Perfil de los empresarios exitosos en el siglo XXI

Estamos en la segunda década de un nuevo siglo, con diferentes necesidades, demandas y comportamientos, como consecuencia del aumento de los conocimientos y la tecnología y la exigencia de la sociedad de tener productos y servicios de calidad.

En el escenario mundial, los procesos de cambio son cada día más dinámicos, en donde las estructuras, las formas, los instrumentos, los medios y el conocimiento se están renovando constantemente a una velocidad vertiginosa.

La economía moderna se caracteriza por estar globalizada e interdependiente en sus procesos de producción, comercialización, inversión, flujos financieros y desarrollo tecnológico, en donde las empresas tienen crecientes exigencias de productividad, donde las leyes del mercado las obligan a profundizar y cambiar estrategias y políticas, a planear, crear e innovar, a tener capacidad de adaptación, velocidad de respuesta y sensibilidad para anticipar necesidades futuras y poder sobrevivir y desarrollarse en este nuevo y cada vez más complejo entorno.

La situación actual de las empresas en todo el mundo les exige realizar negocios rentables a corto y largo plazos, con visión, misión y objetivos claramente definidos y adoptados y comprendidos por todo el personal involucrado que auguren y aseguren un futuro promisorio y calidad de vida para todos los participantes, de acuerdo con todos los factores cambiantes y dinámicos del entorno interno y externo que las influyen.

Hoy, los negocios se conciben de otra forma en este nuevo mundo, de la globalización económica, del dinero electrónico y por tanto virtual, de las telecomunicaciones y las teleconferencias, celulares con todas las aplicaciones que se puedan imaginar, computadoras miniaturas muy ligeras y delgadas con capacidades para procesar información inimaginable hace pocos años.

Actualmente el mundo comercial es el que domina la red de internet, con cientos de miles de empresas conectadas y millones de clientes y con la posibilidad de compartir sin restricciones la información y con un gran potencial a corto plazo que tendrá consecuencias en la forma de hacer negocios que es difícil dimensionar.

La supervivencia y éxito de las empresas depende de la eficiencia y eficacia de su personal, de sus sistemas y procesos, de tener acceso a tecnologías de punta y capacidad de respuesta rápida y con calidad para satisfacer a sus clientes que cada día tienen más ofertas y son más exigentes.

Las empresas deben evolucionar y mejorar continuamente y tener una buena visión para adaptarse a las circunstancias de cada momento y escenarios que cambian constantemente.

Los procesos de mejora continua, la instrumentación de modelos de calidad, la reingeniería de procesos y los sistemas de evaluación integral, no son en sí mismos un fin, sino un medio que permitirá que las empresas tengan cada día una posición más exitosa.

Estos modelos y procesos les permite a los empresarios conocer cómo está su negocio, que quieren hacer con él, como lo van a realizar, como ponerlo en práctica con una metodología y planeación previamente definida y evaluar si realmente se lograron los objetivos propuestos, a fin de decidir si conviene seguir por el mismo camino o si hay necesidad de corregir el rumbo y la estrategia parea seguir siendo competitivos.

Hay que partir de la base que la competitividad no puede ser impuesta, sino que precisa de la participación comprometida de todos, en donde los empresarios tienen la responsabilidad social de organizar equitativamente los factores de la producción, con base en el hombre; origen, razón y finalidad de los procesos sociales.

El ser competitivos implica el desarrollo e implementación de modernas tecnologías, que exige la modernización de los sistemas administrativos en todos sus niveles, profundizar en los programas de capacitación y crear nuevos modelos organizacionales y de operación.

Se necesita de cambios que mejoren el rendimiento de las organizaciones y al mismo tiempo, hagan más interesante y satisfactorio el trabajo del personal reflejándose en una mejor calidad de vida para todos los participantes.

Ante un ambiente que se ha tornado ampliamente dinámico, es imprescindible que las empresas, estén actualizando constantemente los conocimientos, sistemas y procesos que le permita tener éxito en un mercado de trabajo cada vez más competitivo.

En general se puede afirmar que las sociedades modernas atraviesan por procesos de cambio muy profundos en lo económico, en lo político, en lo social y en lo ambiental, lo que supone modificaciones en los modelos de comportamiento que tradicionalmente se han seguido.

