Cosmovisión, explicación del término original Weltanschauung de origen alemán

Autor: Lili Fernández González

Otros conceptos de RR.HH.

29-04-2010

El término "cosmovisión" es una adaptación del alemán Weltanschauung (Welt, "mundo", y anschauen, "observar"), una expresión introducida por el filósofo Wilhelm Dilthey en su obra Einleitung in die Geisteswissenschaften ("Introducción a las Ciencias Humanas)", (1914). Dilthey, un miembro de la escuela hermenéutica, sostenía que la experiencia vital estaba fundada (no sólo intelectual, sino también emocional y moralmente), en el conjunto de principios de la sociedad y de la cultura en la que se había formado. Las relaciones, sensaciones y emociones producidas por la experiencia peculiar del mundo en el seno de un ambiente determinado contribuirían a conformar una cosmovisión individual. Todos los productos culturales o artísticos serían a su vez expresiones de la cosmovisión que los crease; la tarea hermenéutica consistiría en recrear el mundo del autor en la mente del lector. El término fue rápidamente adoptado en las ciencias sociales y en la filosofía, donde se emplea tanto traducido como en la forma alemana original (1).

Una cosmovisión no sería una teoría particular acerca del funcionamiento de alguna entidad particular, sino una serie de principios comunes que inspirarían teorías o modelos en todos los niveles: una idea de la estructura del mundo, que crea el marco o paradigma para las restantes ideas. De este modo, pertenece al ámbito de la filosofía tradicionalmente llamado metafísica (aunque doctrinas tradicionalmente antimetafísicas, como el positivismo o el marxismo puedan constituir una cosmovisión para sus adherentes). Sin embargo, una cosmovisión no es una elaboración filosófica explícita ni depende de una; puede ser más o menos rigurosa, acabada e intelectualmente coherente.

Los sistemas filosóficos, religiones o sistemas políticos pueden constituir cosmovisiones, puesto que proveen un marco interpretativo a partir del cual sus adherentes y seguidores elaboran doctrinas intelectuales y éticas. Ejemplos son el judaísmo, el cristianismo, el islam, el socialismo, el marxismo, el cientificismo, el humanismo, el nacionalsocialismo, el nacionalismo o el capitalismo. Las cosmovisiones son complejas y resistentes al cambio; pueden, por lo tanto, integrar elementos divergentes y aún contradictorios. La afirmación intransigente y autoritaria de la propia cosmovisión es el fundamentalismo.

Cosmovisiones filosóficas

En alguna etapa de nuestra vida y/o “crisis existenciales”, invariablemente nos llegamos a preguntar: ¿Quién soy?, ¿De dónde vengo?, ¿A dónde voy?, ¿Qué era antes de existir?, ¿Qué hago aquí?, ¿Cuál es el propósito de mi existencia?, ¿Que será de mí?, Cuándo yo muera… ¿Que pasará conmigo? etc., Es un tema que camina al borde de lo tangible e intangible. De lo que se está seguro y no, de la creencia y de la certeza., ya que cada ser humano tiene un sinnúmero de posibilidades en su manera de verse a sí mismo con respecto al mundo. Y al hacernos dichas preguntas cada quien va encontrando “sus respuestas” de acuerdo a su percepción de su realidad, así va creando su propia cosmovisión.

La filosofía y sus principales cosmovisiones es algo esencial en el pensamiento hombre. Tan esencial qua han sido las causas que nos aportan respuestas.

Somos seres pensantes con necesidades de entender lo que nos pasa, lo que nos rodea lo que vivimos, sentimos y hacemos, y vemos el mundo desde nuestro propio punto de vista, es decir desde nuestra propia historia, cultura, educación, etc., Los dichos y refranes populares dan cuenta de ello con; “Cada quien habla de acuerdo a como le va en la feria”, “cada cabeza es un mundo”, “Todo es de acuerdo al cristal con que lo mires”, etc.

