Teoría ética, enfoque social

Autor: Josefa Salinas Domínguez

Autoayuda y superación personal

16-11-2010

Introducción

Iniciaré comentado lo siguiente “La sociedad representa el vínculo de unión y convivencia de un pueblo que acepta normas para establecer un equilibrio de las relaciones entre los miembros que la integran” (Enciclopedia de México Estudiantil, 1998); esta es la visión que todo ser como parte de una sociedad contempla, y dichas normas entran en juicio según cada individuo las practiqué, y gane respeto y aceptación dentro de su contexto, pues de acuerdo al medio en el que nos encontremos, serán las reglas que se establezcan, aunque es preciso mencionar que dentro del medio social hay ambientes que se interrelacionan dentro de la función social y están crean, modifican o comparten normas, estas se dan más de acuerdo a las creencias religiosas aunque hay otras que también influyen. Considerando que las relaciones humanas a lo largo de la historia se manifiestan como una necesidad de convivencia armónica entre personas y naciones.

Los intereses son mutuos y la finalidad es obtener un beneficio, el cual puede ser comercial, político, religioso, sentimental o ideológico. Es así como entra el juego de las normas dentro del medio social, aunque a veces estas tengan mayor influencia según el beneficio que se busque, y es ahí donde algunos sectores se ven debilitados sobre todo los marginados.

Pero antes de continuar verifiquemos conceptos relacionados con este tema Ética y Moral. Ética “parte de la filosofía, que estudia la moral y las obligaciones del hombre” (Gran diccionario enciclopédico visual, 1994), por esto podemos asociarlo con una reflexión intelectual, basándola así en nuestra razón común a todos los hombres, en la que podemos crear un terreno neutral al ofrecer y rebatir argumentos.

Y la moral se refiere al conjunto de los principios de conducta que hemos adquirido por asimilación de las costumbres y valores de nuestro ambiente; es decir, la familia, la escuela, la iglesia, el vecindario en que se desarrolla nuestra infancia donde construimos la base de nuestra personalidad y fortalecemos los intereses de nuestra búsqueda en el papel social que desarrollaremos.

Esta preocupación es la principal que enfoca mi atención al desarrollo del presente trabajo, en otras palabras la atención a los factores condicionantes del desarrollo o de la socialización del joven, indispensables en su adaptabilidad y participación social; ya que el período prolongado y difícil de ajuste que experimentan los individuos durante la juventud es concordante con las dificultades que tiene la sociedad para integrarlos y brindarles oportunidades viables. El objetivo principal del presente es examinar, el significado y las proyecciones del sector juvenil, desde el punto que sea dado, considerando su actividad dentro de nuestras sociedades.

Teoría ética. Enfoque social

Una comunidad acepta regirse bajo leyes, principalmente por la socialización de los individuos que la conforman, para hacer más fuerte este vínculo y establecer cierto orden. Es importante revalorar que la base de la vida social es la familia, de la cual parte la búsqueda de otros factores que propicien la convivencia.

La situación de los jóvenes en las sociedades actuales es sumamente particular. En efecto, en esta etapa de la vida se enfrentan y contraponen dos escenarios sociales diferentes: el espacio cerrado y sobreprotegido de la familia, que muchas veces se vuelve asfixiante para el adolescente; y el horizonte abierto, amenazador e impredecible de la sociedad mayor. Esta transición afecta en mayor escala cada vez mas tanto a los jóvenes como a la sociedad; por lo que se debe reconocer la importancia del apoyo familiar. Si bien lo afirman, Ringeling, Horwitz, Maddaleno y Jara,1991, al mencionar que “En la etapa adolescente y juvenil, los componentes fundamentales de la red de apoyo social son la familia, el grupo de pares o amigos y la institución educativa ”.

“Todas las sociedades disponen de instituciones o recursos que facilitan la integración de los individuos y el cumplimiento de las tareas psicosociales y, por ende, protegen la salud física y mental. Configuran sistemas o redes de apoyo social que, tal como lo indica su nombre, proporcionan la ayuda o el “soporte” que los individuos reciben de los diferentes grupos sociales a los cuales pertenecen (Ringeling, et. Al., 1991).

Entonces las teorías éticas tienen carácter normativo, pretenden la fundamentación de los postulados y normas morales. La ética es solamente una reflexión acerca de la moral, por lo que no debe pretender crear una nueva moral, porque sería una pretensión inútil.

