El poder de la marca. Para principiantes

Autor: Guadalupe Cano León

Posicionamiento y marcas

04-03-2008

“La Marca es el nombre, término, símbolo, diseño, o una combinación integrada de ellos que tiene la intención de identificar y de distinguir al producto o servicio de la competencia.” Kleppner Publicidad, 16º edición. “Una marca representa el vínculo más poderosa entre la oferta y el consumidor.” Antonio Marazza.

Con estas dos definiciones podemos comenzar el desarrollo de este tema. ¿Qué es realmente la marca?.

Antes existía una gran distinción entre un producto y otro porque generalmente eran diseñados manualmente, con “recetas” distintas, hoy no. Las empresas usan la misma materia prima, las mismas máquinas, comprada en el mismo lugar, y a consecuencia de ello los productos son idénticos. O acaso ¿usted podría distinguir entre dos aceites para cocina distintos o dos remeras de algodón? Según la publicidad de alimento para gatos y perros ellos se dan cuenta, bueno nosotros no, porque son realmente idénticos. Entonces ¿dónde está la diferencia, que hace que compre un producto y no el otro?

La tradición de marca, su historia, la experiencia con la marca, la recomendación de otras personas que ya experimentaron con la marca y por supuesto el valor agregado que ésta nos da: nos hace más fuertes, más femeninas, más humanos, más elegantes, más salvajes, nos muestra como personas rebeldes o amas de casa dedicadas a su hogar.

Como verán, la diferencia lo pone la marca, y el valor real que tiene está en la mente del consumidor. Por eso la marca es un activo y la elección de la misma es financiera.

¿Qué es el valor de la marca? Simple, como el consumidor, proveedor, distribuidor y vendedor piensan y sienten acerca de la marca en relación a su competencia.

La historia de la marca es la base de su futuro. Como comentaba anteriormente, es la experiencia que tiene el cliente con la marca la que la hace importante y destacada. Por eso debemos atender a nuestros clientes y sorprenderlos. Recuerdo un ejemplo que nos dio Tom Wise en una conferencia el año pasado: él compro unos zapatos en un local de una ciudad donde daba una charla, esa misma noche viajó de regreso a Buenos Aires se colocó los zapatos y le dolían casi sin poder caminar. Los llevó a los meses a la misma casa en Buenos Aires donde sin la factura, ni ningún comprobante de compra simplemente se los cambiaron por otro y le explicaron que en realidad sus zapatos no sólo tiene la talla estándar sino también un nro. que representa el grosor del pie y que el anterior no era el adecuado.

Esta es una experiencia positiva con la marca, tan impáctate que la comenta a sus amigos, colegas y participantes de sus charlas.

Nos estamos metiendo en lo que llamamos Customer Relationship Management o administración basada en la relación con el cliente. Darle una experiencia tan importante como para que el mismo sea nuestro propio vendedor, no menospreciemos el poder del “boca boca” o como dicen ahora “boca a oído”, es un canal de venta fantástico, sino es el mejor, ¿Usted no elegiría el café recomendado por su abuela?… Yo no, y tampoco la mayoría de las mujeres ¿por qué?

Los tiempos cambian y debe entender, las costumbres de los consumidores también. “Yo sólo compro café instantáneo no tengo un minuto que perder y odio lavar el colador” es un pensamiento común hoy, pero terrible hace un par de años cuando el café instantáneo salió con su publicidad y las mujeres dijeron: “¿qué quiere decir esta marca, que yo no le voy a dedicar el tiempo que se merece mi marido para hacerle un café?”

Para terminar, muchas marcas están tratando de escalar y escalar en la mente del consumidor como “modernas, a la moda, cool”. Recuerde, la moda muere, en cambio su marca debe permanecer en el tiempo por eso debe crear una historia propia, una idea propia, debe ser relevante.

Guadalupe Cano León

www.la2daelegida.com.ar

la2daelegidaarrobagmail.com

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.