_ap_ufes{"success":true,"siteUrl":"www.gestiopolis.com","urls":{"Home":"http://www.gestiopolis.com","Category":"http://www.gestiopolis.com/tema/administracion/","Archive":"http://www.gestiopolis.com/2015/05/","Post":"http://www.gestiopolis.com/el-turismo-ante-la-globalizacion-ensayo/","Page":"http://www.gestiopolis.com/archivo/","Attachment":"http://www.gestiopolis.com/costeo-por-ordenes-de-fabricacion-y-produccion/pdf-costeo-por-ordenes-de-fabricacion-y-produccion/","Wpcf7_contact_form":"http://www.gestiopolis.com/?post_type=wpcf7_contact_form&p=325591"}}_ap_ufee

Integración del Perú en la economía mundial

7Econoa y Sociedad 53, CIES, octubre 2004
La política comercial peruana en lacada de 1990,
tuvo como objetivo la liberalización del régimen
comercial con el fin de crear incentivos que no pro-
duzcan efectos de distorsión y permitan una asigna-
ción eficiente de los recursos y promuevan el desa-
rrollo económico en función de las señales del mer-
cado. En consonancia con este objetivo, el Pe utili-
za los aranceles como principal instrumento de pro-
tección de frontera2.
En consecuencia, se eliminaron las cuotas de impor-
tación, las restricciones no arancelarias (salvo excep-
ciones puntuales) y los subsidios a la exportación.
Las medidas
antidumping
, así como las medidas com-
pensatorias o de salvaguardia, se usaron escasamen-
te. El enfoque de políticas sectoriales buscaba la neu-
tralidad de los incentivos en las distintas actividades
(con algunas excepciones, de actividades que tuvie-
ron incentivos fiscales o aranceles especiales).
Se puede encontrar una exposición detallada de las
políticas aplicadas en los
Emenes de política co-
mercial del Pe
, en la Organización Mundial de
Comercio (OMC). En la edición del año 1994, se en-
fatiza las políticas de liberalización y apertura, la
consolidación arancelaria y el complejo proceso de
reformas implementadas a comienzos de los años
1990. En aquella del año 2000, se resalta la conti-
nuidad en las políticas y se hace un recuento de los
aspectos sectoriales. Asimismo, se muestran algunos
datos de la presencia peruana en los distintos proce-
sos de integración3.
En la actualidad, existe un debate acerca de cuál debe
ser la política comercial que adopte el Pe con el
fin de lograr una plena inserción en la economía
mundial. Por tal motivo es necesario el desarrollo de
un sólido esquema de integración, que sea eficiente
en cuanto a la generación denuevo comercio”. Al
respecto, son reconocidos los beneficios que la libe-
ralización multilateral trae consigo, mientras que los
beneficios de los acuerdos regionales o bilaterales
suelen ser puestos en duda4.
En general, el tema en discusión se centra en la com-
plejidad existente acerca de las negociaciones que
se esn llevando a cabo de manera simulnea. És-
tas poseen diferentes niveles de profundidad, lo que
incrementa la discusión respecto de si se debe prio-
rizar acuerdos que implican el establecimiento de
un arancel externo común (AEC) y, por ende, de
una unión aduanera (UA) o el establecimiento de
áreas de libre comercio (ALC). Es decir, en la litera-
tura reciente se examina si la consolidación del AEC
en la Comunidad Andina de Naciones (CAN) o el
probable establecimiento de una Zona de Libre Co-
mercio (ZLC) de Sudamérica, que una al Mercosur
y a la CAN, serían provechosos para el país, frente
al escenario del factible establecimiento de un Área
Alan Fairlie, Gabriela Cuadra y David Florián – PUCP
Escenarios de integración del Pe en la economía
mundial: un enfoque de equilibrio general computable1
«En la actualidad, existe un
debate acerca de cuál debe
ser la política comercial que
adopte el Perú con el fin de
lograr una plena inserción en
la economía mundial
1/ Resumen del documento homónimo desarrollado en el marco
del concurso de investigación CIES 2002, auspiciado por ACDI-
IDRC. Podrá descargar la versión completa de este documento
desde http://www.consorcio.org/programa2002.asp
2/ Organización Mundial del Comercio (2000).