Estos modelos o paradigmas, al igual que las sociedades evolucionan, porque continuamente han de enfrentar a los cambios y a las crisis sociales y cuando estas alcanzan un nivel crítico el modelo comienza a desgastarse y se inicia un cambio que termina sustituyendo al modelo anterior, con modelos acordes a las nuevas condiciones y necesidades de las sociedades contemporáneas.

Lo anterior significa cambiar y para ello hay que estar dispuesto al cambio.

Hay que considerar que mientras dura el tránsito de un modelo a otro, el nuevo modelo es difícil de implantar y por lo mismo genera un estado de incertidumbre que provoca la confusión entre lo nuevo e innovador que desconcierta por una parte y lo viejo conocido y acostumbrado.

Está demostrado a nivel nacional e internacional, que aquellas empresas o instituciones que han adoptado los nuevos modelos, son ejemplo de cómo se puede aumentar la productividad y la competitividad de estas.

Se trata de una transformación radical en la forma de ver, hacer y pensar en la administración y operación de una empresa.

La cultura empresarial ha sufrido transformaciones paradigmáticas muy profundas que modificado substancialmente la administración y operación de las empresas.

Los empresarios deben de tener capacidad, sensibilidad, excelente actitud y conocimiento de alta dirección para dirigir con éxito una empresa.

Capacidad

Estrategia, imaginación y creatividad

– Crear oportunidades estratégicas que brinden mayor competitividad y posibilidad de crecimiento a la empresa.

– Manejar, resolver y aprovechar situaciones difíciles y encontrar, en éstas, oportunidades de negocio.

– Resolver asuntos críticos que requieren una decisión inmediata.

– Solucionar con ideas originales los problemas que se presenten.

– Tomar decisiones rápidas y acordes con las posibilidades reales de la empresa.

– Fomentar ideas ganadoras diferentes a las formas tradicionales de realizar y hacer las cosas y penetrar y cambiar los mercados.

– Realizar cambios pensando más allá de los convencionalismos.

– Tener capacidad innovadora.

– Detectar las desventajas ante la competencia y darles la mejor solución.

Personal

– Establecer, en beneficio del personal, mecanismos institucionales de cambio.

– Motivar a los colaboradores y sincronizar sus necesidades con las de la organización.

– Asumir el liderazgo por medio de la motivación y el convencimiento, marcando el rumbo a seguir en el presente y mirando al futuro para orientar creativa, innovadora y positivamente a la empresa.

– Promover y orientar las relaciones humanas y públicas en beneficio de la empresa.

Calidad

• Fomentar los procesos de mejora continua.

• Generar una nueva cultura empresarial, con productividad y calidad.

• Medir, vigilar y evaluar el grado de cumplimiento de los objetivos y la calidad de los resultados.

Administración

– Coordinar, organizar, administrar y desarrollar con eficiencia y eficacia los recursos materiales, humanos, tecnológicos y financieros.

– Seleccionar y aplicar las mejores modelos gerenciales, administrativos, operativos y contables para la empresa.

– Promover, adquirir y adaptarse a los desarrollos tecnológicos que permitan a la empresa ser más competitiva.

– Analizar los reportes e informes que recibe de todas las áreas y tomar decisiones a la brevedad posible.

– Desarrollar y actualizar constantemente un sistema de costos y gastos generales para definir los precios de venta con base a la utilidad esperada.

– Controlar gastos y revisar y controlar los costos permanentemente.

Organización

– Dividir correctamente el tiempo que se dedica a las actividades vitales y funcionales de la empresa.

– Calcular los requerimientos de tiempo para realizar las actividades diarias en forma eficiente y realista.

– Dar seguimiento a todos los acuerdos y pendientes que se tengan.

– Elaborar listas diarias de asuntos pendientes.

– No dejar para mañana lo que puede resolver hoy.

Mercadotecnia y comercialización

– Desarrollar y actualizar permanentemente los procesos de mercadotecnia y comercialización.

– Tener una fuerza de ventas capacitada, motivada y exitosa.

– Superar las expectativas de los clientes para que regresen.

– Dar a los clientes lo que quieren y un poco más.

– Comunicar a los clientes la importancia que tienen para la empresa.

Individual

– Señalar objetivos, elegir medios y asignar recursos con racionalidad y congruencia.