Aristóteles comienza reconociendo que todo el mundo busca la felicidad; y dentro de lo que aporta Aristóteles es lo que la mayoría de la gente ya no suele hacer, porque se confunde dentro del medio moral, olvidando la generalidad con la que debe ser practicada la ética:

Examinar críticamente el concepto de felicidad.
Examinar si es acertada la elección que tomamos en nuestros actos.
Proponer el perfeccionamiento de la propia naturaleza humana como forma auténtica de encontrar la felicidad.
Exponer como se fundamentan así las virtudes y las normas morales, etc.

Con esto identificamos lo que hacen las teorías éticas, permitir que los seres humanos podamos justificar y fundamentar nuestros principios y normas. Las normas expresan obligaciones, los juicios morales son juicios de valor.

Las complicaciones a las que se enfrentan los adolescentes en su vida social son variadas, y ha pasado por diversas etapas de desarrollo, durante las cuales su papel personal aceptado y el papel que otros esperan de él son muy diferentes del papel que debe desempeñar ahora.

Para comenzar una socialización es relevante que los jóvenes descubran cuales son los compromisos que tienen con la sociedad y aprendan a cumplirlos de manera satisfactoria; tendrán que adoptar los comportamientos propios de los roles a efectuar; han de aprender a distinguir entre lo que les gustaría hacer y las expectativas de los otros respecto de ellos y de sí mismos; y además han de emplear los recursos de su sociedad para llevar a cabo esos cometidos. De manera que aquí se pretende que los muchachos se preparen para el futuro fortaleciendo valores, aptitudes, capacidades, reciban la motivación necesaria (tanto por parte de los padres como los maestros, patrones de los ejes principales de la formación de los ciudadanos), y ayuda para relacionarse y socializarse, así se contribuiría en benefició de una sana personalidad, sin olvidar que para esto también interviene el grupo de pares y amigos, factor importante para los adolescentes.

Para lograr una socialización es importante aclarar algunos aspectos importantes para ello y así poder alcanzar una buena relación con la sociedad, de la que pronto formara parte. Uno de estos es el papel del contexto social, donde se encuentran enmarcados los elementos claves de las condiciones en las que se realiza la inserción social y profesional de los jóvenes.

Esto que tan aceptable puede ser, según el juicio de cada uno; recordemos que las teorías éticas quieren establecer principios que justifiquen normas y juicios de este estilo, pero el modo de justificarlos cambia de unas teorías a otras. Retomemos también que la estructura gramatical de una norma moral es “Todos deben hacer X”, la forma del juicio moral es “X es bueno”.

Ahora revisemos algunas afirmaciones de la siguiente clasificación de teorías éticas (Claudio Gutiérrez, 1997) :

Teorías cognitivistas, las cuales afirman: Que “BUENO” es una cualidad de X. Que “X ES BUENO” es una oración descriptiva. Que una oración así aporta un nuevo conocimiento acerca de X. Teorías teológicas (materiales) Tratan de determinar el fin de la vida humana, aquello que, si lo conseguimos, nos hará buenos. Fundan el deber en el bien que se ofrece a la voluntad para que lo realice.

Teorías naturalistas, afirman que los términos morales equivalen a propiedades naturales observables.

-Teorías deontológicas (formales), tratan de determinar qué es lo correcto.

-Teorías no cognitivistas, niegan los tres supuestos de las cognitivistas. Son el emotivismo y el prescriptivismo.

• El eudemonismo aristotélico (felicidad). Aristóteles sostiene que el bien supremo del hombre es la felicidad, es lo único que se basta a sí mismo. “Es una actividad del alma conforme a una virtud perfecta”. Lo que nos hace felices es una actividad del alma, y la actividad que nos hace buenos es el pensamiento. La buena elección consiste siempre en un término medio de todo. La ética de Aristóteles es de perfeccionamiento del hombre.

• El hedonismo (placer), es vivir conforme a la naturaleza, y se identifica la felicidad con el placer. Vivir de acuerdo con la naturaleza implica la moderación del placer. Los excesos proceden de las falsas opiniones. Sólo será feliz quien escoge con prudencia, sabe contenerse en la moderación e ignora las opiniones de los libertinos. Se distinguen tres tipos de deseos: Deseos naturales y necesarios, Deseos naturales y no necesarios, Deseos no naturales ni necesarios.

