Plan de comunicación para mejorar la imagen e identidad corporativas

Resumen

El proceso de formación de valores puede fortalecerse también, si se realiza sustentado en una estrategia  de comunicación organizacional, mediante propuestas de acciones comunicológicas. Se ha considerado útil, entonces, solucionar el problema científico: ¿Cómo fortalecer los valores de Responsabilidad y Honestidad en los trabajadores de la Empresa de Comercio y Gastronomía de Mella, a través de acciones comunicológicas?.

La investigación se propuso demostrar la importancia del fortalecimiento de los valores de una empresa para consolidar su imagen e identidad corporativas. Por lo tanto constituye objetivo de esta investigación: la elaboración de un plan de acciones  de comunicación para fortalecer los valores de Honestidad y Responsabilidad. Para la realización de esta investigación se emplearon métodos teóricos y empíricos tales como: el histórico-lógico, análisis-síntesis, sistémico-estructural-funcional, encuestas, entrevistas, y la observación científica.

Se utilizó una metodología de investigación descriptiva, con un diseño cualitativo, usando el procedimiento informal de contacto personal con miembros de los públicos internos, y la técnica grupal. Los resultados de esta investigación se valoraron, mediante el criterio de especialistas, que consideraron  su pertinencia. Esta investigación demostró que la aplicación de una estrategia  de comunicación, sustentada en la comunicación organizacional favorece el proceso de formación de los valores en los trabajadores de una empresa.

Abstract

The formation of values can be strengthened as well, if it is done, supportted by an organizational communication strategy through communication action proposals. It was considered useful, then, to solve the scientific problem: How to strengthen the values of Responsibility and Honesty in Business workers from Mella Gastronomy enterprise, through communication actions? The research aimed to demonstrate the importance of strengthening the values of an enterprise to consolidate its corporate image and identity. So the objective of this research is the development of a communication action plan to strengthen the values of Honesty and Responsibility. For the realization of this research some theoretical and empirical methods were used such as: the historical and logical, analysis-synthesis, systemic-structural-functional, surveys, interviews, and scientific observation. We used a descriptive research methodology, with a qualitative design, using the informal procedure of personal contact with members of the internal public, and the group technique. The results of this research were evaluated by the criteria of experts, who considered its relevance. This research demonstrated that the implementation of a communication strategy, based on organizational communication favors the formation of values in employees of an enterprise.

Introducción

El objetivo de esta investigación es la elaboración de un plan de acciones de comunicación para fortalecer los valores de Honestidad y Responsabilidad de manera que propicie una mejor imagen e identidad de una empresa.

La época actual se caracteriza por la globalización neoliberal, hecho que condiciona la agudización de las contradicciones globales que afectan crecientemente la existencia misma del género humano. Dichas contradicciones implican un crecimiento en todos los órdenes en las naciones industrializadas, a cambio de un atraso mayor en los llamados países del Tercer Mundo. Sin dudas, estos fenómenos han repercutido notablemente en los sistemas educativos de estos últimos, pues ha emergido un nuevo analfabetismo: el analfabetismo funcional; paralelamente, los efectos de este orden mundial han favorecido el debilitamiento y/o ruptura de ciertas escalas o jerarquías de valores que fueron aceptadas y consideradas estables por la sociedad hasta este momento. Este fenómeno ha sido reconocido universalmente como “crisis” de valores.

Algunos de los síntomas específicos que identifican esta “crisis” de valores fueron  analizados por Fabelo y otros (1996); dentro de ellos aparecen: perplejidad e inseguridad de los sujetos acerca de cuál es el verdadero sistema de valores que consideran esencial y actual y cambio de lugar de los valores en el sistema jerárquico, otorgándose prioridad a los valores menos patentizados en la sociedad.

La “crisis” en Cuba no alcanza las dimensiones del resto de los países de América Latina sometidos a la economía neoliberal, lo que no significa que en Cuba no se presenten manifestaciones de esta crisis, a las que se agregan un conjunto de factores  específicos de sus condiciones sociales. Esta situación obliga a prepararse y luchar por preservar las  conquistas de la Revolución. Entre los factores fundamentales se encuentran: el derrumbe del campo socialista y la desaparición de la URSS, que alteró el modelo de sociedad socialista existente hasta entonces, la permanente agresión ideológica del imperialismo, intensificada en la actualidad y las condiciones del Período Especial,   manifestadas en carencias materiales y en necesidades no satisfechas, que provoca en muchos casos, una disminución ostensible de valores sociales y espirituales.

