Inteligencia emocional en la dirección de trabajadores en turismo

  • Talento
  • 3 minutos de lectura

“Quien se controla a sí mismo, no tendrá dificultad alguna para gobernar con eficacia. Al que no sabe gobernarse a sí mismo, le resultará imposible ordenar la conducta de los demás”. Confucio.

Dentro de los componentes de la personalidad, el elemento emocional desempeña un papel determinante, es el que simboliza la vitalidad, lo dinámico y vibrante. Es el motor de cada uno de nosotros/as y el que nos empuja a la acción, influye sobre nuestra percepción y análisis de la realidad, sobre la interpretación que cada uno de nosotros da, a las cosas .Interviene de manera decisiva en nuestras decisiones diarias y en nuestras acciones y conductas.

El término inteligencia emocional aparece en la literatura psicológica en el año 1990, en un escrito de los psicólogos norteamericanos Peter Salovey y John Mayer. Sin embargo, fue con la publicación del libro La Inteligencia Emocional (1995) de Daniel Goleman cuando el concepto se difundió rápidamente.

La inteligencia emocional se considera como la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los ajenos, de motivarnos y de manejar bien las emociones, en nosotros mismos y en nuestras relaciones…

Incluye las habilidades de: percibir, juzgar y expresar la emoción con precisión; contactar con los sentimientos o generarlos para facilitar la comprensión de uno mismo o de otra persona; entender las emociones y el conocimiento que de ellas se deriva y regular las mismas para promover el propio crecimiento emocional e intelectual.

Daniel Goleman, el principal estudioso y divulgador del concepto de inteligencia emocional, sin dejar de reconocer la importancia que tiene el cociente intelectual y la pericia para el logro de los objetivos de desarrollo en una empresa, , ha señalado que el éxito de la misma obedecería nada menos que en un 80 por ciento a este importantísimo factor. Goleman dividió la Inteligencia Emocional en cuatro grandes capacidades:

  • Conciencia y conocimiento sobre sí mismo, o sea, con cuánta y con qué profundidad conocemos nuestras fortalezas y debilidades: capacidad para sintonizar nuestros pensamientos y sentimientos, confianza en nosotros mismos
  • Capacidad para manejar las emociones personales, es decir, el control de las emociones, de los impulsos en forma responsable y flexible de manera que beneficie los resultados de la actividad propia: perseverancia ante contratiempos, motivación positiva hacia el logro de mejores resultados.
  • Conciencia social, lo que equivale a estar en sintonía con los sentimientos, necesidades y temas que interesan a los otros: habilidad para lograr empatía con otros (p. e. colegas, jefes, subordinados, clientes, etc.).
  • Habilidad social, aquella que nos permite interactuar con otros: comunicarse, influir, colaborar y otras, ya sea en forma individual o en equipo, así como para manejar los conflictos.

Estas capacidades se manifiestan en comportamientos y actitudes como son:

  • El compromiso organizacional.
  • Las iniciativas que estimulan el mejoramiento y la calidad en la ejecución de las distintas tareas.
  • Los incentivos para el desarrollo de la comunicación y la confianza entre los empleados, los distintos jefes y directivos de la empresa.
  • La construcción de relaciones dentro y fuera de la compañía que ofrecen una ventaja competitiva, el incentivo de una constante colaboración, apoyo e intercambio de fuentes y recursos.
  • La innovación, riesgo y enfrentamiento de cualquier situación como un equipo.
  • La pasión por el aprendizaje y el mejoramiento continúo.

En la labor de dirección, el directivo emocionalmente inteligente se manifiesta como una persona que es capaz de mantener el control y la calma ante situaciones y personas emocionalmente fuera de control, así como controlarse a sí misma.

Cuida mucho el modo y la forma de comunicarse, escuchando activamente, dejando hablar y teniendo en mente siempre la opinión de los demás.

Son capaces de poner límites ante situaciones o conductas inadecuadas, de forma constructiva y sin dañar la auto-estima de las personas.

Toman decisiones teniendo en cuenta el contenido racional y el componente emocional que acompañan a todas las decisiones.

Los programas de formación, capacitación y perfeccionamiento de los trabajadores del turismo deben abordar con profundidad esta temática puesto el desarrollo y entrenamiento de la inteligencia emocional en el personal de esta rama de los servicios, posibilitaría no sólo elevar el sentido de pertenencia y compromiso del cliente interno, así como la existencia de un clima laboral satisfactorio, sino también, la prestación de un servicio de excelencia, y por ende la satisfacción plena de todas las expectativas del cliente externo.

Para los profesionales que nos encargamos de la tarea de capacitar al personal de este sector, debe constituir una prioridad impulsar decisivamente en las empresas programas que ayuden efectivamente al desarrollo de la inteligencia emocional entre los empleados de la empresa; turística cubana.

Sin esto no será posible en modo alguno lograr el desarrollo organizacional en forma firme y sostenida en un contexto mundial de creciente competencia , este constituye un reto a alcanzar.

Bibliografía

  • Enciclopedia de la Psicología Océano/ Mata Molina , F y otros (2000).
  • Emocionalmente Inteligente. Revista calidad Empresarial, Edición Corporación calidad2010 (paginas3, 18, 19)
  • Goleman, D. (1995), La Inteligencia Emocional.
  • Buenos Aires: Vergara Editor. Buenos Aires: Vergara Editor. Johnson, D. W. (1981),
  • Inteligencia emocional. Barcelona: Kairós; 1996
  • Su inteligencia emocional / Jeanne Segal /2004 (L/T 1794 CDIP EHTV.
  • http://www.masterdformacion.com/curso-inteligencia-emocional.

 

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Corzo Corzo Miriam. (2014, diciembre 4). Inteligencia emocional en la dirección de trabajadores en turismo. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/inteligencia-emocional-en-la-direccion-de-trabajadores-en-turismo/
Corzo Corzo, Miriam. "Inteligencia emocional en la dirección de trabajadores en turismo". GestioPolis. 4 diciembre 2014. Web. <http://www.gestiopolis.com/inteligencia-emocional-en-la-direccion-de-trabajadores-en-turismo/>.
Corzo Corzo, Miriam. "Inteligencia emocional en la dirección de trabajadores en turismo". GestioPolis. diciembre 4, 2014. Consultado el 3 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/inteligencia-emocional-en-la-direccion-de-trabajadores-en-turismo/.
Corzo Corzo, Miriam. Inteligencia emocional en la dirección de trabajadores en turismo [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/inteligencia-emocional-en-la-direccion-de-trabajadores-en-turismo/> [Citado el 3 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de senioscopia en Flickr