Exámenes de las
Políticas Comerciales
. Ginebra: OMC.
3/
Ibíd
.
4/ Bussolo, Maurizio y David Roland-Holst (1999).Colombia
and the NAFTA”, en
Integration and Trade
, N° 9. Buenos Aires:
BID-INTAL, setiembre-diciembre, pp. 25-57.
8Econoa y Sociedad 53, CIES, octubre 2004
de Libre Comercio de las Américas (ALCA) a partir
del año 20055.
Por un lado, se dice que el comercio con el mercado
andino presenta un patrón netamente manufacturero
(más del 80% de las exportaciones hacia la CAN son
manufacturas), a pesar de que las exportaciones ha-
cia dicho mercado son alrededor del 8% del total de
las exportaciones peruanas. Por otro lado, se dice que
el comercio con los países miembros del Mercosur
es de tan solo 4%, pero que, al mismo tiempo, el
acceso a este mercado generaa importantes econo-
«el comercio con el
mercado andino presenta un
patrón netamente
manufacturero (más del 80%
de las exportaciones hacia la
CAN son manufacturas)»
5/ Garay, Luis (2001).La Comunidad Andina frente a las negocia-
ciones del ALCA, en Estevadeordal, Antoni y Carolyn Robert (edi-
tores).
Las Américas sin barreras: negociaciones comerciales de
acceso a mercados
. Washington, D.C.: BID.
6/ Bouzas, Roberto (2002).El Mercosur diez años después: proce-
so de aprendizaje o déjà vu?, en
Boletín CEMLA
, vol. XLVIII, Nº
1. Buenos Aires: Centro de Estudios Monetarios Latinoamerica-
nos-CEMLA, pp. 30-44.
7/ Elmore, Victoria y José Antonio de la Puente (1999).Área de
Libre Comercio de las AméricasALCA, en Fairlie, Alan (editor).
Escenarios de integración y cooperación ecomica
. Lima: Fun-
dación Friedrich Ebert.
8/ Abusada, Roberto y otros (2001).
Integrando el Perú al mundo
.
Lima: CIUP-IPE.
9/ García Belaúnde, José Antonio (1997). “El Pe en el grupo
andino 1992-1997: los años difíciles, en
Socialismo y Partici-
pación
, N° 78. Lima: CEDEP.
10/ Fairlie, Alan (editor) (1999).
Escenarios de integración y coope-
ración económica
. Lima: Fundación Ebert.
11/ Fairlie, Alan (1997).
Las relaciones Grupo Andino Mercosur: op-
ciones de integración para el Pe en un contexto de apertura.
Lima: Fondo Editorial PUCP.
12/ Véase: Rojas, Jorge (1997).
La política comercial peruana re-
cient
e, Serie Documento de trabajo Nº 139. Lima: CISEPA,
PUCP; Araoz, Mercedes y otros (2001).
Factores limitantes de
la inversión extranjera en el Perú.
Lima: CIUP; y Vega, Jorge
(1997). “Foreign Trade Policy and Economic Integration Policy
in Peru: Analysis of a Dilemma”, en Jatar, Ana Julia y Sydney
Weintraub (editors).
Integrating the Hemisphere: Perspectives
from Latin America and the Caribbean
. Washington, D.C.: Inte-
ramerican Dialogue.
mías de escala que incrementarían los flujos de co-
mercio (Bouzas 2002)6.
A diferencia de lo que sucede con los otros bloques
regionales, el Pe mantiene con el ALCA, y con Es-
tados Unidos en particular, importantes flujos co-
merciales (Elmore y de la Puente 1999)7. En el año
2001, alrededor del 24,8% de nuestras exportacio-
nes se dirigió a Estados Unidos, manteniéndose di-
cho mercado como nuestro principal socio comer-
cial. La relación con la Unión Europea también es
importante.
Se argumenta que los esquemas de integración re-
gionales representan, en realidad, sistemas proteccio-
nistas debido a las grandes dispersiones que sus es-
quemas arancelarios plantean: en el caso de la CAN,
se tienen 4 escalas (5, 10,15 y 20%) y en el caso de
MERCOSUR, 11 escalas (Abusada y otros 2001)8. Al
mismo tiempo, cuando se plantea la posibilidad del
establecimiento de la unión de la CAN y el Mercosur
para la consolidación de un Área de Libre Comercio
de Sudamérica, o la adopción del AEC andino, en-
tran en juego factores como el poder de negociación
que podría tener un acuerdo regional ampliado ante
otros esquemas de integración como el ALCA o la
Unión Europea (García Belaúnde 1997)9.
