Liderazgo en el cambio organizacional

“El problema de muchas empresas y personas es que pasan mucho tiempo hablando de como llegarán a cumplir sus metas. Déjese de miedos y de hablarlo tanto y póngase manos a la obra. Si quiere llegar a donde aspira ¡Accione!.

¡Ya basta! Mientras no accione, no llegará a ningún lado. Sus pensamientos y planes no tendrán sentido y en realidad expone su liderazgo al ridículo.

En el marco de la complejidad y el caos económico mundial, organizaciones enteras están viviendo  una enfermedad irreversible y compleja llamada Paraplejia. Es decir, que por alguna razón u otra han decidido ser demasiado cautelosos al punto de contagiar con dicha enfermedad a toda su fuerza laboral y como consecuencia siguen deteniendo el progreso mismo de su negocio y su gente.

Muchos Empresarios y hombres de Negocios Eruditos se han quedado en el camino por la falta de acción. Son capaces de discutir por meses la mejor forma de hacer las cosas, e incluso de visualizar el éxito para su organización, pero a la hora de hacerlo se quedan en el camino. ¿Qué pasa?

Los líderes deben tomar decisiones que les permitan avanzar junto con aquellos a quienes representan y junto a su equipo de colegas de la empresa, así decídase a no ser Usted el estorbo que detiene a su negocio.

Mientras usted no tenga la confianza en sí mismo y en sus líderes, éstos no se pondrán manos a la obra, ni se interesarán en poner todo su potencial al servicio de sus Clientes. Usted se ha convertido en la pieza que impide el crecimiento, ¡créalo o no!.

Así que deje de exhibir sus dotes de gran pensador y apele a su carácter para ponerse manos a la obra y más aún cuando ya se tienen definidos los estándares a alcanzar en su Plan Estratégico. Si ya hizo su plan de negocios lo que sigue es operarlo, no estarlo manoseando durante todo el año para aparentar que está al pendiente de  no pasar nada por alto.

Decídase a entregar la confianza en quienes tienen la capacidad para operarlo con eficiencia. Si en el camino, sus líderes le demuestran que están encontrando oportunidades adicionales no contempladas en el Plan de Negocios, déles la libertad de que utilicen su capacidad creativa (Innovación fundada) para que puedan imprimir la velocidad al Plan Inicial y como consecuencia de ello tenga la seguridad de llegar antes que sus competidores a la meta.

¿Porque si no los pone a prueba, cómo podrá darse cuenta de su capacidad de liderar grandes proyectos? ¿Entonces qué busca en ellos? Aviéntelos al río si lo que quiere es verlos nadar, solo así podrá darse cuenta de quién es el mejor para vencer la corriente que se le está viniendo encima a toda la empresa.

Nuestro Plan Estratégico en Southwest es simple: ¡hacer las cosas! Herb Keller CEO Executive.

Si usted no se decide porque tiene temor al fracaso o a que lo vean fracasar, déjeme decirle que son éstos precisamente la ruta al éxito y aunque no quiera creerlo forman parte de la historia de crecimiento en las Empresas. Así que aprenda a premiar los “fracasos excelentes y a castigar los éxitos mediocres”.

El fracaso deja la mejor enseñanza y nos prepara para alcanzar una mejor posición en el futuro de nuestro negocio. Si usted no se atreve, piénselo dos veces, porque con su actitud está entrenando a todos sus colaboradores para que teman ante las adversidades y eso no lo sacará del pozo jamás. Dése cuenta que el valor y la confianza que usted infunda en su gente será el detonante para generar la innovación y diferenciación necesaria y para evitar una catástrofe de proporciones mayúsculas en el futuro.

Así que Alinee el nivel de responsabilidad de cada puesto y persona con la visión organizacional y póngase en acción inmediatamente después de ello. El mercado pide cambios, sus clientes piden servicio diferenciado, en otras palabras, están esperando ¡Que usted accione!

Hágase cargo de poner en movimiento a la Organización entera, sálgase de su escritorio y dedíquese a allanarle el camino a quienes lo transitan diariamente. Camine por los pasillos y premie a toda gente que esté haciendo casos de éxito para su negocio, déjelos trabajar y concentrarse en exceder la meta prevista, permítales aprender, inspire entusiasmo, genere una idea clara de que en su organización la Planeación es Clave, pero la acción es mucho mejor evaluada.

El éxito se mide por lo que hace, no por lo que piensa, y eso al final es lo que refleja un estado financiero o el mejor reporte de ventas en su negocio, ¿Está claro?

No quiero discutir si su claridad de  pensamiento es superior o no, solo deseo enfatizar que un pensamiento sin acción es como tener una novia maravillosa excelente a la cual no nos atrevemos a pedirle el matrimonio. Sin resultados el amor muere, sin resultados su Empresa también.