• El utilitarismo (bien), utilidad es la propiedad de cualquier objeto de producir beneficio, ventaja, placer o felicidad. Principio de utilidad: el principio que aprueba o no cualquier acción según su tendencia a aumentar o disminuir la felicidad de la parte interesada. Los utilitaristas pretendieron convertir la moral en ciencia. No quisieron hacer santos, sino hombres que colaborasen en una sociedad más feliz. Si el principio de utilidad se aplica directamente a actos particulares se llama utilitarismo de los actos. El utilitarismo de las reglas es al norma general, la que cumple el principio de utilidad.

Teorías intuicionistas, afirman: que los términos morales no son casualidades “naturales”, que los términos morales solamente pueden ser definidos mediante otros términos morales, que por lo menos un término moral será indefinible.

Moore propone una ética teleológica, una moral cuya bondad es conocida por intuición.

La ética de los valores, niega que el valor sea una cualidad natural, afirma que es una cualidad “sui generis”, afirma que sólo puede ser captada por intuición.

Teorías subjetivistas, los valores carecen de realidad objetiva, es el hombre quien da valor a las cosas. Estas teorías son psicológicas, irracionalistas y relativistas.

Teorías objetivistas, los valores son independientes del ser humano, que no los crea, sino únicamente los descubra. Son también independientes respecto a las cosas mismas. La teoría de los valores de Scheler(teoría general: todos los valores tienen un fundamento, un fin); los valores son esencias; los valores son totalmente objetivos; el hombre no los inventa, los descubre; y los descubre por intuición; tiene una jerarquía de valores. Cuando contemplamos una cosa descubrimos el conjunto de valores que residen en ella. Intuimos una jerarquía, con el siguiente esquema: valores sensibles (alegría/pena, placer/dolor); valores de la civilización (útil/perjudicial); valores vitales (noble/vulgar); valores culturales que pueden ser: estéticos (bello/feo), éticos-jurídicos (justo/injusto), especulativos (verdadero/falso); valores religiosos (sagrado/profano).

Éticas no cognitivistas, si los términos éticos no representan cualidades observables no significan nada. El uso de esos términos tiene que representar algún significado, aunque no cognoscitivo.

Éticas procedimentales.

Ética “formal” Kantiana.

La pregunta fundamental de la ética es: “¿Qué debo hacer?, aunque también puede formularse: ¿Qué condiciones debe cumplir una norma moral para que pueda obligar?

-Las normas morales tienen que tener validez universal (todos deben hacer X).

Kant rechaza las éticas del bien, y considera a las éticas de la felicidad egoístas, porque la búsqueda de la felicidad no puede fundar normas universales. Propone una ética deontológica y procedimental, no aparece solo como criterio de búsqueda, sino también como norma moral (imperativo categórico)

La moral Kantiana reposa sobre la libertad. El imperativo categórico supone que es el sujeto moral quien se da a si mismo las normas morales. Es deontológica y procedimental, porque sólo atiende al procedimiento para establecer lo que es correcto.

Las transformaciones sociales del siglo XX, y de sus profundos efectos sobre la familia, han marcado una fuerte disfunción familiar, dentro de las que uno de los retos que enfrenta es el de satisfacer los requisitos básicos para el desarrollo sano de los adolescentes y jóvenes. Para enfrentar este reto de manera eficaz es conveniente revisar las funciones familiares que son importantes para la socialización, el desarrollo y bienestar de los adolescentes, y sus familias.

Consideremos a Natalia Calderón, que define “la socialización es un proceso mediante el cual, el individuo adopta los elementos socioculturales del medio ambiente y los integra a su personalidad para adaptarse a la sociedad. Dicho en otros términos, socializar es el proceso por el cual el adolescente aprende a diferenciar lo aceptable de lo inaceptable en su comportamiento, además, de ser un proceso muy importante que debe fomentarse desde muy corta edad”.

Como resultado de este análisis, podemos afirmar que la diferencia entre moral y ética se refiere a la forma en que nuestras convicciones están enraizadas en nosotros; no afecta necesariamente el contenido de esas convicciones. En relación al contenido, ética y moral son más bien coincidentes: ambas se refieren a cuestiones de valor, es decir, a lo que consideramos bueno y lo que consideramos malo, lo que debemos aprobar o reprobar, condenar o tratar de evitar. Así como las líneas de las teorías algunas con limites espirituales y otras más materialistas.