La formación de valores  es un elemento esencial dentro del proceso educativo, por lo que ellos representan en la formación de las nuevas generaciones.  Sobre esto García (1996)   plantea: “Desde nuestra óptica, tener valores es apreciar en alto grado los elementos de nuestra cultura, las relaciones humanas, a las personas, determinados sistemas políticos, morales, que afectan al individuo, el hogar, la escuela y la sociedad en general.” (García, G. 1996, p. 59).

A nivel mundial se habla de crisis de los valores, y  numerosos foros internacionales han servido de escenario para hacer referencia a la importancia de educar al hombre en ese sentido ya que sustentan la sociedad en que vive y el significado de ello incide directamente en la conservación de la propia humanidad.

Educar en valores es un problema esencialmente ético porque este proceso incorpora tanto la reflexión propiamente filosófica como los modelos generales de conducta manifestados en la cotidianidad; en este sentido educar en valores significa hoy comprometerse con el progreso ético, considerado como criterio evaluador del progreso social sólo si la clase social que detenta el poder portadora de un modelo ético puede garantizar el desarrollo de un humanismo real, aportando los principios, direcciones y formas de su desarrollo hacia el resto de las clases sociales y grupos, entonces se puede afirmar que ha habido progreso ético; por ello la finalidad mediata del Proyecto Cubano es la personalidad social, lo que evidencia la raíz humanista de este proyecto.

Hoy constituye una tarea esencial reafirmar y mantener valores que se han formado a lo largo de la historia como son: el independentismo, el patriotismo, el humanismo, el antiimperialismo, la identidad nacional, la justicia social, entre otros y de potenciar aquellos que son básicos también para el desempeño ciudadano tales como: la responsabilidad, y la honestidad que constituyen el eje central de esta investigación pues en la Empresa de Comercio y Gastronomía de Mella se han dado manifestaciones que demuestran la ausencia o deterioro de los mismos en sus trabajadores.

Esto se puede apreceziar con violaciones reiteradas de la disciplina laboral, de los reglamentos internos de la empresa y se manifiesta, fundamentalmente, a través de abandono del puesto de trabajo, desvío de recursos evadiendo procedimientos para la recepción y almacenamiento de los mismos  fuera de las normas establecidas, elevado número de sanciones y otras violaciones relacionadas con  el uso del efectivo en caja La ocurrencia de estos hechos afectan el prestigio de la organización, o sea, la imagen se deteriora. Todo lo anterior expuesto, evidencia que en la Empresa de Comercio y Gastronomía de Mella existe un deterioro en los valores de sus trabajadores, que influye negativamente en la imagen de la empresa, ya que los flujos de la comunicación no son los adecuados, no existen enlaces o puentes entre los grupos acordes para esta función, la cultura organizacional que poseen es débil y los trabajadores están desmotivados.

Todo lo planteado anteriormente, reafirma la importancia de esta investigación, ya que la empresa ha sufrido un deterioro de su imagen. Si además, se toma como punto de partida que se trata de una empresa, que ha venido trabajando en consolidar su imagen e identidad corporativas, donde varios de sus empleados muestran el deterioro de valores elementales, causando daños severos a la economía en un momento histórico en que los máximos líderes convocan a producir con eficiencia, a mejorar la calidad de los servicios que se prestan, pues de ello depende en gran medida el prestigio de la empresa para su competitividad en el mercado, y lo más importante  la supervivencia  de la Revolución, y esto sólo puede lograse con el actuar conciente de los trabajadores.

Esta investigación es necesaria porque en la actualidad no existe ningún programa encaminado a  enfrentar la problemática existente en la Empresa de Comercio y Gastronomía de Mella, ni investigaciones anteriores en este campo que contribuyan a la formación integral del personal encargado de garantizar la máxima calidad de los servicios que se prestan.

Las organizaciones empresariales son en esencia humanas y, en consecuencia, en ellas conviven personas cuyos comportamientos y relaciones responden a una cultura en que prevalecen ritos, pautas y códigos que se manifiestan en actitudes que reflejan valores. Dichos valores están regularmente sustentados en creencias arraigadas, tanto en el espíritu individual como colectivo, que muchas veces no coinciden con las nuevas visiones, con los nuevos paradigmas y con nuevas maneras de abordar las diversas y complejas situaciones y relaciones sociales que origina la modernidad.

