La sociedad necesita líderes

Leo las noticias de los diarios tanto nacionales como internacionales y parece ser que el mundo se encuentra en estado de rompecabezas todo alborotado, destrozado, sin rumbo definido y lo peor es que muchos viven sin entender que es lo que realmente está pasando.

!Todo está caro!!
¡exclaman los aturdidos por la falta de dinero!,
¡ya no se puede vivir!
¡gritan con frustración los desempleados!

Las grandes “organizaciones” se han aferrado a gritar a los cuatro vientos que la sociedad latina ocupa los niveles más bajos en educación, economía, tecnología y cuando de desarrollo humano se habla los países latinos perdemos la materia y reprobamos el grado, y esto sucede año tras año, nuestra sociedad se parece a aquellos muchachos grandotes con bigote, que no pasan de primero primaria.

Los gobiernos hablan de mejorar las condiciones económicas, ofrecen mejor calidad de vida al más desfavorecido, prometen mejorar los ingresos del empleado promedio, pero lamentablemente parece ser que son solo promesas; porque vistos desde la perspectiva real, nuestra sociedad va rumbo al encuentro con un destino devastador, arruinado, pobre y miserable, la humanidad se encamina rápidamente a experimentar una catástrofe que hará terminar a la humanidad en tinieblas.

¿Es el fin del mundo afirman muchos? ¿Son señales del fin afirman otros? Pero si vemos a nuestra sociedad con una perspectiva clínica y realizamos una serie de exámenes físicos seguramente encontramos a una sociedad con un buen numero de enfermedades en etapa terminal que muy pocas esperanzas se le ofrece de vivir.

Definitivamente hacen falta muchas cosas en nuestra pobre sociedad, y los “Lideres políticos, empresarios y religiosos” se juntan para deliberar que hacer para erradicar la pobreza, parece ser que están preocupados por las condiciones climatológicas que enfrenta el planeta, se realizan cumbres mundiales para encontrar cura para las enfermedades como diabetes, cáncer, sida, y otras mortales enfermedades que atormentan al ser humano.

El miedo, es una legión de espíritus de las tinieblas que ya se apoderó del ser humano y los humanos muy poco estamos haciendo para erradicar el miedo en la sociedad.

En el mundo de organización empresarial se conoce el termino “Go Back to the Basic”
“Regresar a lo Básico” creo que esta es una de las primeras acciones que se deberían de llevar a la acción en nuestros países latinos y estoy convencido que los resultados positivos se podrían ver a mediano plazo.

La segunda acción que todo ciudadano debería de poner en practica es la de convertirse en líder.
Sin duda el significado de liderazgo va mucho más allá que solamente en el campo empresarial, político, o religioso, ya que el liderazgo cubre el desarrollo y el desenvolvimiento del ser humano integralmente en la vida diaria.

¡Cuanta falta hace la verdadera aplicación de liderazgo en medio de nuestra sociedad llena de dolor, caos, y miseria!.

Nuestros antepasados nos enseñaron a vivir en medio de la queja, y nos programaron a vivir exclamando palabras y expresiones de miseria total.

Es tiempo que todo ciudadano deje de quejarse y empiece a tomar responsabilidad de sus actos.

Más aún los que nos autonombramos “cristianos” “Siervos de Dios” “Pastores” “Líderes Religiosos” es tiempo que quitemos el manto de ignorancia de nuestros ojos y ayudemos a otros a que hagan lo mismo para que seamos todos por igual “influencia positiva en esta sociedad tan enferma”.

Dejemos de predicar y enseñar miedo, y sobre todo dejemos de manipular a las masas llenas de ignorancia que creen en todo lo que escuchan de hombres titulados con el seudónimo “Siervos de Dios”.

Es una irresponsabilidad el hablar que tales situaciones negativas que vive la humanidad hoy día son sucesos que apuntan al fin del mundo ya que estos sucesos tienen décadas o tal vez siglos de estar sucediendo.

Muchos son los que están encerrados en sus cuatro paredes santas esperando el fin del mundo, sin darse cuenta que es muy posible que ellos mueran; y dejen a sus futuras generaciones en la más fatal miseria y les sea aún más difícil enfrentar el futuro económico.

Nuestros estudiantes en cada escuela deberían de llevar una materia llamada “Liderazgo” desde su temprana edad, en las iglesias y empresas se deberían impartir cursos sobre Liderazgo integral; es decir; enseñar a cada ciudadano a como ser líder familiar, líder social, líder en lo económico, y por supuesto líder en lo espiritual; para que con dicho aprendizaje cada quien tome responsabilidad de su entorno y se encargue de ser embajador del cambio, primeramente en su vida personal, después en su familia, y en seguida un gran embajador del cambio en la sociedad, pero esto es posible siempre y cuando tiremos a lo más profundo de la mar las emociones del miedo y el conformismo en nuestra vida.