El papel de la filosofía y sus principales cosmovisiones es un elemento fundamental en la formación de las ciencias porque a partir del filosofar del ser humano a través de los tiempos, iniciamos con las preguntas que posteriormente son investigadas, vivenciadas y respondidas, así se han ido creando poco a poco las ciencias, de las creencias a las certezas, es decir del conocimiento al conocimiento científico. El tema es muy amplio y me gustaría orientarlo en la línea de que las diferentes cosmovisiones, suman, aportan, multiplican, agregan y se entrelazan unas a otras.

La Filosofía, como Concepto del Hombre, del Mundo y de la Vida

La palabra Weltanschauung, que significa, literalmente, cosmovisión. Esta palabra es muy significativa, pues expresa lo que ordinariamente se entiende por Filosofía, es decir, una visión general del mundo, una especie de esqueleto o estructura intelectual en la cual quedan montados los principales conceptos e instituciones acerca del hombre, del mundo y de la vida.

En este sentido es como se puede afirmar que todo el mundo tiene su propia filosofía. Hasta el analfabeto tiene un cierto modo de pensar, un cierto “criterio” con el cual acostumbra juzgar los acontecimientos que lo rodean.

Los elementos constitutivos del Estado nacionalsocialista son el resultado de posiciones ideológicas con profundas raíces históricas. Éstas forman el marco de la Weltanschauung nacionalsocialista, que contiene los postulados principales y el cuerpo específico del sistema de valores nacionalsocialistas.

Estos son la necesidad alemana de estructurar definitivamente su nación, esto se representaba por el ímpetu germano de dar fundamento natural a la organización del poder político dentro de un ente que se fusionara entre Estado y nación; raza, dando bases al nacionalismo extremo alemán reinterpretado como una ''raza de señores'' de pueblos de linaje no europeo, que a su vez es retomada para purificarla, eliminando o subordinando a razas inferiores, alzándola, la aria, como la “raza superior” entre las razas existentes, y para dar justificación a sus postulados racistas y militaristas, las raza aria se estructuró mediante el racismo (especialmente el antisemitismo), creación de la Lebensborn, antieslavismo y superioridad de la raza aria (alemana y nórdica); eutanasia y eugenesia con el objetivo de higiene racial; darwinismo social, las leyes naturales son implacables, el débil es destruido por el fuerte, el endeble no tiene cabida en el orden del grande y poderoso; acción, el Volk tiene la obligación histórica de proclamarse como centro de control hegemónico dentro del globo terráqueo; antimarxismo, anticomunismo, antibolchevismo (de creación y procedencia judía); negación de la democracia (con la consiguiente prohibición de la existencia de partidos políticos y sindicatos), ya que representa la debilidad y decadencia de occidente; autoridad y liderazgo, representada en el Führerprinzip, mediante una creencia absoluta en el líder (responsabilidad ascendente y autoridad descendente); fuerte exhibición de la cultura local; regeneración del arte; amor a la naturaleza y la creación de reservas naturales y leyes de protección a la naturaleza; frente y batalla; defensa de la “Blut und Boden” (Sangre y Tierra) (idea representada por los colores de la bandera nacionalsocialista: rojo: sangre, negro: tierra y blanco: pureza); la comunidad del pueblo (Volksgeer- Schaft).

Ahora bien, para definir a la ideología (entendida en un plano político únicamente), debo indicar que ésta proviene de las ideas trabajadas hacia conceptos y las creencias trabajadas hacia doctrinas concretas, de un partido político u otra organización similar y que relaciona directamente a sus miembros. Esta relación se da, en primera instancia, por una actitud individual, única, que se inserta en el cuerpo social que le da vida a la ideología:

Una actitud, como la define el diccionario, es una postura o una forma de comportamiento que indica una creencia o un sentimiento o una disposición a actuar. En este sentido amplio de la palabra, los animales y no sólo el hombre, aunque no estrictamente hablando no tienen creencias, sí tienen actitudes; tienen sentimientos y disposiciones a actuar y podemos saber cuáles son observando su comportamiento. Pero las actitudes a las que nos referimos son humanas; son las actitudes de criaturas que usan conceptos y expresan creencias. Los sentimientos y disposiciones que indican son particulares de esas criaturas; proceden de creencias o, mejor, se suscitan en situaciones de las que las creencias son una parte esencial. Lo que es más, el comportamiento que las indica es predominantemente verbal. Juan, cuando se enoja con Pedro, puede adoptar una actitud amenazadora sin formular una palabra. Ciertamente, puede ser un idiota incapaz de hablar o de pensar a nivel humano, y tomar una actitud amenazadora como puede hacerlo un perro. Pero cuando los esclavos o los siervos toman una actitud amenazadora hacia sus superiores sociales, casi siempre usan palabras para hacerlo; y usar palabras es usar ideas. (2)

John Plamenatz precisa que existe la ideología de tipo “amplio” dentro de un grupo o comunidad compuesto por quienes comparten la ideología. Esta ideología de tipo amplio, Plamenatz, la llama “visión del mundo” o “ideología total”, que para los alemanes representa la Weltanschauung. (3) Plamenatz, iguala la Weltanschauung o “visión del mundo” con la “ideología total”. (4)

El filósofo francés Louis Althusser, definió a la ideología en oposición a la ciencia, ya que para la primera, a diferencia del pensamiento científico, las funciones prácticosociales son más importantes que las teóricas: “La ideología es una parte orgánica de cualquier todo social. [...] Las sociedades humanas secretan ideología como el elemento y la atmósfera indispensables para su vida y respiración histórica”. (5) La ideología es para Althusser producto de una actividad económica común, de una organización política particular, y de la tradición religiosa, ética, filosófica y artística de una sociedad. Esto es, de todo lo que no cae dentro de la esfera de lo puramente científico. Las ideologías no son respuestas a la necesidad humana de adquirir conocimiento y no pretenden ser verdades absolutas. Por su parte, Horst von Maltitz define a la Weltanschauung como la relación entre el individuo y una particular concepción ordenada y comprensiva del esquema de las cosas. Von Maltitz indica:

[...] los componentes principales de la ideología nacionalsocialista –las teorías raciales, la doctrina Lebensraum, antisemitismo, la cultura Germana, Romanticismo, nacionalismo, y militarismo. Tomados en conjunto, es un edificio ideológico de considerable tamaño- son un edificio en donde el promedio alemán encontró un amplio espacio para moverse y expandirse. Él se podía sentir en su hogar y seguro en él. Para él, la ideología era una verdadera Weltanschauung, esto es, una comprensible concepción ordenada de la planeación de las cosas y de su relación con éste [...] La ideología decía autoritariamente al promedio alemán que es lo que él quería saber: de donde provenía, donde estaba colocado, hacia donde iba, y también cual era la expectativa de él en orden para llegar hacia ella. Esta búsqueda de identidad había llegado a su final. Él había “encontrándose a sí mismo”. (6)

Es debido al contexto que la cita anterior representa, lo siguiente: “El promedio alemán, no veía tan difícil aceptar las premisas irracionales en las cuales muchos de los contenidos ideológicos estaban basados”. (7) Hitler en su obra Mein Kampf, indica que la Weltanschauung nunca transige, es intolerante, dogmática y fanática: “Los partidos políticos se hallan siempre dispuestos a negociar; una teoría del mundo jamás lo está. Los partidos políticos pactan con sus contrincantes; las teorías del mundo proclaman su propia infalibilidad”. (8)

La Weltanschauung nacionalsocialista, en consecuencia, se encontraba en una batalla a muerte con las distintas visiones del mundo. Y, basándome en las definiciones de ideología citadas, concluyo que la Weltanschauung, compone al Nacional Socialismo en una ideología.