A Cuba, inmersa en un proceso de recuperación económica y de orientación hacia nuevos mercados, le resulta de vital importancia promover en las organizaciones el conocimiento de valores compartidos dentro de su cultura, que posteriormente se traduzcan en un desarrollo económico, tecnológico y humano en los predios de la cultura organizacional de modo que en las empresas nacionales y en otras entidades organizacionales se impone un avance en el pensamiento del hombre, de forma tal que se sitúe a los valores en el centro de todo el accionar.

En el sector empresarial cubano se han dado pasos firmes en la aplicación de la Dirección Estratégica para hacer frente a las demandas y exigencias del país, en las que el compromiso de las empresas y entidades productoras, se convierten en la clave para lograr el éxito para proporcionar soluciones económicas con una mayor eficiencia y productividad con el objetivo de consolidar la economía cubana. Pero este compromiso, no es efectivo, sino descansa sobre la base de valores claramente identificados, agrupados y contextualizados en correspondencia con la estrategia organizacional de ahí surge la necesidad de abordar los valores ya que solamente llegan al plano de la denominación y no se integran desde el punto de vista estratégico, táctico y operativo.

Constituye aporte práctico de esta investigación un plan de acciones de comunicación para fortalecer los valores de Honestidad y Responsabilidad, en los trabajadores de la Empresa de Comercio y Gastronomía de Mella.

La significación práctica de esta investigación es que la misma contribuirá a fortalecer los valores en los trabajadores de la Empresa Comercio y Gastronomía de Mella sobre la base de las acciones comunicativas, que de ser aplicadas por la dirección de la empresa favorecerá a la solución del problema de investigación planteado, mejorando la comunicación que se establece entre los hombres como tema tan necesario para la empresa  y por ende elevar así la eficiencia económica y la imagen de la empresa ante sus diferentes públicos.

Esto a su vez permitirá elevar los logros de la Revolución en cuanto a la  calidad de los servicios y cumplimiento de los planes técnicos económicos, y los trabajadores  realizarán su difícil misión con mayor esmero y eficiencia, guiados por el deseo de cumplir los objetivos de la entidad sobre la base de la conciencia y el cumplimiento de las normativas establecidas para el sector.

Desarrollo

Epígrafe I: Conceptualización de los valores

Conceptualizar el término de valor es tarea ardua y compleja por el entramado de ciencias que comparten reflexiones y criterios sobre el mismo y por el trasfondo ideológico que sustentan las diferentes perspectivas epistémicas en que se construye; muchos son los conceptos que se han dado sobre los valores, tanto por autores cubanos como extranjeros  y revelan la filiación de sus autores a un campo disciplinar.

Para Gilberto García Batista ´´los valores constituyen guías generales de conducta que se derivan de la experiencia y le dan sentido a la vida, propician su calidad, de tal manera que están en relación con la realización de la persona y fomentan el bien de la comunidad y la sociedad en su conjunto“ (García, 1996: 58). Esta definición centra la atención en lo subjetivo.

Por su parte Karl Mannheim puntualiza, ´´ para mí los valores se expresan ante todo como elecciones individuales: Valoro las cosas cuando prefiero ésta a la otra. Pero los valores no sólo existen en el plano subjetivo como elecciones hechas por los individuos, se dan también como normas objetivas, es decir, como advertencias que nos dicen: Haz esto más bien que lo otro. Son en este caso, la mayor parte de las veces, creaciones sociales que sirven, como las luces del tráfico“ (Mannheim, 1994: 29). Este concepto tiene un marcado carácter sociológico.

Para Esther Báxter la conceptualización de los valores hace referencia a sus diferentes planos disciplinares, desde el punto de vista pedagógico plantea que: ´´ Esta formación debe lograrse como parte de la educación general científica que reciben los adolescentes y jóvenes: Como conocimiento, como producto del reconociendo de su significación que se transforma en sentido personal y se manifiesta como conducta“ (Báxter, 1999: 9). Esta definición centra su atención en lo normativo y en lo subjetivo.

