El tecnológico de monterrey su penetración en América Latina

Autor: Ing. Carlos Mora Vanegas

Formación y capacitación

26-10-2010

La confianza en sí mismo es el primer secreto del éxito. R. W. Emerson.

No cabe la menor duda, sobre la visión y saber aprovechar las oportunidades, como lo hace el ITESM (Instituto Tecnológico Estudio Superior de Monterrey)que es un Instituto prestigioso y muy reconocido en Latinoamérica, Caribe y Centroamérica, en donde muchos estudiantes de estos continentes ha ido a formarse, capacitarse, compartir experiencia, en las distintas carreras que ofrece, muchos son becados por el mismo ITESM, quienes adquieren conocimientos de vanguardia , experiencia y lo aplican en su país de origen.

Desde luego, cuando uno se va a referir al ITESM como mi caso, en donde me formé como ingeniero y obtuve mi postgrado de maestría en administración de empresas, lo hago con objetivismo sin dejarme llevar por emociones, sentimientos, sino por hechos concretos que muestran resultados, por mi experiencia, visión y evaluación de resultados.

Cuando arribé en mi primera oportunidad al ITESM muchos años atrás, este solamente estaba centralizado en Monterrey, ciudad, que para ese entonces era muy sombría, jamás parecida a lo que hoy es, una moderna metrópoli, para ese entonces, ya había un buen número de centroamericanos, pocos latinoamericanos, cursando estudios de ingeniería, especialmente eléctrica, mecánica, civil, arquitectura, administración, contabilidad y licenciaturas en Física y matemáticas.

Las autoridades y fundadores de este campo de enseñanza ya mantenían una vinculación dinámica con el sector empresarial que es muy representativo para la región. Aspecto que ha beneficiado al Tecnológico, puestos las empresas cubren los puestos profesionales con sus egresados, los cuales proyectaron una imagen positiva del Tec que le ha favorecido y lo ha llevado a que actualmente cuente con 33 campos en todo México, lo que demuestra su desarrollo y calidad de sus profesionales de acuerdo al perfil que se diseña en cada carrera, totalmente actualizado de acuerdo a las necesidades de los escenarios en donde está.

Una vez conquistado el mercado nacional y dado paso a nuevas carreras y otras tradicionales, a fin de satisfacer la demanda de quienes quieren capacitarse en él, ha considerado oportuno traspasar la frontera y adentrarse en los países latinoamericanos, del Caribe y Centroamericanos, como específicamente lo ha hecho en Perú, Ecuador, Colombia y República Dominicana. Actualmente acaban de abrir una oficina en Buenos Aires, Argentina.

Lamentablemente, en Venezuela no se logró, sobre todo lograr el intercambio de estudiantes con universidades nacionales, específicamente la que me concierne, la de Carabobo, en donde sus autoridades no determinaron el alcance, repercusiones que le favorecerían tal apertura, a pesar de que por mi petición se permitió exponer lo que ofrece el Tecnológico en pre y postgrados, así como toda posibilidad de estudios con cursos on -line.

Este hecho desde luego, lo desperdició la Universidad, quién no supo aprovechar la oportunidad que se daba y empezar con activar un aspecto que las universidades públicas venezolanas, especialmente la que me concierne con una antigüedad considerable, de dar el paso al intercambio de estudiantes de pre y postgrado, de docentes y de investigación, dejando mucho que decir la visión de la autoridades en la proyección hacia el futuro de la universidad.

El Tecnológico de Monterrey, todo lo contrario, ha sabido aprovechar las oportunidades y debilidades de algunos de los países latinoamericanos , ofreciendo su experiencia educacional a nivel de pre y postgrado para formar buenos recursos humanos y mejorar el papel educativo de la región frente al mundo.

