Las 8 causas de conflicto en el entorno laboral según Bell y Hart

  • Talento
  • 5 minutos de lectura

Entendiendo los orígenes de los conflictos en el lugar de trabajo

Entender cuáles son las causas más comunes de los conflictos en el  trabajo nos puede ayudar a prevenirlos, reconocerlos pero sobre todo a resolverlos de la mejor manera posible.

Lamentablemente, los conflictos en el lugar de trabajo son más comunes de lo que creemos, no necesariamente terminan en discusiones pero cuando existe un conflicto, el ambiente de trabajo no es el mejor, la situación puede llegar a desmotivar al trabajador al punto de desear dejar el puesto de trabajo.

Aunque muchas personas evitan tener conflictos en el trabajo, cuando la situación llega a cierto nivel, la frustración es tal que casi es imposible no estallar.  Ahora bien, no se trata de demonizar los conflictos, estos también pueden ser positivos en un ambiente laboral si se manejan adecuadamente ya que permiten que las partes puedan crecer de forma individual y lograr una mejor comunicación. Para que esto sea posible debemos conocer la raíz del problema. En cualquier caso siempre hay alguna manera de solucionar los conflictos, por lo que hay que entender las ocho causas que lo originan.

Ocho causas de conflictos

Según los psicólogos Art Bell y Brett Hart, hay ocho causas de conflictos en el lugar de trabajo.  Estas son:

1.Conflicto de recursos:

Para poder realizar nuestro trabajo, todos empleamos recursos que van desde una hoja de papel hasta una sala de reuniones o la ayuda de un compañero, sin embargo, pueden surgir conflictos cuando otras personas dentro del equipo necesitan los mismos recursos.

En estos casos, es muy importante el papel de líder que debe procurar que todos los miembros del equipo utilicen los recursos eficientemente,  procurando que si más de una persona requiere determinado recurso se pueda discutir abiertamente para establecer prioridades para el equipo y no personales.  Se pueden utilizar métodos de negociación como el conocido win – win o  el modelo de persuasión-influencia Cohen-Bradford.

2. Conflicto de estilos:

Todos tenemos una forma diferente de trabajar que es determinada tanto por las necesidades de cada quien como por su personalidad. Algunas personas son ordenadas al trabajar, otras viven en un permanente caos, a algunos les gusta trabajar con mucha supervisión mientras que  otros prefieren trabajar lo más libremente posible.  Pero si tienes que compartir en el trabajo con personas que tienen estilos diferentes, los conflictos pueden surgir.  Este tipo de conflictos se pueden prevenir si al formar un equipo de trabajo y asignar los diferentes roles de trabajo, se toman en consideración los diferentes estilos de trabajo de cada quien.

Algunos profesionales consideran aconsejable realizar test de personalidad como el Myers Briggs para conocer mejor las características que pueden determinar el estilo de trabajo.

3. Conflicto de percepciones

Al igual que en la vida cotidiana, en el trabajo,  cada uno ve las situaciones desde su punto de vista.  Cuando el punto de vista de dos o más personas se ven confrontados pueden surgir conflictos.  Cuando en un lugar de trabajo se da este tipo de conflicto en las percepciones, es muy probable que sean frecuentes los “chismes” y las “guerras territoriales” además de terminar afectando el desempeño general del equipo también pueden darse quejas de los clientes.

Una vez más, comunicarse abiertamente con el equipo es lo más indicado, incluso en aquellos casos que se tienen que dar malas noticias hay que hacerlo de forma clara, si se proporciona la información necesaria, los miembros de un equipo no tendrán la necesidad ni la tentación de hacer sus propias interpretaciones.

4. Conflictos en las metas:

Este tipo de conflictos se da principalmente cuando no se respeta el principio de unidad de mando.  Si un jefe les dice a sus empleados que la prioridad es  aumentar la rotación de inventario,  se puede generar un conflicto si otro superior dice que la prioridad es bajar los costes de transporte de los vendedores.

También puede suceder que un empleado tenga diferentes tareas asignadas, cada una de ellas de cara al logro de un objetivo, y no haber considerado si un objetivo se opone a otro ya sea de ese empleado o de otro.

Por esta razón, las metas deben ser muy claras y si existe algún conflicto entre ellas hablarlo abiertamente para evitar el conflicto de metas.

5. Conflicto por presión

¿Qué sucede si el informe que tienes que terminar para mediodía depende de los datos del Departamento de Informática pero te dicen que ahora mismo están ocupados con la generación  otros datos que requiere tu compañero de oficina?  Lo más probable es que se desarrolle un conflicto por presión.

