Opinión sobre la reforma energética y de hidrocarburos en México

  • Economía
  • 8 minutos de lectura

I. Resumen

Desde que el general Lázaro Cárdenas decretara la expropiación petrolera en 1936, el petróleo se ha convertido en más que solo una fuente de energía.

Después de 75 años México quiere recuperar lo mejor de la expropiación petrolera y concluir con un proyecto que puede mover y transformar a México.

El objetivo de este análisis es dar a conocer la reforma energética, sus objetivos y beneficios que traerá al país también dar a conocer que existe una falta de liderazgos lo que conlleva a tener ciertas dudas de que se obtengan resultados diferentes a los que asegura el gobierno.

Lo que es una realidad es que “El petróleo se esta acabando no solo en México sino en todo el mundo”.

II. Introducción

A lo largo de nuestra vida hemos aprendido que uno de los recursos mas importantes del planeta es el petróleo, el cual esta ligado al concepto de la nación.

¿Qué es la reforma energética? La reforma energética es una modificación a nuestra constitución en relación a los recursos naturales la cual busca la asociación de PEMEX con empresas extranjeras para la extracción y descubrimientos de nuevos  yacimientos petrolíferos.

Esta decisión es tomada ya que México no cuenta con la tecnología suficiente para la realización de este proyecto por eso es necesario someterse a contratos foráneos para poder realizar dichas acciones.

Lo que trataremos de descubrir es si este proyecto realmente traerá resultados o simplemente será una propuesta más sin concluir.

III. Antecedentes

El petróleo en el México prehispánico era recogido de chapopoteras y la gente le daba usos rituales o medicinales, también se usaba como colorante y pegamento, despues en la época colonial es donde se le empieza a dar diferentes usos industriales como para calafatear navíos.

Desde la temprana historia del hombre el petróleo también era utilizado como combustible para el fuego, y para la guerra. La Revolución industrial generó una necesidad cada vez mayor de energía, la cual se abastecía principalmente de carbón. Por otro lado, se descubrió que el queroseno podía extraerse del petróleo crudo, y que podía utilizarse como combustible.

Su gran importancia para la economía mundial se desarrolló, sin embargo, de manera muy lenta, siendo la madera y el carbón los principales combustibles utilizados para calentar y cocinar, y el aceite de ballena el preferido para iluminación, hasta ya entrado al siglo XIX. El petróleo comenzó a tener una fuerte demanda, y para el siglo XX se convirtió en una de las principales materias primas del comercio mundial. (wikipedia, 2013).

Una de las cosas más relevantes es que fue un sacerdote de origen tabasqueño de nombre Manuel Gil y Sáenz quien descubrió en el año 1863 un yacimiento al que llamó “Mina del Petróleo de San Fernando” donde puedo extraer una gran cantidad de crudo.

Lo mejor es que los yacimientos se fueron descubriendo poco a poco en diferentes estados de México, en 1901 el geólogo mexicano Ezequiel Ordóñez descubre un yacimiento petrolero nuevo  llamado La Pez, ubicado en el Campo de El Ébano en San Luis Potosí.

En ese mismo año el Presidente Porfirio Díaz expide la Ley del Petróleo, con la que se impulsa la actividad petrolera, otorgando amplias facilidades a inversionistas extranjeros, pero fue hasta 1938 cuando el Presidente Lázaro Cárdenas impulsó la primera reforma energética, su elemento fundamental fue la garantía de la propiedad y la rectoría del Estado en el control de los hidrocarburos, al tiempo que contempló la participación del sector privado en diversas actividades.

El 18 de marzo de 1938, el General Lázaro Cárdenas se presento antes los medios de comunicación para anunciar uno de los hechos más históricos de los Estados Unidos Mexicanos que fue la expropiación petrolera.

Ésta consistió en la apropiación legal del petróleo que explotaban 17 compañías extranjeras para convertirse en propiedad de los mexicanos. Entre ellas figuraban Mexican Petroleum Company of California, Compañía Mexicana de Petróleo “El Águila” y la Compañía Exploradora de Petróleo la Imperial SA, que hoy forman las más grandes corporaciones internacionales de comercialización de “oro negro” La política de apoyo a la organización de los obreros y la fundación de Petromex (después Pemex).

La idea de crear un proceso de reforma energética también se remonta al año de 1999 cuando el presidente de la república Ernesto Zedillo Ponce de León envía al Congreso de la Unión una iniciativa de reforma a los artículos 27 y 28 de la Constitución Mexicana, teniendo el propósito de poder reconstruir el sector eléctrico de México con la finalidad de ampliar la participación en la explotación de los hidrocarburos.

El 25 de abril de 2012 el  presidente Peña Nieto se comprometió con la realización de un nuevo proyecto sobre “Reforma Energética” con el fin de reducir el costo de tarifas eléctricas en beneficio de la población y la industria.

Con este proyecto en puerta México se encuentra con grandes posibilidades de crecimiento y nuevas oportunidades para los mexicanos ya que contamos con suficientes recursos para poder extraer petróleo y gas.

IV. Desarrollo

La reforma energética de 2013 en México es una iniciativa de reforma constitucional presentada por el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, el 12 de agosto de 2013, y enviada a la Cámara de Senadores para su análisis y discusión.

La Reforma Energética busca modificar los artículos 27 y 28 constitucionales para retomar “palabra por palabra” el decreto de Lázaro Cárdenas de 1940 sobre la materia.

Para el artículo 27 la reforma pretende la eliminación de su párrafo sexto, para que se permita la participación de la iniciativa privada en el procesamiento de gas natural y la refinación del petróleo, así como el transporte, almacenamiento, distribución y comercialización de dichos productos y sus derivados.

