Políticas para disminuir los índices de morosidad de los créditos

  • Finanzas
  • 17 minutos de lectura
Criterios para el estado de los créditos
Criterios para el estado de los créditos

Introducción

Los cambios ocurridos en el entorno político-económico internacional que viene trabajando el país, han dado lugar a un proceso de descentralización de la actividad económica en general, que demanda la manipulación de servicios y capacidades en el sistema bancario, el cual ha tenido que transitar por radicales transformaciones; de ahí la necesidad de las instituciones bancarias de realizar otorgamiento de créditos a la población y establezcan mecanismos de recuperación de las deudas con un  nivel de eficiencia y eficacia óptima.

Para lograr cada vez más altos niveles de eficiencia dentro de este proceso, se hace necesario que los directivos cuenten con una base teórica y apliquen un Sistema de Gestión que garantice una pronta recuperación de las deudas inmovilizadas, mensualmente, en el segmento de los Desvinculados y Jubilados y que además posibilite medir rigurosamente la efectividad del empleo de los recursos financieros otorgados.

En este contexto, una buena gestión del crédito no consiste sólo en establecer el volumen de crédito concedido y los plazos de pago de los clientes, en este sentido. Es fundamental llevar a cabo una adecuada política de prevención de la morosidad, y en el supuesto de que ésta tenga lugar, realizar las gestiones necesarias para minimizar sus efectos negativos.

En todo este proceso, la labor que desarrolla el Banco Popular de Ahorro (BPA) como parte del Sistema Bancario y Financiero nacional es decisiva, en tanto atiende el porciento mayor de créditos otorgado al Segmento de Personas Naturales. Baste  señalar, que desde el 2005 hasta la fecha, el banco, ha financiado 4,8 millones de artículos electrodomésticos, ascendente a 10 mil millones de pesos, proceso éste que comenzó con la entrega masiva de artículos a todas las familias cubanas con el propósito de contribuir al ahorro de portadores energéticos en la isla. A partir de ese momento, se financiaron la compra de dichos artículos mediante créditos sociales otorgados a la población, con amplias facilidades de pago.

Como consecuencia de lo anterior, se incrementó el riesgo que la institución asumía por concepto del cobro de las deudas, correspondiendo a los bancos involucrados la tarea de la recuperación de los recursos invertidos como parte del ciclo de recuperación de la economía, que en el caso del segmento de jubilados y pensionados que cobran sus ingresos en distintos centros de pago, como es el caso del correo, aumenta el riesgo debido al envejecimiento notorio de la población y la carencia de una vía factible para el pago de sus obligaciones mensuales con el banco.

Esta situación le origina al banco, insuficiente recuperación de los créditos, elevando el índice de casos morosos e inmovilizados, así como afectación en la liberación de pasivos que obstaculizan nuevas posibilidades de colocación en el mercado y entorpece la obtención de ingresos bancarios. En otro sentido, trae aparejado mayor afluencia de público por parte de los que concurren al banco, lo que impacta de forma adversa en la atención al cliente externo.

Es precisamente en este contexto que se desarrolla la investigación titulada “Propuesta de políticas para disminuir la morosidad de los créditos sociales otorgados al segmento de personas naturales por el Banco Popular de Ahorro en el municipio de Santiago de Cuba” y que se trazó como problema a resolver el que sigue:

¿Estarán incidiendo de forma negativa, los altos índices de recuperación de los créditos sociales otorgados al segmento de personas naturales en la  morosidad de la cartera del BPA en el municipio Santiago de Cuba?

En la búsqueda de soluciones a la situación problémica descrita se formuló como Objetivo General:

1. Proponer políticas que contribuyan a disminuir los altos índices de recuperación de los créditos sociales otorgados por el BPA al segmento de personas naturales, con vista a sanear la cartera de financiamientos del municipio Santiago de Cuba.

Para dar cumplimiento al objetivo anterior, se formularon los objetivos específicos siguientes:

  1. Caracterizar el proceso de otorgamiento de los créditos sociales al segmento de personas naturales en el BPA en Santiago de Cuba, delimitando su incidencia en la gestión económica de las sucursales seleccionadas.
  2. Proponer políticas que contribuyan a disminuir los altos índices de recuperación de los créditos sociales otorgados por el BPA al segmento de personas naturales en el municipio Santiago de Cuba.
  3. Aplicar las políticas propuestas y evaluar su impacto en la gestión económico-financiero de las sucursales del BPA del municipio de Santiago de Cuba.

