La relevancia de la auto motivación

Autor: Ing. Carlos Mora Vanegas

Motivación e incentivación

14-11-2007

En cada uno de nosotros hay un gran potencial creativo, innovador capaz de darnos grandes satisfacciones, emprender acciones que nos benefician en nuestro crecimiento personal, sentirnos plenamente identificado con todo aquello que nos favorece, nos hace sentir bien. Para ello debemos automotivarnos.

Se sabe, que la motivación se basa en la actitud que nosotros manifestemos ante la vida y ante todo lo que nos pase. La actitud es influenciada a su vez por los efectos externos. Dependiendo de cómo manejemos nuestra reacción ante esos factores externos, así podremos influir en nuestra motivación.

No nos debe sorprender que se diga, que las personas muy motivadas consigan buena performance aún en condiciones desfavorables.

Tenemos que resolver cómo aumentar la motivación y recién entonces comienza el progreso. Resuelta la motivación, hay que gestionar las habilidades necesarias para optimizar resultados. Suficiente motivación nos hará rendir al máximo de nuestras posibilidades. El grado de nuestras posibilidades estará determinado por nuestras habilidades naturales y nuestro compromiso responsable al definir nuestros objetivos.

Poca habilidad y pocos conocimientos no pueden hacer maravillas pero la motivación despierta el potencial no aplicado de nuestras habilidades.

Lógicamente, es mejor utilizar la totalidad de lo poco que se tenga que apenas una parte de un gran potencial. Lo fundamental es que la motivación vitaliza a las capacidades, colocándolas en disposición de intervenir plenamente en todo lo que hacemos.

Patricio Vargas nos indica al respecto, que cada persona debe intervenir conscientemente e inteligentemente en la definición y el planteo de sus propios objetivos. Lo mejor que puede ocurrir es que la educación formal tienda a colaborar en el proceso de descubrir la automotivación y desista de sólo intentar infundir la motivación. La idea detrás es no avanzar más en base a la pasividad ni a las dependencias.

Sin duda, que ayudemos a saber cómo saber es mucho mejor que enseñar conocimientos, y mucho mejor aún es colaborar para que cada cual se enfoque en sus mejores propósitos en relación al desempeño mental y así pueda definir sus objetivos de desempeño mental de manera realista, comprometida y activa.

Se ha escrito además sobre este tópico, que convertirse en una persona orientada hacia metas, tiene ventajas mucho más grandes que las muchas recompensas de lograr una meta específica. El proceso de convertirse en un individuo orientado hacia metas le ayuda a adquirir también el hábito de automotivarse. La palabra "motivación" tan ampliamente usada en los negocios y la industria, no describe adecuadamente las cualidades adquiridas por un individuo que posee la automotivación. A una persona extraordinaria, a menudo se le nombra de varias maneras: hecho a sí mismo, incansable, uno con suficiente valor y energía, que no hay que decirle lo que ha de hacer.

Se señala que la persona extraordinaria tiene propósito y dirección en la vida. , además de ser dirigente de otros. De cualquier modo que se le describa, esas personas automotivadas, están muchos puntos por encima del individuo promedio. A veces se ha dicho que una persona automotivada nació así, que es parte de su constitución física. Sin embargo, la verdad es que la automotivación no es tan sólo un rasgo físico o herencia genética. La automotivación es desarrollada deliberadamente.

Es una actitud, un hábito del pensamiento, un modo de vida que se genera a través de la realización del potencial en reserva que tenemos. El fijar metas y el seguir cuidadosamente un plan de acción organizado, son los factores esenciales en el desarrollo de la automotivación. Uno puede ser una persona de iniciativa, de arranque y eso no solamente es posible, es nuestra responsabilidad. Si queremos lograr alcanzar los objetivos, se debe desarrollar la automotivación. No nos podemos detener a esperar que otro nos empuje a la realización de las metas; nadie conoce exactamente cuáles son nuestras metas. Nos sentiremos impulsado hacia nuestras metas y seguro de alcanzarlas, sólo cuando reconocemos los beneficios que se disfrutas cuando se logra. Las metas bien definidas hacen operar la ley de atracción, la cual genera automotivación. Nunca ayuda el que otros hagan las cosas por uno mismo......