Conclusión

La familia es el motor del individuo para iniciar su formación y obtener las herramientas de socialización con los demás; por lo que, si bien las personas alrededor del adolescente jugamos un papel integrador, son los padres los que ayudarán a que el joven conozca, de manera orientada, las relaciones que se pueden dar, y cuidar que éstos en su búsqueda de identidad, no pierdan su visión menospreciando los valores familiares, los que serán una guía en los riesgos a los que se enfrente.

El sistema familiar, sobre todo en los medios urbanos marginales y en las áreas rurales, obedece en general a una estructura altamente jerarquizada en las relaciones interpersonales. El autoritarismo en la relación de pareja se repite entre padres e hijos, y también entre los hermanos mayores y los menores. Esta asimetría puede derivar en abuso hacia los miembros más débiles del grupo familiar. Los jóvenes perciben claramente este riesgo implícito en la necesidad de ser mejor comprendidos por sus padres. De que ambos grupos interaccionen mejor.

Los padres independientemente de la relación de pareja que establezcan no deben descuidar la orientación de los hijos, sobre todo durante la adolescencia y en la niñez, donde se fundamentan las visiones del individuo, las cuales pueden ser poco adecuadas para el adolescente que no tuvo una infancia plena.

En síntesis, la importancia que los padres y los hijos asignan a la interacción familiar, corrobora el valor de la familia como factor de apoyo en la socialización y el desarrollo del adolescente. El apoyo externo a la familia, con adolescentes para que pueda desempeñar más satisfactoriamente su papel protector del desarrollo sano de los jóvenes, emerge como una tarea que se irá multiplicando y perfeccionando, al igual que los programas dirigidos a prevenir y tratar conductas de riesgo específicas de los jóvenes. La abundante información que se produce en la actualidad, puede ser utilizada desde una perspectiva individual, por los profesionales de la salud o por los maestros que trabajan con adolescentes; desde una perspectiva colectiva, la información es aplicable a los programas preventivos y de promoción de la salud de este grupo de edad.

A continuación señalo las siguientes anotaciones importantes sobre la función de la familia y dentro del rol de está:

La familia es el grupo celular de la sociedad, la cual, a su vez, está compuesta de individuos.

El entorno familiar es el escenario donde el individuo forja los valores, hábitos y conocimientos básicos, que le servirán para interactuar y socializar con los individuos ajenos al núcleo familiar.

Es de carácter estratégico, el hecho de considerar el conocimiento con que se cuenta sobre la conformación y comportamiento del núcleo familiar, como una herramienta básica en la generación de programas de apoyo o políticas públicas, examinadas a contribuir a mejorar o brindar opciones, especialmente a los adolescentes en condición de calle, violencia o droga.

Es importante diseñar políticas públicas dirigidas a la generación de foros, eventos o conferencias, que sean catalizadores en el desarrollo de la socialización del individuo adolescente. Así también, para brindar opciones de capacitación adecuadas para padres e hijos.

Fuentes de información

Enciclopedia de México estudiantil, COLOR programa educativo visual, Colombia, 1998.
Gran diccionario enciclopédico visual, Pragrama educativo visual, S.L.; Colombia, 1994.
Ringeling, I., N. Horwitz, M. Maddaleno y C. Jara, “un modelo psicosocial para el estudio de la adolescencia” en R. Florenzano et al., (eds.), Temas de salud mental y atención primaria de salud, Santiago, Universidad de Chile, Facultad de Medicina, 1991.
CALDERÓN Astorga Natalia, Socialización como elemento fundamental de la vida, Pedagogía, www.monografías.com.
Presentación didáctica de las principales teorías y principios éticos dentro de un contexto humanista.
www.claudiogutierrez.com/Introduccion_a_la_etica.html

Josefa Salinas Domínguez - jossesadarrobahotmail.com

Egresada de la Normal Superior de Chiapas (2003-2007), como Lic. En Educ. Secundaria. Especialidad: Química. Actualmente cursa la Maestría en Pedagogía en la universidad de sur, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Ha colaborado en la publicación de artículos en el suplemento cultural Claroscuro del Periódico Local Entorno Chiapas; en la Antología Des-nudos entre la imagen y el verso; y la Revista Literaria Va de Nuez.

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.