La hipótesis formulada, tomando como base el problema científico enunciado es la siguiente:

La aplicación de políticas en las sucursales del BPA en el municipio de Santiago de Cuba, contribuiría a partir de una adecuada estructuración, a la disminución de los altos índices de recuperación de los créditos sociales otorgados al segmento de personas naturales.

Desarrollo

Propuestas de políticas para disminuir los altos índices morosidad de los créditos sociales  en el BPA.

Antes de pasar a las políticas propuesta se procede a mostrar el concepto de Política de Cobro el que se define como los procedimientos que utiliza una empresa en sus esfuerzos por hacer efectivo sus cuentas por cobrar en el menor tiempo posible una vez que estos vencen ; terminología muy vinculada al termino de la gestión de recuperación de los créditos a la población por lo que se formula la propuesta de políticas para disminuir los altos índices morosidad de los créditos sociales  en el BPA.

Política 1: Se propone la fecha efectiva de pago como único criterio  de recuperación.

Premisas para su aplicación.

La propuesta de esta política parte de tomar en consideración el diagnóstico de la situación actual de la recuperación de los créditos en el municipio Santiago, atendiendo al comportamiento de la recuperación durante el período analizado (2012).

La recuperación de los créditos se rectorizan a través de dos sistemas informáticos: El Sistema realizado por la provincia de Pinar del Río y el Sistema Operativo. Por su parte,  el Sistema de Pinar del Río abarca toda la información gerencial del tema de recuperación de crédito, donde se procesan las informaciones de esta actividad a los niveles superiores, éste  informa una sola categoría de crédito (inmovilizados), es decir, resume en éste a los (inmovilizados, posibles, los morosos) y  en ocasiones créditos al día.

A modo de ilustración, baste decir que calculando el mes a partir del último día que pagó el cliente, por ejemplo: Un crédito que se pagó el 20/2/2010 el 21/3/2010 ya es inmovilizado, estos créditos al no ser inmovilizado para el SIBPA, el mismo  no permite sacar el comprobante al gestor para efectuar la gestión de cobro, debido a la disparidad de los criterios de recuperación que existen entre ambos sistemas.  Además de tener que analizar manualmente los diferentes estados, para informar a los niveles de dirección semanalmente debido a que la información debe de realizarse dividiendo los créditos Inmovilizados y posibles.

El Sistema Operativo: Sistema integral que abarca todas las operaciones del área comercial, entre ellas la recuperación de los créditos a la población y que detallamos a continuación:

  1. Liquidaciones de los cobros efectuados por las agencias de la  Empresa Correos de Cuba (ECC).
  2. Liquidaciones de los cobros efectuados por los gestores cobradores del BPA.
  3. Se efectúa todo el proceso de traslado enviado y recibido.
  4. Se emiten reportes de los diferentes estados de los créditos, según se establece en el MIP.
  5. Se emiten reporte de los diferentes estado de los cobros entregados a los gestores.

Este sistema operativo en sus reportes para el seguimiento del trabajo de recuperación, establece tres estados  para categorizar los créditos a la población partiendo  de la última vez que se presentó el cliente a pagar, desglosándolo en morosos, posibles e inmovilizados,  estableciendo  como criterios un  tiempo determinado para pasar de un estado a otro (Tabla 2.3). Cumpliendo con lo establecido en el Manual de Instrucciones y Procedimiento (MIP).

Tabla 2.3 Criterios para el estado de los créditos

Criterios para el estado de los créditos
Criterios para el estado de los créditos

Fuente: Manual de Instrucciones y Procedimiento del BPA, 00-233.

Dificultad que presenta el sistema en la actualidad:

  • Existen cobros reportados por el programa de Pinar del Río como inmovilizado que el sistema informático no le permite sacar el cobro al gestor para efectuar la gestión de cobro, debido a la disparidad de los criterios de recuperación que existen entre ambos sistemas.
  • El programa de sistema informático no permite postear en el comercial los cobros realizados por los carteros que pertenecen a otra sucursal distinta a la sucursal donde se realiza la liquidación, debiéndose liquidar directamente en caja, corriéndose el riesgo de que no se le pague a la ECC las comisiones correspondientes, además de retrasar el servicio, ya que en caja se postea uno a uno.
  • Se pierde la secuencia de los cobros devueltos por lo gestores cobradores, cuando el crédito es cambiado de centro de pago o trasladado a otra sucursal perdiendo su estado real y desapareciendo los mismo en el sistema como si nunca se hubieran emitido.