Tal vez aplicando estos principios en la vida no lleguemos a construir la Utopía Platónica pero de lo que si estoy seguro es que muchos ciudadanos llegarían al estado mental razonable para atreverse a realizar un cambio en su vida personal y en todo su entorno.

Cada ciudadano debe aprender que el mejoramiento y la prosperidad integral no viene explícitamente de las condiciones sociales, o de lo que los gobiernos hagan o no hagan; si bien es cierto es responsabilidad de los gobiernos el mantener un estado libre y soberano, y ayudar a que las condiciones socio-económicas se mantengan lo más saludable posible, pero mientras no lleguen al poder esas personas con la responsabilidad absoluta de velar por el bien de país y de la ciudadanía, todos tenemos la misma oportunidad de creer que la prosperidad y el mejoramiento son atributos que vienen a la vida de aquellos que deciden reprogramar sus esquemas de pensamiento y se atreven a creer que el cambio viene de adentro hacia fuera y no de afuera hacia adentro.

Parte II

La sociedad necesita líderes

Hablar de liderazgo es un tema un tanto complicado porque casi no se habla de este término, y cuando se habla; se explica de una forma casi errónea, malentiendo su verdadero significado porque se ha enseñado a señalar de líder a alguien que sobresale en alguna área de la vida; ya sea en política, en religión, o en el deporte.

En muchos casos se tilda a una persona de líder solamente por su manera hábil de hablar o desenvolverse frente a un grupo, pero el verdadero liderazgo significa mucho más que simplemente saber hablar o exponer mil palabras.

La verdad es que cada ser humano debería de preocuparse por aprender y aplicar las bases del verdadero liderazgo desde su temprana edad, porque es la formula en la que toda familia, comunidad, y por ende nación, podría llegar a convertirse realmente responsable de todos sus actos.

Sin liderazgo en el entorno de cada ciudadano; cualquier nación está permanentemente en etapa terminal a sucumbir en el fracaso perpetuo, y por más intentos que esta haga por alcanzar niveles sobresalientes en cualquiera de sus áreas serán solamente ilusiones, y puras ilusiones.

El nivel de liderazgo que el individuo maneja en la vida personal demuestra la capacidad que este tiene para conducirse en su caminar, para construir una familia, para manejar sus finanzas, para serproductivo y proactivo en la sociedad a la cual pertenece.

Conocer y aplicar los principios de liderazgo en la vida; hace a la persona aprender a anteponerse a las difíciles circunstancias que tiene que enfrentar en la vida diaria, y lo convierte en visionario, y siempre encuentra la motivación aún esté en medio de las más torrentosas dificultades llenas de dolor y desesperación.

Dicho en palabras simples, cuando la persona se determina a convertirse en líder, tal actitud y principios se convierten en un antídoto efectivo para derribar cualquier obstáculo y alcanzar cualquier meta en la existencia de todo hombre soñador.

Toda nación que no crea programas para convertir a cada niño ciudadano en buen líder desde la edad escolar primaria no logrará impactar su futuro generacional positivamente.

Pero también es cierto que todo ser viviente debe tomarse la tarea muy personal de convertirse en un verdadero líder en alguna etapa de la vida; para marcar la diferencia en medio de la oscuridad, porque al convertirse en líder aprenderá a tomar responsabilidad de su propio entorno y dejará de existir la queja, la exigencia y el victimismo de tal manera que automáticamente logrará crear sus propias oportunidades, comprendiendo así que todas las oportunidades no vienen de ningún gobierno, de ninguna entidad publica, porque más bien todas las oportunidades vienen de la magna gracia de Dios; y de todo el universo que trabaja a favor de aquellos que ruegan por oportunidades; pero al mismo tiempo trabajando diligentemente sin importar si se encuentran a la luz del día o en medio de las tinieblas de la noche.

Son muchos los beneficios que puede obtener toda persona que se toma la seria tarea de convertirse en un gran líder, por ejemplo:

Toda persona que se convierte en líder está destinada a dejar de ser victima de circunstancias negativas porque dichas personas no se enfocan en el proceso de los logros, dichas personas se concentran en los resultados que lograrán siguiendo la transición de todo proceso.

Otro beneficio que un líder logra en la vida es romper con el telescopaje generacional de toda cadena ancestral, convirtiéndole así en un ser humano libre de traumas, dolores, y aflicciones que regularmente terminan oscureciendo los maravillosos días de cualquier persona destinada a triunfar en la vida.