Como he venido indicando la ideología nacionalsocialista adquiere su estructura mediante un conjunto de ideas provenientes de diversas corrientes del pensamiento alemán durante el siglo XIX. Esta ideología, con sus componentes, nace con la separación que tuvo el Geist (espíritu) alemán de la razón occidental a partir de la Revolución Francesa, y en especial con la llegada del romanticismo, interpretado en Alemania como una reacción a la Ilustración. A principios del siglo XX, la Weltanschauung era antagónica a las filosofías racionales que prevalecían en occidente; existía una Weltanschauung que negaba tanto la inviolabilidad del individuo, como lo sagrado de los valores absolutos, exaltaba la unicidad alemana sobre los demás, haciendo de la particularidad un factor de superioridad, y de lo Germanisch (germánico) un atributo que otorgaba per se la comprensión automática de todos los valores absolutos. De esta manera desaparecen los conceptos del bien y del mal: la verdad, la justicia, son inherentes al Volk.

Ahora bien, pasaré a redactar el contexto político que se vivía en Europa y que tenía consecuencias sobre la Weltanschauung; concluyendo, años más tarde, con el ascenso e implementación del régimen nacionalsocialista en el III Reich en Alemania (1933-1945). Alemania no estaba constituida mediante una unificación nacional. Europa vivía una construcción política representada por la unión de pueblos autónomos y originarios étnicamente en Estado-nación.

Alemania no seguía ese camino y, para los alemanes, la culpa la tenía occidente, Francia en específico, mediante la filosofía denominada racionalismo. Es la época europea donde nace el romanticismo, y en Alemania se retoma y se engrandece, sobre todo en una de sus manifestaciones: el romanticismo político. Este romanticismo político alemán enfrenta a la Weltanschauung romántica con occidente.

Las Principales Cosmovisiones filosóficas

La cosmovisión idealista de Platón

La idea central de Platón es la existencia de dos mudos opuestos.

El de las ideas, que son espirituales, eternas, perfectas e inmutables, y el de las cosas materiales y sensibles, que es una sombra del primero.

El hombre participa de los dos mundos, se envilece con la materia y se ennoblece con una mayor participación en el de las ideas.

En esta afirmación platónica, yo diría se experimenta con la materia. Soy un convencido de que vengo a este mundo a experimentar con las cosas materiales y entre ellas mi cuerpo.

Todos aprendimos a escribir, a leer, hablar, caminar, bailar y para ello lo hicimos intentándolo y cometimos errores de cálculo en los movimientos, de dicción, pronunciación, lectura, etc.

Por lo tanto para mí el hombre no se envilece con el mundo de la materia, se experimenta, aporta, nutre, crece y sobre todo vive.

La cosmovisión realista de Aristóteles

La teoría del hilemorfismo reúne los dos mundos Platónicos en uno solo.
La esencia de cada cosa esta compuesta por dos polos:
La materia y la forma. En el hombre, el alma es la forma o estructura espiritual que le da unidad y vida a la materia o cuerpo.
La abstracción consiste en captar la forma de las cosas, con la cual se origina el concepto universal.

La cosmovisión teocéntrica de Santo Tomás de Aquino.

Dios es el creador de todo el universo; es el origen y el fin del hombre.
La virtud máxima del ser humano es el amor o caridad, por la cual realiza su unidad con Dios y con sus congéneres.

Podría agregar que también la máxima virtud del ser humano es la gratitud, ya que la mejor manera de agradecer la vida es viviéndola en plenitud, ya que Dios me creo, me dio vida, al renegar de ella, reniego de mi creador, es decirle: --estas mal, esto no es perfecto--, en cambio si agradezco, es porque estoy satisfecho de lo que recibo, tengo y sobre todo de lo que soy. (9)

La cosmovisión pesimista de Schopenhauer.

El hombre es infeliz por su propia naturaleza.

La esencia del hombre es voluntad, deseo, y por lo tanto, siempre se sentirá incompleto y frustrado. Pero mediante el arte, la compasión y la ascética, es posible disminuir el peso de la desgracia de la especie humana.

El hombre es infeliz por su propia naturaleza, solo si se compara con Dios (Aunque a decir verdad el hombre es infeliz también si se compara con el vecino).

En cuanto a la esencia del hombre agregaría, también es pensamientos, emociones, sentimientos y energía...

La cosmovisión dionisíaca de Nietzsche.

Lo apolíneo es racional, luminoso, estático. Lo dionisíaco es dinámico, vigoroso, poderoso.

El hombre participa de estos dos polos.