Fundamentación teórica

Se parte del criterio de la fecha efectiva y no de la última vez que pagó el cliente y establecer como estado del crédito (adelantados, atrasados o al día). Accionando sólo en los créditos atrasados.

Se procede a calcular la fecha efectiva  partiendo  del submayor de crédito para lo cual se propone utilizar la fórmula siguiente:

EC = FA –  FO                       (Fórmula 1)

E = EC – MP

Donde:

Fecha Actual (FA).

Fecha de Otorgamiento (FO)

Edad del Crédito (EC)

Meses Pagados (MP)

Estado del crédito (E)

Reglas de análisis:

Si E = 1 → EC = MP →  crédito al día

Si E > 1 → EC > MP → crédito  atrasado

Si E < 1  → EC < MP → crédito adelantado.

Como unidad  de medidas se establece (meses)

Política 2: Se propone un único criterio para el cálculo del porciento de recuperación a nivel de todas las sucursales.

Premisas para su aplicación.

En la fundamentación de esta política, se desarrolló un proceso de muestreo no probabilístico donde se tomó como muestra  12 conocedores de la materia, entre los que se encuentran: Directores de sucursales analizadas (8 y personal  a nivel provincial que dan seguimiento al cumplimiento  de los indicadores financieros), especialistas y dirigentes del área de negocios (4). A los cuales se les entrevistó sobre los criterios que tienen sobre este indicador. Las respuestas obtenidas se pueden  resumir de la forma siguiente:

  • No existe una forma de cálculo específica para calcular el porciento de recuperación.
  • No existe un mecanismo a nivel de provincial para rectorizar y comprobar la veracidad de la información sobre el tema.
  • A nivel de la dirección provincial en las reuniones del Consejo de Dirección Ampliado y de Emulación,  los directivos de las sucursales han manifestado su inconformidad   con las puntuaciones alcanzadas, reclamando que no pueden existir sucursales que no cumplen con el 3% de inmovilizado, que presenten % de recuperación más altos que lo que cumplen con el otro indicador. Criterios recogidos en actas de ambas reuniones.
  • Las sucursales para su información parten de una estadística manual donde se registran todos los créditos que efectuaron un pago en el mes, más otros cobros que corresponden a otras mensualidades pagadas de esos mismos créditos dentro del mes, calculándose de esta forma lo real pagado. El resultado obtenido lo dividen entre la cantidad total de créditos vigentes, que en este caso es el (Plan).

Real cobrado= Cantidad de créditos cobrados +otras mensualidades cobradas

% Recuperación= cantidad Real cobrado /Cantidad Total de crédito vigente

Otras sucursales efectúan todo lo antes descrito, pero le restan a los créditos vigentes los  traslados recibidos de (0  a  60 días) para determinar el plan, ya que cuando el traslado llega las sucursales tienen hasta 60 días para la localización del cliente. La fórmula de cálculo empleada es la que muestra a continuación:

Real cobrado= Cantidad de créditos cobrados + otras mensualidades cobradas

Plan = Cantidad Total de crédito vigente – cantidad de traslados recibidos entre

(0 a 60 días)

% Recuperación= Cantidad real cobrado /Plan

La dirección provincial parte de lo informado por la sucursales sobre la base de la información establecida que va al área de negocio y planificación, considerándose como real lo informado ya que no se tiene establecido un sistema de control del mismo donde estas puedan rebatir a las sucursales la veracidad de la información.

Fundamentación teórica

Este indicador (% de Recuperación), a pesar de ser el más importante por su influencia en los ingresos, la entidad  no tiene un control efectivo del mismo. En el MIP del banco, no  se establece una forma de cálculo por lo que las sucursales para su información parten de un registro manual donde se plasman todos los créditos que efectuaron un pago en el mes, más otros cobros correspondientes a otras mensualidades pagadas de esos mismos créditos dentro del mes.

Por lo general, para su cálculo, las sucursales toman este dato y lo dividen entre el total de la cartera ó le restan a la cartera los traslados recibidos con más de 60 días para determinar el Plan.

