El poder de la palabra. Hablar para vender

Autor: Mike Cellamare

Ventas y administración de ventas

06-11-2008

Depende de nuestro puesto de trabajo, tendremos que hablar en público en más o en menos ocasiones, normalmente suele ser en reuniones de trabajo o en presentaciones. Las siguientes técnicas pueden ayudarte a conseguir un discurso convincente, gracias a la forma en la que es interpretado.

Para que tus clientes crean en lo que dices, no es suficiente conocer superficialmente el tema, es necesario que les demuestres un conocimiento profundo acerca de tu negocio, producto o servicio. Tus clientes necesitan percibir y asegurarse de que las informaciones que tú les transmites como vendedor, son producto de tu propia experiencia, de tus investigaciones y de tu trabajo productivo.

Cuando tus clientes perciban que dominas el tema, ellos aceptarán tus argumentos de ventas sin problemas. En este sentido, debido al éxito que seguirás obteniendo en tus ventas, muy pronto tendrás que realizar una presentación ante un grupo de potenciales clientes, por esa razón.

¿Qué hacer antes de una presentación de ventas?

Lo primero es preparar tu exposición con anticipación, asegúrate de que tu exposición sea breve y concisa, ensaya lo que vas a decirle a tus clientes, organiza el contenido de tu exposición, apoya tu exposición con algunas estadísticas importantes, cuida tu imagen personal y tu manera de vestir, habla con profesionalismo, comienza, desarrolla y termina tu exposición con entusiasmo, recuerda comunicarles un mensaje valioso y útil. Cuando finalices tu exposición, entrégale a cada asistente un material importante sobre tu exposición. No hay nada mejor que estar preparado y entrenado para una exposición de ventas, requisitos indispensables para todo aquel que desee convertirse en un buen orador o presentador.

Cuando hablas con profunda pasión acerca de tus productos y servicios aumentas tu credibilidad como vendedor, es casi mágico. Prueba desde hoy este ejercicio; cuando te encuentres con un cliente o un amigo, habla con emoción y te darás cuenta que tus cosas comenzarán a mejorar.

Hablar en público es una experiencia emocionante

Quien habla con y desde el corazón, también se dirige al corazón de quienes lo escuchan. El poder de la sinceridad y la convicción puesta en las palabras hacen magia en una exposición. Jamás se ha sabido de ningún orador sin entusiasmo natural que mueva las pasiones de sus oyentes. Tal vez el tema tratado sea de historia y patriotismo, pero en dos oradores distintos uno que utiliza sólo razones y nada de pasión no igualará a uno que tal vez sin dotes de gran orador pero que habla desde el corazón.

Dirigirse a los demás conlleva la responsabilidad de contribuir a engrandecer al ser humano. Si empleamos nuestra comunicación para colaborar con este servicio, fomentaremos la calidad humana.

Cómo vender con las palabras

Imagínate como un producto. A ver qué escogiste, anda hazlo, escoge un producto de tu preferencia un teléfono móvil, un auto del año, un libro, una galleta, una película, una camiseta de un club deportivo, lo que desees.

Bien ahora ya tienes un nombre, como producto haz sido destinado a un público a satisfacer alguna necesidad. ¿Qué hacer para que nos compren? Te doy un minuto. Debemos lograr que nos diferencien y distingan de nuestros competidores. Porque hay muchos productos como tú de diferentes marcas, cualidades y precios.

Para un mercado de enormes proporciones necesitas mantener un atractivo vendedor, he aquí una palabra mágica: marketing. Necesitas un plan. Primero identifica tus sueños y habilidades. Aquellos objetivos a donde quisiéramos llegar y donde mejor se expresa nuestra personalidad, aquello que mejor sabemos hacer, donde pensamos que obtendremos la calidad de vida deseada.

Mike Cellamare

Director de Cellamare Comunicación Creativa y Cursodeoratoria.com, el primer sitio Web especializado en la enseñanza de la oratoria moderna.

www.cursodeoratoria.com

oratoriamodernaarrobagmail.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.