La cooperación: Una habilidad clave para el éxito

Autor: MC Luz Angélica Rodríguez Ebrard

Inteligencia emocional

27-11-2008

Las organizaciones como la conocemos actualmente tienen su origen en la Revolución Industrial. Este movimiento causó una serie de cambios estructurales en la sociedad del siglo XVIII debido a los inventos de las máquinas que conllevarían a la producción en serie y por ende al inicio de las relaciones obrero-patronales.

Asimismo, la maquinización de la producción gestó la competencia entre fabricantes lo cual a su vez orillaría a los pensadores críticos que se encontraban dentro de estas instituciones a pensar que hacer para resolver los problemas que presentaban las organizaciones con el fin de enfrentar a sus iguales. Esta situación es la que ha permitido el avance del conocimiento científico que busca comprender, explicar y predecir a las organizaciones las cuales se convirtieron en el objeto de estudio de estos científicos.

A medida que pasa el tiempo evolucionan las ideas, las cuales en la actualidad apuntan hacia el estudio del hombre pensante dentro de los centros de trabajo debido a que ya se ha descubierto que el trato adecuado a las personas conlleva a que éstas den ideas y trabajan de manera cooperativa y a su vez esta situación se convierte en una ventaja competitiva organizacional.

Actualmente se está afianzando cada vez mas fuerte la idea de reconocer que los problemas se resuelven por personas creativas y críticas que perciben a las situaciones riesgosas como fuente de inspiración. Asimismo, también se reconoce que se requiere conocimiento, fortaleza, perseverancia y mucha imaginación para entender, explicar y buscar soluciones a las situaciones problemáticas y desafiantes que presentan las instituciones para poder subsistir en un mundo extremadamente complejo y competitivo como es el siglo XXI. Se reconoce el valor del conocimiento surgido de la experiencia tanto como aquel emanado del estudio, es por ello que hoy en día se valora a la capacidad de análisis de las personas como la fuente de construcción de soluciones creativas que se originan en la recopilación de datos de la institución, del entorno y del conocimiento teórico generado por los pensadores organizacionales durante el siglo XX.

Muchos directivos cometen el error de ver a los principios y conceptos administrativos como recetas que no requieren de pensamiento científico e imaginación para buscar soluciones novedosas a los problemas del mundo organizacional. Al respecto Hamel (2006) dice que cualquier problema que sea generalizado, persistente o sin precedentes probablemente no se resolverá con principios de segunda mano.

Aunque los principios del proceso administrativo han sido guía para la práctica moderna no es suficiente para hacer frente al mundo organizacional moderno. Es importante para quienes dirigen y toman decisiones estratégicas entender que el mundo de hoy es un mundo de turbulencia en donde el cambio es la única constante y asimismo tener presente que la oferta es mayor que la demanda. Por ello, el pensamiento científico y el creativo son fundamentales para la búsqueda de nuevos principios teóricos emanados de prácticas administrativas novedosas que conlleven a la solución de problemas. Al respecto Hamel (2006) comenta que la variedad es un principio esencial de la adaptabilidad y recomienda que se dé mas poder de decisión a las personas que conforman las instituciones.

Estas ideas novedosas han sido probadas por algunas instituciones que han comprobado la veracidad de ellas. Por ejemplo, la institución de Great place to work (www.greatplacetowork.com.mx) a generado una metodología de trabajo emanada de 20 años de investigación en distintas organizaciones del mundo. A través de este estudio se descubrió que la confianza entre los directivos y los empleados es la característica más definida de los mejores entornos de trabajo, por ello la definición de un excelente entorno de trabajo para esta institución es la siguiente: "puedes confiar en las personas para las cuales trabajas, sientes orgullo por lo que haces y disfrutas con las personas con las cuales trabajas".

Actualmente esta institución asesora a varias instituciones con el fin de elevar la eficiencia y la eficacia a través de generar ambientes de trabajo en donde se rescate el valor del ser humano como generador de riqueza a través de enriquecer los vínculos entre empleados y directivos, entre empleados y su institución y entre los mismos empleados.