No obstante, la discusión al respecto se ha basado
en la determinación de los flujos comerciales poten-
ciales hacia esos mercados, su tamaño o el poder de
negociación que se alcanzaa como parte de un blo-
que ampliado. Además dellculo de ciertos indica-
dores de orientación del comercio, en el caso del
Mercosur y la CAN.
Anteriormente hemos reflexionado sobre este tema,
tomando en cuenta los diversos foros de negociación
en los que participamos10, inclusive considerando las
perspectivas que diversos agentes ecomicos y so-
ciales tienen al respecto11. En tal sentido, se ha reali-
zado importantes trabajos con perspectivas similares
o complementarias (principalmente con respecto a
la integración andina12).
9Econoa y Sociedad 53, CIES, octubre 2004
Una lectura totalmente diferente se puede encon-
trar en autores como Abusada y otros (2001) y Bo-
loña e Illescas (1997)13 quienes, de una u otra ma-
nera, participaron activamente en la implementación
de las políticas de liberalización y apertura en los
años 1990.
Un tema de debate central es si los problemas que
afrontaba el Pe eran por pertenecer al acuerdo an-
dino o si eran, más bien, por falta de participación
en los diferentes mecanismos comerciales del acuer-
do de integración andino. Los resultados claramente
favorables para Colombia y desfavorables para el Perú,
sugieren la segunda hipótesis14.
Además, se ha mostrado que la inversión extranjera
no se concentró en los países más liberales de la
CAN15. Por el contrario, un conjunto de empresas
relocalizaron inversiones del Pe hacia otros países
vecinos, como consecuencia del virtual arancel pla-
no implementado en el Pe (Araoz y otros, 2001).
También se ha probado el papel importante que de-
sempeña el acuerdo de integración en cuanto a las
exportaciones de mayor valor agregado, y la relación
de complementariedad con el comercio extrarregio-
nal. Ello sugiere que los costos de desviación de co-
mercio, que se atribuían a la pertenencia del acuer-
do, no son significativos16.
La presente investigación pretende ir más allá de es-
tos análisis, en su mayoría de equilibrio parcial, con
la finalidad de complementarlos. Se busca cuantifi-
car los efectos, tanto sobre los diferentes sectores pro-
ductivos del Pe como sobre el bienestar de los agen-
tes, ante posibles escenarios de integración, toman-
do en cuenta la interrelación existente entre los dis-
tintos mercados y agentes en una economía.
Estudios como estos pretenden proveer insumos para
la política comercial y las negociaciones comercia-
les internacionales del país. Al mismo tiempo, pre-
tenden servir de instrumento para los negociadores
internacionales y del sector privado, en un contexto
en el que coexisten una multiplicidad de foros.
De este modo, en la presente investigación se em-
pleó un modelo de equilibrio general computable
multirregional y multisectorial. A través de él se si-
mularon diversos escenarios, con el fin de analizar
cuál es la opción de política más recomendable en
rminos de eficiencia y bienestar para cada uno de
ellos. Los escenarios analizados son: la consolidación
de la Zona de Libre Comercio de la Comunidad An-
dina, la implementación de la Zona de Libre Comer-
cio de Sudamérica, la concreción del ALCA, el acuer-
do bilateral con Estados Unidos, una eventual zona
de libre comercio con la Unión Europea y el libre
comercio mundial.
Los principales resultados obtenidos, así como las
recomendaciones de políticas obtenidas sobre la base
de los primeros, se resumen en la siguiente sección17.
Principales resultados y
recomendaciones de política
Los escenarios que representan acuerdos multilate-
rales (Libre Comercio Mundial) y hemisricos (ALCA
y ALCA-U.E.) son los que generaan un mayor im-
pacto en la economía peruana, tanto en rminos
agregados como sectoriales.