En términos generales los valores son categorías estudiadas por la axiología, teoría filosófica que conceptualiza las nociones de lo valioso, en el campo de lo que es bello, estético y verdadero, como esencias y cualidades contenidas en las creaciones humanas“ (Báxter, 1999: 3)

Los valores al estar contenidos potencialmente en las relaciones humanas y constituir un resultado de tales relaciones no pueden desarrollarse al margen del mundo espiritual de la persona, son combinaciones altamente complejas donde se mezclan el sentido de la vida y los restantes criterios cosmovisivos, por tanto su estructura aparece integrada a otros componentes de la personalidad como las necesidades, los intereses, las motivaciones, etc.; al mismo tiempo tienen una existencia propia, conformando un sistema, con una movilidad interna que permite que un valor sea parte del otro.

Epígrafe II: Los valores en la comunicación organizacional

En el campo organizacional los valores definen el carácter fundamental de cada organización, crean sentido de identidad y fijan los lineamientos para implementar las prácticas, las políticas y los procedimientos de la misma. Por otro lado, si bien los valores organizacionales constituyen un medio adecuado para hacer frente a entornos turbulentos, realmente el surgimiento de estos dentro de la cultura organizacional puede tomar generaciones. Por ello, los esfuerzos de los científicos sociales deben enfocarse a la creación de mecanismos o estrategias para acelerar el surgimiento y fijación de tales valores organizacionales.

De especial importancia es para Cuba la introducción del enfoque de valores en el contexto de la Dirección Estratégica por Objetivos y especialmente en las empresas que se encuentran inmersas en el proceso de Perfeccionamiento Empresarial. Pero ¿Por qué enfoque de valores? El Enfoque de Valores en la Dirección Estratégica por Objetivos es una experiencia única, aplicada actualmente en Cuba, que se pretende extender a todas las empresas del país cuando estas tengan las condiciones necesarias.

El Enfoque de Valores le permitirá al trabajador de la organización, encontrar cuál es el sentido de su trabajo en función de los resultados que son necesarios alcanzar de manera colectiva con la finalidad de fomentar una cultura de compromiso. La cultura de compromiso requiere que converjan las estrategias de la organización con las estrategias personales para así incentivar el desarrollo personal con programas de calidad de vida en el trabajo.

La definición de los valores finales es el primer paso para implementar el enfoque de valores en una organización. Lo que da coherencia a una organización es precisamente la claridad y consenso de sus metas; o lo que es lo mismo, de sus fines. Los valores finales son esenciales para dar sentido y cohesionar el esfuerzo de encaminar la empresa a largo plazo. Estos, hacen referencia al tipo de empresa que se quiere llegar a ser, la dimensión a alcanzar y la diferenciación que se pretende asumir. De hecho, los valores integrados en la visión definen las elecciones estratégicas esenciales de la empresa.

Esta investigación tiene como propósito fortalecer, fundamentalmente, los valores de responsabilidad y honestidad en los trabajadores de una empresa.

Honestidad: se expresa al actuar de manera sincera, sencilla y veraz. Permite expresar un juicio critico y ser capaz de reconocer sus errores en tiempo, lugar y forma adecuada para contribuir al bien propio, colectivo y de la sociedad.

Es aquella cualidad humana por la que la persona se determina a elegir actuar siempre con base en la verdad y en la auténtica justicia (dando a cada quien lo que le corresponde, incluida ella misma).

Ser honesto es ser real, acorde con la evidencia que presenta el mundo y sus diversos fenómenos y elementos; es ser genuino, auténtico, objetivo. La honestidad expresa respeto por uno mismo y por los demás. Esta actitud siembra confianza en uno mismo y en aquellos quienes están en contacto con la persona honesta.

La honestidad no consiste sólo en franqueza (capacidad de decir la verdad) sino en asumir que la verdad es sólo una y que no depende de personas o consensos sino de lo que el mundo real presenta como innegable e imprescindible de reconocer.

Hay que tomar la honestidad en serio, estar conscientes de cómo afecta cualquier falta de honestidad por pequeña que sea. Hay que reconocer que es una condición fundamental para las relaciones humanas, para la amistad y la auténtica vida comunitaria. Ser deshonesto es ser falso, injusto, impostado, ficticio. La deshonestidad no respeta a la persona en sí misma y busca la sombra, el encubrimiento: es una disposición a vivir en la oscuridad. La honestidad, en cambio, tiñe la vida de confianza, sinceridad y apertura, y expresa la disposición de vivir a la luz, la luz de la verdad.

