La enseñanza de idiomas extranjeros y los medios audiovisuales

  • Otros
  • 6 minutos de lectura

Resumen

Los medios audiovisuales resultan ser insustituibles en el aprendizaje de una segunda lengua en particular, o de idiomas, en general.

Este articulo no solo recrea la pertinencia de los medios audiovisuales en toda lección de lenguas extranjeras sino además, la génesis y la importancia del uso de estos medios audiovisuales para el mejor logro de los objetivos cognoscitivos de las mismas.

Abstract

Audio visual teaching aids are to be considered prominent among the main learning tools of a foreign language in particular or a second language acquisition in general.

This article not only relies on the relevance of the use of these teaching audio visual aids in every foreign language lesson but also, it deals with the genesis and importance of their usage for achieving better learners’ learning outcomes as well as teaching teachers’ aims all throughout the dual learning – teaching process that takes place in every particular lesson and class.

Desarrollo

Hace algún tiempo, el objetivo de la enseñanza de un idioma extranjero era meramente “literario” es decir, leer, traducir y entender un idioma extranjero. Además, entre los medios básicos para el aprendizaje de un idioma figuraban el estudio del vocabulario así como la gramática y las traducciones directas e inversas. Hablar del aprendizaje de lenguas extranjeras en edades tempranas resultaba algo muy absurdo resultaba algo muy absurdo porque se suponía que los estudiantes debían poseer un dominio adecuado de la lengua maternal y se consideraban los idiomas extranjeros como material idónea para ser impartida en grados superiores.

Afortunadamente, salió a la luz un nuevo concepto que se disemino con mucha fuerza y rapidez. Aprender uno o varios idiomas extranjeros tiene objetivos claros y convincentes: Dotar a las personas de vehículos de comunicación con sus semejantes, facilitar el acceso a culturas diferentes, crear un medio de comprensión internacional y lazos de hermandad entre las naciones.

Junto a la gramática y los métodos clásicos se han desarrollado los medios audiovisuales que reducen el tiempo de aprendizaje de un idioma. Estos también multiplican el rendimiento y rebajan el umbral cronológico para el comienzo de su estudio.

Anteriormente, hablar un idioma era el objetivo final de todo el proceso, es decir, después de conocer las estructuras gramaticales y aprender a traducir directa e inversamente. Actualmente, se recomienda comenzar a hablar desde el primer día de clases sin que aparezca el signo escritura por parte alguna. Este método no solo se recomienda para los niños que no conocen la escritura sino además, es de gran utilidad para los adultos también.

Este periodo oral debe ser intenso, comprometido y activo. El alumno esta obligado a practicar las conversaciones prestando especial atención a la pronunciación, entonación de las frases e identificación de las voces del idioma objeto de estudio. Una vez terminada la fase oral, se recomienda comenzar la fase de escritura que consiste en reconocer la relación fonemas – grafemas utilizados hasta entonces, esto significa justo el momento de comenzar a leer lo que ya se ha hablado.

En la fase escrita debe regularse el uso de los medios audiovisuales, es decir, disminuye la frecuencia de su uso lo que no significa que desaparezcan estos recursos didácticos que deben continuar vigentes sobre todo cuando tratamos la gramática y profundizamos en el idioma que se enseña.

Existen disímiles métodos para el aprendizaje de una lengua extranjera. En el caso que todos utilicen el recurso audiovisual, debemos saber seleccionar el enfoque correcto así como los procedimientos apropiados para cada caso.

Por cuánto todo método audiovisual debe tener como condición que sea global tomando en cuenta la técnica situacional de cada unidad didáctica, es decir, se debe recrear el ambiente y su reproducción exacta. La Segunda condición esta avalada por el contenido lingüístico y en que este quede impregnado en cada situación: un adjetivo, un verbo o un nombre deben ser estudiados con la indicación específica de todas sus posibles variantes situacionales. Se trata del aprendizaje de estructuras y no meramente de palabras sueltas. De este modo, el alumno se ve impedido de usar frases o buscar sinónimos, antónimos, etc.

El método a utilizar debe evitar la traducción de todo el material de estudio a la lengua maternal. Este además, debe aportar por el ahorro de esfuerzos y la simplificación del trabajo. En el estudio de una lengua extranjera se impone aprender a pensar en la misma. Logrando así, ejercer las funciones intelectuales en el idioma aprendido sin que medie la lengua materna y garantizando el ahorro del tiempo.

Los medios audiovisuales resultan ser in sustituibles en el aprendizaje de un idioma. Se trata de una imposición natural. Si estos recursos se utilizan en la enseñanza de otras asignaturas porque no hacerlo en el aprendizaje de una segunda lengua siendo esta la primera razón social para su uso. La segunda razón es de tipo psicológico radical sobre la base de repeticiones con el objetivo de automatizar el aprendizaje. Existe otra razón de gran importancia, la económica, ya que se ahorra esfuerzo y tiempo para que el profesor lo utilice en otros menesteres.

Al utilizar estos medios se debe tener en cuenta la edad de los estudiantes y los objetivos que ellos deben vencer.

Se recomienda el método situacional pues este permite recrear el ambiente de la vida ordinaria incitando a la activación de todas las posibilidades lingüísticas de los estudiantes.

La pizarra y el franelograma deben ser utilizados con los alumnos de edades tempranas (6 a 9 anos).