En general, las opciones bilaterales presentan resul-
tados menos importantes que los anteriores, pero de
mayor magnitud que el impacto que producirían los
escenarios que involucran a los países andinos y sud-
americanos. Esto sugiere la necesidad de no descui-
dar las negociaciones del ALCA y los distintos blo-
ques regionales y extrarregionales.
«En el año 2001, alrededor
del 24,8% de nuestras
exportaciones se dirigió a
Estados Unidos,
manteniéndose dicho
mercado como nuestro
principal socio comercial
13/ Boloña, Carlos y Javier Illescas (1997).
Políticas arancelarias en
el Pe: 1980-1997
. Lima: Instituto Peruano de Libre Mercado.
14/ Fairlie, Alan (2002).Algunos desafíos de la integración andi-
na”. Lima: PUCP.
15/ Fairlie, Alan y Gabriela Cuadra (2003).
Inversión extranjera di-
recta en la Comunidad Andina
. Lima: Derecho Comunitario
Andino, Fondo Editorial PUCP.
16/ Rico, Víctor (1999). “La Comunidad Andina, en Fairlie, Alan
(editor).
Escenarios de integración y cooperación ecomica.
Lima: Fundación Ebert.
17/ Para los lectores interesados en el desarrollo del modelo, remi-
tirse a la versión completa del documento.
18/ Centro de Econoa Internacional (2001).
Alternativas de inte-
gración para la Argentina: un análisis de equilibrio general
. Bue-
nos Aires: CEI.
Estos resultados son similares a los que obtiene el
CEI (2001)18 para la Argentina, y Laens y Terra
10 Economía y Sociedad 53, CIES, octubre 2004
(2000)19 para Uruguay y el Mercosur, ya que mien-
tras más amplios son los acuerdos, mayores serán
los beneficios estimados. Esto sugiere la pertinencia
de realizar negociaciones considerando los diferen-
tes mercados y países con los que se relaciona el
Perú, evitando cualquier unilateralización.
En este punto, vale la pena señalar que ya existe vir-
tualmente una zona de libre comercio andina y que
se es avanzando con los países del MERCOSUR la
implementación de un acceso a mercados sustantivos.
En general, los escenarios que involucran a los países
andinos y sudamericanos presentan resultados modes-
tos. Sin embargo, gran parte de los sectores muestra
resultados favorables, a diferencia de otros escenarios
donde, si bien las ganancias son mayores, existen sec-
tores que presentan contracciones en materia de pro-
ducción y exportación, aun en el largo plazo.
Asimismo, dado que se asume que los países de la
Comunidad Andina han iniciado un proceso de libe-
ralización, es razonable que las estimaciones capten
menores impactos que en otros escenarios, en los que
recién se consoliden las preferencias otorgadas en el
contexto de la liberalización que se produzca.
Específicamente, se encuentra que la Comunidad
Andina tendría mayores ganancias en el acuerdo he-
misférico que en la negociación de una Zona de Li-
bre Comercio Sudamericana. En este último caso, esto
se debería a que la Comunidad Andina goza de acuer-
dos preferenciales, mayores a los que tiene el Mer-
cosur. Laens y Terra (2000) encuentran algo similar
para el Mercosur
Enrminos sectoriales, los acuerdos multilaterales o
hemisricos generaan que la producción y expor-
tación de textiles, manufacturas livianas y ganadería-
silvicultura-pesca se ubiquen entre los sectores que
presentaan mayores tasas de crecimiento, tanto en
el corto como en el largo plazo. Asimismo, en el cor-
to plazo, los sectores más perjudicados en dichos
acuerdos serían manufacturas pesadas, minea y
metales.
De este modo, hemos podido observar que existen
sectores cuya producción y ventas al exterior se re-
ducen en el corto y mediano plazo, es decir, en las
variantes relacionadas con salarios rígidos y rendi-
mientos constantes a escala. No obstante, al incor-
porar acumulación de capital y externalidades rela-
cionadas con el comercio (largo plazo), muchos de
estos sectores revierten esta tendencia.
Para el caso del impacto que generaan tanto el bila-
teral Pe-Estados Unidos como el bilateral Pe-U.E.,
se encuentra que comparten muchas similitudes.