A criterio de la autora,  las otras mensualidades cobradas no se deben adicionar al real, ya que la acción de recuperación está dirigida al total de créditos existentes, por lo que distorsiona  la información y al no existir un criterio uniforme pre- establecido para su cálculo, cada sucursal en función de lograr puntos adicionales en el cumplimiento de los objetivos de trabajo (sobre cumplimientos), manejan los dos  criterios descritos anteriormente a su conveniencia.

El criterio anterior, parte del sustento de que en la actualidad,  la gestión de cobro en el banco está dirigida al crédito como tal, no a la cantidad de mensualidades cobradas ó pagadas por cada crédito, ya que cuando el cliente paga varias mensualidades, lo hace por dos causas fundamentales, a saber:

  • La primera, porque en su mayoría las otras mensualidades pagadas corresponden a créditos atrasados con recargos, que para que éstos se eliminen,  el cliente debe de ponerse al día en el pago, manteniendo por el nivel de atraso que presentan algunos de los deudores el crédito inmovilizado.
  • La segunda, cuando se realizan pagos adelantados los intereses se recalculan, originando disminución en  la deuda del cliente, así como en los ingresos obtenidos por el banco.

Para resolver la situación anterior, se propone el siguiente método de cálculo:

% Recuperación =  Real / Plan * 100               (Fórmula 2)

Donde:

Plan: Cantidad total de la cartera menos los  traslados recibidos con menos de 60 días.

Real: cantidad total de créditos que se presentaron al banco a pagar en el mes que cursa o termina.

Política 3. Se propone la  liquidación directa de los carteros de la  ECC en las sucursales bancarias.

Premisas para su aplicación.

Al cierre del 2012 la  ECC había reconocido  y conciliado las deudas de 13 907.91 pesos , que debía liquidar al BPA, por conceptos de deudas bancarias cobradas a jubilados y pensionados y no abonadas a las sucursales bancarias contabilizadas en las cuentas correspondientes a los meses de Mayo, Junio, Julio, Agosto, septiembre, Octubre, Noviembre, Diciembre pendientes de liquidar. Dentro de las sucursales afectadas se encontraban la sucursal 8282 y 8312 del municipio Santiago de Cuba, con el 83 % y 91% respectivamente del total de la deuda.

El  trabajo de correo en el 2012  respecto a la recuperación de los créditos a la población  disminuyó, presentando un comportamiento inestable e insuficiente partiendo del total de jubilados y asistenciados que cobran en correo observar en la figura 2.6, lo que conllevó a la realización  de diversas reuniones convocadas por el Partido Provincial  con los dirigentes provinciales y directores de sucursales bancarias  y agencias de correo del municipio Santiago de Cuba, con vista a mejorar el trabajo en la recuperación de los créditos a la población.

2FIGURAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Figura  2.6: Cantidad de cobros de la ECC por sucursales.

Igualmente se desarrolló un proceso de muestreo no probabilístico donde se tomó como muestra  23 conocedores de la materia, entre los que se encuentran especialista comercial  que reciben las liquidaciones de correo  (3), gerente de recuperación (5), gerentes comerciales (3), directores de sucursales (8), además de 2 especialistas y 2 directivos a nivel provincial de la subdirección comercial, se entrevistaron  (Anexo 1) de manera no estructurada los criterios que se tienen sobre el tema coincidiendo en general los que  se resumen a continuación:

  • El proceso de liquidación de los cobros efectuados por la ECC cuando se liquida en las sucursales bancarias es demorado, detectándose que la incidencia no es la misma en todas las sucursales,  no es lo mismo lo que sucede en los poblados a lo que ocurre a nivel de la ciudad.
  • A pesar que existe un contrato  entre ambas instituciones donde se establecen las obligaciones y las reclamaciones. Los directivos de las sucursales del BPA consideran que no es suficiente lo establecido en el mismo.