Además, ir a la línea o al pasillo, le permitirá imprimir mayor energía para sus propósitos, pues la cercanía con los miembros de su equipo es vital para comunicar que es usted quien apoya su trabajo y su talento y está orgulloso de sus logros.. Es usted el encargado de que los éxitos se repitan una y otra vez en cada departamento y su presencia debe dejar en claro para los demás que Usted está interesado en su Equipo y se siente orgulloso de cada uno de sus miembros. Esto será lo que a la postre le genere resultados, ¡convénzase de ello!.

El trabajo de un líder consiste exactamente, en convertir a toda la gente que le rodea en alguien a quien ni siquiera han imaginado. Tiene conexión con hacer excelencia todos los días, pero con las personas, tiene que ver con ir más allá de lo que otros no hacen, tiene que ver con inspirar para alcanzar el más alto nivel siquiera soñado por quienes están a su alrededor. Pero éste trabajo comienza por sí mismo. No puede ir pregonando por los pasillos sin haber hecho bien la tarea con Usted mismo porque de lo contrario se le viene la montaña encima. Atrévase a hacer con usted lo que quiera que hagan los demás con usted. ¡Así de simple!

¡Buena parte de la labor de liderar consiste en ayudarles a los demás a atreverse!

Ayudarles a otros a cruzar el río implica primero animarlos a que lo hagan. Ésta labor de inspiración es realmente ¡su trabajo!

Su trabajo como líder no consiste en simplemente alcanzar las metas, sino en convertirse en un productor de actores de excelencia. Si usted no se concentra en hacer que su gente sea excelente, por más esfuerzos que haga sólo llegará a algunos éxitos ¡y nada más!. Si eso le conforma, entonces bienvenido al Club de la Mediocridad.

Pero si usted se concentra en la Excelencia y se olvida un poco del Éxito, entonces estamos hablando de lo mismo.

Obtener un éxito, es llegar a un lugar determinado, practicar la excelencia ¡es una forma de vida!. Es la razón de nuestra existencia, es por lo que vivimos, es lo único que nos llenará el alma de satisfacción, ¡no hay más!

Si no busca la Excelencia en lo que hace, en su gente, con sus hijos..¿Entonces qué busca?

Si los demás se atreven a cruzar el río, es porque usted ha logrado inspirarlos, es porque les ha quitado el temor de enfrentar a la corriente que se les viene encima, es porque les ha enseñado (con el ejemplo, claro está) las mil y una formas de cruzarlo a pesar de la complejidad que ésto implica.

Los ha convertido en expertos, los ha convertido en ganadores, los ha facultado para alcanzar sus más grandes propósitos y ahora ya no tienen más límites en su mente. Los ha convertido en personas que han adquirido el hábito de exceder las expectativas en su trabajo y en su vida.

No hay tantos trucos realmente en la vida, es cuestión de atreverse a “dar el gran salto” y usted como líder tiene la obligación de darlo antes que los demás para ponerles el ejemplo., es decir, si quiere nuevamente que su gente se arriesgue para cruzar el río, antes arriésguese usted por ellos y hasta entonces le seguirán.

La vida es una cuestión de pensar bien. Si. Pero de accionar bien, también lo es. Es un tema de alta congruencia, ni más ni menos.

¿Quieres cambiar la Cultura de la Organización? ¡Cambia tu primero! ¿Quieres diferenciarte de tus competidores? Comienza por diferenciarte de los demás, aún cuando tengas que lastimar un poco tu Ego.

¿Quieres cruzar el río y llegar al otro lado a festejar el proceso que has vivido para poder alcanzar éste éxito? ¡Atrévete a hacerlo! mi consejo, cambia, cambia, cambia y vuelve a cambiar!… Estoy a tus órdenes.

“Mi recomendación, es que busque la Excelencia Todos los días. es su razón de ser, es su principal motor… Olvídese un poco del éxito y practique hacer.

Si quiere hacer grandes cosas y alcanzar el más grande de sus éxitos, no le dé tantas vueltas… Simplemente ¡Hágalo!… deje de pensarlo tanto…

¡Acción y acción!

Olvídese de practicar a hacerla de Gurú, y póngase a trabajar en serio.

Lo que su empresa necesita no es tener una Junta Directiva que piense por los demás, lo que su empresa necesita es convertir en realidad su visión y esto tiene que ver con acción.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Arias Romero Jorge Arturo. (2013, marzo 7). Liderazgo en el cambio organizacional. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/liderazgo-cambio-organizacional/
Arias Romero, Jorge Arturo. "Liderazgo en el cambio organizacional". GestioPolis. 7 marzo 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/liderazgo-cambio-organizacional/>.
Arias Romero, Jorge Arturo. "Liderazgo en el cambio organizacional". GestioPolis. marzo 7, 2013. Consultado el 11 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/liderazgo-cambio-organizacional/.
Arias Romero, Jorge Arturo. Liderazgo en el cambio organizacional [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/liderazgo-cambio-organizacional/> [Citado el 11 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de andyarthur en Flickr