Desde luego, uno puede ayudarse a automotivarse, al respecto mundo hogar.com nos sugiere, que entre todas las estrategias importantes de una persona se encuentra la automotivación. Este mecanismo es relevante porque le da sentido a la vida, y hace que las personas se sientan más felices y miren la vida de mejor forma. Hay personas a las que les resulta muy difícil activar este mecanismo.

Piense en positivo

Pensar en positivo y ser optimista, esperando lo mejor del futuro y del presente es un buen recurso para sentirse motivado. En los momentos bajos deberá crear una serie de hábitos con los que sus actitudes hacia la vida o aquel asunto desagradable, se convierta en lo contrario.

Cuando vaya a empezar el día, piense en todo lo bueno e interesante que le ofrecerá la jornada. Olvide lo malo que le pudiera pasar el día anterior y piense que los problemas se pueden solucionar. Frases como: “El día de ayer ya pasó y ha empezado uno nuevo que será mejor aún que el de ayer” ayudan a disfrutar el momento.

Rodéese de gente motivada y motive a los demás

El estado de ánimo y actitud de la gente de su entorno es “contagioso”. Comparta su tiempo con gente con entusiasmo y ganas de hacer cosas; lo notará. Trate de crear buen ambiente y de generar ilusión a su alrededor.

Crea en sus posibilidades

En ocasiones la gente se desmotiva porque no cree en sus propias posibilidades, elevar la autoestima es un buen paso. Esto no implica que todas las personas con alta autoestima estén siempre motivadas, pero sí ayuda.

Piense en la recompensa de sus acciones y en el resultado final

Cuando tenga que realizar una tarea que no le resulte en principio placentera, trate de evitar pensar en el proceso y piense en el resultado. Si intenta imaginar como se sentirá después de realizar el trabajo, posiblemente le dé fuerzas para hacerlo.

Sea agradable

La actitud se refleja por fuera pero acaba absorbiendo por dentro. Por este motivo se ha de procurar tener una buena actitud. Además cuando se es simpático, generalmente la relación con otras personas es buena, cosa que a su vez ayudará en el proceso de automotivación.

Procure convertir lo desmotivante en motivante

Intente convertir lo negativo de la vida en aspectos positivos. Una técnica podría ser la siguiente: Pensar en algo positivo, en algo que le motive, y fijarse en los colores de esas imágenes, tamaño, sensaciones, tonos...

Después pensar en algo que le desmotive y fijarse de nuevo en los aspectos antes señalados e intentar cambiarlos por el tamaño, el color, el tono, de la imagen que le resultaba agradable. Procure poner pasión y energía en las actividades que no le agradan, lo que puede hacer por otra parte, que le acaben gustando.

Haga una lista de éxitos propios

Otra de las maneras de levantar el ánimo y ver las cosas con más optimismo, es realizar una lista con todos los éxitos que se han tenido a lo largo de un periodo de tiempo o incluso de toda la vida, dejando así de lado los aspectos negativos, y acordándose que es bueno en ciertas cosas.

Empatice con la persona desmotivante

Si lo que le desmotiva es la presencia de una persona en particular y no entiende su comportamiento, podría intentar empalizar con ella, es decir, intentar ponerse en su lugar para comprenderla mejor. Si aún así sigue teniendo los mismos sentimientos, al menos comprenderá algo mejor el porqué de ese comportamiento.

Tenga deseos de cambiar

Seguir los consejos citados ayuda a automotivarse, pero la principal arma para conseguirlo es la propia persona y las ganas de cambiar que tenga. Piense en mejorar y procure ver la vida por el lado positivo.

Ing. Carlos Mora Vanegas

El Dr. Mora es Ingeniero - Administrador, Profesor Titular en el Área de estudios de Postgrado de la Universidad de Carabobo (Venezuela)

cmoraarrobapostgrado.uc.edu.ve

camv12arrobahotmail.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.