La Ética, las religiones, la ciencia y la metafísica han inventado un mundo estático, apolíneo, que sea constituido en el peor enemigo de evolución humana. El Superhombre, pletórico de cualidades, se encargara de restituir los verdaderos valores.

En lo personal aportaría a esta cosmovisión los ingredientes de las emociones y sentimientos.

El concepto de Súper hombre sería para mi aquel que tiene súper sentidos, es decir aquel que habla, escucha, más que lo físico., aquel que tiene una visión y una existencia holística.

La cosmovisión revolucionaría del Marxismo.

La materia es primero que el espíritu. Este es una creación del cerebro.
Dios no existe: Al hombre ha creado su concepto y se ha sometido a un Dios imaginario. Esto es una alienación. La lucha contra las alienaciones (Económica, religiosa, social y filosófica), es la meta de la lucha de clases.
Interesante cosmovisión, polarizante y revolucionaria en su momento y malinterpretada y aplicada, por Lenin.

La lucha contra las alienaciones económica, religiosa, social y filosófica es la meta para que no existan clases, lo que traería en consecuencia apatía en el crecimiento personal, aspiraciones, metas, sueños, deseos, etc., es decir traería estatismo, conformismo, frustración, insatisfacción.

La cosmovisión existencialista de Sartre.

Lo propio del ser humano es su libertad. De aquí se infiere que Dios no existe; tampoco los valores objetivos.

El hombre es una pasión inútil; está condenando al fracaso.

El amor consiste en hacerse fascinante para el otro y así atrapar su libertad.
No existe la buena fe. La gente es cobarde y lleva una existencia inauténtica desde el momento en que rechaza su propia libertad, la cual le produce angustia. Este sentimiento es la señal del hombre auténtico.

Me parece una cosmovisión lógica, no obstante, hasta hoy quiero seguir creyendo en la reencarnación o dicho de otra manera en algo más después de la muerte.

En una terapia didáctica con mi terapeuta el Dr. Salama, hablamos del libro de la Nausea (por cierto, me dio nausea al leerlo) de J.P. Sartre, específicamente sí había algo mas después de la muerte, las opiniones estaban polarizadas, ya que yo en aquel entonces creía firme mente en la reencarnación, me decía Héctor que no hay nada mas después de la muerte, y es por eso que el hombre vive en una eterna angustia, debido al temor a la muerte. Al enfrentarme con esa cosmovisión, decidí considerarla y aun así seguir creyendo en la reencarnación, valiéndome de que “El hombre vive lo que cree”, al final de cuentas mi creencia es solo eso una creencia, aunque no sea la realidad, una creencia no es una certeza, es decir “El mapa, no es el territorio”, así me evito vivir con algo de angustia.

El mecanismo conceptual o categorial implica que conocer es interpretar.
El hombre aplica sus lentes cognoscitivas sin darse cuenta.

Cada uno se fabrica su propio mundo, diferente al del vecino, y de allí las constantes diferencias y discusiones.

El conocimiento holístico nos conduce a la auténtica captación de la belleza, valores, moralidad, comprensión de las demás personas y la creatividad.
La meditación profunda es el mejor instrumento para propiciar el conocimiento holístico que, finalmente, propicia la felicidad humana.

CONCLUSIÓN

Soy partidaria de sumar, es decir de tomar lo mejor que me pueda aportar una cosmovisión y sumarla a la propia. De construir a partir de lo que se tiene y todo concepto es bueno para ir encontrando explicación a las cosas y las causas.

Por tal motivo concluyo diciendo es de vital importancia debatir y confrontar toda cosmovisión tomando la postura de respeto, responsabilidad, honestidad, tolerancia y comprensión con respecto a todas y cada una de las cosmovisiones, ya que al final de cuentas lo que se trata es de encontrar respuestas, no esconder preguntas.

________________

1.-Dilthey, W. (1914). Einleitung in die Geisteswissenschaften. Versuch einer Grundlegung für das Studium der Gesellschaft und der Geschichte. Leinen: Vandenhoeck & Ruprecht.