Un beneficio muy grande que he visto en muchos hombres convertidos en lideres, es que logran romper con los esquemas de pobreza económica rompiendo hábitos y costumbres, que inconcientemente les han sido heredados por sus antepasados; siendo estos en la mayoría de casos los que detienen al ser humano de convertir su vida en el propósito para el cual fue diseñado por el divino creador.

Otro de los beneficios más hermosos de aprender y aplicar los principios del buen liderazgo es la experiencia viva de influir positivamente en las vidas de otros humanos.

Todo ser humano que no trabaja arduamente en su diario vivir hasta llegar al nivel optimo de liderazgo es casi seguro que terminará su vida en un estado de victima haciendo a otros culpables de sus fracasos, terminando así con frustración emocional y posiblemente enfermedad física desconfiando hasta de si mismo por no haber logrado lo que un día fue propuesto en su corazón.

Los seres vivientes que no se convierten en verdaderos lideres tienden a vivir en una posición de queja, y llorar constante alimentando pensamientos negativos, reclamando al gobierno, a la empresa para la cual trabaja y a sus padres, de todas sus aflicciones, y justificando su negligencia en la inflación y recesión económica, programando su mente que hay escasez de oportunidades, que solamente son unos pocos los bienaventurados y que la gran mayoría nacieron para vivir una vida tormentosa y cruel.

Convertirse en un verdadero líder significa reprogramar todos los pensamientos primeramente a depender de Dios en todas las cosas y creer con toda vehemencia que será el Dios del universo quien derramará todas las oportunidades desde los más escondidos rincones de la esfera espiritual a favor de los que en él confían.

Parte III

La sociedad necesita líderes

Deseo compartir los pasos básicos que se requieren poner en acción para tomar la ruta que lleva el destino del liderazgo:

1. Deje de culpar a los demás:

Las condiciones sociales van cambiando año con año, y a muchos de nosotros nos ha tocado nacer bajo las sombras de muchos cambios radicales día a día, y la falta de visión, de conocimiento, la falta de fe, la falta de una autoestima formada correctamente, y un plan de vida concretamente diseñado nos hace culpar a nuestros padres, a nuestras autoridades, y muchas veces aun a la misma sociedad de nuestra ineficacia para vivir.

Es indispensable dejar de culpar a los demás de lo que no hemos podido hacer, o alcanzar en nuestra vida.

Talvez parece ilógico pero es necesario aprender a reconocer nuestras deficiencias y buscar el apoyo adecuado para reforzar nuestro aprendizaje, y se debe comprender que cuando no se logra alcanzar algo no es porque nuestros antepasados no hayan hecho lo correcto, más bien es porque nosotros no nos hemos preparado adecuadamente.

Nadie es culpable de nuestros fracasos, nosotros somos los únicos responsables y culpables de nuestros logros se debe tener limpia conciencia que es nuestra responsabilidad de adquirir elconocimiento y la preparación y estar concientes que mientras no se obtengan estas dos cualidades no saldremos ilesos de un proceso el cual nos puede causar dolor, desesperación, perdida de la esperanza, y hasta un poco de nerviosismo pero es necesario pasar por dicho proceso para alcanzar el nivel de madurez suficiente y comprender que dicho proceso no es permanente es más bien temporal.

2. Dedique su vida a adquirir conocimiento:

Me causa confusión y tristeza cuando hablo con muchas personas que aseguran tener el deseo de cambiar su vida y convertirse en grandes líderes, pero no quieren dedicarse a aprender nada de la vida, es como si creyeran que ya saben todo.

Todo hombre que no dedica tiempo a apreciar y contemplar la belleza de su entorno simplemente esta condenado a morir en la miseria del conocimiento, la desesperación, y el tormento causado por la enfermedad física.

Todo aspirante a líder debe vivir la vida con todas las percepciones activas para apreciar y aprender de cada acontecimiento en su vida.

Se debe dedicar tiempo a la lectura de biografías, de libros sobre pensamiento humano, libros llenos de espiritualidad.

Parece muy poco razonable pero la lectura continua despierta las percepciones cerebrales y provoca deseo de aprender más en la vida.

Dedicarse a aprender en la vida creo que es la riqueza más grande que todo ser humano puede adquirir, y es el legado mas rico que cualquier padre amoroso puede a sus hijos heredar.

3. Construya su autoestima correctamente:

Desde antes de nacer y luego a partir del nacimiento los seres humanos somos influidos poderosamente por el ambiente que nos rodea.

