Motivación y los 4 pilares de la inteligencia emocional

Mucho se ha hablado de la motivación y el liderazgo, de motivar al personal o de la auto-motivación, y dando una vuelta de rosca al tema voy a plantear la motivación y la inteligencia emocional.

¿Qué significa estar motivado? Hacer las tareas del día a día con pasión, sin apatía y sin una energía adicional.

Muchas personas encuentran en el trabajo la posibilidad de desarrollo profesional y esta es su propia auto-motivación pero también hay otros que el trabajo es una carga y se llenan de frustración.

La motivación (Maslow) está articulada con las propias necesidades humanas es decir tenemos una necesidad (motivación) y una vez que la satisfacemos o conseguimos deja de motivarnos.

El motor de motivación es la pasión, que es irracional y totalmente emocional, tenemos que tener claro cuáles son nuestras pasiones profesionales, laborales y personales pues muchas veces ocupando el rol de conductor de un equipo queremos motivar a nuestra gente pero… ¿sabemos cuales son las cosas que los apasiona o cual es su perfil emocional?

He descubierto a lo largo de los años, que en las empresas no tiene buena prensa hablar de las emociones, de nuestra sensibilidad ¿Por qué se tapan?

Todos los seres humanos tenemos un estado de ánimo cuando nos levantamos y vamos a trabajar, es nuestro “contexto” siempre vivimos en un estado de ánimo.

El liderazgo tiene que ver con un estado de ánimo, de aceptación y validación del otro, de consensuar.

Ver a nuestro jefe con capacidad de liderazgo o poder de decisión nos motiva. Debemos conocer nuestro grado de competencia pero también de incompetencia para saber donde somos capaces de tener éxito y donde no.

Cuando no somos reconocidos – motivados esto nos genera un “estado de ánimo” que muchas veces perjudica el rendimiento y el compromiso disminuye pues el empleado se pregunta ¿para que voy a trabajar mejor si la empresa no me reconoce lo que estoy haciendo?

Podemos preguntarnos que siente una persona que ha hecho bien su trabajo y no recibe ningún comentario o le dicen que es urgente y pasa una semana y ve sus planillas arriba del escritorio en el mismo lugar donde las dejo…

Muchas veces basamos la motivación en el aumento salario o un cambio jerárquico que obviamente es bien recibido por todos pero tenemos que replantearnos políticas de RRHH mas efectivas. ¿Para que sirve una evaluación de desempeño si no refleja un aspecto motivación al para el evaluado? (Teoría de la equidad).

Es conveniente “parar” y empezar a re-pensar si lo que estamos haciendo lo hacemos por costumbre, porque hace un montón de tiempo que se hace así y poner en practica la frase “lo importante es nuestra gente” a través de acciones concretas.

¿Como relacionamos la inteligencia emocional con la motivación?

La IE tiene 4 pilares:

1er Pilar – Conocimiento Emocional: conformado por la honestidad
Energía, retro-información e intuición emocional

2do Pilar – Aptitud Emocional: Presencia auténtica, amplitud del radio de confianza, capacidad de escuchar, manejar conflictos y sacar lo mejor del descontento constructivo, flexibilidad y renovación.

3er Pilar – Profundidad emocional: potencial único y propósito, influencia sin autoridad, compromiso, responsabilidad y conciencia, integridad aplicada

4to Pilar – Alquimia emocional: creación de futuro, intuición, reflexión y percepción de oportunidad, fluir con los problemas y presiones aumentando su percepción.

Vamos a tomar el pilar del conocimiento emocional ya que las emociones afectan todos los aspectos de la vida, si aumentamos nuestra inteligencia emocional es decir nuestro autoconocimiento de esos “estados de ánimo” podremos cambiar nuestra experiencia laboral y de relaciones. Esto evitará un clima laboral de temor, incertidumbre, injusticias, resentimiento y hostilidad.

Dejemos el piloto automático y de hacer mas de lo mismo.

En general cuando pensamos en una idea, producto o servicio nos basamos primero en las emociones y en seguida, racionalizamos y justificamos nuestra decisión con hechos y números.

Cuantas veces hemos respondido frente a la pregunta de quienes somos o tener que hablar de uno mismo, la mayoría de las respuesta comienzan en los aspectos académicos, títulos adquiridos, viaje o experiencia en el exterior pero nos cuesta hablar sobre como llegamos al puesto que tenemos, que aprendimos, con que dificultades nos encontramos, cual es nuestra vocación, cuales son los riesgos que tome. Esto es inteligencia emocional.

Muchas veces las personas se desmotivan pues desperdician el tiempo y su energía fingiendo aceptar decisiones que no comparte, haciendo silencio, tolerando un orden jerárquico, reprimiendo percepciones u oportunidades.

Las emociones provocan, creatividad, iniciativa, cooperación y colaboración, compromiso, fortalecen a las organizaciones.

En las últimas investigaciones las emociones tienen una definición de alto rendimiento que se hacen presente en las empresas (AQF) siendo valoradas y reconocidas por ser:

  • Señal de fortaleza
  • Son Indispensable en los negocios
  • Explican y aclaran
  • Son Indispensable para el buen juicio
  • Motivan y ayudan al aprendizaje
  • Las personas se vuelven reales
  • Crean confianza y conexión
  • Activan valores éticos
  • Generan creatividad e innovación
  • Generan influencia sin autoridad

En síntesis nuestras actitudes, como actuar, empatía, cooperación, sociabilidad, autocontrol, la risa, reflexión, el coraje o valentía, la creatividad, comunicación y los sentimientos como la afectividad, amistad, el amor, la pasión, autoestima, auto premio, confianza, lealtad, la ingratitud, dignidad, el sentirse parte de un equipo, influyen de una manera positiva o negativa en nuestra motivación.

La motivación es un factor emocional que se potencia cuando lo ejercitamos todos los días, creyendo en nuestros sueños, proyectos, aspiraciones.

Utilicemos nuestra inteligencia emocional para potenciar a nuestros empleados, recordemos que cuando el otro me respeta me siento bien y cuando alguien menosprecia nuestro trabajo y le resta importancia y valor, nos bajoneamos anímicamente.

Bibliografía consultada

La inteligencia emocional aplicada al liderazgo y a las organizaciones-R.Cooper, editorial Norma

Nuestro motor emocional – la motivación- M. Espada García – editorial Díaz de Santos

La inteligencia emocional – D.Goleman

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Jofre Roxana. (2006, julio 4). Motivación y los 4 pilares de la inteligencia emocional. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/motivacion-y-los-4-pilares-de-la-inteligencia-emocional/
Jofre, Roxana. "Motivación y los 4 pilares de la inteligencia emocional". GestioPolis. 4 julio 2006. Web. <http://www.gestiopolis.com/motivacion-y-los-4-pilares-de-la-inteligencia-emocional/>.
Jofre, Roxana. "Motivación y los 4 pilares de la inteligencia emocional". GestioPolis. julio 4, 2006. Consultado el 6 de Julio de 2015. http://www.gestiopolis.com/motivacion-y-los-4-pilares-de-la-inteligencia-emocional/.
Jofre, Roxana. Motivación y los 4 pilares de la inteligencia emocional [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/motivacion-y-los-4-pilares-de-la-inteligencia-emocional/> [Citado el 6 de Julio de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 18474854@N00 en Flickr