Lo que las mujeres emprendedoras no saben sobre el temor

  • Autoayuda
  • 2 minutos de lectura

¿Sientes que podrías lograr mucho más como mujer emprendedora, pero algo te detiene? ¿No logras concretar tus ideas? ¿Vives aplazando tus proyectos en tu negocio online? Entonces es muy probable que estés lidiando con uno de los más grandes enemigos de la mujer emprendedora: el temor. ¡Aprende 3 datos útiles que te ayudarán a vencerlo una vez por todas y para siempre!

Contenido

Como mujer emprendedora, ya te tienes que haber confrontado con el temor ante situaciones difíciles o desafiantes.

También ya debes saber que es un sentimiento normal que siempre aparece cuando te encuentras con cualquier circunstancia que te saca de tu zona de confort. (Me refiero a aquel lugar seguro, en el cual te sientes resguardada, ¡pero que te queda demasiado pequeño!)

Lo que quizás ignoras es que muchas fórmulas de superación de miedos y temores, que funcionan muy bien para hombres, no funcionarán tan bien para ti, porque estás hecha de otra manera.

Las mujeres somos mucho más susceptibles a sucumbir ante nuestras emociones. Somos increíblemente valientes para luchar por los demás, pero tendemos a tener demasiado poca fe en nosotras mismas.

Por eso el temor se puede convertir en un factor muy dañino para ti y para tu negocio, ya que no solo va a limitar tu gestión como empresaria sino también puede terminar paralizándote por completo.

Para que eso no te suceda a ti, te doy tres datos, repletos del más puro poder femenino, ¡para que aprendas a vencer el temor una vez por todas y puedas avanzar con confianza hacia tu próximo nivel de ventas, clientes e ingresos!

1. Conoce la verdadera naturaleza del temor

Si comprendes la verdadera naturaleza del temor, ya no te va a poder complicar tanto tu vida, porque sabrás como contra-arrestarlo:

El temor no es nada más que una fe torcida. Técnicamente, esto es lo que sucede cuando sientes temor: en vez de tener fe e imaginarte que vas a tener éxito, te estás imaginando el fracaso y la derrota. Al permitir esa imagen negativa en tu mente, sueltas tu “fe” torcida y comienzas a sentir cada vez más temor.

¿Por qué no usas la misma energía que empleas para imaginarte un resultado negativo, para visualizar un resultado triunfante?

Yo declaro las promesas de Dios sobre mi vida. Así aumento mi fe, recordándome que Dios no me va a llamar a un propósito y luego abandonarme para que lo resuelva por mi cuenta, sin Su ayuda sobrenatural.

Uno de mis versículos favoritos es muy corto, pero muy poderoso:

“¡Pero gracias a Dios, que me da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo!” (1 Corintios 15:57)

¡Ese “PERO” es muy importante! Okay, tengo temor, PERO…(Me encantan los “peros” de la Biblia!)

2. Reconoce que el temor no es verdad

Como ya sabes que el temor es una fe torcida, podrás concluir que esa imagen negativa no es verdad. Solo existe en tu mente.

Si esas imágenes negativas insisten en reaparecer, simplemente pregúntate: “¿Qué si esto no es verdad? ¿Qué pasaría si tuviera éxito con mi gestión?” Y luego comienza a imaginarte lo maravilloso que sería si no suscitaría ese mal resultado que tanto temes.

3. Actúa con las rodillas temblando

Hay algunas situaciones en la vida de una empresaria que simplemente van a ir acompañadas de temor. Tu primera venta de un producto de alto precio, tu primera presentación en público, tu primera publicación, etc. Si tú eres diligente en empujarte continuamente más allá de tu zona de confort, vas a aprender a convivir con ese temor, pero de buena manera.

Como una guerrera que va a la batalla, confiada de que va a ganar, te acostumbrarás a actuar, aunque tus rodillas estén temblando.

En vez de estar simplemente flotando de acá para allá en tu vida, de acuerdo a circunstancias externas y con muy pocos resultados, estarás en constante estado de alerta, ¡eligiendo bien tus batallas y obteniendo muchas victorias!.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Langerfeldt Bettina. (2014, mayo 15). Lo que las mujeres emprendedoras no saben sobre el temor. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/lo-que-las-mujeres-emprendedoras-no-saben-sobre-el-temor/
Langerfeldt, Bettina. "Lo que las mujeres emprendedoras no saben sobre el temor". GestioPolis. 15 mayo 2014. Web. <http://www.gestiopolis.com/lo-que-las-mujeres-emprendedoras-no-saben-sobre-el-temor/>.
Langerfeldt, Bettina. "Lo que las mujeres emprendedoras no saben sobre el temor". GestioPolis. mayo 15, 2014. Consultado el 2 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/lo-que-las-mujeres-emprendedoras-no-saben-sobre-el-temor/.
Langerfeldt, Bettina. Lo que las mujeres emprendedoras no saben sobre el temor [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/lo-que-las-mujeres-emprendedoras-no-saben-sobre-el-temor/> [Citado el 2 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de archeon en Flickr