Responsabilidad: Es el cumplimiento del compromiso contraído ante uno mismo, la familia, el colectivo y la sociedad.

Un elemento indispensable dentro de la responsabilidad es el cumplir un deber. La responsabilidad es una obligación, ya sea moral o incluso legal de cumplir con lo que se ha comprometido.

La responsabilidad tiene un efecto directo en otro concepto fundamental: la confianza. Se confía en aquellas personas que son responsables. Se pone la fe y lealtad en aquellos que de manera estable cumplen lo que han prometido.

La responsabilidad es un signo de madurez, pues el cumplir una obligación de cualquier tipo no es generalmente algo agradable, pues implica esfuerzo. La responsabilidad puede parecer una carga, y el no cumplir con lo prometido origina consecuencias.

¿Por qué es un valor la responsabilidad? Porque gracias a ella, se puede convivir pacíficamente en sociedad, ya sea en el plano familiar, amistoso, profesional o personal.

Cuando alguien cae en la irresponsabilidad, fácilmente se puede dejar de confiar en la persona. El origen de la irresponsabilidad se da en la falta de prioridades correctamente ordenadas. La responsabilidad debe ser algo estable. Se puede tolerar la irresponsabilidad de alguien ocasionalmente. Se puede caer fácilmente alguna vez en la irresponsabilidad. La confianza en una persona en cualquier tipo de relación (laboral, familiar o amistosa) es fundamental, pues es una correspondencia de deberes. El costo de la irresponsabilidad es muy alto.

La responsabilidad es un valor, porque gracias a ella se puede convivir en sociedad de una manera pacífica y equitativa. La responsabilidad en su nivel más elemental es cumplir con lo que se ha comprometido, o la ley hará que se cumpla. Pero hay una responsabilidad mucho más sutil (y difícil de vivir), que es la del plano moral.

Ser responsable es asumir las consecuencias de las acciones y decisiones. Ser responsable también es tratar de que todos los actos sean realizados de acuerdo con una noción de justicia y de cumplimiento del deber en todos los sentidos.

Los valores son los cimientos de la convivencia social y personal. La responsabilidad es un valor, porque de ella depende la estabilidad de las relaciones. La responsabilidad vale, porque es difícil de alcanzar.

¿Qué se puede hacer para mejorar la responsabilidad?

El primer paso es percatarse de que todo cuanto se haga, todo compromiso, tiene una consecuencia que depende de nosotros mismos.

El segundo paso es lograr de manera estable, habitual, que los actos se correspondan con las promesas. Si se promete “hacer lo correcto” y no se hace, entonces no hay responsabilidad.

El tercer paso es educar a quienes están a nuestro alrededor para que sean responsables. El camino más difícil, pero que a la larga es el mejor, es el educar al irresponsable. Vivir la responsabilidad no es algo cómodo, como tampoco lo es el corregir a un irresponsable. Sin embargo, se debe asegurar de que todos puedan convivir armónicamente y hacer lo que esté al alcance para lograrlo.

Mediante la comunicación organizacional y todas sus materias afines, se puede fortalecer estos valores, implementando un plan de acciones comunicológicas.

El estudio de la comunicación organizacional puede ubicarse en el campo universal de las ciencias sociales alrededor de hace tres décadas. Esta disciplina, se centra en el análisis, diagnóstico, organización, y perfeccionamiento de las complejas variables que conforman los procesos comunicativos en las organizaciones, con el fin de mejorar la interrelación entre sus miembros, entre estos y el público externo y así fortalecer y mejorar la identidad y desempeño de las entidades

El origen de la disciplina está vinculado con la tendencia contemporánea a integrar áreas de comunicación que funcionaban de una manera inconexa, como publicidad, relaciones públicas, comunicación interna y componentes de la mezcla de comunicación de marketing, entre otras. De campos aislados o acciones independientes, pasan a convertirse en elementos integradores de un enfoque sinérgico de comunicación con un saldo positivo para la coherencia del discurso y su eficacia.

