La empatía y la inteligencia emocional

Partimos del principio de que los individuos son seres diferentes, pero que se parecen mucho entre sí. Las relaciones variadas que mantienen, permiten ponerlos en carpetas, archivarlos y crear referencias en el campo de su comportamiento futuro, derivado del presente, ante cada situación que vive y la que vivirá en el futuro, todo ello en un sentido general.

La empatía es algo similar. Nos brinda la posibilidad de conocer el comportamiento organizacional, y predecir el comportamiento de grupos e individuos dentro de un ente complejo, nunca olvidar que del individuo, pasamos al grupo y del grupo a la organización.

El ser empático, ha recibido un conjunto de experiencias derivadas de un entrenamiento previo que lo hace ser y sentir la emoción que otros trasmiten, no por la inserción de sí mismo dentro de los demás sino por la capacidad de recordar comportamientos en los seres, formas iteradas y derivada de una autoconciencia motora captadora de rasgos que lo avisan y lo hacen sentir.

En éste proceso, la memoria es algo esencial, pero entendida como la capacidad de recordar acontecimientos que han generado experiencias en la vida que se han de tener presentes en la existencia, y que son generadores de corrientes psicológicas, es decir, interrelación que genera un estado, que hacen que el empático se percate de dicho sentir del otro individuo, o individuos.

Es por ello, que sintetizando el concepto la empatía es un sentir con los demás, siendo no más que los sentimientos que generan individuos y sentidos por el empático, considerando los pasos de memoria, autoconciencia del acontecimiento, control emocional de éste y entonces llegamos a la empatía.

La empatía es un emoción inteligente derivada, ya que es resultado de la existencia de otro u otros y que impactan en forma de flujo psicológico en el individuo empático. La autoconciencia forma parte elemental de este proceder en muchos casos involuntario del ser humano es un proceso de análisis y de referencias, resultará fácil encontrar el sentimiento, la emoción si ésta situación ya ha sido vivida, sino se convertirá en un proceso de análisis breve que generará una emoción, será el impacto del flujo psicológico en tu ser.

Existe una relación emoción-cognición, por ello existe autoconciencia del acontecimiento. Llegado éste momento el individuo controla la emoción, relación fundamental entre la mente emocional y la pensante, es necesario controlar las habilidades de autoconciencia, control emocional y motivación, porque serán las que nos permitan controlar el flujo psicológico, conocerlo, o analizarlo, que nos llega del exterior.

Con todo ello nace la empatía que junto con las relaciones sociales y la motivación son la habilidades emocionales superiores, todas éstas necesitan de las anteriores, autoconciencia y control emocional para llegar a las siguientes.

Bibliografía

D. Goleman Inteligencia emocional
D. Goleman Working with emocional intelligence

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Blazquez Rueda Manuel Ricardo. (2007, noviembre 1). La empatía y la inteligencia emocional. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/la-empatia-y-la-inteligencia-emocional/
Blazquez Rueda, Manuel Ricardo. "La empatía y la inteligencia emocional". GestioPolis. 1 noviembre 2007. Web. <http://www.gestiopolis.com/la-empatia-y-la-inteligencia-emocional/>.
Blazquez Rueda, Manuel Ricardo. "La empatía y la inteligencia emocional". GestioPolis. noviembre 1, 2007. Consultado el 29 de Agosto de 2015. http://www.gestiopolis.com/la-empatia-y-la-inteligencia-emocional/.
Blazquez Rueda, Manuel Ricardo. La empatía y la inteligencia emocional [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/la-empatia-y-la-inteligencia-emocional/> [Citado el 29 de Agosto de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de araswami en Flickr