En el mundo organizacional moderno se ha descubierto que es importante promover y adoptar como principios fundamentales de la acción directiva la delegación y el activismo. De acuerdo con estas ideas como pilares de la acción administrativa es que se observa que las instituciones vanguardistas han puesto en marcha políticas y procedimientos fundamentados en una filosofía donde la gente es capital y este se genera por la oportunidad que se le dé a los empleados de ser escuchados así como que ellos escuchen a otros con el propósito de generar ideas y enriquecerla a través del diálogo. Al respecto Pierre Lèvy comenta que la inteligencia colectiva se basa en un principio muy simple: todo el mundo sabe algo y de lo que se trata es (...) de garantizar el acceso de todos a las fuentes de información. Cada ser humano es para otro una fuente de conocimiento.

Aunque el inicio de la administración científica está muy ligada a las fábricas, actualmente se reconoce que toda organización es sujeta de ser estudiada con el fin de entender su dinámica interna y como ésta es afectada por el entorno político, cultural, económico. El entender una organización se encuentra íntimamente ligado a como son las personas que componen las instituciones y de ello depende el uso que se hace del poder, dinero, maquinaria, instrumentos, edificios, información, equipos de cómputo y por supuesto el tipo de estructura organizacional. Al respecto recomiendan Christensen y Raynor (2003) que debemos saber no sólo dónde, cuándo y por qué deben cambiar las cosas, sino también qué debe seguir siendo igual.

De acuerdo a lo mencionado, se infiere que es el ser humano el que hace la diferencia entre una institución y otra, por lo tanto, las organizaciones son creaciones humanas que pueden ser obras de arte por su técnica, armonía y creatividad o un conjunto de personas trabajando desarticuladamente y siendo inconscientes de su torpeza e ineficiencia al ser inadecuadamente dirigidas por personas irreflexivas y poco conocedoras de los principios teóricos administrativos y de las tendencias del entorno.

De acuerdo con la tesis doctoral de Sánchez Cabrera en (http://www.eumed.net/tesis) encontramos que la habilidad de cooperar ya está siendo reconocida por los estudiosos de la economía como un factor indispensable para el éxito organizacional ya que un modelo económico solidario es soportado por la cooperación, la cual como categoría económica está ligada al desarrollo de la actividad humana debido a que ésta es inherente al carácter de ser social que identifica al hombre. En esta tesis encontramos el argumento del economista chileno Luis Razeto respecto a lo que él llama factor c. El nombre de factor c obedece a que con “c” empieza en muchos idiomas vocablos que hacen referencia a la cooperación: Colaboración, comunidad, compartir, compañerismo. Y el prefijo “co” encierra la idea de estar juntos, de estar con el otro, de hacer algo juntos.

La tendencia actual es liberar a las personas para que potencien su capacidad de crear ideas y compartirlas. Algunas historias de éxito sobre creer en el activismo y la delegación (las cuales requieren de la cooperación) son Toyota, Southwest Airlines, Microsoft, Cemex y Bimbo. En Google los altos ejecutivos se enfocan en crear ambientes organizacionales en donde los “googlitos” liberen su potencial creativo y piensen y trabajen en cualquier cosa que sientan que beneficiará a los usuarios y anunciantes de Google. John Mackey, el CEO de la empresa Whole Foods dice que su meta era “crear una organización basada en el amor en lugar del temor”, ha entendido que son los pequeños equipos los que manejan departamentos tales como el de verduras frescas, alimentos preparados y productos del mar. Los ejecutivos consultan con los equipos en todas las decisiones que involucran a las tiendas y les delegan la capacidad de decidir sobre cuestiones como qué productos vender, así como les permiten vetar las nuevas contrataciones. En Toyota se vive una filosofía en donde las personas son personas y se cree en ellas, por ejemplo a los empleados de primera línea se les permite opinar y dar soluciones sobre problemas, para ello se les dota de las habilidades, las herramientas y el permiso para solucionar y evitar nuevos problemas. En Southwest Airlines se construyen y mantienen relaciones de alto desempeño entre ejecutivos, empleados, sindicatos y proveedores quienes comparten metas, conocimientos y respeto mutuo que los lleva a resolver problemas trabajando juntos de manera rápida al brindarse apoyo continuo y mutuo que los convierte en personas inteligentes.