– Analizar, evaluar, comprender y resolver aspectos de administración, operación, comercialización y control en general.

– Detectar fortalezas y oportunidades y aprovecharlas, conocer debilidades y riesgos y corregirlos o minimizarlos.

– Aprovechar las crisis para cambiar situaciones y formas de hacer las cosas con ideas frescas.

– Trabajar muchas horas con inteligencia y efectividad.

– Comunicar claramente en forma verbal y escrita en español e inglés.

– Tener control de su persona en situaciones de crisis.

Sensibilidad

Visión

– Entender la empresa como un elemento básico del desarrollo económico de un país.

– Tener conciencia de la función que desempeña dentro de la sociedad.

– Comprender la interrelación e influencia entre las empresas, el personal y la sociedad en su conjunto.

– Tener una visión clara de la empresa.

Personal

– Apoyar, alentar y mostrar interés por el personal.

– Comprender la realidad de los colaboradores de todos los niveles que se ven afectados por factores económicos, legales, éticos y sociales.

– Construir y mantener la confianza, la lealtad y la franqueza del personal.

– Dar importancia y reconocimiento al trabajo del personal.

– Desarrollar el liderazgo en cada nivel de la empresa.

– Desarrollar la confianza y la cooperación.

– Ser imparcial con el personal sin dejarse llevar por simpatías o recomendaciones.

– Utilizar la cooperación creativa para alcanzar mayores niveles de productividad.

Escuchar a todos colaboradores de la empresa especialmente a los que están en la trinchera, las personas que trabajan con los clientes directamente son los que saben el grado de aceptación de los productos y servicios de la empresa.

– Tener un criterio flexible.

– Dar a los colaboradores voz y voto y fomentar la responsabilidad, la lealtad y las buenas ideas para mejorar la empresa.

– Compartir los beneficios con los colaboradores y trátalos como compañeros.

– Tener sanas relaciones laborales.

– Reconocer capacidades y trabajo realizado en beneficio de la empresa con unas palabras sinceras y con premios monetarios.

Calidad

• Comprender la importancia de tener calidad en los servicios que se den a la comunidad.

Individual

– Comprender y adaptarse a las distintas etapas de crecimiento de la empresa.

– Distinguir entre lo urgente y lo importante, lo accesorio y lo principal.

– Elegir las opciones adecuadas.

– Conciliar intereses.

– Hacer frente a lo inesperado.

– Resolver con criterio y sentido común diversas situaciones.

– Respetar el tiempo de los demás.

Prevenir posibles contingencias, aunque todo parezca que está bien.

– Tener como valores fundamentales la imparcialidad, la ecuanimidad, la justicia, la honradez y la equidad.

– Saber disculparse cuando haya equivocaciones y no ofrecer excusas.

– Mantener a los colaboradores con la expectativa de cuál será el siguiente paso de la empresa.

Actitud

Misión

– Promover el crecimiento de la empresa para que produzca empleos bien remunerados y utilidades con honradez.

Personal

– Buscar una superación y mejora continua de los colaboradores.

– Fomentar la participación de los colaboradores en el trabajo con espíritu de servicio.

– Desarrollar un ambiente de excelencia y calidad.

– Fortalecer y promover la unidad del personal y la buena imagen de la empresa.

– Mantener una capacitación permanente de los nuevos conocimientos, técnicas y métodos en materia de administración de empresas.

Tecnología

– Actuar como promotor del cambio, promoviendo el acceso a tecnologías de punta.

Competencia

– Crear estrategias innovadoras para diferenciar a la empresa y sus productos y servicios de la competencia

– Interactuar y competir sanamente con otras empresas en la búsqueda de soluciones a las demandas de servicio y calidad que generan los clientes.

– Considerar a todos sus competidores por más pequeños que sean.

– No involucrar a la empresa en guerras de precios.

Individual

– Cumplir sus responsabilidades con firmeza, energía, tacto y sacrificio.

– Hacer el trabajo que se requiera de una manera intensa e inteligente.

– Ver objetivamente la realidad de cada situación y estar dispuesto a cambiar de opinión.

– Ser intuitivo, disciplinado e inquieto.

– Ser positivo y emprendedor.

