más que si consumimos chocolate o cafeína, pero sin los efectos negativos de éstos.

Como puedes notar, el poder de la sonrisa es mucho mayor de lo que pareciera a simple vista, porque no solo te traerá beneficios internamente sino, externamente ya que, al verte sonreír con frecuencia, las demás personas comenzarán a verte como alguien agradable y en quien pueden confiar y por consecuencia tendrás muchas mejores relaciones…Recuerda que todo en esta vida es acerca de cómo nos relacionamos con el mundo!

Un empujoncito extra – Es más fácil de lo que parece!

Yo sé que sonreír sin ganas puede ser todo un reto para ti, pero recuerda que en el estiramiento está el crecimiento, y hacer cosas a las que no estás acostumbrado es lo que te dará los resultados que hasta ahora no has obtenido. Además, no olvides que sonreír es gratis y tiene el poder de dar y traer alegría tanto a quien la da como a quien la recibe, pero lo mejor de todo es que es algo que depende solo de ti pues, si estás triste o desanimado y no tienes a nadie que te sonría, te tienes a ti mismo para regalarte esa sonrisa que tanto necesitas para mejorar tu estado de ánimo.

Te invito a que a partir de mañana, cuando te levantes de la cama lo primero que hagas sea mirarte al espejo y regalarte una sonrisa… Puede que te sientas un poquito “extraño, pero es parte del juego, y te aseguro que vale la pena…Yo te confieso que cuando yo lo comencé a hacer me daba mucha risa verme toda despeinada y sonriéndome a mí misma en el espejo, pero eso lo hacía aún más divertido y por ende más efectivo…y al fin y al cabo, esa es la idea…Sonreír para ser más Felices!!!!

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Werner Patricia. (2015, abril 7). ¿Por qué debes sonreír aunque no tengas ganas?. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/por-que-debes-sonreir-aunque-no-tengas-ganas/
Werner, Patricia. "¿Por qué debes sonreír aunque no tengas ganas?". GestioPolis. 7 abril 2015. Web. <http://www.gestiopolis.com/por-que-debes-sonreir-aunque-no-tengas-ganas/>.
Werner, Patricia. "¿Por qué debes sonreír aunque no tengas ganas?". GestioPolis. abril 7, 2015. Consultado el 4 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/por-que-debes-sonreir-aunque-no-tengas-ganas/.
Werner, Patricia. ¿Por qué debes sonreír aunque no tengas ganas? [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/por-que-debes-sonreir-aunque-no-tengas-ganas/> [Citado el 4 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de wewiorka en Flickr