El Tecnológico sabe que Latinoamérica, el Caribe y Centroamérica, a pesar de tener algunos países con algunas universidades buenas, no han podido resolver el papel de la capacitación y formación de su recurso humano, especialmente el técnico, así para Pablo Carrera Narváez director del Tecnológico de Monterrey, que acaba de abrir una oficina en Buenos Aires dentro de su plan de internacionalización, Latinoamérica debería tener un mejor papel a nivel internacional. Considera que tiene que haber más sinergias porque, en los momentos difíciles que está viviendo la región, pareciera que cada uno hace las cosas por separado. En eso nos da una gran lección la Comunidad Económica Europea (CEE) donde, a pesar de ser países con diferentes lenguas y culturas, han podido fortalecer el Euro y sus relaciones comerciales. En la región, siendo el español el idioma común –entre otras cosas en la que coincidimos- creería que hay muchas áreas de oportunidad.

Agrega Carrera, que pensamos que las personas son las que finalmente dan la visión del negocio, es decir, qué tal alto quieren llegar. Y en eso trabajamos en el TEC, en no ponerse límites y en seguir los valores. El reto está en nosotros mismos y en pensar que el mundo ofrece muchas oportunidades. Sabemos que es una región con altos índices de pobreza, por eso tratamos de aportar becas de estudio y capacitación, por ejemplo, en cómo crear una microempresa. (De sus 91.672 estudiantes en el continente, el 40,7% cuenta con algún tipo de beca).

Comenta Carrera, en una entrevista que le realizó Universia Knowledge Wharton, que es un reto para las universidades hacer más corta la brecha entre lo académico y lo empresario. Cuando un alumno está en un proceso de estudio independiente, donde no hay ningún tipo de interacción, es mucho más difícil la adaptación y mayores los costos para las empresas. Nosotros contamos, por ejemplo, con laboratorios y áreas de estudio auspiciadas por distintas empresas. Ahí se simula, por ejemplo, el ensamblaje de un automóvil y así un ingeniero mecánico puede imaginarse cómo se trabaja en una planta automotriz.

Por otro lado, tenemos un proyecto que se llama “Los 100 mejores de América Latina”, por el que hemos becado más de 500 bachilleres latinoamericanos que entran a un programa de alto rendimiento con el compromiso de regresar a sus países de origen para devolver lo que han aprendido. Este programa no implica sólo estudiar una carrera, sino que muchos de ellos han viajado para realizar prácticas empresariales. Así los vamos preparando para que puedan estar más cerca del mercado profesional y laboral.
Estamos convencidos que la internacionalización abre la mente, señala Carrera, los estudiantes, para poder aprovechar esta visión del TEC en las aulas, deben aprender a desaprender. Ahora el TEC está interesado en ver cuáles son las tendencias y las realidades educativas en otros destinos interesantes como la India o China.

No hay que olvidar señala que el desafío más grande que atraviesa una universidad regional es entender la cultura de cada país y sus propias necesidades para elaborar contenidos y metodologías que generen valor y satisfagan a las empresas.

El desafío más grande que atraviesa una universidad regional es entender la cultura de cada país y sus propias necesidades para elaborar contenidos y metodologías que generen valor y satisfagan a las empresas.

Desde luego en esta penetración de conquista de mercados nuevos, el Tec esta avalado además de su experiencia académica, de la utilización de distintas metodologías de estudio como la elaboración de proyectos, análisis de casos, talleres, videos ilustrativos, método constructivista en base a la experiencia de los ejecutivos. Cuenta además de una plataforma tecnológica que le permite a las empresas dictar clases dentro de las computadoras de sus propias organizaciones, como puede ser un supermercado o un banco. De esa manera reducen costos; brindan el diseño y los contenidos de acuerdo a las necesidades de cada empresa.

Pronto como lo manifiesta Carrera estará en marcha el Ilumínate, que permite a 20 personas estar conectadas al mismo tiempo y compartir un archivo de power point o PDF. Esto reduce costos y tiempos, así como la distancia. También tenemos educación virtual, pero de todas formas siempre destacamos que es importante tener una parte de contacto presencial para humanizar la educación. Las tecnologías no van solas.
Definitivamente, el ITESM es un ejemplo como caso de estudio de cómo se conquistan mercados en lo que a educación se refiere.

Ing. Carlos Mora Vanegas - camv12arrobahotmail.com

El Dr. Mora es Ingeniero - Administrador, Profesor Titular en el Área de estudios de Postgrado de la Universidad de Carabobo (Venezuela).

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.