Reflexiones sobre el uso del lenguaje. Al decir hacemos

Autor: Rafael Rubio

Otros conceptos de RR.HH.

05-10-2010

Dios ordena el universo
En el principio, cuando Dios creó los cielos y la tierra, todo era confusión y no había nada en la tierra. Las tinieblas cubrían los abismos mientras el espíritu de Dios aleteaba sobre la superficie de las aguas.

1. Dijo Dios: “Haya luz y hubo luz”. Dios vio que la luz era buena…

2. Dijo Dios: “Haya una bóveda en medio de las aguas, para que separe.

3. Dijo Dios: “Júntense las aguas de debajo de los cielos en un sólo…

4. Dijo Dios: “Produzca la tierra hierba, plantas que den semilla y ...

5. Dijo Dios: “Haya luceros en el cielo que sepárenle día de la noche …

6. Dijo Dios: “Llénense las aguas de seres vivientes y revoloteen …

7. Dijo Dios: “Produzca la tierra viviente según sus especies …

8. Dijo Dios: “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza …

9. Dijo Dios: “Hoy les entrego para que se alimenten toda clase de plantas …

Así estuvieron terminados el cielo, la tierra y todo lo que hay en ellos. (Génesis, Antiguo Testamento).

El lenguaje dirige nuestros pensamientos hacia direcciones específicas y de alguna manera, nos ayuda a crear nuestra realidad al potenciar o limitar nuestras posibilidades. La habilidad de usar el lenguaje con precisión es esencial para una buena comunicación.

Hablar correctamente es fundamental ya que lo que nos diferencia de los animales es el sonido ordenado que transmite sabiduría, conocimiento y capacidad de comunicación (Savarego, Solange Aparecida G. Las palabras tienen poder. http://www.humormdq.com).

El Construccionismo Social, según Ken Gergen y Ted Sarbin (citados por: BARRET, FRANK J. y FRY, RONALD E. 2008. Indagación Apreciativa. Un enfoque positivo para construir capacidad cooperativa, Montevideo, Xn) propone: “creamos el mundo que llamamos real a través de nuestras palabras – nuestras conversaciones, símbolos, metáforas e historias”. Las palabras son más que vocablos, instrumentos de retórica o conductos de información; son formativas al guiar la manera en que las personas construyen el mundo, son los recursos que guían como de hecho viven sus experiencias. En las conversaciones en común creamos el mundo en sociedad que luego experimentamos como normal y real. Y creamos el mundo a través de las palabras que usamos. Cada vocablo identifica y valida cierto tipo de acciones.

Las palabras emergen dentro de un contexto de intercambios interpersonales. Se forjan compromisos, se forman relaciones, se negocian futuros, todo ello basándose en las palabras disponibles y en los tópicos que se vuelven el foco de la conversación. Esto es lo que se dice cuando se afirma que “las palabras crean mundos”.

Cuando nos referimos a otra persona no es un acto neutral. Dispara toda una familia de términos y categorías que guían la acción y estimula ciertas asociaciones y otras no. Esta familia de términos incluye referencias a las relaciones que se dan entre los individuos, el respeto, la confianza, o la falta de ellos.

En este sentido, una sola palabra nunca es una sola palabra, sin un nexo a una visión del mundo. Por tanto, alterar el vocabulario cotidiano en un sistema social tiene poderosas consecuencias posibles.

Cuando el lenguaje empieza a cambiar, un mundo entero de posibilidades se abre. Detrás de esto existe una dinámica social poderosa y sutil. Las palabras que se usan guían en lo que hacemos foco y por cierto que guían también cómo interpretamos nuestras experiencias. Las palabras no son neutras, siempre son el producto de relaciones humanas. Eso cambia la forma en que pensamos acerca del lenguaje. Las formas que hablamos, las palabras que disponemos, las herramientas que nos ayudan a construir y vivir el mundo.

Esto implica que cuando creamos nuevas historias, nuevas metáforas y nuevo lenguaje, estamos cambiando el tejido mismo de la sociedad.

Necesitamos pensar las palabras como acciones, como herramientas poderosas que hacen cosas. En consecuencia, es muy importante considerar lo que afirma Wittgenstein (citado por BARRET, FRANK J. y FRY, RONALD E., op. cit., pág. 45), “los límites de mi vocabulario son los límites de mi mundo”.

Rafael Rubio - rubiorafarrobagmail.com

http://hijosdelossuenos.blogspot.com/

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.