En este punto es importante aclara que la palabra inteligencia proviene de latín "intelligentia", que significa "entre ligar", es decir, unir, unir de nuevo o relacionar. De acuerdo a lo mencionado se infiere que la inteligencia está en la capacidad de conexión que tienen las diferentes células que componen la empresa, por ello es importante que los sistemas sociales de las organizaciones se encuentren conectados y puedan compartir información que les ayude analizar su situación de manera global y particular para tomar mejores decisiones. Esos sistemas sociales están conformados por los empleados, pero también están los proveedores, los propietarios, y los clientes. En resumen, todos aquellos que tienen algún vínculo con la organización.

Porras, Emery y Thompson (2006) mencionan que el éxito duradero se logra en aquellas instituciones que capacitan para el crecimiento personal y la carrera hacia un triunfo firmemente asentado en descubrir qué es lo que le importa a las personas y da sentido a su vivir diario. El éxito llega en la vida y en el trabajo cuando la gente tiene sentido en su vida, situación que le permite apasionarse y con ello sentir amor por su trabajo que redundará en un mejor esfuerzo caracterizado por un mayor número de intentos, acciones rápidas e ideas estimulantes. En segundo lugar se requiere contar con una manera de pensar creativa que lo llevará a tenerse confianza y creer en sus ideas, estas personas cuando afrontan la adversidad pueden pasar rápidamente de una emoción negativa a una acción constructiva, por lo tanto, aprovechan de la mejor manera posible los problemas y continúan la marcha porque los errores los perciben como oportunidades para entender lo ocurrido y superarlo. En tercer lugar ponen en marcha sus ideas y buscan continuamente corregirlas y mejorarlas ya que cuentan con amor por lo que hacen y un sentido profundo de crear la vida que les produce gozo. Todos estos factores mencionados es lo que buscan potenciar por medio de programas de capacitación y desarrollo las instituciones que poseen o quieren el éxito.

Evans y Wolf (2005) a través de estudiar el éxito de Linux y Toyota llegan a la conclusión de que la colaboración es un imperio en donde los grandes esfuerzos grupales son el producto de ambientes diseñados para producir transacciones abundantes y baratas producto de la cooperación que atraviesa las barreras organizacionales. Asimismo estos autores mencionan que los psicólogos organizacionales han descubierto que las zanahorias monetarias y los garrotes de responsabilizar motivan a la gente a desempeñar tareas estrechas y específicas, pero por lo general la desaniman a ir más allá de ellas. La admiración y el aplauso son estímulos mucho más eficaces para un comportamiento más emprendedor.

De acuerdo con lo dicho es importante saber que las personas adecuadas para el puesto no requieren de excesivo control, que curiosamente lleva a más control y menos productividad. Si se cuenta con personas comprometidas es importante confiar en ellas y dejarlas hacer su trabajo. Al respecto comenta Ericsson y Gratton (2007) las empresas que identifican a sus empleados potenciales tan metódicamente como a sus clientes potenciales pueden obtener una ventaja sostenible en el mercado. En JetBlue los empleados tienen privilegios ilimitados para cambiar turnos, los que pueden negociar mediante un foro comunitario online. Este proceso de autoorganización mantiene a los empleados motivados y satisfechos.