A los efectos del presente trabajo, la comunicación organizacional será determinada como un sistema o conjunto de procesos de construcción de símbolos, significados compartidos e intercambios de información, establecidos entre los integrantes de una organización para con ellos mismos y con el entorno externo. Un subsistema en interactividad con otros que forman parte de uno mayor: la organización.

Los procesos comunicativos implican siempre interrelaciones de personas que comparten información entre sí, a través de la construcción, emisión y recepción de mensajes. Los elementos que conforman estos procesos son la fuente, el mensaje, los canales o medios, el receptor, los efectos y la retroalimentación.

La Comunicación Organizacional constituye una vía efectiva para fortalecer valores en las personas. La educación de los trabajadores encuentra como medio idóneo el propio puesto de trabajo, es donde comparte con sus compañeros sus experiencias, contradicciones y donde encuentra respuesta a sus aspiraciones y demandas laborales, de ahí la importancia de lograr la interrelación entre los valores personales y los de la organización como premisa para consolidar los valores compartidos.

Los valores compartidos son los que los trabajadores y la organización en general asumen con elevada importancia, son metas compartidas por la mayoría de las personas de un grupo que suelen dar forma a la conducta del grupo y que con frecuencia persisten en el tiempo, incluso a pesar de que cambien los miembros, significan fortalezas para la organización si la dirección sabe emplearlos para desarrollar y ampliar comportamientos y cuando existen diferencias entre la significación que le otorga la organización y la que le atribuyen sus miembros se denomina valor-distanciado.

Los valores son los cimientos de la cultura organizacional, ellos proporcionan un sentido de dirección común para todos los miembros y establecen directrices para su compromiso diario, inspiran la razón de ser de cada institución, están explícitos en la voluntad de sus fundadores así como en la formalización de la misión y la visión de la organización. .

Es necesario que todos los miembros de la organización conozcan el sistema de valores de la empresa, por eso en su formulación deben ser claros, compartidos y aceptados por todos, de esa manera existe un criterio unificado que fortalezca los intereses de todos, pero eso no basta, es preciso que se desarrollen en las organizaciones proyectos educativos que integren las características del lugar con los valores de sus miembros.

Transmitir los valores organizacionales es un asunto muy tratado, sin embargo hay coincidencia en que no siempre se logra con originalidad y transparencia, para transmitir algo hay que poseerlo y exhibir una conducta observable de acuerdo a ello para que tenga credibilidad. Para que los valores se legitimen en la organización hay que implementarlos, aplicarlos a la toma de decisiones, en la atención al cliente, en toda la gestión; se inculcan en todos los momentos y además hay que capacitar al personal de reciente incorporación y al que lleva más tiempo en la organización; pero sobre todo, el directivo debe dar el ejemplo porque nada es más importante que el poder de las acciones de los ejecutivos como mensaje de coherencia y compromiso con los valores.

Los valores para cada empresa se diferencian por su identificación y aplicación, si se adecua la concepción anterior al proceso educativo se declara el enfoque sistémico del mismo en el cual se interrelacionan el medio social en el que se desarrollan, los objetivos, los contenidos, los métodos, los medios y la evaluación del proceso desarrollado.

Las actividades que se organicen con este propósito requieren un sentido crítico para que el trabajador aprenda con cierta actitud de revisión y confrontación con lo que ya sabía, posiblemente su criterio cambiará en función de esas nuevas ideas, o tal vez permanecerá con las anteriores.

Los valores no pueden ser inculcados, sino que se revelan y forjan a través de todo el proceso educativo, donde el ejemplo personal es el mejor camino para la enseñanza ya que está demostrado, que cuando la conducción social se hace con el propio ejemplo, que es “hacer lo que se dice”, es ejemplificar con la conducta, resulta un poderoso medio de enseñanza.

En la actualidad ha crecido la necesidad social de la preparación moral orientada a numerosos tipos de actividades laborales; ya que el desarrollo de la economía ha llevado a ser masivas todas las profesiones, visto así, el adecuado cumplimiento de las funciones productivas o de servicios prevé altas exigencias a la calificación y la competencia de los especialistas que deben conjugar la profesionalidad con la capacidad de comprender a fondo la responsabilidad y estar dispuesto a cumplir irreprochablemente el deber.

Por lo expresado anteriormente, constituye objetivo fundamental de la presente investigación la elaboración de un plan de acciones de comunicación para fortalecer los valores de Honestidad y Responsabilidad en los trabajadores de la Empresa de Comercio y Gastronomía de Mella.