Ambos acuerdos intensifican el comercio y la pro-
ducción de manufacturas livianas, ganadería-silvicul-
tura-pesca, textiles, y de ciertos subsectores agríco-
las (en especial vegetales y frutas). No obstante, en el
caso del acuerdo con Estados Unidos, el sector más
beneficiado sería el de textil-confecciones, mientras
que en el caso del acuerdo con la U.E., sea el de
manufacturas livianas.
Entre los acuerdos Sur-Sur, el que generaría mayores
beneficios en materia de producción y exportacio-
nes para el Pe sería el escenario de la Zona de Li-
bre Comercio Andina. Un hallazgo recurrente en es-
tos tres escenarios, es que las exportaciones que más
se dinamizarían serían aquellas con mayor valor agre-
gado.
Además, se ha encontrado que dados los impactos
en materia de producción y exportaciones, no exis-
ten muchas diferencias entre firmar un acuerdo bila-
teral entre Pe y Mercosur y firmar un acuerdo de
consolidación de la Zona de Libre Comercio de Suda-
mérica. Sin embargo, cabe mencionar que una de
las limitaciones que presenta el modelo es la no in-
corporación de variables cualitativas, que ponderen
el nivel o poder de negociación que puede adquirir-
se con una negociación en bloque.
Asimismo, encontramos que si bien se produce un
importante crecimiento de las exportaciones, las im-
portaciones tienden a crecer más (con algunas ex-
cepciones). De otro lado, la previsible caída de la
recaudación tributaria es significativa, bordeando en
varios escenarios el 1% del PBI actual.
«En rminos sectoriales, los
acuerdos multilaterales o
hemisféricos generaan que
la producción y exportación
de textiles, manufacturas
livianas y ganadea-
silvicultura-pesca se ubiquen
entre los sectores que
presentaan mayores tasas
de crecimiento»
19/ Laens, Silvia y María Inés Terra (2000). “Efectos del perfeccio-
namiento del MERCOSUR sobre el mercado de trabajo de Uru-
guay: un ejercicio de simulación usando un modelo CGE, en
Revista de Economía,
vol. 7, N° 2, segunda época. Montevideo:
Banco Central del Uruguay, noviembre, pp. 91-134.
11Economía y Sociedad 53, CIES, octubre 2004
Para el caso del Pe, inclusive trabajos como el de
Light (2003)20, que reporta una caída del bienestar,
encuentran que nuestro país es la nación andina que
mayor incremento de exportaciones presenta en un
eventual acuerdo hemisférico.
Para Diao y otros (2002)21, si se conformara el ALCA,
el Pe aparece con resultados positivos en el PBI,
después de Colombia y el resto de la Comunidad
Andina. En el caso de las exportaciones, desps de
América Central y Colombia.
En cambio, las estimaciones de Monteagudo y
Watanuki (2002)22 muestran al Pe como el que
mayor incremento de exportaciones tendría entre to-
dos los países andinos. La diferencia con nuestro tra-
bajo radica en los ratios bastante elevados que repor-
ta en el escenario CAN-Mercosur y Perú -Mercosur
(con Argentina y Brasil, principalmente). el primer mejor, mientras que acuerdos bilaterales
con Estados Unidos y U.E. representarían un segun-
do mejor tanto para el país en su conjunto, como
para la mayoa de países de Sudamérica. Este re-
sultado se encuentra para todas las variantes del
modelo, es decir, tanto para el corto plazo como
para el largo plazo.
Si consideramos los resultados enrminos de las
variantes del modelo, encontramos que a medida que
se incorporan las distintas variantes del modelo, el
impacto de cada acuerdo se incrementa notablemente
en magnitud. Por lo tanto, los resultados obtenidos
en esta investigación concuerdan con el hecho de
que los modelos CGE de primera generación produ-
cen efectos agregados pequeños en relación con los
modelos CGE de generaciones posteriores, los cua-
les incorporan cuestiones dinámicas y de mediano y
largo plazo.
Si observamos los resultados para los demás países
que integran la agregación, el escenario correspon-
diente al Libre Comercio Mundial produciría el ma-
yor impacto, seguido del ALCA, tanto en términos de
crecimiento de exportaciones como de crecimiento
del PBI y bienestar. La Zona de Libre Comercio de
Sudamérica produciría efectos positivos, pero de
«tanto el bilateral Perú-
Estados Unidos como el
bilateral Perú-U.E. intensifican
el comercio y la producción de
manufacturas livianas,
ganadea-silvicultura-pesca,
textiles, y de ciertos
subsectores agcolas»
20/ Light, Miles (2003).
