Cuestión de actitud. El éxito personal y profesional

Autor: Alejandro Wald

Autoayuda y superación personal

20-03-2008

Los expertos parecen estar de acuerdo en que las personas altamente exitosas comparten al menos esta importante característica: una actitud inquebrantable. Y si la actitud es la clave del éxito duradero, eso quiere decir que todos nosotros tenemos el potencial de lograr el éxito.

Es una pregunta vieja como el tiempo mismo: las personas exitosas, ¿nacen con "buena estrella" o crean su propio éxito? Me gustaría decirle que tengo la respuesta científica para esta pregunta, pero no le voy a mentir. No estoy seguro de la respuesta.

Pero sí estoy seguro de una cosa: una persona con una actitud positiva siempre va a ganarle a alguien que piensa siempre en forma negativa.

Los expertos parecen estar de acuerdo en que las personas altamente exitosas comparten al menos esta importante característica: una actitud inquebrantable. Y si la actitud es la clave del éxito duradero, eso quiere decir que todos nosotros tenemos el potencial de lograr el éxito.

Pero antes de festejar, muchos de nosotros tenemos que modificar nuestros patrones de pensamiento negativo, que en algunos casos nos acompañan desde hace muchos años.

¿Por dónde empezamos? Podemos empezar por las tres "D": disciplina, deseo y dedicación, y luego hacer cinco cambios muy importantes que nos van a ayudar a mejorar nuestros resultados.

Disciplina. El éxito requiere algo más que talento. Usted no necesita ser brillante, carismático, o tener algún don "mágico" para vender bien.

Usted solamente necesita ser disciplinado para desarrollar en forma constante las habilidades que usted ya posee.

Deseo. El deseo vence a casi todos los obstáculos. Si usted quiere algo, y lo quiere en serio, hay buenas probabilidades de que al final encuentre la forma de conseguirlo.

Un deseo feroz de ganar hace que uno trabaje más fuerte para hacer más, vender más y conseguir más que la competencia.

Dedicación. La dedicación ayuda al vendedor a superar el rechazo, conseguir al prospecto evasivo y hacer algunas visitas más una hora después de terminar el día. Para conseguir un 100% del retorno en su inversión de tiempo y esfuerzo, dedique el 100% de lo que usted hace a lograr su objetivo.

Para desarrollar la disciplina, el deseo, y la dedicación de un campeón, empiece por hacer estos cinco cambios positivos:

1. Empiece cada día con un tono positivo. Tómese 15 minutos para leer o escuchar un mensaje positivo. Invierta en algún libro motivacional o en un calendario diario con citas o anécdotas motivadoras.

2. Evite las noticias negativas. Los diarios, las revistas y los programas de televisión enfatizan en las malas noticias y en los hechos catastróficos. No deje de estar informado, pero sea selectivo acerca de la información que usted absorbe cada día.

3. Evite los chismes por 30 días. Cuando las personas a su alrededor le vienen con chismes o se vuelven negativas, cambie de tema o váyase. Si usted no tiene nada bueno para decir, no diga nada.

4. Lleve un registro de eventos diarios positivos. ¿Qué hizo bien hoy? ¿Qué consiguió? Escriba en ese "diario" cualquier elogio o felicitación que haya recibido. Incluya todos los eventos positivos, por más pequeños o triviales que parezcan. Revise este diario al terminar la semana para incrementar su motivación.

5. Busque lo bueno en cada persona con la que se encuentre. Trate de elogiar a por lo menos tres personas cada día, y elimine el criticismo destructivo. Concentrarse en lo bueno de los demás lo va a ayudar a encontrar lo bueno en usted mismo.

Si usted quiere "ganar", empiece a pensar y a actuar como ganador. Los profesionales exitosos reconocen la importancia de la actitud y hacen un esfuerzo consciente para controlar sus pensamientos y su futuro.

Para seguir los pasos de esas personas, establezca una meta y dedíquese a lograrla.

Lic. Alejandro Wald - http://www.waldweb.com.ar   alejandroarrobawaldweb.com.ar 

Conferencista, capacitador y autor.

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.