Las emociones y el autocontrol

  • Autoayuda
  • 2 minutos de lectura

El ser humano maduro hace lo que se tiene que hacer independientemente de que tenga ganas de hacerlo, se sienta bien o se sienta terrible. Muchas veces la manera en la que nos sentimos afecta nuestro desempeño en la vida o en el trabajo.  Cuando dependemos de cómo nos sentimos, no podemos planear bien nuestro día y en lugar de mantener  nuestra dirección con firmeza, nuestros objetivos se ven  a merced de las circunstancias y de cómo estas nos afecten.

Las emociones siempre van a estar presentes

Todo el tiempo estamos sintiendo algo, somos seres emocionales; habrá días que experimentemos tristeza, depresión, desánimo y habrá otros que nos levantemos con entusiasmo, interés y confianza. Las emociones no pueden ser cambiadas de manera directa y consciente por nuestra voluntad,  pero si podemos influir para cambiarlas de manera indirecta a través de nuestros comportamientos.  Es decir, no puedes decretar: ‘quiero dejar de sentirme triste” porque no va a suceder;  pero si puedes “hacer” algo distinto a lo que estabas haciendo para dejar de sentirte triste.  Lo importante es reconocer lo que estamos sintiendo, aceptarlo  y permitirnos sentirlo. Las emociones no son buenas ni malas, existen y están ahí; no se pueden reprimir o controlar, pero si  podemos influir en ellas y modificarlas.

Tus acciones cambian tus emociones

Tú tienes el poder de influir en tus emociones a través de tus acciones y comportamientos: si te sientes “agobiado”’ haz algo que te haga sentir “serenidad”, da un paseo, cambia la música, siéntate un rato.  Si sientes “desaliento”,  escribe una lista o has un portafolio de fotos con los mayores logros de tu historia personal  para que  sientas “orgullo” y fortalezcas la confianza que requieres para enfrentar tus retos.   En conclusión, cuando lo que sientes te empieza a aislar y a encoger: reconócelo, haz algo para sentirte diferente y vuelve a conectarte con tu vida y tus objetivos.

La meta es el Auto-Control

Lograr el dominio de uno mismo significa que hemos desarrollado el Auto-control  necesario para ser completamente responsables de  nuestra vida y de nuestros resultados.  El estar a cargo de nuestras acciones y de nuestras emociones  nos brindará la satisfacción y confianza que necesitamos para enfrentar lo que se nos presente a  lo largo del camino.  Y aún en los días donde no encontremos   la confianza o la motivación necesaria;  nuestra voluntad se habrá fortalecido  lo suficiente para cumplir los compromisos que hacemos con nosotros mismos  y así poder transformar nuestras vidas, nuestras carreras y nuestras relaciones.

Así que, retoma hoy tus metas de hacer ejercicio, comenzar un posgrado, leer más, aprender algo nuevo, rescatar tu vida social o  dedicar más tiempo a tu familia. Haz lo necesario por cumplir lo que te propusiste, aún en los días en que  no tengas ganas de hacerlo; porque a través de las pequeñas acciones que realices con consistencia estarás fortaleciendo tu Auto-control, tu carácter  y te convertirás en el dueño y señor de tu destino.

Fuente

  • David K. Reynolds del libro Constructive Living.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Taboada Nora. (2013, septiembre 6). Las emociones y el autocontrol. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/las-emociones-y-el-autocontrol/
Taboada, Nora. "Las emociones y el autocontrol". GestioPolis. 6 septiembre 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/las-emociones-y-el-autocontrol/>.
Taboada, Nora. "Las emociones y el autocontrol". GestioPolis. septiembre 6, 2013. Consultado el 6 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/las-emociones-y-el-autocontrol/.
Taboada, Nora. Las emociones y el autocontrol [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/las-emociones-y-el-autocontrol/> [Citado el 6 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de jeff_vu en Flickr