Aquí es donde muchos hombres y mujeres se quedan estancados porque lamentablemente nacieron en una familia desintegrada, y es posible que a usted le hayan tratado muy mal en su infancia, pero es importante que usted decida a romper con esos esquemas en su pensamiento y empiece a generar nuevos pensamientos.

Si a usted le trataron de una forma grosera, eso es lo que esta programado en su mente, pero ahora es el tiempo indicado para que usted reprograme sus pensamientos y repita lo contrario.

En la ciencia llamada “El comportamiento humano” existe una base que es importante conocerla y aplicarla “La regla de los 21 días”.

Disponga su vida a repetir todo lo que usted desea recibir de la vida diariamente durante los próximos 21 días y se dará cuenta que pronto se convertirá en un habito el repetir lo que usted desea recibir de la vida.

4. Póngale visión a su vida y a sus proyectos:

Uno de los problemas mas frecuentes que se ve en muchos que estancan su carrera hacia el éxito es porque no logran aprender a ponerle visión a su vida y a todo lo que emprenden, y esto se debe a los patrones de formación y educación que se les implantaron en su infancia.

Tal vez a usted le enseñaron que soñar es malo, que pensar en grande es pecado, que desear mejores cosas o desear una mejor calidad de vida es dañino, y ahora usted vive conformado a las circunstancias que enfrenta diariamente creyendo que ese es el destino para su vida.

Todo el que desea convertirse en un líder con actitud y mentalidad ganadora necesita reprogramar sus pensamientos y dejar de pensar en pequeñito y empiece a pensar y a soñar en grande.

Ya sea que usted desea convertirse en un líder para tener una mejor familia, y mejorar empresa, una mejor iglesia, debe empezar a creer que Dios no es un diosito, Dios es un Dios de grandeza y esa grandeza se refleja en la calidad de vida integralmente que viven sus hijos.

En la Biblia se registra unas palabras que demuestran la verdad que encierra esta axioma en la vida de todo ser humano, “Todo lo que sea declarado con la boca del hombre; así le será hecho, todo lo que el hombre declare que sea atado en la tierra, así será atado en el cielo, y todo lo que el hombre declare que sea desatado en la tierra, así también será desatado en el cielo.”

Es imperativo comprender que la visión de una persona se conoce por lo que declara con sus labios, si usted ha estado declarando puras pequeñeces en su vida, deténgase por un momento y empiece a declarar sueños, ideas, metas, y anhelos en grande, y ese es el buen inicio de la activación de la fe en la vida.

5. Active la fe en su vida diaria:

Cuando la lógica humana no es suficiente, cuando es muy grande el poder de la adversidad, es tiempo de clamar a un Poder Divino y Superior. Formamos parte de un plan espiritual, que no reconocemos, gracias al velo que cubren nuestros ojos y que ha sido activado por el egoísmo, el miedo, el pragmatismo, la codicia y sobretodo el individualismo que es básicamente la puerta a la destrucción de la realización de grandes hombres puestos en este planeta para cumplir con ciertas misiones las cuales nunca realizan por su estado inconsciente.

Muchas veces la desesperación nos paraliza y nos llenamos de una ola de preocupación que no resuelve las dificultades. Es por eso que debemos hacer algo, aunque sea un poco cada día puede brindar mejores resultados que mucho hoy y nada mañana.

Una acción reflexiva de nuestros hechos, es recomendable, dentro de lo que la angustia del momento nos permita.

Mientras estemos en este nivel de conciencia marginal en el que ahora vivimos, es seguro que nos sentiremos desesperados con cierta frecuencia, mientras no aprendamos a vivir más en el presente, a confiar más en Dios, que en nuestras propias fuerzas; mientras nuestras decisiones estén motivadas por las necesidades superficiales del ego, no podremos obtener los resultados que buscamos y será casi imposible vivir confiados que lograremos todas nuestras metas en la vida.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Pineda Axel. (2008, mayo 20). La sociedad necesita líderes. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/la-sociedad-necesita-lideres/
Pineda, Axel. "La sociedad necesita líderes". GestioPolis. 20 mayo 2008. Web. <http://www.gestiopolis.com/la-sociedad-necesita-lideres/>.
Pineda, Axel. "La sociedad necesita líderes". GestioPolis. mayo 20, 2008. Consultado el 5 de Septiembre de 2015. http://www.gestiopolis.com/la-sociedad-necesita-lideres/.
Pineda, Axel. La sociedad necesita líderes [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/la-sociedad-necesita-lideres/> [Citado el 5 de Septiembre de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de jdhancock en Flickr