Manejo de un empleado indisciplinado

  • Talento
  • 3 minutos de lectura

¿Tienes algún empleado indisciplinado y no sabes como manejar la situación?

No te preocupes, buscaremos la solución en este artículo. Iremos por partes.

¿Porqué se vuelven indisciplinados algunos empleados?

La razón por la que un empleado pueda volverse indisciplinado puede deberse a varios motivos.

Falta de motivación: La desmotivación, la falta de expectativas, no sentirse realizado, son unos de los principales problemas que tienen muchos trabajadores.

Cuando tu único motivo para ir cada día a trabajar es ganar tu sueldo y poco más, te vuelves una persona desmotivada, haces lo justo en tu empleo y nunca pretendes seguir avanzando.

Pero ¿Quién es el verdadero responsable de esta situación? Lo más fácil y rápido es culpar al empleado. Suponemos que es el, el que debe auto-motivarse, es el, el que debe crear expectativas para que cada día crezca en su empleo. No digo que esto no sea cierto, tiene que haber una predisposición por parte del empleado para que la empresa y el mismo crezcan cada día. En cambio es el jefe, el líder el que tiene que motivarle, tiene que mostrarle cuales son las metas a las que es posible llegar, incentivarlo y crearle expectativas a las que quiera y pueda conseguir.

Cuando sientes que puedes crecer día a día, tu implicación, tus ganas y tu energía aumenta de una manera que, hace que un empleado indisciplinado se convierta en factor indispensable para la empresa. Por lo tanto, motivar de una manera correcta al empleado, creándole expectativas reales de crecimiento transformará al indisciplinado en un trabajador con hambre y dispuesto a implicarse al 100% en su negocio.

La dignidad: Es un punto que realmente ni si quiera deberíamos tener en cuenta, ya que se debería dar por sentado que todas las personas, tengan la condición que tengan, se les debe tratar con la máxima dignidad posible, es un derecho inalienable, pero desafortunadamente no siempre es así. No todos los líderes y todos los jefes tratan a sus subordinados de una manera digna, y cuando esto pasa, ocurren circunstancias que no hacen otra cosa que afectar negativamente a su empresa y a sus empleados.

Debemos tener en cuenta que tratamos con personas, y merecen el máximo respeto. El abuso de poder es una herramienta que la mayoría de las veces se vuelve en contra del que las utiliza. Por ello, cuando a un empleado que se le trate sin respeto y de una manera no digna, además de afectar a su productividad, es muy posible que se vuelva indisciplinado.

Los conflictos grupales: Este es un tema que bien se merece un artículo aparte, al ser fáciles de producir y difíciles de erradicar. Los conflictos grupales son aquellos que afectan a un grupo o a parte de el, e incluso puede pasar que haya conflictos entre grupos distintos de la empresa o el negocio.

La aparición de estos grupos es relativamente fácil. Cualquier diferencia entre algunos de sus miembros puede provocar conflictos que haga que el grupo se divida en dos o mas partes, afectando con ello el ambiente y la productividad de su empresa.

Cuando nos enfrentamos como líderes a este tipo de problemas debemos mostrar calma e intentar arrancar el problema de raíz. Debemos reunir a dos o mas representantes de las partes conflictivas para llegar a un acuerdo respecto al problema, acuerdo que no deberá favorecer más a uno que al otro, ya que eso, aunque en primera medida parezca solucionar el problema, creará un resentimiento en las facciones del grupo que quede perjudicado. Por ello, nuestras medidas tendrán que ser salomónicas y las dos partes del conflicto deberán ceder en su medida.

En un futuro, para tratar de impedir esta clase de conflictos, debemos de dejar claro quien es el que lidera al grupo, y también adoptar medidas que no creen desigualdades entre sus miembros.

¿Porqué tomar estas medidas?

Le podrá parecer que no merece la pena tomar estas medidas para con sus empleados, ya que merecen un esfuerzo considerable y pensará que nadie le garantiza los resultados.

Los resultados se los garantizo yo. Cuando usted fomente la motivación de sus empleados, cuando usted trate con dignidad a sus subordinados y resuelva y/o prevenga los conflictos grupales, estará garantizado el éxito respecto a su personal. Las personas apreciamos a los líderes que son capaces de proteger, llevar a un fin común y beneficioso, y que nos haga crecer, como persona y como profesional.

Por otro lado ninguna persona ama a un líder que no le de razones para esforzarse, que lo trate indignamente y que no sepa resolver sus conflictos.

Si tiene un empleado indisciplinado ya sabe por que, y como cambiar eso.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Bocardo Gutiérrez Manuel. (2014, agosto 4). Manejo de un empleado indisciplinado. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/manejo-de-un-empleado-indisciplinado/
Bocardo Gutiérrez, Manuel. "Manejo de un empleado indisciplinado". GestioPolis. 4 agosto 2014. Web. <http://www.gestiopolis.com/manejo-de-un-empleado-indisciplinado/>.
Bocardo Gutiérrez, Manuel. "Manejo de un empleado indisciplinado". GestioPolis. agosto 4, 2014. Consultado el 4 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/manejo-de-un-empleado-indisciplinado/.
Bocardo Gutiérrez, Manuel. Manejo de un empleado indisciplinado [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/manejo-de-un-empleado-indisciplinado/> [Citado el 4 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de heygabe en Flickr