La proyección fija combinada con discos puede completar la fase oral en los niños y reducir el tiempo de aprendizaje de los adultos y jóvenes. Si la proyección sonora no va acompañada de un soporte visual, puede que el niño no preste la debida atención.

Un aspecto interesante del aprendizaje radical en el cuidado del local donde ocurre el proceso de enseñanza aprendizaje. De ser posible, las clases se deben impartir siempre en el mismo lugar y en un ambiente factible para este fin. Se acondiciona con mapas, afiches, pósteres, laminas, murales y fotos relacionados con el país o los países que hablan dicha lengua. De esta manera, los medios audiovisuales más simples y el estudiante se encuentra en un ambiente propicio con el que se ve identificado mientras que avanza en el conocimiento de la lengua que estudia. Si no contara con un aula como esta, por lo menos adaptar una parte del aula que se posea con aspectos alegóricos a la segunda lengua en cuestión.

Las Flash Cards son otro recurso audiovisual que ofrecen excelentes resultados. Estas consisten en una colección de tarjetas rectangulares de diferentes tamaños, cada una contiene una imagen y al dorso su correspondiente signo escrito, el estudiante ha de responder cada vez que se le presente la tarjeta. Las mismas tratan de automatizar las respuestas. El vocablo Flash alude a la rapidez o brevedad del tiempo de presentación y su obligada respuesta rápida.

Las Flash Cards facilitan el aprendizaje en todos los niveles de enseñanza, solo varia el contenido. Su implementación se hace muy necesaria en el ciclo oral del proceso de aprendizaje. En este caso, se muestra la imagen no así la parte escrita de la tarjeta.

Para evitar la confusión debido a la curiosidad por parte de los niños, se puede omitir la parte escrita de la tarjeta y dejarla para la fase de la escritura.

Por ultimo, las proyecciones cinematográficas se deben considerar como otro recurso audiovisual pero, la eficacia de este depende de la madurez emotiva del alumno y del dominio del idioma alcanzado por este por lo que se hace difícil mantener una actitud active (en el caso de los niños), si el material presentado esta más allá de su alcance.

Existen métodos que utilizan la proyección cinematográfica habitualmente y sus secuencias están perfectamente relacionadas con los diferentes momentos del aprendizaje. Al alumno, cuando se le presenta una película que no pertenece al método especifico, se sugiere una mayor preparación, ambientación y explicación de su contenido así como la propia ejercitación del contenido, del vocabulario y de las estructuras que deben apropiarse y también de frases hechas si fuera el caso.

Se recomienda la combinación de dos o más procedimientos audiovisuales. Es importante recordar que estos no deben utilizarse solamente para desarrollar un solo sentido sea este visual o auditivo. Con el empleo de los recursos combinados se logra un aprendizaje efectivo.

Se debe evitar el uso excesivo de estos recursos pues al ser utilizados de forma prolongada pueden causar fatiga. Además, el exceso de imagines visuales o auditivas traen consigo la confusión y el desorden. Estos recursos constituyen un medio y no un fin.

Conclusiones

Los autores consideran que en el planeamiento de cada profesor deben aparecer los medios audiovisuales como vía segura para alcanzar un mejor desempeño de los estudiantes durante el proceso de aprendizaje.

Se hace notorio destacar los tipos de alumnos que tenemos en nuestras aulas, sus edades, motivaciones, intereses así como los fines que persiguen al aprender esta segunda lengua, en cuestión.

He ahí la pertinencia en el uso y no el abuso de estos recursos audiovisuales que constituyen los medios de enseñanza idóneos en cualquier nivel del aprendizaje.

La esencia del uso de los mismos radica en la propia dialéctica del proceso cognoscitivo que ocurre durante el aprendizaje que siempre debe ser activo y consciente consecuentemente, estos medios lo facilitan.

En resumen, los recursos audiovisuales están presentes en cualquier método de enseñanza, en cualquier nivel del aprendizaje y resultan ser muy útiles para cualquier edad.

Bibliografía

  • New Interchange. English for International Communication. Jack C. Richards with Jonathan Hull and Susan Proctor. Publicado por Cambridge University – 1997.
  • Diccionario Ilustrado. Steven J. Molinsky. Bill Bliss. New Jersey, 1994.
  • Five Star English for the Hotel and Tourist Industry. Rod Revell. Chris Stott. Oxford University Press, 1992.
  • Spectrum . A communicative course in English. Diane Warshawsky with Donald R. H. Publicado por Regents Publishing Company, Inc. New York, 1983.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Rodríguez Pérez María Luz. (2014, junio 16). La enseñanza de idiomas extranjeros y los medios audiovisuales. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/la-ensenanza-de-idiomas-extranjeros-y-los-medios-audiovisuales/
Rodríguez Pérez, María Luz. "La enseñanza de idiomas extranjeros y los medios audiovisuales". GestioPolis. 16 junio 2014. Web. <http://www.gestiopolis.com/la-ensenanza-de-idiomas-extranjeros-y-los-medios-audiovisuales/>.
Rodríguez Pérez, María Luz. "La enseñanza de idiomas extranjeros y los medios audiovisuales". GestioPolis. junio 16, 2014. Consultado el 6 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/la-ensenanza-de-idiomas-extranjeros-y-los-medios-audiovisuales/.
Rodríguez Pérez, María Luz. La enseñanza de idiomas extranjeros y los medios audiovisuales [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/la-ensenanza-de-idiomas-extranjeros-y-los-medios-audiovisuales/> [Citado el 6 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de ethomsen en Flickr