2.- John Plamenatz. La Ideología. Fondo de Cultura Económica: México, 1983. p.18.

3.- El término "cosmovisión" es una adaptación del idioma alemán Weltanschauung (de Welt, “mundo”, y anschauen, “observar”), una expresión introducida por el filosofo alemán Wilhelm Dilthey en su obra Einleitung in die Geisteswissenschaften (Introducción a las Ciencias de la Cultura, 1914). Dilthey, miembro de la escuela hermenéutica, sostenía que la experiencia vital estaba fundada (no sólo intelectual, sino también emocional y moralmente) en el conjunto de principios de la sociedad y de la cultura en la que se había formado. Las relaciones, sensaciones y emociones producidas por la experiencia específica del mundo en el seno de un ambiente determinado contribuirían a conformar una cosmovisión individual. Todos los productos culturales o artísticos serían a su vez expresiones de la cosmovisión que los crease; la tarea hermenéutica consistiría en recrear el mundo del autor en la mente del lector. La Weltanschauung como una definición de ideología, y no como un concepto distinto, es la cosmovisión alemana, representada como el conjunto de opiniones y creencias que conforman la imagen o concepto general del mundo que tiene una persona, época o cultura, a partir del cual interpreta su propia naturaleza y la de todo lo existente. La Weltanschauung define nociones comunes que se aplican a todos los campos de la vida, desde la política, la economía o la ciencia hasta la religión, la moral o la filosofía. La Weltanschauung no sería una teoría particular acerca del funcionamiento de alguna entidad particular, sino una serie de principios comunes que inspirarían teorías o modelos en todos los niveles: una idea de la estructura del mundo, que crea el marco para las restantes ideas, como lo es la ideología nacionalsocialista. De este modo, pertenece al ámbito de la filosofía Llamado “metafísica”. La afirmación intransigente y autoritaria de la propia cosmovisión es el fundamentalismo. Wilhelm Dilthey. Einleitung in die Geisteswissenschaften. Versuch einer Grundlegung für das Studium der Gesellschaft und der Geschichte. Leinen: Vandenhoeck & Ruprecht, 1914.

4.- “Una visión del mundo o ideología total es una cosa sofisticada que sólo unos cuantos miembros de una comunidad u grupo social pueden tener”. Plamenatz. Op. Cit. p.19.

5. - Althusser, en Raymond Boudon. The Analysis of Ideology. Polity Press: Chicago, 1989. p. 18.

6. - Horst von Maltitz. The Evolution of Hitler’s Germany: The Ideology, The Personality, The Moment. McGraw-Hill: New York, 1973. p. 268.
Una ocasión platicando con mi jefe de trabajo en la Refinería de mi ciudad, nos interrumpió otro ingeniero de inspección y seguridad dirigiéndose a mi jefe diciendo, --Ing. Valle, el ing. Antillón acaba de hacer un corto circuito y sacó de servicio toda la refinería.--, mi jefe levantó su mano tomándose la barbilla, frunció el entrecejo mirando al infinito, como haciendo reflexiones, después de unos instantes, dirigió su mirada al ing. de inspección y seguridad respondiéndole, – Sí el ing. Antillón cometió un corto circuito, es que metió las manos y sí metió las manos es que estaba trabajando-. El ing. de inspección abrió los ojos sorprendido de la respuesta inesperada, retirándose con la misma.; Después el ing. Valle voltea la mirada hacia mí y yo lo miro como pidiendo. Más de la respuesta y él solo me dijo: - “simple inducción mental”-. Con el tiempo entendí la “simple” inducción mental. “Aquel que no experimenta con el mundo de la materia no comete errores, pero tampoco aprende”.

7.- Ibid.

8.- Adolf Hitler. Mi Lucha. Editors: Barcelona, 1980. p. 217.

9.-Gutiérrez Sáenz Raúl, Introducción a la Filosofía, Editorial Esfinge, 1992.

Lili Fernández González - kukoluarrobahotmail.com

Maestría: Ciencias Penales. Tuxtla Gutiérrez; Chiapas.

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.