Las sucursales con mayores problemas en la recuperación de los créditos  se encuentran ubicadas en el municipio Santiago de Cuba, donde las sucursales de la ciudad son las de mayor incidencia por su interrelación con varias agencias  de la  ECC. Partiendo de que uno de los problemas corresponde a que las liquidaciones de los créditos por las agencias de ECC no se ejecutan igual en todos los bancos del municipio de Santiago de Cuba, se efectuaron visitas a cada una de las implicadas revisando como se efectúa el procesó de las liquidaciones de los créditos por la  ECC,  arrojando las siguientes incidencias:

  • La ECC a nivel de las ciudades pasa por un proceso que retarda la liquidación y el control se pierde, ya que, el cartero después de cobrar los créditos al cliente, lo liquida en su agencia de correo en el departamento contable, dicho departamento después de recibidas todas las liquidaciones   de los carteros y ventanillo, relaciona cada uno de los cupones con el código del crédito y  el nombre y los apellidos del cliente, uniendo todo en una sola liquidación. Posteriormente por el C-5  lo liquida en la sucursal de BANDEC, donde efectúa sus operaciones. Y este es quien envía  el cobro efectuado al BPA.
  • A nivel de la  ciudad del municipio de Santiago de Cuba, una misma sucursal bancaria  interactúa con varias agencias de ECC (Véase Anexo 4).
  • A nivel de los poblados debido a la no existencia de sucursales del BANDEC en los mismos, las agencias de ECC realizan sus liquidaciones directamente en las sucursales del BPA, las cuales tiene establecido en su sistema informático cumpliendo con el MIP, la realización de las liquidaciones de los créditos por la ECC los que funcionan como una liquidación aparte del modelo C-5 de la  ECC.  Actualmente desde el menú del comercial se postea la deuda de  las diferentes materias de créditos (01, 02,10)  de la propia sucursal, debido a que la deuda solo puede ser de la sucursal, no se captan en cada entrada el importe de la mensualidad, ya que el sistema  busca   en la base de datos y muestra en la pantalla, el importe de la mensualidad a amortizar. Al salvar la operación el sistema en forma automática contabiliza en a las cuentas correspondientes .

A pesar de que el BPA para controlarle a la  ECC, los jubilados y asistenciados que cobran en sus agencias y poseen deudas bancarias,  creó  un centro de pago  nombrado Deuda de Correo, al no funcionar como los centros de pagos de las empresas que realizan sus liquidaciones con cheques, por las formas de liquidaciones antes descritas, éste  no se actualiza constantemente haciendo más difícil el control y la liquidación  de los cobros efectuados por la  ECC.

La  ECC y BPA concilian con la periodicidad establecida la cantidad e importe de los cobros realizados por ECC a los jubilados y pensionados. El BPA atiende de forma preferencial a la   ECC para realizar las operaciones relacionadas con las liquidaciones de deudas bancarias cobradas a jubilados y pensionados, en el horario establecido para ello. Para prever y solucionar de antemano los problemas que puedan presentarse con dicho pago y con el cobro de las deudas bancarias, mensualmente el representante del BPA en cada municipio, se reúne con los representantes del Instituto Nacional de Seguridad Social (INASS), el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) y ECC, antes de la fecha de pago a jubilados y pensionados.

De manera que, las reclamaciones presentadas por jubilados y pensionados o por las partes con relación al cobro de deudas a jubilados y pensionados por ECC se responderán dentro del tiempo establecido en el convenio.  Con el objetivo de no afectar a aquellos deudores, jubilados y pensionados, a los cuales la  ECC les cobra sus deudas bancarias y no las liquida al BPA.

El BPA decidió amortizar las deudas de estos jubilados y pensionados por el importe de las mensualidades comprobando, que se les cobraron y no fueron liquidadas. Cuando el cliente deudor ha demostrado mediante la presentación de los comprobantes de pagos que ya efectuó el pago de las mensualidades, las partidas en la cuenta se mantienen vigentes hasta tanto la deuda haya sido presentada y firmada por Correos para su análisis y posterior conciliación. Cuando se presente a ECC la relación de amortizaciones de deudas bancarias de clientes que fueron efectuadas en sus oficinas y ellos liquiden el importe adeudado, se eliminará la partida originada  por este concepto. Una vez que la  Empresa de Correos de Cuba liquide lo cobrado a los jubilados y pensionados y no pagado al Banco, se eliminará la partida pendiente  y no se pagará la comisión a Correos de CUP 1.50 por cada cobro.

Para el mejor desarrollo del trabajo de investigación se realizaron tres encuestas dirigidas al personal que trabaja a nivel de las sucursales bancarias y agencias de correo de la ciudad de Santiago de Cuba (Anexos 5, 6, 7). Las muestras para las entrevistas fueron dirigidas en las agencias ECC de Zona 1,2 ,3 ,4 ,5.