Epígrafe III: Plan de acciones

Plan de acciones estratégicas de comunicación para fortalecer los valores de Honestidad y Responsabilidad en los trabajadores de la Empresa de Comercio y Gastronomía de Mella.

Acciones Fecha de inicio Frecuencia Responsable
Realización de un diagnóstico integral a todos los trabajadores sobre la cultura organizacional,y las necesidades de
comunicación interna y externa,
Enero 2011 Semanal Director General
Realización de un curso de Capacitación en habilidades y competencias en cuestiones comunicativas. Febrero 2011 Mensual Director General
Realización de un taller donde se debata sobre la misión de la empresa y las responsabilidades individuales de cada trabajador. Marzo 2011 Mensual Director General
Realización de un taller relacionado con el tema de rescate de valores Abril 2011 Mensual Director General
Realización de spot radiales y televisivos sobre el rescate de valores en la empresa. Abril 2011 Semanal Director General
Establecimiento de reuniones conjuntas donde se trate el tema del rescate de valores Mayo 2011 Mensual Director General
Publicación de artículos relacionados con el rescate de valores a través de la prensa escrita. Junio 2011 Trimestral Director General
Circulación de mensajes originados por los diversos medios de comunicación, con el objetivo de proveer comunicación, sobre
los valores compartidos de la empresa.
Junio 2011 Mensual Director General
Elaboración de propaganda gráfica sobre el rescate de los valores, haciendo énfasis en la Honestidad y la Responsabilidad. Junio 2011 Mensual Director General
Realización de dramatizaciones en los matutinos sobre la necesidad del fortalecimiento de los valores Permanente Semanal Director General
Realización de actos comunicativos dirigidos a públicos externos, con el fin de mantener o perfeccionar la imagen corporativa de
la empresa
Julio 2011 Permanente Director General
Realización de intercambio de experiencias con los trabajadores sobre la ética, la identidad y la imagen de la empresa. Septiembre 2011 Permanente Director General

Impacto Social

Con la aplicación de esta estrategia de comunicación, se ha ido transformando positivamente la situación de esta empresa, las insuficiencias que se presentaron en el diagnóstico inicial han ido desapareciendo gradualmente. Sin, dudas, los trabajadores de la empresa demuestran con su actuar diario que se han fortalecido esto valores morales. El rescate de los valores en la Empresa de Comercio y Gastronomía de Mella, permite el logro de una adecuada imagen  de la entidad ante sus diferentes públicos,  y muestra un  aumento de la eficiencia económica en un 3%.

Se realizó un taller de socialización para valorar la efectividad del plan de acciones elaborado, participaron 5 profesores licenciados en Comunicación social de la filial de la Universidad de Oriente del municipio Mella, el Jefe del departamento de Humanidades de esta filial, y la subdirectora de postgrado e investigaciones del mismo centro. Las valoraciones aportadas por los especialistas demuestra la validez de la investigación, al reconocer de la misma su aporte práctico en  la dinámica del proceso comunicación.

Los especialistas también reconocieron la relevancia didáctica del plan de acciones, así como la factibilidad de su aplicación para dar respuesta a las actuales necesidades de perfeccionamiento de la empresa y el fortalecimiento de valores morales.

Conclusiones

La comunicación organizacional constituye una vía efectiva para fortalecer valores en las personas. El estudio científico realizado ofrece una estrategia de comunicación, sustentada en la comunicación organizacional que favorece el proceso de formación de los valores en los trabajadores de la Empresa de Comercio y Gastronomía de Mella y contribuye a consolidar la imagen e identidad corporativas de la empresa.

Los especialistas también reconocieron la relevancia didáctica de la propuesta de acciones estratégicas de comunicación, así como la factibilidad de su aplicación para dar respuesta a las actuales necesidades de perfeccionamiento de la empresa y el fortalecimiento de valores morales.

