La determinación y el emprendimiento

Puedo definir la determinación como la decisión firme de hacer algo, conjugada con la valentía para hacerlo, la responsabilidad de lograrlo y la certeza de que se logrará, sin importar lo difícil que ésta sea, ni el tiempo que se requiera, ni los recursos que sean necesarios.

Es sabido que mayoría de los emprendedores no tienen el valioso recurso de la determinación en el inventario de sus cualidades. Por esa razón, muchos emprendimientos arrancan con un buen viento a favor, pero en poco tiempo la tempestad llega y en general, los emprendedores no están dispuestos a hundirse con sus barcos si fuese necesario.

Muchos emprendedores emprenden por necesidad, por lo que el objetivo principal de su emprendimiento es ayudarlos a salir de la crisis, servir de proveedor de dinero y permitirles sobrevivir. Por esta razón, el emprendimiento es visto por estas personas como un auto empleo circunstancial, más no como un emprendimiento valioso, perdurable, desarrollable y explotable. Esto se debe a que en muchas ocasiones el emprendedor tiene una visión corta y no puede ver más allá del auto salario, del sobrevivir diariamente y teniendo su propio proyecto en marcha, sigue buscando un buen empleo.

En general, el emprendimiento, no visto simplemente como la actividad circunstancial de un individuo en determinado momento, sino como un estilo vida permanente de los emprendedores, requiere de una dosis elevada de determinación, porque un emprendedor realmente comprometido con su objetivo supera cualquier obstáculo, ya que los únicos límites del emprendedor son la honestidad, la moral y la ética.

La determinación del emprendedor hace que un emprendimiento no se quede en una simple obra o negocio, sino que permite que la obra trascienda e impacte positivamente a la sociedad, que perdure en el tiempo, que se institucionalice, que se haga leyenda, que se quede posicionada en la mente como algo único e irremplazable.

La determinación es un componente esencial del emprendimiento efectivo y viable, ya que cualquier emprendedor que no posea el talento de la determinación hará vulnerable su obra y prácticamente la sentencia al fracaso.

La determinación es esa motivación que nos permite seguir adelante sin rendirnos ante las dificultades, que nos permite romper los paradigmas y entender que la evolución social es posible gracias a sujetos temerarios, decididos y confiados, que dieron más de un paso al frente con sus emprendimientos, no por tener fe, sino por tener certezas lógicas.

El emprendimiento efectivo no es propiamente un acto de fe, porque la fe es la aceptación de una creencia sin contar con elementos racionales que la certifiquen. Por el contrario, el emprendimiento efectivo se basa en la certeza, que si se basa en elementos de convicción.

¿Cómo podría alguien no iniciar un emprendimiento del cual tiene la certeza de que va a funcionar?

La determinación va ligada a la convicción lógica. Por lo tanto, la determinación obedece a la razón y más que un acto de terquedad, la determinación es un acto de inteligencia y sentido común, el cual por cierto es el menos común de los sentidos. Por esta razón, no todos los emprendedores cuentan con el don de la determinación en su caja de herramientas mentales.

En plena era de la economía del conocimiento, donde la tecnología, la movilidad, el saber hacer y el propio conocimiento son tan valiosos y marcan la diferencia en el valor de cualquier iniciativa o proyecto, la determinación del emprendedor juega un papel protagónico en el final feliz de cualquier emprendimiento.

En mi humilde opinión, sin determinación, el emprendedor es un individuo incompleto y el emprendimiento efectivo no es viable, ni sostenible.

La determinación no se aprende en la escuela, ni la universidad. La determinación se aprende en el hogar cuando uno es niño, pero si no tuvimos la suerte de ver ese ejemplo en casa, podríamos alcanzarla mediante un compromiso de uno con uno mismo. Es un valor y un hábito y éstos se pueden asimilar como un modo de vida.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Milá de la Roca Giménez Simón Alberto. (2015, febrero 3). La determinación y el emprendimiento. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/la-determinacion-y-el-emprendimiento/
Milá de la Roca Giménez, Simón Alberto. "La determinación y el emprendimiento". GestioPolis. 3 febrero 2015. Web. <http://www.gestiopolis.com/la-determinacion-y-el-emprendimiento/>.
Milá de la Roca Giménez, Simón Alberto. "La determinación y el emprendimiento". GestioPolis. febrero 3, 2015. Consultado el 6 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/la-determinacion-y-el-emprendimiento/.
Milá de la Roca Giménez, Simón Alberto. La determinación y el emprendimiento [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/la-determinacion-y-el-emprendimiento/> [Citado el 6 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 23689573@N06 en Flickr