Acuerdo de Libre Comercio de las Améri-
cas: impactos económicos en la Comunidad Andina
. Caracas:
Secretaría General de la CAN.
21/ Diao, Xinshen y otros (2002).
Scenarios
for Trade Integration in
the Americas
. Washington, D.C.: IFPRI.
22/ Monteagudo, Josefina y Masakazu Watanuki (2002). “Regional
Trade Agreements for Mercosur: An Analysis of the FTAA and the
FTA with the European Union using a CGE Model. Washington,
D.C.: IDB.
Por otro lado, en lo que respecta al sector agcola,
las simulaciones de largo plazo asociadas con el es-
tablecimiento del ALCA, Libre Comercio Mundial,
ALCA-U.E., TLC Pe-EE.UU. y TLC Pe-U.E., mues-
tran como resultado que la producción y las expor-
taciones de este sector se incrementan. Este resulta-
do estaa explicado fundamentalmente por el cre-
cimiento de los subsectoresvegetales frutas y
otros productos agrícolas, relacionados con la
agroindustria y la producción de flores. En tanto, la
producción y la escasa exportación del subsector
cereales (arroz, trigo, maíz, etc.) disminuirían, vién-
dose perjudicadas.
Estos resultados sectoriales implican que el patn
de inserción internacional del país no se modifica,
manteniéndose con especialización en materias pri-
mas y uso intensivo de recursos naturales a escala
global, y un mayor componente manufacturero a
escala regional.
Enrminos de bienestar, son también los acuerdos
multilaterales y hemisféricos los que representarían
12 Economía y Sociedad 53, CIES, octubre 2004
menor magnitud que aquellos generados por los dos
escenarios anteriores.
Solo en el caso de la variante más simple del mode-
lo, se encuentra que el Libre Comercio Mundial ge-
neraría rdidas en el bienestar. A medida que se toma
en consideración cuestiones relacionadas con el lar-
go plazo, los efectos se tornan positivos.
Los resultados positivos de nuestro trabajo coinciden
con los hallazgos de los estudios de Monteagudo y
Watanuki (2002), del BID y de Diao y otros (2002).
El CEI encuentra datos negativos para el ALCA en el
escenario de rendimientos constantes a escala, sien-
«las iniciativas de
negociación simulnea con
Estados Unidos, ALCA, UE,
Tailandia y la región asiática
son estrategias en el buen
camino, según los resultados
de esta investigación.»
«Estos resultados
sectoriales implican que el
patrón de inserción
internacional del país no se
modifica, manteniéndose
con especialización en
materias primas y uso
intensivo de recursos
naturales a escala global»
do el Mercosur la plataforma más conveniente. Ello
no se desprende de nuestro análisis para el caso pe-
ruano. También hay una contradicción con el estu-
dio de Light (2003) para Colombia y la Comunidad
Andina, que muestra resultados predominantemente
negativos.
En suma, los resultados sugieren la necesidad de una
estrategia de inserción internacional y de negocia-
ciones comerciales integrales. Nuestra diversificación
relativa de comercio exterior lo permite y las iniciati-
vas de negociación simulnea con Estados Unidos,
ALCA, U.E., Tailandia y la región asiática son estrate-
gias en el buen camino, según los resultados de esta
investigación.

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Económica Y Social (CIES) Consorcio de Investigación. (2006, junio 25). Integración del Perú en la economía mundial. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/integracion-peru-economia-mundial/
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Integración del Perú en la economía mundial". GestioPolis. 25 junio 2006. Web. <http://www.gestiopolis.com/integracion-peru-economia-mundial/>.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Integración del Perú en la economía mundial". GestioPolis. junio 25, 2006. Consultado el 25 de Mayo de 2015. http://www.gestiopolis.com/integracion-peru-economia-mundial/.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. Integración del Perú en la economía mundial [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/integracion-peru-economia-mundial/> [Citado el 25 de Mayo de 2015].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de sirobertyoungcom en Flickr

También en Economía