Son similares a los conflictos de metas con la diferencia que usualmente los conflictos por presión involucran situaciones que revisten de urgencia.  En este caso, la solución puede ser tan simple como cambiar las fechas límites si es posible o establecer prioridades.  Esto relajará la presión y  por tanto evitará o solucionará el conflicto.

6. Conflicto de roles

En ocasiones, algún empleado tiene que llevar a cabo alguna tarea que no corresponde a sus responsabilidades habituales, hay que tener cuidado con estas situaciones porque podría estar  invadiendo el terreno de otra persona lo que puede generar un conflicto por una lucha de poder.  También puede suceder que el conflicto se  origine porque quien recibe determinada tarea considera que la misma debería haber sido hecha por otra persona.

Si como líder tienes que asignar una tarea a una persona, y se considera que podría crear un conflicto de roles, lo mejor es ser muy claro en cuanto a las razones por las que esa tarea fue asignada a esa persona.

7. Conflicto por diferencias en los valores personales

Este tipo de conflictos es bastante complicado, ya que implica los valores personales de alguien que pueden ser opuestos a los que la empresa tiene o los que espera que ese empleado tenga en determinada circunstancia.

La ética de cada quien debe ser respetada, y en este sentido una buena selección de personal puede ayudar a evitar este tipo de conflictos al buscar empleados que tengan los valores que como líder del equipo esperas.

Además, debe haber suficiente confianza en el equipo para que un empleado que sienta que se le está pidiendo algo en contra de sus valores pueda hablarlo abiertamente, aunque lo mejor sería que el líder conozca bien su propia ética y la de los miembros de su equipo para ni siquiera causar la tensión propia de asignar una tarea en contra de los valores personales de este empleado.

8. Conflictos causados por políticas impredecibles

Las políticas de una empresa deben ser muy claras, pero no solo en el papel,  también deben ser comprendidas al 100% por cada uno de los empleados.  Si hay falta de conocimiento o de claridad se puede generar mucha confusión, lo que a su vez puede causar conflictos.

Además, con respecto a las políticas, es muy importante la consistencia en su aplicación. Es indispensable que no se apliquen las políticas de una forma para un empleado y de una manera diferente para otros.

Cuando algo cambia dentro de la empresa, la comunicación debe ser clara, y todo lo explícita que sea necesario para que no haya dudas.  Esto no solo hará que las situaciones se resuelvan más eficientemente si no que se evitarán conflictos por políticas mal aplicadas o mal entendidas.

Reflexión:

Los conflictos dentro de un ambiente laboral pueden afectar el desempeño del equipo y pueden crear tensiones que afecten personalmente a los empleados.  Cuando surge un conflicto se debe buscar de forma inmediata la raíz de ese problema

Las 8 causas de conflicto que explican Although Bell y Hart pueden ser de gran utilidad para identificar las razones que están causando esos conflictos que afectan el ambiente laboral, y  muy probablemente también el desempeño del equipo. Ahora bien, una vez identificada las causas de esos conflictos, se deben buscar los mecanismos para la resolución de conflictos.

En la medida de lo posible, no debemos esperar a que los conflictos surjan para buscar una solución, como líderes de un equipo tenemos que tomar las medidas necesarias para prevenir estos conflictos en el ambiente laboral.

Fuente: http://aulainteractiva.org/

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Del Castillo Rubatscher Carlos. (2015, octubre 17). Las 8 causas de conflicto en el entorno laboral según Bell y Hart. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/las-8-causas-de-conflicto-en-el-entorno-laboral-segun-bell-y-hart/
Del Castillo Rubatscher, Carlos. "Las 8 causas de conflicto en el entorno laboral según Bell y Hart". GestioPolis. 17 octubre 2015. Web. <http://www.gestiopolis.com/las-8-causas-de-conflicto-en-el-entorno-laboral-segun-bell-y-hart/>.
Del Castillo Rubatscher, Carlos. "Las 8 causas de conflicto en el entorno laboral según Bell y Hart". GestioPolis. octubre 17, 2015. Consultado el 3 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/las-8-causas-de-conflicto-en-el-entorno-laboral-segun-bell-y-hart/.
Del Castillo Rubatscher, Carlos. Las 8 causas de conflicto en el entorno laboral según Bell y Hart [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/las-8-causas-de-conflicto-en-el-entorno-laboral-segun-bell-y-hart/> [Citado el 3 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de tambako en Flickr