Necesidad de la innovación como elemento clave para la competitividad

Cuando hacemos referencia al término innovación, hablamos de aquel cambio que introduce alguna o varias novedades. Aplicar nuevas ideas. La innovación exige conciencia y equilibrio a la hora de transportar las ideas del campo imaginario o ficticio, al de las realizaciones o implementaciones puesto que todo el mundo puede tener ideas, pero tener ideas buenas ya es otra cosa.

La Fundación COTEC define innovación como “el arte de convertir las ideas y el conocimiento en productos, procesos o servicios nuevos o mejorados que el mercado valore”. Se asocia la innovación con una actividad relacionada con la creatividad, el azar o la inspiración de un momento. Para Frascati innovación es “la transformación de una idea en un producto vendible, nuevo o mejorado, en un proceso operativo en la industria y en el comercio o en un nuevo método de servicio social”.

La palabra innovación es muy atractiva, está totalmente de moda y quizá por eso en muchas ocasiones haya sido utilizada mal; ya sea para justificar inversiones millonarias o como excusa para realizar campañas de publicidad espectaculares. La innovación es algo nuevo, y debe ser útil. Normalmente surge de la interacción entre especialistas, que cuando combinan sus conocimientos hacen aparecer nuevas ideas en las que nadie había pensado antes. La cercanía con los clientes y la estrecha relación que surja con ellos, puede darnos herramientas y convertir la información de ahí obtenida en innovación.

Toda empresa que pretenda alcanzar una posición de líder en el mercado debe ir considerando a la innovación dentro de sus procesos ya que afecta a todas las áreas. La innovación no implica exclusivamente la generación de nuevos productos y servicios, sino que afecta también a la forma de hacer las cosas.

Se aprende más en la guerra que en la paz. La mayoría de las empresas siguen haciendo lo mismo que las llevo al éxito en el pasado, se sienten cómodas, tratando de evitar turbulencias evitando hacer cambios dramáticos. Los “cambios” que se implementan son sólo para tratar de imitar la tendencia del mercado o siguiendo pasos que a compañías similares ya les han funcionado. En innovación y diferenciación poco se invierte.

Los cambios tecnológicos y cambios en general en torno a la competitividad del mercado están a la orden del día y es una obligación aprender más de ellos para obtener una ventaja. Es inaceptable pensar en que se esta bien, que se esta creciendo de forma lenta pero segura y plantarse ahí. Hoy en día o se renueva o se queda, o se innova o se atrasa.

Buscar que la cultura de la innovación que se integre en los objetivos estratégicos de la compañía es lo primero. Buscar transformar e innovar para poder alcanzar resultados distintos a los que hasta ahora nos hemos acostumbrado. Las cosas se hacen bien una sola vez, pero pueden hacerse mejor siempre.

Una cultura abierta anima y fomenta la innovación, toma de riesgos y a la apertura al cambio. No hay nada bueno que no empiece con una dosis de locura. Empresas que opten por reinventarse antes que los demás, obtendrán una ventaja competitiva. No cambiar porque se están haciendo cosas incorrectas, sino para mejorar las ya realizadas y mantener un espíritu vivo de evolución.

Generar una capacidad de innovación estratégica constante, hacer que todos en la organización sientan la necesidad de innovar y crear y mantenerlos alertas y centrados en la captura de las oportunidades del mañana, es tarea primaria de una empresa actualmente. Es importante una mayor cercanía entre colaboradores y una apertura a sus ideas y sugerencias de mejora.

No se puede apostar a la innovación sin líderes que aún no se han reinventado ellos mismos y hablen el idioma de la innovación. Se requiere de un buen guía. Personas que no son comunes, quienes no estén conformes con alcanzado hasta el momento, que se sienten cómodos estando incómodos, pensando como nadie para darle a sus clientes lo único; que están a la vanguardia. Deben tener una gran mentalidad para afrontar riesgos ante las nuevas condiciones del entorno y una nueva actitud mental de dar un paso a la vez cada día.

Mantener un espíritu ganador en su organización es precisamente su trabajo como líder. No basta con cambiar al ritmo del mercado, hay que ir por delante, anticiparse a las necesidades de sus clientes. Son líderes emprendedores lo que requieren ahora las organizaciones. Tiene que intentar hacer algo distinto aunque no salga bien a la primera. Cambiar no minimiza el liderazgo, lo engrandece. El liderazgo en innovación es cada vez más difícil de mantener, el capital intelectual es más valioso que el capital físico o financiero. Ser innovador es el nuevo valor de los líderes.

Para subsistir en la actual situación económica mundial, es necesario la apuesta por la innovación. Pensar diferente para hacer de su gente un equipo diferente y hacer también cosas diferentes. Pensar diferente para ser mejor. Quienes piensen de ésta manera son los que le sacarán una ventaja competitiva. O las empresas se ponen al día o están arriesgando fuertemente su lugar en el futuro.

El éxito frente a sus competidores reside en diferenciarse del resto, la adaptación y la flexibilidad marcarán la diferencia. La innovación es el elemento clave de la competitividad. La competitividad de una nación depende de la capacidad de su industria para innovar.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
García Osorio Favian. (2015, abril 7). Necesidad de la innovación como elemento clave para la competitividad. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/necesidad-de-la-innovacion-como-elemento-clave-para-la-competitividad/
García Osorio, Favian. "Necesidad de la innovación como elemento clave para la competitividad". GestioPolis. 7 abril 2015. Web. <http://www.gestiopolis.com/necesidad-de-la-innovacion-como-elemento-clave-para-la-competitividad/>.
García Osorio, Favian. "Necesidad de la innovación como elemento clave para la competitividad". GestioPolis. abril 7, 2015. Consultado el 6 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/necesidad-de-la-innovacion-como-elemento-clave-para-la-competitividad/.
García Osorio, Favian. Necesidad de la innovación como elemento clave para la competitividad [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/necesidad-de-la-innovacion-como-elemento-clave-para-la-competitividad/> [Citado el 6 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de ian_munroe en Flickr