Bibliografía

  1. Alabart Pino, Y. (2003). Resumen de la tesis presentada en opción al grado científico de Doctor en Ciencias Técnicas, La Habana..
  2. Arandia, E. y Anzardo, D. (1999). Análisis institucional: una estrategia de trabajo investigativo aplicado en la escuela de hotelería y turismo “Alberto Delgado Delgado” de Villa Clara. Trabajo de Diploma (inédito). UCLV, Cuba.
  3. Báxter, E. (1989). La formación de valores. Una tarea pedagógica. Editorial Pueblo y Educación, La Habana.
  4. Betancourt, L. A. (1990). La experiencia vivencial en la dinámica de grupos.     Iberoamericana de ediciones, San Juan Castro, F. (1997). Discurso pronunciado con motivo al inicio del curso escolar 1997-1998. En Granma, 4 de septiembre de 1997. p. 4.
  5. Cloke, K. (1996). 14 valores que necesitamos para humanizar la forma en que trabajamos. Centro Coordinador de Estudios de Dirección, La Habana.
  6. De Souza, A. Cambio Organizacional. Cultura organizacional partes 1 y 2.
  7. Díaz Llorca, C. (1999). El dirigente como agente de cambio. Artículo, CETED, La Habana.
  8. Durán, Y. Cambiar la cultura organizacional ¿Para qué? Parafraseando a Edgar Schein. Sitio web. www.analitica.com/va/economía/default.asp.
  9. Egan, G. (1994). El valor agregado de sus empleados. Prentice-Hall Hispanoamericana, México.
  10. Espinosa, M. y Medina, C. (1998). Cultura organizacional: dos caras de un mismo servicio. Revista Gestión y Estrategia. UAM-A N. 14 º Julio-Diciembre.
  11. Estévez, F. (1998). Sistema de intervención para el desarrollo organizacional de una unidad comercial de TRD Caribe. Tesis de Maestría (inédito) UCLV, Cuba.
  12. Ética. Sitio web. www.monografías.com/trabajos6/etic/etic2.shtml.
  13. Fabelo, J. R. y otros (1996). La formación de valores en las nuevas generaciones. Una     campaña de espiritualidad y de conciencia. Editorial Ciencias Sociales, La Habana.
  14. Gallardo, A. et al (1998). Cultura organizacional: Trayectoria de los estudios sobre cultura y análisis organizacional. Revista Gestión y Estrategia. UAM-A No. 14. Julio-Diciembre.
  15. García, G. (1996). ¿Por qué la formación de valores es también un proceso pedagógico? En La formación de valores de las nuevas generaciones. pp. 57-69. Editorial Ciencias Sociales, La Habana.
  16. García, M. y Zaragueta, J. (1947). Fundamentos de Filosofía e Historia de los sistemas filosóficos. Segunda edición. Espasa-Calpe, S.A,  Madrid.
  17. González, F. (1996). Comunicación, Personalidad y Desarrollo. Editorial Pueblo y Educación, La Habana, Cuba
  18. Guevara Ernesto. Obras. Casa de las, Américas, La Habana, 1970.
  19. Leme, M.T. (1989). Cultura e poder nos organizacoes. Editora Atlas, Sao Paulo.
  20. López Bombino, J. L. Estudios Éticos. T1, 2, 3. ENPES. La Habana. 1987- 1990.
  21. Marx, C. (1844). Manuscritos Económicos y Filosóficos. Editora Pueblo y Educación, La Habana, 1975.
  22. Marx, C. (1862). El Capital. Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1973.
  23. Menguzzato, M. (1991). La Dirección Estratégica: Un enfoque innovador del Management. Reproducción. MES.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Mayet Comerón Taimé. (2013, mayo 15). Plan de comunicación para mejorar la imagen e identidad corporativas. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/plan-de-comunicacion-para-mejorar-la-imagen-e-identidad-corporativas/
Mayet Comerón, Taimé. "Plan de comunicación para mejorar la imagen e identidad corporativas". GestioPolis. 15 mayo 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/plan-de-comunicacion-para-mejorar-la-imagen-e-identidad-corporativas/>.
Mayet Comerón, Taimé. "Plan de comunicación para mejorar la imagen e identidad corporativas". GestioPolis. mayo 15, 2013. Consultado el 9 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/plan-de-comunicacion-para-mejorar-la-imagen-e-identidad-corporativas/.
Mayet Comerón, Taimé. Plan de comunicación para mejorar la imagen e identidad corporativas [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/plan-de-comunicacion-para-mejorar-la-imagen-e-identidad-corporativas/> [Citado el 9 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de gsfc en Flickr