– Ser responsable y cumplir con los compromisos ante los empleados, proveedores, clientes, autoridades, socios y competidores.

– Ser tenaz y no abandonar el proyecto aunque se presenten dificultades.

– Tener confianza y seguridad en sí mismo.

– Tener un amplio sentido social en la práctica de los negocios.

– Ser conservador en la expansión.

– Ser ético en las relaciones de negocios.

– Ser objetivo, justo, agradecido y humano.

– Escoger a socios y amigos que tengan principios y valores.

– Ver a su propia empresa como otros la ven.

– Ser la persona más comprometida y que más crea en la empresa.

Respetar y acrecentar los valores éticos, personales y empresariales ante sus colaboradores, proveedores, la comunidad y la autoridad.

Conocimiento

– De algunas situaciones legales y fiscales.

– De la estructura y funciones generales de la administración pública.

– De la realidad nacional e internacional en lo económico, político y social.

– De las investigaciones y los avances de las técnicas, modelos y estrategias de alta dirección y liderazgo.

– De sistemas computarizados que coadyuven a hacer más eficiente la comunicación e información de todas las áreas de la empresa.

– De personal, finanzas, producción, mercadotecnia, comercio internacional, informática, tecnología, economía, contabilidad, costos, estadística, control, métricas y evaluación integral de la empresa.

– Tener consultores expertos en diferentes temas para resolver algunas situaciones o para analizar nuevos proyectos y negocios.

Está comprobado que los empresarios que disfrutan de su trabajo tienen ventajas sobre sus competidores: son más productivos, dedican muchas horas al trabajo sin sentir cansancio y tienen menor posibilidad de enfermarse.

Para que un empresario sea exitoso debe crear empresas que satisfagan sus necesidades personales, por lo que ha de cerciorarse de que la naturaleza del negocio está acorde a sus deseos, actitudes, carácter, conocimientos y potencialidades. Hay empresas que no funcionaron porque no cumplían con las expectativas del empresario.

Un estudio realizado por una prestigiosa firma muestra que la mayoría de los fracasos se deben a la incompetencia e inexperiencia del propietario y del personal que lo ayuda, a una mala administración de la empresa y a una falta de comprensión de la importancia de establecer procesos, procedimientos, controles y sistemas adecuados.

En resumen, un empresario exitoso es, además de un líder, una persona segura de sí misma, que sabe aceptarse con sus defectos y cualidades, que es flexible, sensato, convincente y tolerante con los demás.

Actúa cuando debe y lo hace en forma precisa; es capaz de tomar las decisiones correctas y afrontar sus consecuencias; es observador y está atento a lo que sucede; su experiencia y conocimientos son reconocidos; es carismático, expresa lógica y fácilmente sus ideas, aclara dudas, es amable y ganador.

Hay empresarios que son protagonistas de grandes historias de éxito gracias a que se atreven a innovar y toman las oportunidades cuando se puede y hacen las cosas de una forma abierta y creativa.

Por supuesto que es casi imposible encontrar un empresario que cumpla con todas las características y requisitos mencionados.

Por fortuna, no es necesario ser un modelo de virtud empresarial para lograr el éxito.

La determinación compensa muchas deficiencias, pero el reto es buscar la superación personal constante hasta lograr el mejor de los perfiles.

“La organización es la madre del éxito”

“La eficiencia y la eficacia son la clave del éxito económico de una empresa”

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Fleitman Jack. (2011, octubre 26). Perfil de los empresarios exitosos en el siglo XXI. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/perfil-empresarios-exitosos-siglo-xxi/
Fleitman, Jack. "Perfil de los empresarios exitosos en el siglo XXI". GestioPolis. 26 octubre 2011. Web. <http://www.gestiopolis.com/perfil-empresarios-exitosos-siglo-xxi/>.
Fleitman, Jack. "Perfil de los empresarios exitosos en el siglo XXI". GestioPolis. octubre 26, 2011. Consultado el 29 de Mayo de 2015. http://www.gestiopolis.com/perfil-empresarios-exitosos-siglo-xxi/.
Fleitman, Jack. Perfil de los empresarios exitosos en el siglo XXI [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/perfil-empresarios-exitosos-siglo-xxi/> [Citado el 29 de Mayo de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de albertoalerigi en Flickr

También en Emprendimiento