Se propone suprimir del artículo 28 a la petroquímica básica como área estratégica que no constituye monopolio y que se estará a lo dispuesto por el párrafo sexto del artículo 27.

La reforma busca facultar al Estado para celebrar contratos de utilidad compartida, que permitan mantener el control absoluto sobre el petróleo. (Olson, 2013).

Esta es una idea que tiene como objetivo poder generar energía más barata para las familias mexicanas y hacer que el gobierno celebre contratos de utilidad compartida con el sector privado cuando le convenga al interés nacional.

Si no permitimos la realización de la reforma energética la demanda de energía seguirá creciendo y es hora de hacer algo para satisfacer las necesidades del país. Las reservas de petróleo están reduciendo cada vez más tanto que en unos 13 a 15 años no habrá nada de ellas si no hacemos algo ¡rápido!

Los investigadores aseguran que existen en aguas territoriales enormes reservas de 50 mil o 60 mil millones de barriles, pero desgraciadamente estas se encuentran a unos dos mil metros por debajo del fondo del mar, y Pemex no cuenta con la economía suficiente para crear pozos y poder extraer esos recursos.

Si no contamos con el financiamiento para cubrir los costos de la extracción de dichos recursos la única solución es asociarnos con empresas internacionales que si tengan tecnología, capital y experiencia para poder realizar este proyecto.

Si no se resuelve este dilema como ya lo habíamos dicho anteriormente los recursos se agotarán a no más de 20 años y entonces en primer lugar, México se enfrentará a severas limitaciones para su crecimiento y será más dependiente del extranjero, en segundo lugar la producción será insuficiente para cubrir el mercado interno y México dejará de ser exportador para convertirse en importador  de petróleo y sus derivados, y lo poco o mucho que se exportará será demasiado caro.

En tercer lugar,  México se verá presionado a comprarles a países como la Arabia, Irán o Venezuela.

La competitividad en México ha sido más baja que en otros países, debido a sus altos precios de energía, esto lo podemos observar en la siguiente tabla:

Costo en dólares

País

Electricidad

(MWh)

Gas

(Millones de BTUS)

Mexico

75.00

7.85

Argentina

66.06

1.79

Brasil

45.80

3.33

EEUU

44.60

10.50

Venezuela

24.14

0.51

Cuadro1

Fuente: http://www.fundacionpreciado.org.mx/biencomun/bc184/F_Calderon.pdf

Mientras no exista una decisión a este proyecto hay que seguir realizando campañas publicitarias para así seguir manteniendo la energía y reducir su costo, aunque estos medios de comunicación no den altos resultados de conciencia en los televidentes es importante  seguir haciendo un esfuerzo para lograr la reducción y duración de estos recursos.

Aunque la idea de crear una reforma energética es aun no creíble es importante informarnos de cuales son sus objetivos y que beneficios traerían realmente al país.

En primer lugar se menciona que existirán nuevos empleos en el territorio nacional, se incrementara la producción de gasolina y con eso se plantea el ahorro de millones de dólares que podrá utilizarse en otros rubros, se dará pie para que las industrias cementera, fundidora, siderúrgica, bienes de capital y metal mecánica, entre otras tengan la posibilidad de incrementar sus actividades y emplear a un mayor número de trabadores, se plantea que con el fortalecimiento de Pemex, se aumentarán los recursos del Gobierno Federal para destinarlos a reducir la pobreza extrema en el país.

Realmente no podemos asegurar el funcionamiento de la reforma energética ya que es un proyecto que dará frutos al paso de los años con una buena administración, lo que a la mayoría de los mexicanos les preocupa, es por eso que se hizo la modificación al articulo 27 de nuestra constitución para dar certeza jurídica a quienes invertirán en Pemex, y en ese mismo sentido se proponen nuevas facultades a la Comisión Reguladora de Energía, a fin de que norme las actividades de los empresarios nacionales y extranjeros encargados de producir gasolina y los petroquímicos básicos.

“Se plantea aprovechar la experiencia institucional de la Comisión Reguladora de Energía mediante el fortalecimiento de sus actuales atribuciones y otorgándole nuevas en las actividades que se abren a la participación social y privada”.

V. Conclusión

Considero que con la aprobación de la reforma energética  se esta asegurando la explotación de los hidrocarburos y el incremento de la economía, México recuperara su esplendor y se convertirá en el país líder en la producción de petróleo, lo que realmente me preocupa es si será un proyecto que favorezca al país o simplemente será una forma mas de obtener poder para el gobierno.

La propuesta es buena y debemos apoyar el inicio de esta reforma ya que si no lo hacemos nunca podremos adivinar si pudo funcionar.

VI. Referencias

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Rabanales Pérez Geidi Lili. (2013, diciembre 16). Opinión sobre la reforma energética y de hidrocarburos en México. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/opinion-sobre-la-reforma-energetica-y-de-hidrocarburos-en-mexico/
Rabanales Pérez, Geidi Lili. "Opinión sobre la reforma energética y de hidrocarburos en México". GestioPolis. 16 diciembre 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/opinion-sobre-la-reforma-energetica-y-de-hidrocarburos-en-mexico/>.
Rabanales Pérez, Geidi Lili. "Opinión sobre la reforma energética y de hidrocarburos en México". GestioPolis. diciembre 16, 2013. Consultado el 6 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/opinion-sobre-la-reforma-energetica-y-de-hidrocarburos-en-mexico/.
Rabanales Pérez, Geidi Lili. Opinión sobre la reforma energética y de hidrocarburos en México [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/opinion-sobre-la-reforma-energetica-y-de-hidrocarburos-en-mexico/> [Citado el 6 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de lucynieto en Flickr