Asimismo, las organizaciones que le apuestan a la confianza como base de su filosofía organizacional no fomentan estructuras jerarquizadas ni elitistas; sino se empeñan en crear ambientes en donde las personas estén conscientes de que nadie es más importante que otro. Hill (2007) menciona que aquellos jefes que logran algún grado de control consiguen una falsa victoria. Obediencia no es lo mismo que compromiso. Si las personas no están comprometidas, no tomarán la iniciativa. Y si los subordinados no toman la iniciativa, su jefe no puede delegar eficazmente. Los subordinados no asumirían los riesgos que conducen al cambio y a la mejora continua que exige el turbulento entorno organizacional actual.

A manera de conclusión, se infiere que la tendencia actual para lograr éxito es dejar de controlar como se hacia en el pasado, sino más bien ejercer la autoridad con las personas y aprovechar su potencial creativo y analítico mediante liberarles la mente y el corazón, pero para lograr esta situación es necesario dejar de lado las relaciones de desigualdad y comenzar a creer en que la gente hace la diferencia. Dicho de otra manera, se requiere trabajar para formar una cultura corporativa basada en el valor de la cooperación en donde los trabajadores, los departamentos, las subdirecciones, las distintas empresas de una compañía sientan a los otros como imprescindibles para alcanzar los objetivos estratégicos emanados de la misión de la empresa. Para que la misión se cumpla y los objetivos estratégicos se logren es necesario a partir de ellos establecer objetivos departamentales y tácticos que a su vez rescatan los objetivos individuales. Esta estrategia fundamentada en la cooperación se traduce en funciones, actividades y responsabilidades que cada miembro asumirá con el firme propósito de beneficiarse y beneficiar a los demás. Es decir, cada una de las partes que conforma el todo reconoce el grado de afectación que produce el cumplimiento de su deber en los otros y a su vez también reconoce que el cumplir adecuadamente es una de las fuentes fundamentales para mantener las interacciones positivas. Es precisamente este hecho lo que reconocen las instituciones que fundamentan su riqueza en el valor de la cooperación.

Bibliografía

Baker, Greenberg y Hemingway. Leader Summaries (2006). Resumen autorizado de: What Happy Companies Know de Prentice Hall 2006

Christensen, Clayton y Raynor, Michael (2003). Por qué los ejecutivos pragmáticos deben tomar en cuenta la teoría del management. Harvard Business Review . Septiembre

Ericsson, Tamara y Gratton, Lynda (2007). Qué significa trabajar aquí. Harvard Business Review. Marzo p78-86

Evans Philip y Wolf Bob (2005). El Imperio de la colaboración en Harvard Business Review. Julio p3-10

Hamel Gary (2006) . El porqué, el qué y el cómo de la innovación de gestión. Harvard Business Review. Febrero p.62-75

Hill, Linda (2007) Convertirse en el jefe en Harvard Business Review. Enero p.41-49

Hoffer Gittell (2004) Leader Summaries. Resumen autorizado de: The Southwest Airlines Way: Using the power of relationships to achive high performance, McGraw-Hill Trade 2003.

Porras, Jerry y Thompson Emery (2006) Leader Summaries. Resumen autorizado de: Success Built to last Thompson, Wharthon Scholl Publishing 2006

Sánchez Cabrera, Álvaro (2006) Análisis crítico de la estructura organizacional en las OFCC. Gestión económica, gestión financiera y enfoques de administración en las organizaciones de carácter social: Un estudio a la luz de la teoría de la organización (1980-2000) Tesis doctoral accesible a texto completo en http://www.eumed.net/tesis/2006/asc/.

MC Luz Angélica Rodríguez Ebrard

Maestra en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez desde agosto de 1983. Docente-investigadora adscrita al Departamento de Ciencias Administrativas. Actualmente imparte las materias de: Recursos humanos, Administración de Grupos de trabajo y Teorías de la Administración. Ponente en varios congresos nacionales e internacionales, así como autora de varios artículos publicados en diversas fuentes informativas.

lrodriguarrobauacj.mx

ebrard_larearrobayahoo.com.mx

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.