En la determinación de la situación actual de la cartera, de un total de 68 carteros se encuestaron 44 para el 64%. Se efectuó entrevista al total de los directivos a nivel de agencias de la  ECC (10) y al total administrativos de las sucursales bancarias relacionadas con las zonas de correo implicadas del  BPA (12).

Los resultados obtenidos evidencian que la  ECC respecto a la recuperación de los créditos sociales, debe mejorar el control interno de las liquidaciones a nivel de carteros y las liquidaciones a  nivel de unidad de correo al  banco y ver esta actividad como una forma de aumento de sus ingresos y por consiguiente del nivel de vida de sus trabajadores.  Por lo que se deberá mejorar el mecanismo de liquidación de los créditos de manera que se viabilice la liquidación en tiempo al BPA.

Fundamentación teórica

Que los carteros liquiden directamente en la sucursal bancaria o cajas de ahorros del BPA que atiende su zona de posteo, lo que permitirá, además de no trasladarse con el efectivo a distancia muy largas, garantizar una liquidación más efectiva en el tiempo y con mayor control. Se recomienda al BPA tomar en consideración la propuesta siguiente:

Primero: Crear un centro de pago por cada cartero, done el código estará compuesto por  el número de la agencia de correo a que pertenece el cartero y zona de posteo.

Segundo: Habilitar las carpetas por cada uno de los centros de pagos creados, archivándose los informes de cada liquidación efectuada y el modelo 13-6, según los pasos que siguen:

  • Se le llenará el modelo 13-6, registrando carné de identidad, nombre, apellido y firma del cartero que trabajara en la zona, además del código establecido del centro de pago.
  • Para efectuar las altas de los clientes en el centro de pago, los carteros llenaran  el modelo   (S-1)  con esta planilla, realizará un levantamiento de su base de dato pudiendo constatar si el cliente posee crédito, seguidamente llenará el modelo 02-23  uniendo las dos planillas y archivándola en el expediente del crédito. Seguidamente se pasará al crédito para el centro de pago del cartero correspondiente.

Tercero: Liquidaciones y conciliación con correo. El comercial emitirá, 4 copias  del informe que emite el sistema  por cada liquidación de los carteros, todas tramitadas por caja para que el cajero ponga su firma cuño y fecha, como constancia del depósito del efectivo. La primera copia es del  cartero, la segunda para contabilidad BPA, la tercera  par el  gerente  de  recuperación o comercial, los que archivaran una en la carpeta del centro de pago a que pertenece y la cuarta copia se le entregará a la persona autorizada por el administrador de la agencia ECC a recoger documento copia del informe impreso de todos sus carteros mensualmente para sus controles.  Durante este proceso, se recogerá firma del que recibe,  fecha de entrega, firma del que entrega, y cuño de ambas entidades. Este documento será el que posteriormente servirá para las conciliaciones mensuales de BPA con la  ECC.

A modo de resumen del capítulo, se concluye que las políticas propuestas para reducir los altos índices de recuperación de los créditos a la población otorgados al segmento de personas naturales por las sucursales del BPA en el municipio Santiago de Cuba, deberán propiciar un saneamiento de la cartera de créditos en las mismas y por ende, un mayor nivel de eficiencia y efectividad en la gestión económica del banco.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Pupo Cotilla Félix. (2013, noviembre 5). Políticas para disminuir los índices de morosidad de los créditos. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/politicas-para-disminuir-los-indices-de-morosidad-de-los-creditos/
Pupo Cotilla, Félix. "Políticas para disminuir los índices de morosidad de los créditos". GestioPolis. 5 noviembre 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/politicas-para-disminuir-los-indices-de-morosidad-de-los-creditos/>.
Pupo Cotilla, Félix. "Políticas para disminuir los índices de morosidad de los créditos". GestioPolis. noviembre 5, 2013. Consultado el 4 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/politicas-para-disminuir-los-indices-de-morosidad-de-los-creditos/.
Pupo Cotilla, Félix. Políticas para disminuir los índices de morosidad de los créditos [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/politicas-para-disminuir-los-indices-de-morosidad-de-los-creditos/> [Citado el 4 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de mn_francis en Flickr